Disfruta de millones de libros electrónicos, audiolibros, revistas y más con una prueba gratuita

A solo $11.99/mes después de la prueba. Puedes cancelar cuando quieras.

La investigación criminal
La investigación criminal
La investigación criminal
Libro electrónico1609 páginas13 horas

La investigación criminal

Calificación: 4 de 5 estrellas

4/5

()

Leer la vista previa

Información de este libro electrónico

Hombres y mujeres en el mundo se apasionan, por lo que creen prerrogativa de las fuerzas policiales; y es verdad que este trabajo tan particular, como lo es la investigación criminal, pertenece únicamente a lo que se conoce como Policía Científica. Sin embargo, aparte de dichos funcionarios, estaría el fascinante mundo paralelo de los Peritos; que con sus conocimientos, pueden ir más allá, de un simple trabajo de rutina. La muerte, generalmente no es un punto final, sino el comienzo de una buena investigación, que nos conduzca a la verdad histórica. Las huellas digitales, los rastros, las manchas de sangre, de semen, el estudio de ADN, la toxicología, o la Psicología Criminal, al igual que la imaginación, no conocen límites.
Profesor Carlos E. Bonilla.
IdiomaEspañol
Fecha de lanzamiento19 dic 2019
ISBN9789877619690
La investigación criminal
Leer la vista previa

Relacionado con La investigación criminal

Libros electrónicos relacionados

Comentarios para La investigación criminal

Calificación: 3.75 de 5 estrellas
4/5

4 clasificaciones0 comentarios

¿Qué te pareció?

Toca para calificar

Los comentarios deben tener al menos 10 palabras

    Vista previa del libro

    La investigación criminal - Carlos E. Bonilla

    Argentina

    Prólogo

    Conozco muchas razones por las que podría llegar a morir;

    pero no conozco ninguna por la que podría llegar a matar.-

    Mahatma Gandhi.-

    Índice

    Prólogo

    Capítulo I. La investigación criminal

    Los padres de la criminalística

    Alfonso Bertillon

    Edmond Locard

    Sir Francis Galton

    Edward Richard Henry

    Eugene François Vidocq

    Juan Vucetich

    El Derecho Penal o Leyes Penales

    El Derecho Criminal

    La Criminología

    La Criminalística

    Comentario final sobre la Criminalística

    Pasos de la Investigación Criminal

    Los tipos de muerte

    La actividad del investigador

    Una mirada al escenario de la investigación

    El cadáver

    El lugar del hecho

    Las huellas genéticas

    La observación

    Fundamento indiciario

    La fuerza probatoria

    Definiciones varias

    Víctima

    Metodología Científica

    Verdad Objetiva y Verdad Subjetiva

    Prueba Indiciaria

    Huellas de pisadas

    Rastros de fricción

    Las huellas de pisadas

    Estudio de la Sangre

    De las manchas de sangre podemos saber

    Levantamiento de muestras de sangre

    Ciencias que colaboran con la Criminalística

    Metodología científica

    Aplicación del método científico

    Objetivos generales de la Criminalística

    Las siete preguntas de oro

    Los cuatro principios de la Criminalística

    Peritos

    Clasificación de los peritos

    Requisito para ser perito

    Legitimidad esta implica la existencia de tres condiciones;

    Constitución

    Mente criminal

    Historias para contar

    La historia de la Criminalística

    Capítulo II. Dactiloscopia y Rastros

    El Tatuaje

    Síntomas de la identidad humana

    La Dactiloscopia su fundamento

    La inmutabilidad

    La inalterabilidad

    La diversidad

    Los cuatro tipos fundamentales

    Los Arcos

    Las presillas

    Los verticilos

    Los Rastros sus orígenes

    Huellas de pisadas

    La Filiación

    La inalterabilidad

    La diversidad

    Aplicación de los rastros en la investigación

    Los rastros de pisadas

    La aplicación de la filiación a la investigación

    La piel

    Retrato hablado de Bertillon

    El nombre a través de la historia

    La Fotografía como medio de identificación

    Los precursores

    Juan Evangelista Purkinje:

    Williams James Herschel;

    Francis Galton;

    La Dactiloscopia sus orígenes

    Un crimen atroz

    Aplicación del Sistema en la Argentina

    La Dactiloscopia su fundamento

    La inmutabilidad

    La inalterabilidad

    La diversidad

    El Dactilograma

    La Zona Marginal

    La Zona Nuclear

    La Zona Basilar

    La Topografía del Dactilograma

    La Clasificación de los Deltas

    La inclinación de las líneas

    Concepto de Verticilo

    Subclasificación de los Verticilos

    Verticilos Cerrados C

    Verticilo interno I

    Archivo y búsqueda

    Algunas particularidades de la Dactiloscopia

    Características del Sistema AFIS

    Computadora de control

    La estación de trabajo Morpho Rap-ID

    Conclusiones finales

    Identificación de cadáveres

    Identificación de fallecidos recientes

    Identificación de cadáveres en descomposición

    El estudio de los Rastros

    Los puntos característicos

    Los principales puntos característicos son los siguientes

    Encierro u ojal

    Horquilla o liga de líneas

    Empalme

    Doble bifurcación

    Desviación

    Repliegue

    Divergencia

    Punto

    Línea

    Línea continúa

    Línea cortada

    Islote o trozo de línea

    Interrupción

    Extremo de línea

    La identidad dactiloscópica

    Los rastros papilares

    Clasificación de los rastros

    Revelado de un rastro papiloscópico

    Examen de los rastros

    La investigación sobre los Palmares

    Estudio sobre las palmas de las manos

    El archivo palmar

    La aplicación del sistema palmar

    Las anomalías en los palmares

    Las anomalías adquiridas

    Las zonas de los palmares

    Conclusiones generales

    La región hipotenar

    Investigación palmar

    El sistema de clasificación

    Descripción de las regiones

    Los dibujos palmares

    Simbología

    Anomalías y últimas conformaciones

    El orden de prelación

    El archivo palmar

    El sistema del Dr. Eugene Stockis

    Sistema de clasificación del Dr. Carlos Alvariza

    Estudio de las huellas de pisadas

    Las superficies de asentamiento

    Las superficies blandas

    Huella con pie descalzo

    Preparación de un molde de Yeso París

    Metodología de trabajo

    Huella de pie con medias

    Metodología de trabajo

    El Retrato del paso

    El sexo del delincuente

    La existencia de anomalías

    La modalidad de los desplazamientos

    Permanencia en el mismo lugar

    Actuación de uno o más individuos

    La existencia de lucha

    La talla

    Huellas de pisadas

    El informe pericial

    Ilustración fotográfica

    Capítulo III. La Investigación de Incendios

    Investigación de siniestros

    La clasificación de los incendios

    Hipotéticos

    Hipotético Accidental

    Hipotético Intencional

    Hipotético Dudoso

    Hipotético Sospechoso

    Determinados

    Determinado Intencional

    Investigación pericial

    La inspección ocular

    Desarrollo del fuego

    Incumbencias

    Naturaleza de las investigaciones por causa de siniestros

    El Peritaje como un suceso real.

    Técnica investigativa sobre incendios y explosiones;

    Investigación objetiva y honrada

    Enfoque sistemático

    Reconocer la necesidad

    Definir el problema

    Recogida de datos

    Análisis de los datos-razonamiento inductivo

    Plantear hipótesis

    Contrastar las hipótesis- razonamiento deductivo

    El incendio o explosión como una Causa Desconocida

    Método básico para investigar un siniestro

    Recibir el encargo

    Preparar la investigación

    Examinar el lugar de los hechos

    Registrar el lugar de los hechos

    Recogida y cuidado con las evidencias

    Analizar el siniestro

    Forma de confección de los informes

    Importante

    La investigación de los siniestros

    Preguntas a realizarse

    Terminología

    Abastecimiento de agua

    Accidente.

