Disfruta de millones de libros electrónicos, audiolibros, revistas y más con una prueba gratuita

A solo $11.99/mes después de la prueba. Puedes cancelar cuando quieras.

Cuidados enfermeros en quirófano
Cuidados enfermeros en quirófano
Cuidados enfermeros en quirófano
Libro electrónico611 páginas6 horas

Cuidados enfermeros en quirófano

Calificación: 0 de 5 estrellas

()

Leer la vista previa

Información de este libro electrónico

Se dotará de todos los conocimientos necesarios a la hora de tener que realizar una intervención menor ambulatoria como puede ser: realizar sutura de heridas cutáneas, drenaje de abscesos, extirpación de lesiones cutáneas,… y poder dar al paciente una recomendación fiable de cómo tiene que cuidar esas lesiones. También para que puedan trabajar en el servicio de quirófano, y desarrollar en el mismo una labor de calidad.

Se mostrará la trascendencia que tiene que el material, instrumental quirúrgico y aparataje fundamental esté en correcto estado antes de realizar cualquier intervención quirúrgica. Formando en el tipo de instrumentalización que requiere el quirófano dependiendo del tipo de intervención quirúrgica que se va a realizar, ya sea ocular, traumatológica, cardiovascular,etc.

Se aportará la información necesaria sobre los cuidados que requiere el paciente antes, durante y después de una intervención quirúrgica. Además de las nociones básicas de anestesiología necesarias para realizar correctamente su trabajo y poder prever la forma de actuar en caso de que ocurra algún problema.

Se capacitará para que sepa preparar al paciente antes, durante y después de una intervención quirúrgica.
Tema 1. El Servicio de Quirófano.
1.1. La Organización y Estructura Física del Quirófano
1.2. Personal del Equipo Quirúrgico
1.3. Principios Éticos

Tema 2. Funciones de Enfermería en Quirófano.
2.1. La Enfermera Anestesista
2.2. La Enfermera Circulante
2.3. La Enfermera Instrumentista

Tema 3. Técnicas Estériles.
3.1. El Proceso de Infección
3.2. Concepto de Asepsia y Esterilidad
3.3. La Higiene Personal
3.4. El Lavado de Manos
3.5. Colocación de la Indumentaria Estéril
3.6. Apertura de los Artículos Estériles y Técnica para echarlos al Campo
3.7. La Circulación dentro del Quirófano

Tema 4. Preparación Quirúrgica del Paciente: Cuidados Preoperatorios y Diagnósticos de Enfermería.
4.1. Recepción del Paciente
4.2. Apoyo Psicológico durante el Preoperatorio
4.3. Cuidados Preoperatorios
4.4. Diagnósticos de Enfermería durante el Preoperatorio. Intervenciones.

Tema 5. Traslado y Colocación del Paciente en el Quirófano.
5.1. Trasferencia del Paciente a la Mesa de Operaciones.
5.2. Colocación del Paciente.
5.3. Colocación de los Campos Quirúrgicos.

Tema 6. Organización del Quirófano para la Intervención.
6.1. Tipos de Cirugía
6.2. Aparataje Básico en el Quirófano
6.3. La Preparación del Quirófano
6.4. Instrumentación Quirúrgica Básica

Tema 7. La Anestesia y la Medicación.
7.1. Cuidados Previos a la Anestesia
7.2. Tipos de Anestesia
7.3. Anestésicos
7.4. Elementos necesarios para la Anestesia
7.5. Medicación Quirúrgica Básica

Tema 8. Procedimientos Quirúrgicos según Sistemas.
8.1. Cirugía General
8.2. Cirugía Torácica
8.3. Cirugía Cardíaca
8.4. Cirugía Urogenital
8.5. Cirugía Ginecológica
8.6. Cirugía Traumatológica
8.7. Cirugía Otorrinolaringológica
8.8. Cirugía Oftalmológica
8.9. Cirugía Maxilofacial
8.10. Neurocirugía
8.11. Cirugía Plástica
8.12. Cirugía Pediátrica

Tema 9. Suturas y Material Quirúrgico.
9.1. Las Suturas
9.2. Tipos de Drenaje
9.3. Tipos de Antisépticos
9.4. Tipos de Compresas

Tema 10. Unidad de Recuperación Postoperatoria. Cuidados y Diagnósticos de Enfermería.
10.1. Unidad de Recuperación Postoperatoria
10.2. Cuidados de Enfermería durante el Postoperatorio
10.3. Alta de la Unidad Postoperatoria
10.4. Diagnósticos de Enfermería en el Postoperatorio. Intervenciones

Tema 11.- Limpieza y Desinfección del Instrumental Quirúrgico.
11.1. Introducción
11.2. Limpieza del Material
11.3. Desinfección
11.4. Esterilización
11.5. Envoltura de los Materiales

Tema 12.- Prevención de Riesgos Laborales en el Quirófano.
12.1. Prevención de Agentes Físicos
12.2. Prevención de Agentes Biológicos
12.3. Prevención de Agentes Químicos
12.4. Prevención de Riesgos Psicosociales
12.4. Gestión de Residuos Sanitarios
IdiomaEspañol
Fecha de lanzamiento22 ene 2019
Cuidados enfermeros en quirófano
Leer la vista previa

Relacionado con Cuidados enfermeros en quirófano

Libros electrónicos relacionados

Artículos relacionados

Comentarios para Cuidados enfermeros en quirófano

Calificación: 0 de 5 estrellas
0 calificaciones

0 clasificaciones0 comentarios

¿Qué te pareció?

