Disfruta de millones de libros electrónicos, audiolibros, revistas y más con una prueba gratuita

A solo $11.99/mes después de la prueba. Puedes cancelar cuando quieras.

Guía para principiantes. Pintura de bodegón
Guía para principiantes. Pintura de bodegón
Guía para principiantes. Pintura de bodegón
Libro electrónico279 páginas1 hora

Guía para principiantes. Pintura de bodegón

Calificación: 4 de 5 estrellas

4/5

()

Información de este libro electrónico

El objetivo de esta GUIA PARA PRINCIPIANTES es introducir al lector en la técnica de la pintura de bodegones. Este género presenta muchas ventajas para el principiante: es el mejor modelo para aprender a componer, pues permite una enorme variedad de distribuiciones, vistas y encuadres distintos; la simplicidad y forma geometrizante de muchos de los objetos que lo componen, lo convierte en un buen motivo para iniciarse en el dibujo; y finalmente, proporciona al artista un control completo sobre el modelo. Este libro se presenta como una aproximación a éste género universal, una guía didáctica elemental que nos permite resolver cualquier cuestión compositiva e interpretativa y así recrear la naturaleza muerta de manera convincente, gracias a textos breves refrendados por numerosos pasos a paso, indicaciones y consejos que le ayudarán a solucionar las dificultades que puedan surgir durante el desarrollo de los ejercicios.
IdiomaEspañol
Fecha de lanzamiento19 sept 2019
ISBN9788434242357
Guía para principiantes. Pintura de bodegón

Categorías relacionadas

Comentarios para Guía para principiantes. Pintura de bodegón

Calificación: 4 de 5 estrellas
4/5

1 clasificación0 comentarios

¿Qué te pareció?

Toca para calificar

Los comentarios deben tener al menos 10 palabras

    Vista previa del libro

    Guía para principiantes. Pintura de bodegón - Equipo Parramón Paidotribo

    técnica.

    LENGUAJE formal y REPRESENTACIÓN del BODEGÓN

    En las naturalezas muertas es donde, por primera vez, el artista aficionado reconoce sus cualidades como pintor. Es el primer modelo que se toma como referente cuando se inicia un programa de aprendizaje artístico, y esto se debe a que el bodegón constituye un excelente banco de pruebas para aprender a utilizar los elementos del lenguaje pictórico: la forma, el color, el espacio, la textura y la factura, para transmitir con precisión lo que nos mueve a pintar. Una vía de profundización en las cuestiones de la realidad visual y las posibilidades de interpretación que ésta permite.

    Estudiar la COMPOSICIÓN

    Antes de dibujar es necesario aprender a componer el bodegón, esto significa arreglar, disponer los elementos del cuadro para lograr un conjunto satisfactorio. Aunque no existen recetas infalibles para conseguir composiciones equilibradas, el principio de unidad y variedad es imprescindible para abordar con garantía de éxito cualquier bodegón.

    Conviene componer adecuadamente los grupos florales. He aquí un ejemplo de composición simétrica y estática, donde todas las flores apuntan en una misma dirección.

    Selección de los objetos

    Se escogen elementos cuyo diseño sea agradable, que combinen entre sí y ofrezcan afinidad y consonancia respecto a estilo, calidad y función. Se evitará incluir objetos que presenten una decoración muy complicada. Luego, se colocan de un modo documental, en una posición donde se explica claramente lo que son.

    Cuidado con las flores

    Si decidimos trabajar con bodegones florales, éstas deben disponerse de manera que parezcan naturales e informales. Deben superponerse unas a otras, con sus capítulos girados en diferentes direcciones. La simetría y el equilibrio de los arreglos florales no suelen ser buenos sujetos para el dibujo o la pintura.

    Dado que el bodegón es de naturaleza estática, debe potenciarse el movimiento rítmico procurando que las flores apunten en varias direcciones.

    DISPONER LOS ELEMENTOS

    El mayor peligro que existe en la disposición de los objetos, antes de pintarlos, es que aparezcan aislados o demasiado separados entre sí.

    Un exceso de objetos acumulados en la parte central del cuadro da excesiva rigidez a la composición y afea el resultado.

    Una composición correcta donde los objetos no se muestran apretados. Las obras asimétricas tienden a la variedad, por ello resultan mucho más atrayentes para el espectador.

    Consejo

    Los objetos deben agruparse de manera que se superpongan unos a otros, para dar al grupo cierta profundidad, y dejar algunos en primer plano.

    Unidad y diversidad

    Uno de los objetivos más importantes de la composición es obtener equilibrio visual por medio de la unidad. Éste se logra introduciendo elementos que están relacionados con otros. Estos vínculos visuales resultan adecuados, porque las formas emparentadas nos satisfacen más que las inconexas. La unidad debe mostrarse en equilibrio con la diversidad, que se consigue descolocando algún objeto, potenciando la asimetría y el contraste entre luces y sombras, texturas o colores.

    Estudiar el punto de vista

    Antes de sentarnos a pintar, es importante tomar cierta distancia y evaluar el tema, tratando de verlo como un rompecabezas de formas, colores y tonos entrelazados que conforman una disposición equilibrada. Luego escogemos el mejor punto de vista posible realizando varios bocetos o apuntes preparatorios que nos ayuden a seleccionar el encuadre y la posición que vamos a adoptar.

    Cuando se han dispuesto varios elementos sobre una mesa no debemos conformarnos con la visión frontal del modelo, tenemos que desplazarnos alrededor del mismo y estudiar los diversos puntos de vista que ofrece, valorar cuál es el más adecuado según nuestras necesidades.

    BUSCAR LÍNEAS INTERNAS

    Una manera clásica para conseguir composiciones sorprendentes es disponer los elementos a partir de unas líneas imaginarias que determinen la situación de las formas.

    La composición en diagonal es la más sencilla y eficaz. Las diagonales que cruzan una tela sugieren desplazamientos en profundidad.

    Debe componerse el bodegón formando líneas compositivas. Al dibujarlo, se desplazan algunos objetos buscando coincidencias lineales, como sucede en esta disposición en zigzag.

    Distribuir y plantear ESQUEMAS

    La composición de un bodegón no empieza al pintar, sino

    ¿Disfrutas la vista previa?
    Página 1 de 1