    Acelerante

    Aerosol

    Aditivo

    Agente extintor

    Agente humectante

    Agente impulsor

    Aireación

    Aislamiento térmico

    Aislante

    Alarma

    Alarma intempestiva

    Alivio de explosiones

    Alumbrado de emergencia

    Ambiente

    Amperaje

    Amperio

    Ampollas producidas por carbonizado

    Análisis de fallos

    Análisis del siniestro

    Aprobado

    Arco

    Arco eléctrico a través de un material carbonizado

    Arrastrar

    Antideflagrante

    Auto calentamiento

    Auto ignición

    Auto extinguible

    Autoridad competente

    Barrera de humo

    Bleve

    Boilover

    Bola de fuego

    Bóveda

    Bovedilla

    Caldera

    Calentamiento espontáneo

    Calor

    Calor de combustión

    Calor especifico

    Calor de ignición

    Calor de radiación

    Capa a nivel del techo

    Carbonizado

    Carga de fuego

    Causa

    Causa inmediata

    Cenizas

    Código

    Combustible

    Combustión

    Combustión espontánea

    Combustión incandescente o sin llama

    Combustión incandescente residual

    Combustión (otra definición)

    Combustión con llama

    Combustión de aportación

    Combustión incandescente (otra definición)

    Combustión latente

    Combustión súbita generalizada

    Compartimentación

    Comportamiento frente al fuego

    Comportamiento termo-fusible

    Condensado de humos

    Confinamiento

    Conducción

    Cortafuego

    Contratiro

    Convección

    Cortocircuito

    Cráter de una explosión

    Curva de tiempo

    Chamuscar

    Chispa

    Chispa eléctrica

    Deflagración

    Densidad de vapor

    Detección

    Detonación

    Dilatación térmica

    Efecto chimenea

    Energía de ignición

    Expoliación (escamación o termo fractura)

    Explosión

    Explosión con cráter

    Explosión de baja potencia

    Explosión de gran potencia

    Explosión física

    Explosión secundaria

    Explosivo

    Explosivo de baja potencia

    Explosivo de gran potencia

    Extinguir

    Efecto mecha

    Fallo

    Fallo de puesta a tierra

    Flash-over

    Flecha

    Flujo calorífico

    Frente de llamas

    Fuego

    Fuego latente

    Fuente de ignición

    Gas

    Gas combustible

    Hollín

    Humo

    Ignición

    Ignición espontánea

    Ignifugo

    Ignifugación

    Incendio

    Incendio dependiente del combustible

    Incendio de ventilación controlada

    Indicador de gases combustibles

    Inercia térmica

    Incombustible

    Inflamable

    Investigación de un incendio

    Izo carbonización

    Kilovatio

    Límite de inflamabilidad

    Liquido combustible

    Llama

    Llama pre-mezclada

    Llamarada

    Llamas por el techo

    Material explosivo

    Material de construcción

    Material no combustible

    Norma

    Ohmio

    Onda expansiva de una explosión

    Penacho

    Perla

    Pintura intumescente

    Piróforo

    Pirolisis

    Plan de emergencia

    Plástico

    Plásticos termo endurecibles

    Prevención de incendios

    Productos volátiles de la combustión

    Propagación del fuego

    Propagación por goteo

    Protección contra incendios

    Provocado o intencional

    Punto de inflamación de un líquido

    Punto de origen

    Quemar

    Radiación

    Reacción al fuego

    Rebosamiento por ebullición Boilover

    Red general de incendios

    Resistencia al fuego

    Re ignición, reavivo

    Reconstrucción del lugar del siniestro

    Reacción Back-draft

    Reacción endotérmica

    Reacción oxidante

    Reacción exotérmica

    Riesgo

    Rociador automático (en inglés) sprinkler

    Sobrecarga

    Supresión de explosiones

    Sobre corriente-sobre intensidad

    Superficie dañada

    Superficie expuesta

    Superficie quemada

    Supresión–extinción

    Temperatura

    Temperatura absoluta

    Temperatura de auto ignición

    Temperatura de ignición

    Tiempo de combustión incandescente residual

    Tiempo de exposición

    Termo fractura

    Termoplástico

    Tiempo de ignición

    Unidad térmica británica (Btu)

    Vapor

    Vector

    Velocidad de combustión

    Velocidad de desprendimiento de calor

    Velocidad del frente de llama

    Ventilación

    Vía de evacuación

    Voltio

    Zona de origen

    El estudio de los explosivos

    Los distintos tipos de explosiones

    Los efectos de la explosión

    El explosivo

    Clasificación de los explosivos

    La recolección de muestras

    El fuego y las reacciones químicas

    Fenómenos Físicos y Químicos

    Fenómeno Físico

    Fenómeno Químico

    Proceso de fotosíntesis - fenómenos mixtos

    Funcionamiento del motor de un rodado

    Fenómeno Físico

    Fenómeno Químico

    La mezcla-combinación-descomposición

    Antes y después de la reacción

    Proceso de combustión

    La energía en el fuego

    Procesos químicos de oxidación-reducción

    La combustión

    Las reacciones oxidantes

    Velocidad de oxidación

    Velocidades

    El trabajo del investigador en estos casos

    Planificación de la investigación

    Información básica sobre un siniestro

    Fecha y hora del suceso

    Condiciones atmosféricas

    Magnitud y complejidad del siniestro

    Tipo y uso del edificio

    Naturaleza y magnitud de los daños

    Seguridad del lugar de los hechos

    Objeto de la investigación

    Organización de la investigación – Planificación

    Equipamiento personal y técnico

    Pruebas físicas- Definición

    Autoridad para el levantamiento de las pruebas físicas

    Muestras para exámenes comparativos

    Protección del escenario del suceso y de las pruebas físicas

    Conservación de las pruebas físicas

    Métodos para evitar la contaminación de las pruebas físicas

    Formas de levantamiento de las pruebas físicas

    Documentación del retiro de las pruebas físicas, identificación

    Muestras físicas de equipos y/o componentes eléctricos

    Recipientes para las pruebas físicas

    Recipientes más comunes

    La identificación

    El transporte

    Las pruebas eléctricas

    Examen y ensayos de las pruebas físicas

    Métodos analíticos y ensayos

    Espectrometría de masas

    Espectrometría por rayos infrarrojos

    Absorción atómica

    Fluorescencia a los rayos

    Punto de inflamación mediante vaso cerrado Tag

    Determinación de los puntos de inflamación e ignición mediante el vaso abierto del tipo Cleveland

    Determinación del punto de inflamación mediante vaso cerrado de Pensky-Martens

    Determinación del punto de inflamación y de ignición de líquidos mediante vaso abierto Tag

    Determinación del punto de inflamación mediante vaso cerrado Setaflash

    Temperatura de auto ignición de productos químicos líquidos

    Calor de combustión de los hidrocarburos mediante bomba calorimétrica-método de alta precisión

    Inflamabilidad de los textiles

    Resistencia a la ignición por colillas de maquetas de muebles tapizados

    Inflamabilidad de revestimientos textiles de suelos

    Inflamabilidad de los aerosoles

    Características de combustión superficial de los materiales de construcción

    Ensayos de resistencia al fuego de recubrimientos de tejados

    Flujo de radiación crítico o sistemas de revestimiento de suelos con una fuente calorífica de energía radiante

    Límites de concentración producidos por la inflamación de productos químicos

    Medida de los gases presentes o generados durante un incendio

    Cantidad de calor y humo visible liberada por distintos materiales y productos, mediante calorímetro de consumo de oxígeno

