Disfruta de millones de libros electrónicos, audiolibros, revistas y más con una prueba gratuita

A solo $11.99/mes después de la prueba. Puedes cancelar cuando quieras.

Poema del cante jondo
Poema del cante jondo
Poema del cante jondo
Libro electrónico27 páginas14 minutos

Poema del cante jondo

Calificación: 0 de 5 estrellas

()

Información de este libro electrónico

En el Poema del cante jondo se propone Federico García Lorca lograr una obra misteriosa y clara que sea como una flor: arbitraria y perfecta como una flor. Se trataba de penetrar en el espíritu de Andalucía captando su cultura popular primitiva y misteriosa, curtida en el dolor. El resultado es un prodigio de voz poética a la que cabe aplicar lo que el propio Federico dijo del tradicional cantaor: cuando canta, celebra un solemne rito, saca las viejas esencias dormidas y las lanza al viento envueltas en su voz..., la raza se vale de él para dejar escapar su dolor y su historia verídica.
IdiomaEspañol
Fecha de lanzamiento18 mar 2020
ISBN9788832957365
Poema del cante jondo
Autor

Federico García Lorca

Federico García Lorca, one of Spain’s greatest poets and dramatists, was born in a village near Granada in 1898 and was murdered in 1936, at the beginning of the Spanish Civil War.

Categorías relacionadas

Comentarios para Poema del cante jondo

Calificación: 0 de 5 estrellas
0 calificaciones

0 clasificaciones0 comentarios

¿Qué te pareció?

Toca para calificar

Los comentarios deben tener al menos 10 palabras

    Vista previa del libro

    Poema del cante jondo - Federico García Lorca

    JONDO

    POEMA DEL CANTE JONDO

    Federico García Lorca

    BALADILLA DE LOS TRES RIOS

    A Salvador Quintero.

    El río Guadalquivir va entre naranjos y olivos. Los dos ríos de Granada bajan de la nieve al trigo.

    ¡Ay, amor que se fue y no vino!

    El río Guadalquivir tiene las barbas granates. Los dos ríos de Granada, uno llanto y otro sangre.

    ¡Ay, amor

    que se fue por el aire!

    Para los barcos de vela

    Sevilla tiene un camino;

    por el agua de Granada sólo reman los suspiros.

    ¡Ay, amor que se fue y no vino!

    Guadalquivir, alta torre y viento en los naranjales. Dauro y Genil, torrecillas muertas sobre los estanques.

    ¡Ay, amor

    que se fue por el aire!

    ¡Quién dirá que el agua lleva un fuego fatuo de gritos!

    ¡Ay, amor que se fue y no vino!

    Lleva azahar, lleva olivas, Andalucía. a tus mares. ¡Ay, amor que se fue por el aire !

    POEMA DE LA SIGUIRIYA GITANA

    A Carlos Morla Vicuña.

    PAISAJE

    El campo de olivos se abre y se cierra como un abanico. Sobre el olivar hay un cielo hundido y una lluvia oscura de luceros fríos.

    Tiembla junco y

    ¿Disfrutas la vista previa?
    Página 1 de 1