Disfruta de millones de libros electrónicos, audiolibros, revistas y más

A solo $11.99/mes después de la prueba. Puedes cancelar cuando quieras.

La física cuántica: Todo sobre la teoría capaz de explicar por qué los gatos pueden estar vivos y muertos a la vez

La física cuántica: Todo sobre la teoría capaz de explicar por qué los gatos pueden estar vivos y muertos a la vez


La física cuántica: Todo sobre la teoría capaz de explicar por qué los gatos pueden estar vivos y muertos a la vez

valoraciones:
4.5/5 (3 valoraciones)
Longitud:
182 páginas
3 horas
Publicado:
22 nov 2019
ISBN:
9789876297349
Formato:
Libro

Descripción

La física cuántica es uno de los mayores logros de la ciencia del siglo XX. Lejos de la mística o el esoterismo, esta teoría que nació para poder explicar el comportamiento de la luz ha sido comprobada una y otra vez en algunos de los experimentos más bellos de las ciencias naturales. Sin las ideas de la cuántica no habría computadoras, reproductores de DVD, transistores o aparatos para medir qué le pasa a nuestro cerebro cuando está pensando.

Como toda la ciencia, la física cuántica nos ayuda a entender de qué estamos hechos, y ha sido de lo más exitosa en esta misión. Claro que en el camino nos ha enfrentado con paradojas, electrones que se escapan cuando los miramos, gatos imaginarios que pueden estar vivos y muertos al mismo tiempo, casamientos irrompibles entre pedacitos de materia que están dispersos por el mundo y, quizá, la teletransportación (sin hacernos ilusiones porque, como casi todo lo que esta teoría explica, se reduce al mundo de lo infinitamente pequeño).

Cien años después de que sus creadores la presentaran y demostraran, seguimos teniendo un profundo desconocimiento de esta teoría fundamental. Es hora, entonces, de que alguien nos explique de una vez por todas de qué se trata la física cuántica. En este libro Juan Pablo Paz, uno de los científicos argentinos más reconocidos en el mundo, viene a guiarnos por un universo fascinante, que a veces atenta contra el sentido común, pero que siempre nos desafía a entender la naturaleza, por extraña que pueda resultar.
Publicado:
22 nov 2019
ISBN:
9789876297349
Formato:
Libro

Sobre el autor


Vista previa del libro

La física cuántica - Juan Pablo Paz

Índice

Cubierta

Índice

Portada

Copyright

Este libro (y esta colección)

Agradecimientos

Introducción

1. Ni ondas ni partículas: partondas y ondículas

Partículas: los átomos

Los átomos por dentro

El código de barras de los átomos

Ondas: la luz

Olas de luz. Luz + luz = sombra

La luz, la electricidad y el magnetismo

La luz del fuego sagrado

¡Las ondas son partículas!

¡Las partículas son ondas!

2. Bohr, Heisenberg, Copenhague y la historia de la bomba atómica

¿Qué pasó en Copenhague?

El núcleo atómico por dentro

El camino hacia la bomba

Heisenberg y la bomba. Entonces, ¿qué pasó en Copenhague?

3. Atrapando átomos y fotones de a uno por vez

Átomos atrapados de a uno

Fotones atrapados de a uno

4. La mecánica cuántica, sin anestesia

La duda del electrón: ¿qué camino seguir?

La decisión del electrón: ¡no seguir ningún camino!

El drama de los electrones: ¿adónde iremos a parar?

Medir o no medir, esa es la cuestión

¿Por qué no descubrimos esto antes? (I). El pequeño mundo del señor Planck

¿Por qué no descubrimos esto antes? (II). Física cuántica a solas

5. El curioso mundo del gato de Schrödinger

¿Qué es lo que mide un científico?

Propiedades incompatibles. Complementariedad

Indeterminación. Principio de Heisenberg

La objetividad en el mundo clásico

El estado cuántico de las cosas

La onda cuántica

El gato de Schrödinger, ¡vivo y muerto!

6. El qubit, el más cuántico de todos los objetos

El qubit y el cubo cuántico

La esfera cuántica

Qubits en la naturaleza: el spin del electrón

Qubits por todos lados…

7. Entrelazamiento cuántico

El todo y sus partes

Los estados entrelazados

8. La mecánica cuántica contra el sentido común

Einstein ataca la mecánica cuántica

Las desigualdades de Bell

Un experimento en dos laboratorios

El experimento decide en contra de Einstein

¿Y entonces?

Teletransportación

Computación cuántica

Los abusos de la cuántica

Apéndice. Biografía no autorizada de los superhéroes cuánticos

Acerca del autor

colección

ciencia que ladra

Dirigida por Diego Golombek

Juan Pablo Paz

LA FÍSICA CUÁNTICA

Todo sobre la teoría capaz de explicar por qué los gatos pueden estar vivos y muertos a la vez

Paz, Juan Pablo

La física cuántica: Todo sobre la teoría capaz de explicar por qué los gatos pueden estar vivos y muertos a la vez.- 1ª ed.- Buenos Aires: Siglo Veintiuno Editores, 2017.