    Propiedades de ignición de los gases

    Tensión de resistencia dieléctrica

    Resistencia del aislamiento

    Suficiencia de las muestras

    Exámenes y ensayos comparativos

    Salud y seguridad de las personas intervinientes

    Investigación pericial La Inspección ocular

    El desarrollo del fuego

    Origen del fuego

    Cómo una buena ilustración clarifica el peritaje

    Causa del incendio

    Clasificación

    Causas de incendios

    Hipotéticos o Determinados

    Hipotético accidental

    Hipotético Dudoso

    Hipotético sospechoso

    Hipotético intencional

    Determinados

    Determinados accidentales

    Determinado accidental previsible o culposo

    Determinado accidental imprevisible

    Determinado intencional

    Las marcas de la combustión

    Definición de marcas de fuegos

    Demarcación de líneas o zonas

    Efecto superficial

    Marcas de fuego directas

    Penetración en superficies horizontales

    Pérdidas materiales

    Víctimas del incendio

    Tipos de marcas de fuego

    Marcas de fuego de movimiento

    Marcas de intensidad

    Carbonizado de las superficies

    Madera carbonizada – estudio

    Velocidad de carbonización de la madera

    Profundidad de la parte carbonizada

    Aspectos técnicos y valoración de los análisis en Acelerantes

    La cromatografía en fase gaseosa

    Espacio de cabeza dinámico

    Otra Técnica

    Técnica de detección de compuestos

    El combustible o agente reductor

    Por ejemplo, serían combustibles

    El comburente o agente oxidante

    La fuente de calor y fuente de ignición

    Calor generado mecánicamente

    Ejemplos

    Energía solar

    Energía generada químicamente

    Combustión espontánea

    Sustancias incompatibles

    Calor generado eléctricamente

    Fuego externo

    Calentamiento interno

    Otras fuentes de calor

    La reacción en cadena

    Para entender la combustión

    Los tipos de fuego

    De superficie o sin llama

    Llama

    Llamas de pre-mezcla

    Laminares

    Turbulentas

    Llamas de difusión

    Llamas autónomas

    Los productos de la combustión

    Calor generado por la reacción química;

    El desarrollo del incendio

    Penachos

    Fuegos al aire libre

    Incendios en lugares cerrados

    Incendios limitados por un techo

    Fuegos en interiores y la combustión súbita generalizada

    La propagación del fuego

    Tamaño de la habitación y altura del techo

    Desarrollo del fuego

    Formas de pluma

    Formas creadas por la ventilación

    Formas de la capa de gases calientes

    Formas generadas en incendios que abarcan todo el ambiente

    Sustancias más comunes que se pueden hallar en el humo

    Fórmula nombre procedencia

    Química

    Monóxido de carbono

    Anhídrido carbónico

    Cianuro de hidrógeno

    Acroleína

    Oxígeno insuficiente

    Cloruro de carbonilo (COC12)

    Fosgeno

    Sulfuro de hidrógeno (SH2)

    Anhídrido sulfuroso (SO2)

    Humo visible

    Calor

    Conclusiones

    Los distintos tipos de combustión

    Combustión completa

    Combustión incompleta o con defecto de aire

    Combustión con exceso de aire

    Los incendios Intencionales

    Los indicadores de incendios provocados

    La observación del color de las llamas

    La coloración

    Velocidad de las llamas

    El color del humo

    Colores del humo y su significado

    El humo según la sustancia combustible

    Observaciones de aberturas exteriores en general

    Detección de aromas

    Ruidos y explosiones

    Puertas interiores

    Comportamiento del fuego

    Situación del fuego:

    Reacciones del fuego ante el agua de extinción

    Incendios múltiples

    Rastros de combustible

    Escasa carga de fuego o de ignición

    Dispositivos incendiarios

    Atención-Peligro

    Dispositivos incendiarios

    Dispositivos con retardo

    Presencia de líquidos o sólidos inflamables en la zona de origen del incendio

    Incendios cercanos a equipos o elementos de servicio

    Objetos y elementos retirados

    Ausencia de objetos personales

    Afectaciones en los sistemas de protección contra incendio

    Ocultar pruebas de otros delitos

    Las heridas por quemaduras

    Incendios intencionales–Conclusión

    Beneficio económico

    Disimular un delito

    Factores de tipo psicológico

    Incendio en vehículos

    Inspección de interruptores, llaves, o palancas

    Vehículos robados

    Vehículos en el interior de edificios

    Vehículos de otras características

    Residuos peligrosos en depósitos o transportados

    Guía de sustancias sospechosas

    Identificación

    Grados de riesgo del 4 al 0 en orden descendente

    Símbolo de riesgo biológico

    Causas más comunes de incendios

    Falta de orden y limpieza

    Rozamiento o fricción

    Chispas mecánicas

    Superficies calientes

    Llamas abiertas

    Chispas producidas por la combustión

    Electricidad estática

    Conclusión

    Los Interruptores

    Conductores

    Aislantes

    Llaves y tomacorrientes

    Regletas de conexiones

    Ignición por una fuente eléctrica

    Calor por resistencia

    Arcos eléctricos

    Chispas

    Corrientes parasitas a través del agua

    Arcos durante un incendio

    Recalentamiento de las conexiones

    Sobrecargas eléctricas

    Color de la superficie de los conductores eléctricos

    Fusión por el fuego

    Daños mecánicos

    Conductores eléctricos con menor capacidad que la necesaria

    Conductores de sección reducida o estirados

    Aislantes deteriorados

    Grapas en contacto con el conductor eléctrico

    Cortocircuitos

    Electricidad estática

    Generación de electricidad estática

    Electricidad estática en líquidos inflamables

    Carga por transferencia

    Pintura por pulverización

    Gases

    Polvos y fibras

    El cuerpo humano y la electricidad estática

    Ropas

    Arcos incendiarios

    Rayos

    Características del rayo

    Caída de rayos

    Daños producidos por un rayo

    Orígenes de los incendios eléctricos

    Lámparas incandescentes

    Las Explosiones

    Definición de explosión

    Causa de una explosión

    Generación súbita

    Rotura del recipiente

    Lo que sucede fuera del recipiente

    Lo que sucede dentro del recipiente

    Explosiones por su origen

    Explosiones físicas

    Explosiones químicas

    Explosiones por deflagración

    Explosiones física

    Explosión por liberación de un gas comprimido

    Explosión por liberación de gas licuado (BLEVE)

    BLEVE de gas licuado

    Magnitud de una BLEVE

    Intervalos de tiempo en BLEVE, causadas por fuegos

    Explosiones por reacciones químicas

    Por lo expuesto, hay dos tipos de reacciones químicas

    Reacciones uniformes

    Explosiones térmicas

    Explosiones por deflagración

    Deflagración de gases y vapores

    Deflagración de mezclas confinadas

    Deflagración de mezclas no confinadas

    Bola de fuego

    Deflagración no explosiva

    Explosión de nube de vapor no confinada

    Deflagración de gases por reacciones de desdosificación

    Deflagración de polvos en suspensión

    Deflagración de líquidos nebulizados

    Las explosiones por detonación

    El frente de la detonación

    El frente de la explosión

    Detonaciones de gases y vapores

    Detonaciones y polvos y de líquidos nebulizados;

    La onda de presión

    Factores direccionales

    Onda de presión

    Factores direccionales

    Efectos de una explosión

    Daños materiales

    Daños a las personas

    Capítulo IV. La fotografía pericial

    La adaptabilidad del ojo humano

    La caja mágica

    La cámara fotográfica

    Diafragma

    Obturador de cortina

    Obturador de laminillas

    Elementos que componen una cámara fotográfica

    Como componer una fotografía

    La composición de una imagen

    El encuadre

    Distintos tipos de encuadre

    Angulación del encuadre

    Las reglas de oro y sus leyes:

    Ley del horizonte, de la mirada y tres tercios

    La ley del horizonte

    La ley de la mirada

    Regla de los tres tercios

    Los puntos fuertes

    Primer plano

    Las líneas

    Las formas de resaltar el volumen

    El mosaico

    El pattern

    La textura

    Exposición y enfoque

    Enfoque y distancia focal:

    Tipos de perspectiva lineal:

