Disfruta de millones de libros electrónicos, audiolibros, revistas y más

A solo $11.99/mes después de la prueba. Puedes cancelar cuando quieras.

Hacer la revolución: Guerrillas latinoamericanas, de los años sesenta a la caída del Muro

Hacer la revolución: Guerrillas latinoamericanas, de los años sesenta a la caída del Muro


Hacer la revolución: Guerrillas latinoamericanas, de los años sesenta a la caída del Muro

valoraciones:
3/5 (1 clasificación)
Longitud:
361 páginas
5 horas
Publicado:
20 nov 2019
ISBN:
9789876299039
Formato:
Libro

Descripción

¿Cómo contar el ímpetu revolucionario de los años sesenta y setenta desde un tiempo que no es revolucionario? ¿Cómo capturar un clima de época radicalizado que todavía produce preguntas válidas en la discusión contemporánea? Siguiendo la trayectoria de militantes argentinos, chilenos, uruguayos, brasileños y bolivianos, Aldo Marchesi estudia el nacimiento y la expansión de una red de organizaciones de jóvenes militantes de izquierda que, al calor de la Revolución cubana y de la polarización ideológica de la Guerra Fría, promovieron la violencia política y las estrategias transnacionales como únicos caminos para alcanzar el cambio social.

Los movimientos de la nueva izquierda estaban convencidos de que la izquierda tradicional era incapaz de generar situaciones revolucionarias y de resistir el avance del autoritarismo y la hegemonía estadounidense en América Latina. Así, confiaron en la lucha armada y construyeron repertorios de protesta y de acción colectiva novedosos, como la táctica de la guerrilla urbana o el exilio –en el Chile de Salvador Allende, en la Argentina peronista entre 1973 y 1976– como parte de una estrategia de lucha continental.

Desde un enfoque originalísimo que lo convierte en una obra de referencia actualizada sobre el tema, Hacer la revolución ofrece piezas nuevas, decisivas, para entender la historia de la izquierda, el surgimiento del autoritarismo en la región, y el papel activo de las periferias en los países centrales. Porque no sólo cuenta los años de la épica revolucionaria, los años del fracaso y el repliegue, y el tiempo de la adaptación a la nueva coyuntura democrática, cuando las preguntas por la igualdad y el socialismo siguen vigentes, sino que además revela el lugar que ocupó el Cono Sur –sus figuras icónicas, sus debates, sus opciones políticas– en la revuelta global de los sesenta.
Publicado:
20 nov 2019
ISBN:
9789876299039
Formato:
Libro

Sobre el autor


Vista previa del libro

Hacer la revolución - Aldo Marchesi

Maestra?

Los tupamaros y el desarrollo de un repertorio de disenso para países urbanizados (1962-1968)

En julio de 1967, mientras Ernesto Che Guevara intentaba crear, con poco éxito, un foco revolucionario rural en Bolivia, en La Habana se llevaba a cabo la I Conferencia de la Organización Latinoamericana de Solidaridad (OLAS).[30] Por primera vez en la historia, miembros de diferentes organizaciones de la izquierda latinoamericana se reunían para responder colectivamente a la pregunta: ¿cómo desarrollar una solidaridad real con los países que han derrotado al imperialismo, como Cuba, o con aquellos que han iniciado un combate definitivo, como Venezuela, Colombia, Brasil, Bolivia, Guatemala y Perú? Existieron dos posiciones. Por un lado, la posición cubana que decía que el único camino genuino para promover la solidaridad era implementar una estrategia continental de lucha armada. Por otro, los partidos comunistas más cercanos a los soviéticos defendían una visión más moderada que incluía la lucha armada como un posible camino entre otros medios de activismo político, entre ellos la lucha electoral o el sindicalismo. La primera posición se impuso al final de la conferencia, hecho que produjo un profundo impacto en las izquierdas del continente.

Sin embargo, el informe cubano inicial había propuesto excepciones a la lucha armada en América Latina: Hablar hoy de la lucha guerrillera en Chile o en Uruguay es tan disparatado y absurdo como negar esta posibilidad en Venezuela, Colombia, Brasil, Guatemala o Perú.[31] Este informe generó molestia entre aquellos sectores de la izquierda del Cono Sur que creían que OLAS acercaría los aires revolucionarios a sus países. En una de las fiestas que se daban tras las reuniones de la conferencia, dos periodistas cercanos a la nueva izquierda conosureña –Augusto Olivares, de Punto Final (Chile), y Carlos María Gutiérrez, de Marcha (Uruguay)– encontraron espacio para conversar el tema con Fidel Castro. A la pregunta sobre la imposibilidad de la lucha armada, por la que uruguayos y chilenos se sentían algo vejados por una afirmación tan tajante, Fidel respondió: Pues yo no he escrito eso, no tengan pena. Pero la conversación no terminó allí. No se puede negar –dijo Fidel– que en Chile y en el Uruguay existen movimientos de masas. Pero además tienen que existir condiciones geográficas. Chile las tiene. Ante la consulta sobre las condiciones en Chile, la respuesta fue directa: Chico, eso depende de ustedes. Mira, si yo estuviera en Chile, me alzaría. Pero creo que todavía siguen ahí con eso de las elecciones. Sobre Uruguay se expresó de otra manera: Tu país no tiene condiciones geográficas para la lucha armada. No hay montañas, no hay selvas. Allí no puede desarrollarse una guerrilla. Consultado sobre la posibilidad de otros modelos, como la insurrección armada urbana, dijo

Has llegado al final de esta vista previa. ¡Regístrate para leer más!
Página 1 de 1

Reseñas

Lo que piensa la gente sobre Hacer la revolución

3.0
1 valoraciones / 1 Reseñas
¿Qué te pareció?
Calificación: 0 de 5 estrellas

Reseñas de lectores

  • (3/5)
    Buen libro. Aunque es muy básico, comparado con lo que ofrece en su prólogo.