Libro digital, EPUB.- (Ciencia que ladra… // dirigida por Diego Golombek)

Archivo Digital: descarga

ISBN 978-987-629-734-9

1. Física Cuántica. I. Título.

CDD 539

© 2017, Siglo Veintiuno Editores Argentina S.A.

Ilustraciones de portada: Mariana Nemitz

Diseño de portada: Peter Tjebbes

Digitalización: Departamento de Producción Editorial de Siglo XXI Editores Argentina

Primera edición en formato digital: abril de 2017

Hecho el depósito que marca la ley 11.723

ISBN edición digital (ePub): 978-987-629-734-9

Este libro (y esta colección)

BOHR: −Era una paradoja fascinante.

HEISENBERG: −Y a vos te encantaban las paradojas, ese es tu problema. Te regodeabas en las contradicciones.

Michael Frayn, Copenhague

Hay otros mundos, pero están en este.

Citado por Paul Éluard en Donner à voir

Todos hemos oído hablar de ella, para bien o para mal. Sí, la física cuántica está entre nosotros y parece haber extendido sus dominios no solo por los fascinantes terrenos que con justicia le pertenecen, sino por otros más dudosos en los que posiblemente no tenga tanto para decir: la conciencia, la toma de decisiones, la dieta de la luna…

Esto nos muestra que, como todo aquello que no conocemos del todo o, peor aún, que no logramos comprender, la cuántica existe y ha invadido la vida cotidiana, yendo más allá del micromundo donde predice maravillas con precisión de relojero, aunque –como dice el autor de este libro– esas maravillas siempre sean probabilidades y nunca certezas.

Es curioso: algunos de los grandes pilares de la física moderna –la relatividad, la cuántica, entre otros– ya son grandecitos… en algunos casos, más que centenarios. Y aun así no han llegado a las aulas, al sentido común, ni siquiera han atravesado las primeras puertas de nuestro entendimiento. Es cierto, como nos enseña Carlo Rovelli en sus Siete breves lecciones de física, que ambos pilares no podrían ser más distintos:

La relatividad general es una piedra preciosa, compacta […] una visión sencilla y coherente de gravedad, espacio y tiempo. La mecánica cuántica, en cambio, ha obtenido un éxito experimental sin parangón y ha traído aplicaciones que han transformado nuestra vida cotidiana (el ordenador en que estoy escribiendo, por ejemplo), pero un siglo después de su nacimiento todavía permanece envuelta en un extraño hálito de incomprensibilidad y de misterio.

Es hora, quizá, de penetrar un poco en ese extraño hálito, de robarle algún secreto a la naturaleza. Y para ello debemos, como se sabe, subirnos a hombros de gigantes… literalmente. Nuestro guía será un gigante de la física, fácilmente reconocible en los pasillos de la facultad, en los congresos, en las manifestaciones a favor de la ciencia argentina: se trata de Juan Pablo Paz, uno de nuestros científicos más prestigiosos en el mundo y, claro, el experto en la física cuántica.

No habrá gurúes ni místicos en estas páginas, sino una teoría que logró solucionar y explicar algunos de los mayores problemas de la física del siglo XX. Y todo empezó con los cuantos, una especie de truco inventado por Max Planck para explicar un experimento, unos paquetes de energía que luego fueron demostrados paso a paso por cráneos como Albert Einstein y Niels Bohr (una pareja genial, aun cuando luego se fueron distanciando, con la célebre sentencia de don Albert de que Dios no juega a los dados). Estas ideas se mantuvieron firmes para explicar la química, la electrónica, hasta algunos fenómenos del cosmos. Ayudaron, por ejemplo, a definir la luz como una mezcla de ondas y partículas o, como prefiere Juan Pablo, partondas u ondículas.

Pero las cosas se ponen complicadas cuando la teoría se formaliza y propone consecuencias de esas que dan tortícolis, como la primera vez que alguien nos dice que esa estrella que estamos viendo ahí arriba posiblemente ya no exista más, por el tiempo que tardó la luz en llegar hasta nosotros. Peor aún cuando la teoría nos dice que el azar es intrínseco a la naturaleza… Estos polaroids de locura ordinaria vienen de la mano de Werner Heisenberg, entre otros, cuando trata de explicarnos que en el mundo infinitamente pequeño, el de los electrones, nada es del todo real ni del todo ficticio. Los electrones existen cuando los miramos, cuando interactúan, cuando saltan de un lado al otro… al azar. No lo piensen mucho, a riesgo de terminar en un cuarto con paredes forradas en colchones. O mejor: antes de pensarlo, lean este libro.

Un libro que no deja átomo con cabeza: nos ofrece una receta para atrapar fotones de a uno, nos ayuda a seguir el ser o no ser del electrón y sus propiedades y hasta descifra el mundo del entrelazamiento cuántico, esa extrañísima propiedad que afirma que las partes de un objeto siguen comunicadas aun si están en laboratorios a kilómetros de distancia. De ahí a la teletransportación, hay solo unos pocos capítulos de Viaje a las estrellas (Beam me up, Scotty, diría el capitán Kirk).