    Líneas dinámicas

    Introducción a la Fotografía Digital

    Consideraciones generales

    Las cámaras digitales

    Algunas consideraciones para la adquisición de una cámara

    Distintos tipos de memoria

    Distintos tipos de memoria

    La resolución

    Conexión con la computadora

    Los distintos métodos de transferencia

    El trabajo con Software

    La Fotografía Digital en profundidad

    Ajustes de la apertura

    El encuadre

    El equilibrio de los blancos

    El flash

    Los ojos rojos

    Funcionamiento de los flashes

    Las cámaras avanzadas

    La reducción del ruido

    El autobracketing

    Los trucos de la cámara

    Los retratos perfectos

    La fotografía pericial y forense

    La aplicación de los métodos científicos

    Los pasos a seguir

    Consideraciones sobre la Fotografía Pericial

    La coloración

    Elementos necesarios en la Fotografía Pericial

    Los teleobjetivos

    El gran angular

    El teleobjetivo

    El Zoom

    El Ojo de pez

    Los objetivos macros

    El Fotómetro

    El Telémetro

    Las luces y su aplicación en Criminalística

    Consideraciones finales

    La fotografía pericial y forense

    Las cámaras compactas

    La distancia focal

    Los objetivos macros

    Las cámaras técnicas

    Los filtros

    La fotografía infrarroja

    Capítulo V. La Balística Forense

    El Calibre

    Anima es el interior del cañón de un arma de fuego

    Tabla de conversión de calibres

    Las confusiones más comunes

    Continuemos con otros detalles de las armas de ánimas lisas

    Ahora veamos en profundidad las de ánima rayada

    Estudio de distintos modos de designación

    Designación en pulgadas decimales

    Las designaciones multidimensionales

    Designaciones mixtas y complejas

    Balística de Efectos

    Plano cutáneo, generalidades

    Plano óseo:

    Plano visceral

    Heridas por arma de fuego

    Heridas por contacto:

    Heridas por contacto cercano

    El Anillo de Fisch

    El tatuaje

    Heridas a distancia intermedia

    Heridas a distancia

    Heridas por disparo de escopeta

    Heridas producidas por contacto de proyectil chato

    Balística de la herida por disparo de escopeta

    Herida por contacto en la cabeza

    Heridas en la cabeza de distancia intermedia y cercana

    Heridas por contacto en el tronco

    Heridas a distancia

    Heridas producidas por carga de postas

    Escopetas de caño recortado

    Blancos intermedios

    Huesos

    Heridas en el cráneo

    Determinación del calibre en las heridas de entrada

    Enjugamiento del proyectil

    La salpicadura de sangre

    La Balística forense

    Un poco de historia

    La definición de balística

    Características de las armas de fuego en general

    El concepto de disparo accidental

    La balística deductiva

    La balística de campo

    Balística Identificativa

    La balística Micro-comparativa

    La balística Reconstructiva

    Identidad de un arma

    Identidad del proyectil

    Identidad de las vainas

    Distancia de disparo

    Determinación de la trayectoria

    Aptitud y funcionamiento de un arma de fuego

    La celocidad o el grado de celocidad

    Las conclusiones

    Pericias Balísticas o la Identificación de rastros de fracción

    La Singularidad u Originalidad

    La cantidad de coincidencias o divergencias

    La identificación pericial de las armas de fuego

    Los fundamentos

    La identificación inmediata

    La identificación inmediata de un arma de fuego

    Existen dos tipos de identificación inmediata

    Elementos para la identificación inmediata de las armas

    Propiedades y Elementos

    Consideraciones finales

    Identificación mediata de las armas de fuego

    La investigación balística

    1.- La identificación genérica:

    2.- La identificación especifica:

    3.- La identificación individual:

    La personalidad del arma de fuego

    Las partes del arma con características identificatorias

    El equipamiento utilizado para estudios periciales

    Banco de obtención de proyectiles

    El Microscopio Comparador Criminalístico

    Microscopios y Lupas binoculares

    Los efectos de la percusión

    Conclusiones finales

    Las aptitudes de las armas

    Estado de conservación y aptitud para el disparo

    Determinación del grado de celocidad del arma

    Determinación del reciente uso del arma incriminada

    La balística exterior

    Trayectoria

    Movimientos del proyectil en el espacio

    Los rebotes

    Determinación de la posición del tirador

    Determinación de ángulo de incidencia

    Las técnicas y procedimientos utilizados

    Las pruebas de rutina contienen

    Determinación de Nitratos

    Determinación de Nitritos

    Determinación de partículas metálicas

    Determinación de Plomo y Bario

    Determinaciones por medios instrumentales

    Producción de disparos experimentales

    El Dermo-Test

    El valor legal del Dermo-Test

    La metodología a utilizar

    Conclusiones

    El equipo de laboratorio y los reactivos

    La descripción general de la práctica

    Los pasos

    Las indicaciones

    Procedimiento

    El trabajo en el laboratorio balístico

    La aplicación de lo investigado

    Los exámenes periciales

    Los proyectiles y sus efectos

    Plano visceral

    Los distintos tipos de ojivas

    Desviación

    Los elementos que integran un disparo son

    Estudio de la dirección en la que se ha efectuado el disparo

    El estudio de la trayectoria

    La reconstrucción balística

    El concepto técnico

    Los interrogatorios y los contrainterrogatorios

    El estudio balístico comparativo

    Cuando la Fiscalía no ha practicado alguna prueba

    Capítulo I

    La investigación criminal

    Desde luego que reconocemos que la investigación criminal, es algo por lo cual las personas se sienten atraídas; es decir, hombres y mujeres muchas veces les gustaría hacer el trabajo que solo está reservado a Magistrados, fiscales, policías o peritos investigadores. Nadie puede negar, que este tipo de investigación es complicada, y sumamente engorrosa con resultados, que en la mayoría de los casos no dejan conforme a nadie. Pero es fácil entender, que la tensión emotiva, es muchas veces el detonante para que la gente crea o deje de creer en la justicia. Aquí es donde se cruzan las obligaciones, por un lado las del Estado con todo su aparato judicial e investigador, donde los policías deben satisfacer los requerimientos tanto del juez, como los de la Fiscalía.

    A veces pensamos, que al menos si somos víctimas de una muerte violenta, el Estado con su aparato represivo al menos encontrará a los culpables y la justicia caerá sobre ellos con una condigna pena. Pero lamentablemente no siempre es así, son muchas las ocasiones en que los familiares y parientes, deambulan por los pasillos de los tribunales, pidiendo o exigiendo que encuentren al culpable o a los culpables, para que Ley caiga sobre ellos, y terminen pasando muchos años en la cárcel.

    Sin embargo, el problema sigue siendo el mismo, y esto no tiene nada que ver con un determinado país o con aquel otro; ya que en países avanzados o subdesarrollados, existen tanto buenos y malos investigadores, que podrían hacer uso de todo su ingenio para descubrir al culpable, y en otros casos simplemente hacen su trabajo sin considerar la solución o no de un suceso. Nadie se puede sentir asombrado por estos dichos, ni tampoco estimulado, porque las estadísticas afirmen que hay un mayor índice de seguridad en tal o cual país y menos en otras naciones subdesarrolladas. Sin embargo, la realidad dice otra cosa y las estadísticas criminales aumentan desmedidamente año tras año; haciendo que las personas no solo teman por su seguridad o la seguridad de su familia, sino que realicen toda clase subterfugios para poder contrarrestar, lo que a la larga resulta imposible de evitar.

    La investigación criminal puede encontrar hombres capacitados o voluntariosos y otros que no tienen la menor idea de lo que están haciendo. Tendríamos que pensar que el hombre es un ser racional; es decir, piensa analiza y cuestiona todo lo que se le presenta y no es solamente por la existencia, como diría Descartes. Sino ya porque su mente puede resolver todas las problemas que se le presenten, aunque él no lo crea o disienta con este punto. Es decir, tenemos que reconocer "Que si un hombre lo pensó (el asesino), otro hombre lo puede investigar y llegar a las mismas conclusiones (el investigador"). Nadie se puede escapar de esta regla, y generalmente siempre se cumple; solo hay que aplicarse al trabajo y todo se resolverá.

    Pero los principios básicos siguen siendo los mismos, tener deseos de investigar y analizar cada parte o cada detalle que se nos presente, no una sino muchas veces; principalmente buscando los fenómenos, es decir, aquellas cuestiones que en un principio aparente no tienen solución. Para eso el investigador que tiene y que busca una y otra vez, la solución al acertijo, sabe que en algún punto éste lo llevará o lo arrimará a descubrir al culpable. Desde luego que nada se aclara, sino es con buenas y contundentes pruebas, tanto sean éstas irreversibles o irrefutables, que terminarían por conducir al asesino a la cárcel.

