Disfruta de millones de libros electrónicos, audiolibros, revistas y más

A solo $11.99/mes después de la prueba. Puedes cancelar cuando quieras.

Guía para principiantes. Nociones de luz y sombra

Guía para principiantes. Nociones de luz y sombra

Leer la vista previa

Guía para principiantes. Nociones de luz y sombra

valoraciones:
4.5/5 (2 valoraciones)
Longitud:
279 páginas
47 minutos
Publicado:
19 sept 2019
ISBN:
9788434242388
Formato:
Libro

Descripción

El objetivo de esta GUIA PARA PRINCIPIANTES es iniciar al lector en la representación de los efectos de luz y sombra en la pintura. Estudiar y comprender cómo la luz moldea los cuerpos y provoca las sombras dando lugar al efecto de volumen. Comprender, distinguir y saber interpretar los contrastes entre luces y sombras de distintas maneras en función de la técnica, la intensidad de la luz, la expresividad y la intención que el artista quiere dar a la pintura.
Este libro pretende convenverle de la efectividad de la representación del sombreado para explicar el volumen y dar mayor emoción a un modelo, por medio de textos breves, concisos y refrendados por numerosos ejercicios, pruebas de color, indicaciones y consejos que le ayudarán a solucionar los inconvenientes que puedan surgir durante el desarrollo de los ejercicios. Por eso, podemos decir que el presente cuaderno constituye una guía didáctica elemental para aprender a iluminar y sombrear cualquier motivo.
Publicado:
19 sept 2019
ISBN:
9788434242388
Formato:
Libro


Relacionado con Guía para principiantes. Nociones de luz y sombra

Leer más de Equipo Parramón Paidotribo

Libros relacionados

Artículos relacionados

Vista previa del libro

Guía para principiantes. Nociones de luz y sombra - Equipo Parramón Paidotribo

futuristas

Presentación

El efecto que causa el SOMBREADO

Luz y sombra son un binomio indisoluble, dos caras de una misma moneda. La luz es el elemento generador que trae consigo la presencia de vida, de vigor; la sombra, en cambio, remarca la materialidad y corporeidad de las cosas y estimula la variedad y diversidad cromática en una pintura. El contraste entre luces y sombras irrumpe en la escena del arte como un agente activo que contribuye a definir la orientación de los objetos en el espacio y a describir su volumen, a definir la forma de la superficie en la que aparecen, convirtiéndose así en algo inherente al objeto.

Los efectos que la luz causa sobre los cuerpos se han utilizado con frecuencia en el dibujo y la pintura para definir los relieves y describir la textura, la calidad táctil de los objetos. En la pintura, por lo tanto, es algo que hay que tener muy en cuenta. El estudio de estos efectos merece una cuidada atención por parte de cualquier artista, sea principiante o aventajado.

No sólo define físicamente la realidad visual (el espacio, la forma, el volumen…), sino que la luz también la presenta a nivel sensitivo y emocional. Manipular o desplazar la fuente de luz no sólo suponen cambiar la apariencia del objeto iluminado, sino su intención dramática, su expresión. Si se controla el color, la intensidad, la calidad y la distancia de la fuente de luz que incide sobre un modelo, es posible crear escenas alegres con efusivos colores; ambientes tétricos y dramáticos logrados con una luz directa y potente que provoca sombras muy contrastadas; atmósferas misteriosas y fantasmagóricas que se consiguen iluminando un bodegón con una luz muy tenue (como si las formas de los objetos emergieran levemente de una espesa negrura); o anular cualquier sombra, desvelar el misterio que se esconde en la oscuridad, bañando el tema con una luz difusa.

Por la importancia que desempeña la iluminación, y el sombreado como consecuencia de ésta, en la construcción de la imagen pictórica, este tema se ha convertido en el efecto más buscado de la mayoría de artistas, sean valoristas o coloristas, de todos los que huyen de un tratamiento lineal, y que basan la construcción de sus pinturas en el contraste tonal o de gamas cromáticas.

Principios generales de la representación de LUZ y SOMBRA

Una obra construida únicamente con trazos o pinceladas lineales no suele ser suficiente para explicar el volumen y la distancia de cada plano. Para ello es imprescindible la intervención de la luz, y los contrastes con las sombras como elementos definitorios y clarificadores. La aparición de la sombra rompe los límites del dibujo y establece categorías de lo pictórico. Cuando éstas aparecen dando la réplica a la luz, el artista sabe que se adentra en otro mundo no ajeno al de la lógica, el tema se presenta más dinámico, variado y entretenido. La búsqueda del contraste, de la confrontación de claros y oscuros se convierte en el principal objetivo, es entonces cuando los brillos, las luces incidentes y las reflejadas adquieren un inusitado interés. El pintor que utiliza efectos de iluminación es muy consciente del poder de estos contrastes, por esto le invitamos a conocerlos, junto a diversos recursos que ofrecen una gran variedad de soluciones interpretativas.

El efecto de la LUZ

La luz es un fenómeno que se relaciona con lo inmaterial, pues escapa de las leyes de la gravedad. Se trata de un elemento repleto de contenidos conceptuales, simbólicos y vivenciales. Comporta cierta magia, y se relaciona con todo aquello que tenga un halo espiritual. Por todo esto, no resulta difícil comprender que la atracción que ejerce la luz en el artista va más allá de su función únicamente práctica como elemento definitorio de volúmenes y espacios.

Las sombras pueden confundirnos o crear escenas imposibles como la que aquí se muestra, donde los tres objetos aparecen erróneamente sombreados desde tres fuentes de luz distintas.

La luz revela el objeto

La luz, dependiendo de su intensidad, color y procedencia nos desvela la vida, determina la forma en que percibimos el mundo. Sin ella nada sería visible a nuestros ojos. En el aspecto físico, la luz nos permite descubrir la forma y el tamaño de los cuerpos. En algunos casos, se trata de una luz que crea atmósfera de gran sensualidad; en otros, de una luz rotunda que crea fuertes contrastes y que subraya la forma de los objetos; y aun en otros, es una luz cegadora a contraluz que perturba los perfiles de las cosas y evoca un mundo sobrenatural.

Función descriptiva y compositiva de luces y sombras

La luz desempeña un papel determinante en la percepción de la pintura. El concierto de claros y oscuros ofrece una visión inmediata de la disposición de los elementos, del contenido de la obra. Si además la pauta tonal es fuerte, estimula a un examen más próximo y detenido. Aparte de la puramente descriptiva, la distribución de luces y sombras se organiza basándose en una intención compositiva, ordenando las partes, creando recorridos visuales.

EL INTERÉS DE LA SOMBRA

En una representación monocroma la ausencia de sombreado proporciona una imagen plana, falta de

Has llegado al final de esta vista previa. ¡ para leer más!
Página 1 de 1

Reseñas

Lo que piensa la gente sobre Guía para principiantes. Nociones de luz y sombra

4.5
2 valoraciones / 0 Reseñas
¿Qué te pareció?
Calificación: 0 de 5 estrellas

Reseñas de lectores