Hace muchos años mi papá solía confundirme con la pregunta ¿Cuántos cuantos tiene un cuanto? (supongo que era un chiste que reflejaba el particular sentido del humor de los estudiantes de química de entonces). Hoy Juan Pablo Paz por fin me da algunas respuestas, aunque en el camino nos deje pensando con afirmaciones como que los experimentos que no se realizan no tienen resultados. No apto para cardíacos, pero sí para curiosos que quieran asomarse a una de las teorías más maravillosas y sólidas de la ciencia moderna.

Esta colección de divulgación científica está escrita por científicos que creen que ya es hora de asomar la cabeza por fuera del laboratorio y contar las maravillas, grandezas y miserias de la profesión. Porque de eso se trata: de contar, de compartir un saber que, si sigue encerrado, puede volverse inútil.

Ciencia que ladra no muerde. Solo da señales de que cabalga.

Diego Golombek

Agradecimientos

A Lea y Gervasio, mis queridos viejos, que amaban los libros y que nunca dejaron de luchar por un mundo mejor.

A mis amados hijos, Mariana y Luciano, y a Andrés: ojalá leas esto algún día…

A mi familia, Florencia, Marcela, Julián, Nacho, Lucía, Emilia, Mateo y a todos los primos y primas de la gran familia Rivelis Schmilchuk.

A mis amigos de la vida, que saben muy bien quiénes son. A quienes me quieren y a quienes quiero (a vos, muy especialmente, GS).

A mis maestros, a Mario, a Willy Dussel (que nos enseñó mucho más que física), a mis colegas y amigos de la física, a Wojciech, Marcos y tantos otros…

A mis estudiantes, que son mis maestros, y al grupo cuántico del Departamento de Física (DF), en especial a Christian, Augusto y Richi, que empujaron la loca idea del Laboratorio de Iones y Átomos Fríos que pronto será realidad.

A mis compañeros del DF, que trabajan por una universidad pública de calidad en un país más justo. A la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA, que mantiene vivo el legado de Rolando García, y al Conicet.

A Copenhague, con el recuerdo de Carlos Gandolfo, Juan Carlos Gené y Alberto Segado (¡y a Guillermo Jaim Etcheverry por ser mi agente teatral!).

A los que luchan por un país más justo, al grupo Ciencia y Técnica Argentina (CyTA) y, en especial, a los pibes que siempre van a estar…

A todos los que me preguntaron sobre la cuántica, que siempre me fascinó y sobre la que, para mi sorpresa, me encontré conversando una tarde de diciembre de 2016 en el patio de visitas de una injusta cárcel en Jujuy…

Y, por supuesto, a Siglo XXI y a Diego, por la paciencia y la confianza.

Introducción

Este es un libro sobre los misterios que me fascinaron desde el secundario, cuando decidí estudiar física. En él hablaré sobre la física cuántica, y trataré de que no resulte incomprensible para mi hija y mis sobrinos (mi hijo, físico, en este caso queda excluido).

Escribo en un lugar especial, en una oficina con vista al Panteón de París. Visito el laboratorio donde Serge Haroche hizo experimentos históricos que le valieron el Premio Nobel de Física de 2012. En un acto de cholulismo, ayer pedí que me tomaran una foto. En ella me veo sosteniendo dos espejos que, enfrentados, forman una cavidad esférica que permite atrapar fotones, los cuantos de luz. En esa cavidad, esos paquetes de energía luminosa sobreviven por una décima de segundo, un tiempo corto para nosotros pero largo para ellos, ya que casi les alcanzaría para dar una vuelta alrededor de la Tierra. Esta esfera espejada tiene pequeños orificios a través de los cuales Haroche y su grupo lograron –después de un trabajo titánico– enviar átomos de a uno por vez. Sí, leyeron bien: los átomos son controlados uno por uno. Nunca antes en la historia de la humanidad habíamos sido capaces de concertar un encuentro a solas entre un único átomo y un único fotón.

Entre las paredes espejadas de la cavidad, el átomo y el fotón se entrelazan, forman una unidad y ponen de manifiesto los aspectos más extraños y misteriosos de la física cuántica, sobre los que hablaremos en este libro. Pero los trabajos de Haroche no sólo permitieron exhibir las rarezas de la física cuántica, sino que forman parte de aquellos que dieron lugar a la segunda revolución cuántica que vivimos en la actualidad: la era de las computadoras cuánticas, en cuyas notables capacidades incursionaremos hacia el final de este libro.

La física cuántica tiene un aura de misterio, y a veces se la presenta como una rama exótica de la física. Nada más

Has llegado al final de esta vista previa. ¡ para leer más!
Página 1 de 1

Reseñas

Lo que piensa la gente sobre La física cuántica

4.3
3 valoraciones / 0 Reseñas
¿Qué te pareció?
Calificación: 0 de 5 estrellas

Reseñas de lectores