    Por supuesto, que toda investigación criminal requiere de expertos o excelentes investigadores, que sean verdaderos conocedores de su misión investigativa, porque esa es la clave, y no solo un simple conocimiento empírico. Pero en ningún caso la policía puede ser desplazada o dejada de lado; porque su misión principal siempre será la de ser colaboradores de la justicia, o sea, el rol de auxiliares en la investigación criminal. Esto es algo que tenemos que reconocer, aunque no estemos de acuerdo en un todo; y a pesar de que los tiempos cambian, siempre caeremos en aquella frase discutida o no aceptada de que; "Lo que la policía no investiga, no lo investiga nadie".

    Esto nos llevaría a pensar, que no se puede suplantar el trabajo policial, sino todo lo contrario, hacer que esa labor sea siempre la ser colaboradores o auxiliares frente a la criminalidad. Cuya misión desde luego, sea regida por el principio de inmediatez; ya que un cadáver localizado en un descampado a las tres de la mañana, difícilmente consiga la presencia de algún juez o de un fiscal, que deje su tibia cama, para dirigirse raudamente al sitio en plena oscuridad, e iniciar allí mismo un análisis profundo de las causas de la muerte de dicho cadáver. Por supuesto, que nadie en su sano juicio, querría aunque esté trabajando como policía, acercarse a esa hora y comenzar a trabajar buscando pruebas o elementos probatorios, que lo llevan al esclarecimiento de dicho homicidio. Pero eso no es un posible, y se debe hacer aún en contra de los funcionarios policiales. Convengamos, que tampoco se cumple lo que se ve en algunas películas, donde el investigador se ayuda con una simple linternita. Tengamos presente, que muchas de las cosas que encontraremos a la madrugada, no será posible hallarlas en la mañana y con los rayos del sol; algunas habrán desaparecido y otras ya no serán tan fáciles de distinguir. Lo mismo puede suceder, pero más grave si estamos en medio de una tormenta, o llueve copiosamente y sopla un viento huracanado.

    Es imposible hacer bien el trabajo investigativo, sino no se cuenta, por ejemplo, con luces adicionales y potentes reflectores que iluminen el perímetro interno, tanto como el perímetro externo; y en consecuencia se pueda captar todo el lugar, tal cual como se lo encontró.

    Es por eso que el aporte de las pruebas será siempre muy valioso, y nadie puede negar la contundencia de la probanza tanto sea esta de cargo como de descargo. De manera que una persona puede quedar detenida o ser puesta en libertad rápidamente por la información que suministraremos. Aunque no se trata de pretender favorecer o desfavorecer, sino probar científicamente la culpabilidad o la inocencia en una causa judicial. Dicho de otra forma, podríamos afirmar que trabajaremos tanto con el abogado defensor, como con la parte acusadora para actuar sobre un caso concreto y que se haga justicia. Esto nos puede llevar a unas terribles discusiones, porque un investigador no solo trabaja para la justicia, sino principalmente lo hace; "para que se haga justicia".

    Nadie ignora que el policía debe y tiene obligaciones con la Fiscalía en turno de acercarle todas las pruebas e indicios que hallare, y ponerlas inmediatamente a disposición de la misma. No se vería muy bien, que el funcionario policial trabajase para el defensor de la causa criminal. Esto no solo está vedado o prohibido, sino que podría convertirse en un delito. Pero, el análisis de las pruebas, pueden demostrar que no se está frente al verdadero asesino, porque en las pruebas incriminatorias, existen otras que lo absuelven de culpa y cargo. Ningún fiscal o funcionario policial puede aceptar solo las pruebas de cargo, y eliminar las pruebas de descargo. Lo justo, es que todas las pruebas o indicios sean aceptados, no importando si éstas lo inculpan o lo exculpan al procesado o sumariado. Es decir, trabajamos para la justicia, y debemos hacer justicia.

    El policía que es consiente, debe hacer bien su trabajo y por lo tanto su visión será global y nunca parcializada, aunque a estas alturas las familias de las víctimas deberían estar representadas por especialistas en la investigación criminal, no para entorpecer el trabajo policial, sino todo lo contrario para garantizar que todo se haga correctamente y para que se pueda llevar tranquilidad a los familiares, que se está haciendo lo posible y lo imposible para descubrir la verdad objetiva. Por supuesto, que estas afirmaciones pueden llevarnos a una oleada de críticas o negativas, somos conscientes de ello; pero también debemos reconocer que nadie puede sobrepasarse con cuestiones tan delicadas y que nos comprometen a todos. El Estado es responsable de garantizar la vida y la seguridad de sus ciudadanos y habitantes; y aunque nos duela decirlo, son muchas las ocasiones que no se cumple con este cometido.

    Una solución sería la de convocar a un veedor o testigo idóneo, para observar el lugar del hecho criminal; por supuesto, que éste no tiene permiso, ni para contaminar la escena, ni para levantar ningún elemento de la misma, por más pequeño que éste sea. Todos los indicios, elementos, piezas, partes, fluidos o muestras, pertenecen a la justicia. Es decir, el investigador convocado puede mirar pero no tocar; ya que todo lo que hay allí, puede en algún momento convertirse en un elemento probatorio. Solo puede observar y tomar nota de todo lo que ve y no está autorizado a hacer preguntas; por supuesto que será el magistrado quién haya dado su conformidad, para que represente a la familia como especialista y como veedor de todo lo que allí suceda. Una vez terminada su tarea realizará un informe, que no puede pasar al abogado de la parte mientras exista el secreto sumarial, pero si debe adelantarlo al juez en turno. Tampoco, puede hablar con la prensa, y emitir opiniones al respecto. Si puede y debe presentarse ante el magistrado que lleva la causa, para dar todo tipo de aclaraciones o explicaciones de lo que sucedió en el levantamiento de prueba. La Fiscalía no lo puede convocar, porque esta, ya hace por su cuenta toda la investigación pertinente, ni hacerle preguntas mientras exista el secreto sumarial. Si puede ser convocarlo como testigo idóneo, durante el juicio.

    El delito es un rompecabezas, que como piezas dispersas el investigador debe armar, con mucho cuidado. Siendo esencialmente la investigación un trabajo de razonamiento puro. Nadie niega, que las exigencias son muchas, tantas como las posibilidades de equivocarse; pero no por eso, nos vamos a dar por vencidos.

    Los padres de la criminalística

    Antes de entrar en el estudio de la investigación criminal, o también llamada Criminalística o sea la ciencia que se dedica con exclusividad a esclarecer un hecho criminal. Debemos tener en cuenta a aquellos precursores de la misma a quién con justicia llamaremos Los padres de la Criminalística; que son los verdaderos artífices de esta nueva formación académica, que moldearía a miles de investigadores en todo el mundo. Ellos contribuyeron de una manera o de otra, para que, a los homicidas o aquellos que cometieron un delito reciban la condigna pena. Nadie puede quedar impugne o libre de culpa y cargo, si las prueban lo apuntan como autor o coautor de ese crimen. Es por eso, que es importante y no solo por su memoria, que todo lo que hicieron en el bien de la investigación criminal no sea olvidado. Así como todas aquellas cuestiones que crearon en conceptos y principios rectores que luego regirían a esta nueva ciencia.

    La Criminalística, aunque es un estudio, con un poco más de un siglo de existencia; se nutre de todas las demás ciencias y les saca provecho para aunar esfuerzos y concluir exitosamente con cualquier investigación criminal.

    Alfonso Bertillon

    Fue un detective genial, Director del Departamento de Identidad de la Prefectura de Policía Francesa. Según se cuenta a principios del siglo XX, un rico editor viajo a París, para convencerlo de que escribiera sus memorias mediante una generosa oferta. Pero este solo le contesto No tengo tiempo, porque así era la vida de este prolífico creador, donde el tiempo era un lujo que él no podía regalarse, ni siquiera por una suma importante de dinero. Nacido en año 1857, fue el segundo hijo de un médico parisiense, que desde chico fue la vergüenza de la familia, porque era cambiado de escuelas permanentemente. Al final le encontraron algo que iba con su personalidad, el servicio militar obligatorio. Mientras tanto de noche iba a un curso de medicina, donde se interesó por el análisis y la clasificación de los huesos del cuerpo humano. Es decir, de los 222 huesos que tiene esqueleto humano, no existen dos personas cuyas medidas sean exactamente iguales.

    Terminado el servicio militar en año 1879 fue a trabajar como un modesto empleado de policía en la Prefectura de Policía en París. Su trabajo consistía en copiar las filiaciones de los criminales; es decir, no solo sus datos, sino también como estaban vestidos, su altura, contextura física a la hora de ser arrestados durante el día. Estos datos eran por si los sospechosos o criminales volvían a ser detenidos nuevamente, o sea si reincidían. Pero esto tropezaba con un problema, los datos eran generales y podían ser alterados, cambiando nombres y aspectos físicos, como la barba o el bigote, lo que impedía que fueran nuevamente reconocidos. Fue entonces cuando Bertillon recordó sus estudios de anatomía, y esa premisa de que según se sabía los huesos desarrollados entre los 20 y los 60 años no cambian de tamaño. Él lo comprobó muchas veces antes de estar seguro, por ejemplo la oreja con sus veinte partes distintas, podían llegar a identificar a muchos criminales.

    Con 26 años y ocho meses de trabajar en la Prefectura, Bertillon ya había elaborado un cuadro con once distintivos que no sufren alteraciones en el cuerpo humano. Su nuevo sistema identificativo se llamó la Antropometría. Corriendo se lo presentó entusiasmado a su jefe el prefecto Andrieux, que se lo voló por la cabeza y rugiendo le grito: "Con que ahora los escribientes nos van a enseñar cómo se maneja la prefectura ! Vaya un imbécil! Así que masticando bronca, debió esperar tres años a que Andrieux fuera reemplazado por Camescasse, que como nuevo prefecto quedo impresionado por el trabajo identificativo, otorgándole solo tres meses para que lo aplicara, y para que en ese tiempo con su método descubriera algún reincidente. Sino debía dejar de molestar a sus superiores.

    Bertillon, se preocupó porque tres meses era un tiempo muy corto, y se jugaba a cara o cruz su importante proyecto. Pero no le quedaba otro camino más que aceptar. Sin perder tiempo, sentó al primer delincuente en una silla giratoria, y le hizo tomar algunas fotografías en placas de vidrio de 50 por 60 cts. Sobre todo los perfiles de los delincuentes. Poniendo especial atención en nariz, frente y la barbilla. Igualmente se fotografiaba aquellas facciones prominentes para el registro. Después de esto se tomaban las medidas de la cabeza, de la oreja derecha, y del dedo del corazón de la mano izquierda. También del antebrazo izquierdo y el pie del mismo lado. Por supuesto, que luego con todos estos datos, se asentaban en una tarjeta y junto con las fotografías se clasificaban y se archivaban de acuerdo con un sistema bastante inteligente creado por el mismo. Reconozcamos, que hoy serían millones y millones de tarjetas las que se tendrían que guardarse, para conservar en un archivo durante setenta años.

    Pero volviendo a Bertillon, éste preocupado veía que dos meses habían transcurrido sin que se detectara ningún reincidente. Hasta que una tarde de febrero, un joven fue conducido a la prefectura, afirmando llamarse Dupont, un apellido muy común en Francia. Lo habían sorprendido robando, y para él era su primera falta. Bertillon observo que a pesar de tener desfigurada la nariz, las medidas y las fotografías indicaban que se trataría de un tal Martín, varias veces detenido por distintos robos. El reincidente tuvo al final que reconocer su reincidencia e ir a la cárcel. Porque se puede alterar algunos rasgos, pero la estructura ósea es imposible modificarla.

    Después de esto, vino el ascenso y la prensa se entusiasmó con el éxito que tenía el sistema. De 7336 delincuentes, se lograron identificar a 49 reincidentes que fueron a parar a la cárcel. Así este genial detective había logrado lo que parecía imposible, encontrar un sistema identificatorio, más o menos confiable y dar vida a el retrato hablado, por medio de las fotografías que hasta el día de hoy se utiliza.

    Desgraciadamente para él, la llegada de la Dactiloscopia sería su punto final, al que Bertillon se resistió hasta último momento. Pero luego abrumado por la realidad y la certeza que presentaban las impresiones digitales, debió incorporarlas a su tarjeta antropométrica.

    En resumen, como se dijera, nació en Francia en el año 1853, y murió en el año 1914. Fue un pionero en los métodos que serían aplicados a la individualización de las personas. Igualmente Oficial de la Policía francesa, no conforme con los usos empleados en la fuerza para identificar a los criminales reincidentes, presenta en el año 1882 una técnica de identificación basada en la medición del cuerpo y de la cabeza, que incluía además lo que después se llamó Señas particulares, es decir tatuajes, cicatrices, y características personales del sospechoso. Como hijo y hermano de expertos en estadísticas y demografía, pronto impuso su nueva disciplina que fue la Antropometría.

    También es autor del Retrato hablado que es un sistema que quedo como saldo, referente a los detalles especiales, y las características fisonómicas del ser humano. Igualmente se reconoce este sistema como la Filiación, de gran utilidad en la búsqueda con fines policiales, o cuando se trata de la persecución y localización de delincuentes o de personas extraviadas, o secuestradas, etc.

    Con rigor científico elaboro una metodología adecuada para el registro y la comparación de todos los datos de los procesados, aplicándolo a partir de 1884; con este procedimiento se llegaría a identificar satisfactoriamente a 241 delincuentes reincidentes. Por lo tanto este método gano un enorme prestigio y fue rápidamente a adoptado en Europa y en Estados Unidos.

    Desgraciadamente para él, la aparición de la identificación de las huellas digitales elaborada por Sir Francis Galton en 1892, y perfeccionado por Juan Vucetich, lograron resolver ese mismo año el delito de infanticidio de Francisca Rojas, en Necochea, que termino por defenestrar a la Antropometría.

    Edmond Locard

    Se cuenta que en el año 1915 un sacerdote se presentó en la Sección de Criptografía del Ministerio de la Guerra en París, para ofrecer una clave ideada por el mismo. Éste habría trabajado cuatro años en la elaboración de dicha clave y estaba convencido que nadie descubriría el acertijo.

    El texto cifrado era un famosa parte de la literatura francesa, y que se dejaba para el día siguiente. Un teniente de reserva de 38 años acepto el desafío, se trataba de Edmond Locard, que al observar aquel intrincado nudo de cifras, convino que resultaba casi imposible de descifrar. Pero el investigador pensó que mejor sería ir buscar el texto probable que el sacerdote hubiese elegido, imaginando que el pasaje sería muy familiar para él. Por eso eligió las fabulas de La Fontaine: Les deux Pigeons, o sea los dos pichones. Corrió a la ventana y alcanzo con la vista al sacerdote que bajaba los escalones de la entrada del edificio, diciéndole: Un momento padre! Deux pigeons s’ aimaient d’ amour tendré! Dos pichones se amaban tiernamente. El sacerdote quedo estupefacto y luego se sentó en el segundo escalón totalmente abatido; el investigador había descubierto lo que a él le había costado mucho esfuerzo y trabajo de años.

    Edmond Locard nació en Saint-Chamond, Loira en el año 1877, en el seno de una familia rica y culta. Como hasta los 33 años no ejercía ninguna profesión, su padre le inculco que estudiara medicina, y él se hizo médico. Su madre afirmaba que sin una educación legal no se lo podía considerar un hombre de mundo. Así que estudio derecho y se graduó de abogado. Un día de lluvia se cruzó con el Dr. Lacassagne prestigioso profesor de la facultad y perito en medicina legal; debido a la lluvia, ellos fueron obligados a guarnecerse en un portal. Como el colega saco una revista argentina de criminología, Locard al traducírsela se interesó sobremanera en esta cuestión, decidiendo dedicarse por entero, a la eficacia de este tema.

    Como precursor estableció uno de los principios esenciales de la investigación criminal; "Hasta que no llegaran los especialistas del laboratorio, no se debía tocar nada en el lugar del crimen". Otro principio rector fue que aquel que decía; "Es imposible que alguien ejecute algún acto, especialmente con la intensidad propia de un acto criminal, sin dejar una huella o rastro de su presencia en el lugar del crimen".

    Por eso fueron muchos los casos misteriosos descubiertos por este insigne investigador, valiéndose de huellas o de rastros encontrados en la escena del hecho delictuoso. Fue uno de los primeros en utilizar las huellas digitales, con gran resultado.

    Se cuenta que en un hecho de robo en la calle Rabat en Lyon, se descubrieron impresiones digitales en un vaso azul. La policía arrestó a un sospechoso y resulto ser que sus huellas coincidían con las encontradas en el vaso. Pero este maleante tenía una coartada, varios amigos aseguraban haber estado con él, en el momento del hecho. Hasta ese momento los tribunales habían aceptado siempre la prueba testimonial, pero como Locard mostró a los jueces la verdad expuesta en las huellas digitales, estos no dudaron y lo enviaron a la cárcel.

    Igualmente perfecciono un sistema que aun hoy no es utilizado, como el estudio de la poroscopía. Es decir analizar los poros de la piel aumentados de tamaño, para buscar coincidencias, ya que las crestas papilares de un rastro no siempre alcanzan para determinar la identidad. Se cuenta que una noche Locard fue a un salón de baile que era frecuentado por tahúres y mal vivientes de todo tipo. Allí se topó con Bebert un escurridizo ladrón, que al identificarlo se burló de él por sus métodos científicos. Retándolo a que si el cometía un robo, no lo podría descubrir jamás.

    Locard, acepto el desafío y tiempo después en una casa cercana a donde vivía el investigador, recibió la visita de un ladrón, que vaciando los contenidos de todos los cajones, solo se llevó un anillo. Locard sospecho de Bebert pero infructuosamente busco algún indicio y no lo pudo hallar, ya que el ladrón había sido extremadamente cuidadoso.

    Pero como no quería perder la partida, aumento su sagacidad y termino por descubrir en el alféizar de la ventana una diminuta bolita de sebo, no mayor de que podría ser una cabeza de alfiler. Examinado con aumento se podía observar unas crespas papilares muy reducidas que solo se veían con mucho aumento, y microscopio mediante. Buscando en la ficha de Bebert, se encontró que una de sus impresiones, coincidían exactamente con los poros aumentados encontrados en la ventana. El ladrón había sido descubierto por valerse de una vela al registrar la casa.

    Este criminalístico francés nace en el año 1877 y muere en el año 1966. Se lo considera uno de los principales pioneros de esta disciplina. Su máxima famosa fue el conocido Principio de intercambio de Locard, elaborado en 1910, por este estudioso; quién afirmaba " Todo criminal deja una parte de sí en la escena del delito y se lleva algo consigo, deliberada o inadvertidamente". También destaco que esos indicios pueden conducirnos a su identificación.

    Estudio Derecho, y se doctoro en Medicina, trabajando como ayudante de otro pionero forense que fue el profesor de medicina Alexandre Lacassagne. Posteriormente llega a fundar un Laboratorio de Criminalística en la ciudad de Lyon. Escribe Tratados de Criminalística y Poroscopía, y su principal trabajo sobre esta ciencia constaba de siete (7) tomos.

    Una frase que lo haría famoso fue "los restos microscópicos que cubren nuestras ropas y nuestros cuerpos son testigos mudos, seguros y fieles, de nuestros movimientos y de nuestros encuentros". Desde ese momento se comenzó a llamar a los indicios testigos mudos, a los cuales solo el perito con experiencia conocerá su idioma y es el único capacitado para hacerlos hablar.

    Sir Francis Galton

    Nace el 16 de Febrero de 1822 en Duddleston, cerca de Birmingham, y fallece el 17 de Enero de 1911. Fue un destacado explorador y científico británico, que trabajo en distintas disciplinas, nunca tuvo cátedras universitarias, pero realizó la mayoría de sus investigaciones por su cuenta. Debido a su profuso trabajo, a los 87 años recibe de la corana el título de Sir o caballero del Reino.

    Su fecunda obra profundizo en toda clase de intereses, contribuyendo en distintas áreas de las ciencias, como ser la psicología, la biología, la tecnología, la geografía, la estadística, y la meteorología. Como familiar de Charles Darwin aplico sus principios rectores en distintos campos, principalmente al estudio del ser humano, y de las diferencias individuales.

    Imagina un sistema de ordenación que consistía en una mezcla de la clasificación antropométrica de Bertillon, con una sub clasificación por tipos de impresiones del pulgar y del índice derecho; pero esto resulto ser una mala solución al problema identificatorio. La aplicación de este sistema híbrido fue muy corta, y si bien es cierto que Galton estaba encaminado, nunca ideo un sistema de clasificación idóneo que se pudiera aplicar, o apropiado para substituir al antropométrico, claro que no se le deben quitar méritos; porque suministro elementos necesarios para la futura Dactiloscopia. Como ser la forma correcta del contaje de líneas, especialmente en la presillas, que se toma desde el delta, hasta la cúspide del asa central. Cuya línea recta e imaginaria, se la conoció de forma universal como la línea de Galton. También fundamento la seguridad del sistema dactiloscópico, determinando los tres pilares: que son a saber inmutabilidad, inalterabilidad, y la perennidad, de las impresiones digitales.

    Edward Richard Henry

    Este inglés, comenzó su carrera como asistente colector en Bengala, India. Fue colega de Sir William Herschel, de quien continuo las investigaciones sobre ese fenómeno que eran las impresiones digitales en las personas. Y que a pesar de conocerse desde épocas milenarias, nadie las había descubierto como una posibilidad cierta para terminar con el problema de la identificación de las personas, pero de forma fehaciente.

    Cuando regresa de la India, a Europa había elaborado ya un sistema dactiloscópico, que presento en año 1899, ante el Congreso de la Asociación Británica y que fue publicado en año 1900, en la primera edición de su libro Clasificacion and uses of finger print, que fue desde ese momento el método dactiloscópico inglés.

    En realidad se piensa que el verdadero precursor del sistema fue Herschel, mientras que Galton lo estudiaba científicamente, Henry acabara siendo el organizador práctico desde 1893, hasta obtener su implantación oficial en 1897 en Bengala, por resolución del Gobierno de la India.

    Eugene François Vidocq

    Nace en Francia, el 23 de Julio del año 1775, y fallece el 11 de Mayo de 1857. Fue un conocido criminal francés, que termino siendo el primer Director de la Sureté Nationale (Seguridad Nacional) y uno de los investigadores más importantes. Su figura inclusive inspiro a Víctor Hugo para dos sus personajes principales en la novela de Les Miserables. Su biografía generalmente proviene de autores desconocidos, y por ellos sabemos que nació en Arras el 23 de Julio de 1775, siendo su padre de profesión panadero. Se cuenta que a los 14 años mato a su profesor de esgrima, por lo que tuvo que escapar.

    Aunque planeaba viajar a América se gasta todo el dinero, y termina haciéndose soldado del Regimiento de Bourbon al año siguiente. En 1792 golpea a un oficial superior por rehusarse a batirse con él a duelo. Con la Revolución Francesa fue acusado de salvar a dos nobles, por lo que es detenido debiendo enfrentar la pena capital en la guillotina. Su padre pide ayuda a la familia Chevalier que logran salvarlo, y después de nuevos problemas termina en Bélgica.

    Vuelve a Paris donde se gasta todo su dinero en fiestas y prostitutas e intenta reiniciar su oficio de bandido; pero es apresado varias veces, terminando condenado a 8 años de trabajos forzados. Pero siendo trasladado a una galera consigue escapar usando un disfraz. La suerte quiso que en 1824 con la coronación del rey Carlos X de Francia este monarca utilizara para la policía política a toda clase de disidentes y rebeldes. Es por eso que Vidocq termina capitaneando a la policía, encarcelando a sus antiguos compañeros dedicados al robo y el asesinato.

    La abdicación de Carlos X y el nuevo gobierno del rey Luís Felipe, con su enorme cuota de inseguridad, trajo mucho trabajo a Vidocq, unido al estallido del cólera, hicieron que este personaje arrestara a un gran número de insurgentes. Pero no toda la policía estaban conforme con él, porque por un lado no aprobaban sus métodos y trataban de rivalizar para obligarlo a que se alejará de su puesto. En 1832 es forzado a dimitir, bajo el cargo de haber instigado a cometer un crimen a través de un mediador, para tener el mérito de resolverlo. Por el otro lado, una regulación en el interior de la policía, ya no admitía que se emplearan a los que habían sido criminales, es decir, los tiempos habían cambiado.

    Vidocq se dedicara a escribir libros sobre su trabajo, y funda en 1833 lo que fue la primera agencia de detectives privados Le bureau des renseignment, o sea la Oficina de Inteligencia, que por supuesto emplearía a ex-delincuentes. Desde luego que la policía, trato de cerrársela varias veces, pero nunca tuvo éxito.

    Juan Vucetich

    Nació en Lessina, Croacia, por aquel entonces perteneciente al Imperio Austro-Húngaro, el día 20 de Julio de 1858. A los 20 años emigra con su familia a la Argentina, donde se nacionalizará. Ingreso como auxiliar en una oficina de contaduría de la policía de Buenos Aires, pasando luego a la Oficina de estadística, a la que después llegaría a ser jefe de la misma.

    Si bien las huellas dactilares ya habían sido descubiertas en su valor identificatorio, el hecho de que existieran millones y millones de personas en todo el mundo; clasificarlas era prácticamente una tarea titánica. Por supuesto, que a pesar de conocerse las figuras de las crestas papilares y de saberse que no existían dos individuos con las mismas impresiones, todavía no se había logrado implementar un sistema universalmente aceptado en la individualización de las personas.

    En 1891 en el mes de Junio, cuando Vucetich ya había alcanzado el cargo de jefe de la Oficina de Estadística de la repartición. Recibe el encargo de manos del Jefe de Policía, Capitán de Navío don Guillermo J. Núñez, de abocarse al estudio de un método identificativo viable. Para eso le entrega un libro de Antropometría de Bertillon y una revista inglesa Revue Scientifique que un amigo suyo, se había olvidado en su despacho.

    Por supuesto que Vucetich desecho el libro y se entusiasmó con los estudios antropológicos de Galton, donde este destacaba el valor de las impresiones digitales. Inmediatamente comienza una labor intensa para descifrar el enigma de las huellas, que lo acompañaría toda su vida. Primero crea un sistema basado con 40 tipos fundamentales de Galton, que el llevo a 101 al que llamó icnofalangometría, que fue puesto en funcionamiento el 1º de Setiembre de 1891, implementando también la ficha decadactilar, y hasta los armarios casilleros, que fueron habilitados por su propia iniciativa. Los primeros fichados fueron 23 detenidos procesados por diferentes delitos, y esto era solo un comienzo.

    En realidad toda esta cuestión quizás habría de necesitar mucho tiempo para que la gente tomase conciencia; pero en Junio de 1892, un crimen en la ciudad de Necochea, conmociona a la opinión pública. Una mujer de nombre Francisca Rojas denuncia ante las autoridades el asesinato de sus pequeños hijos, acusando como autor material a un vecino suyo, que es detenido. De inmediato, un personal del Gabinete de Identificación de la Plata, se constituyen en el lugar y luego de una minuciosa inspección ocular, puede observar en el marco de la puerta, habría impresas unas huellas digitales con sangre. El personal actuante decide cortar una parte de madera donde estaban aposentadas las impresiones. Su cotejo se realizó con las huellas digitales del vecino y con las de la propia madre de las víctimas. Desgraciadamente esta mala mujer había asesinado a sus propios hijos, porque su joven amante le exigía huir únicamente ellos dos solos. Desde luego, que este giro de los acontecimientos los hizo comprender, que había nacido una nueva visión para la investigación criminal, que llevaría el nombre de Rastros.

    En el año 1896 Vucetich, reduce los 101 tipos, a solo cuatro tipos fundamentales que son a saber: el arco, la presilla interna, la presilla externa, y el verticilo. También y a la propuesta de un periodista, se cambiaría aquel nombre complicado por uno más fácil, como ser el de Dactiloscopia, que resumía mucho mejor a esta nueva ciencia. Luego vendrán los congresos, los viajes por el mundo enseñando estas técnicas, y los libros que escribió.

    Muchos países en el mundo, reconocieron el valor de la Dactiloscopia, y la adoptaron como el medio ideal para identificar a las personas. No fueron todos, porque algunos no quisieron adoptarla, y propusieron métodos alternativos, aunque el Sistema Dactiloscópico Argentino, se destacó siempre por la simplicidad de su metodología y porque cualquier persona, aun sin una preparación previa, podía clasificar y luego buscar en los archivos de forma satisfactoria y rápida al identificado.

    Vucetich invirtió todo su dinero y sus esfuerzos para consagrar definitivamente a la Dactiloscopia, y como la mayoría de los grandes murió en la pobreza, poco menos que olvidado, el 25 de Enero de 1925, en la ciudad de Dolores, Buenos Aires.

    El Derecho Penal o Leyes Penales

    El Derecho Penal es un conjunto de leyes penales para sancionar las conductas humanas delictivas; que se contemplan mediante un sistema de interpretación de la legislación correspondiente. Forma parte de un Sistema Institucionalizado de control social: dirigido hacia un sector particularizado de la población, calificada como delincuentes. Puede tener un carácter punitorio, reparatorio, terapéutico o conciliatorio para tratar de resolver conflictos sociales.

    En consecuencia el sistema penal, no es otro que el control social punitivo institucionalizado, que encuadra no solo la visión del legislador, sino también la del público en general, la de los jueces, los policías, el poder judicial y el ejecutivo.

    Generalmente el discurso judicial está basado en el retribucionismo, mientras que el discurso policial, es profundamente moralizante. En tanto que el discurso penitenciario señalará más el aspecto terapéutico o de tratamiento para los reclusos. En consecuencia el Sistema Jurídico no puede quitarle a un hecho su significación, ya que solo le es dado reprimir, y no le es dado prevenir ante la desgracia acaecida.

    La delincuencia por lo general proviene de los sectores más carenciados, porque se entiende que los ricos tienen menos necesidades de robar o lo hacen de otro manera. Así la ley penal, tratara de controlar socialmente la conducta de los hombres, todo aplicado desde el aparato estatal compuesto por policías, jueces y penitenciarios, que proceden en este caso sobre los implicados. Lamentablemente el hombre estará siempre solo contra todo el aparato estatal, y esto puede resultar a menudo en su contra o en la facilidad de cometer injusticias.

    El Derecho Criminal

    Debemos entender a esta ciencia, que es el Derecho Penal no ya como una simple acumulación de leyes; donde se encierran todos aquellos aspectos jurídicos legales y normas, sino que se destaca como una especie de cubo, con sus seis caras. Cada una de ellas tendrá distintas facetas, como podría ser: por un lado estará la parte jurídica, por el otro la criminalística, la criminología, la realidad social, el perfil psicológico, y lógicamente la última, pero no por eso menos importante la Medicina Legal. Esta última disciplina deberá ser siempre separada de la Criminalística, porque se entiende que su entidad y formación están en un pie de igualdad y de ninguna manera una puede prevalecer sobre la otra.

    Años atrás era posible ver una progresiva dulcificación del Derecho Penal, pero los tiempos cambian, y nuestro país tuvo que virar hacia leyes penales que endurecieron las penas y la aplicación de las mismas. Algo que todo el mundo estaba esperando, para que los delincuentes tuvieran los condignos castigos que merecen. Muchas veces,

    ¿Disfrutas la vista previa?
    Página 1 de 1