Toca para calificar

Los comentarios deben tener al menos 10 palabras

    Vista previa del libro

    Cuidados enfermeros en quirófano - Marina Antúnez Estudillo

    1.1. La estructura física del quirófano

    1.1.1. El área restringida

    1.1.2. El área semirrestringida

    1.2. Personal del equipo quirúrgico

    1.2.1. El trabajo en equipo

    1.2.2. Pautas para resolver un conflicto

    1.3. Seguridad del paciente

    1.3.1. El código deontológico de enfermería

    1.3.2. El consentimiento informado

    1.3.3. Los comités de ética

    1.1.La estructura física del quirófano

    Definición

    El quirófano puede definirse como una estructura independiente en la que se llevan a cabo intervenciones quirúrgicas.

    El quirófano debe quedar situado en una zona asequible para todas las zonas del hospital, pero debe estar totalmente aislado tanto de ruido como del tránsito.

    Todo quirófano ha de cumplir con una serie de requisitos en cuanto a su estructura física. El entorno físico de un quirófano va a estar comprendido por las diferentes áreas de trabajo, el diseño, los sistemas de ventilación, la iluminación, etc.

    Es difícil determinar unas características precisas en lo que se refiere al diseño y localización del área quirúrgica, siempre se ha tendido a intentar establecer modelos fijos que resultasen óptimos, pero hoy día lo que se pretende conseguir es el máximo grado de funcionalidad posible, adaptando el diseño al espacio que se disponga y a la tecnología que precisen las diferentes cirugías.

    Podemos decir que el diseño de un quirófano debe basarse en los siguientes principios:

    El área de quirófano se divide en tres áreas, cada una de ella va a contar con una serie de características que veremos a continuación.

    1.1.1.El área restringida

    En el área restringida es donde se sitúa en sí el quirófano. En ella también se sitúa las salas de procedimientos menores y los corredores estériles, estos serían la antesala del quirófano, la sala de lavado del personal, la sala de lavado del instrumental y el área donde se sitúa el material estéril.

    Características del quirófano

    La estructura de un quirófano varía dependiendo de cada centro hospitalario, pero lo más común es que la planta sea rectangular o cuadrada. Igualmente ocurre con sus dimensiones que no solo variará en función del centro sino también del tipo de cirugías que se vayan a practicar en él; obviamente existen intervenciones quirúrgicas que debido a sus peculiaridades deberá disponer del suficiente espacio para que se pueda realizar de manera correcta. Lo normal es que para cirugía estándar ocupen aproximadamente unos 30 m² mientras que para otras especialidades deberá disponer de un espacio situado en torno a 40-50 m².

    Los suelos, techos y paredes:

    Deben cumplir los siguientes requisitos:

    –El material empleado en su construcción debe ser no poroso, impermeable, ignífugo, sin uniones, no reflectante y que resista a los productos desinfectantes. Además debe ser fácil de limpiar.

    –El techo debe tener al menos 3 metros de altura ya que de esta manera puede albergar numerosos elementos que se utilizan como por ejemplo brazos móviles, lámparas, cámaras, etc. Si en él se emplean radiaciones deberá estar reforzado con placas de plomo. Puede llevar aislantes acústicos.

    –En cuanto a las paredes, se recomienda que sean de vinilo y sellado con material plástico de relleno. Los azulejos presentan un inconveniente y es que si las juntas son porosas correrá el riesgo de que se rompa, asimismo cabe decir que debe tener una buena unión con el suelo para evitar la acumulación de detritus. Para evitar estos problemas se recomienda pavimentos moldeables que permiten elevar el material del suelo aproximadamente unos 3-4 cm sobre la pared.

    –En el suelo también se utilizan azulejos de vinilo, aunque también puede emplearse terrazo y material acolchado. Si en el quirófano se emplean gases anestésicos inflamables debe contar con el requisito de que sean conductores. También debe tener desagües de vaciado de flujo horizontal ya que esto evita las salpicaduras.

    Las puertas:

    Deben ser amplias para que pueda entrar camas especiales, aparatos de rayos, etc. Se recomienda la instalación de puertas correderas ya que las batientes producen una corriente de aire al abrirlas y cerrarlas.

    Debe poseer una, dos o más pero siempre estarán cerradas durante las intervenciones para mantener la asepsia.

    La iluminación:

    En los quirófanos se utilizan diferentes tipos de fuentes de luz, cada uno de ellos tiene una función específica y está diseñada para cumplir unos determinados propósitos.

    La iluminación general es a través de tubos fluorescentes blancos, mientras que en el campo quirúrgico será a través lámparas de luces leds movibles Las luces leds emiten un tinte blanco-azul intenso que hace que la vista se fatigue menos, además la mayor parte de la energía que trasmite se da como luz y no como calor.

    Lámpara

    Las lámparas quirúrgicas móviles o cialíticas está diseñadas con el propósito de alumbrar el campo quirúrgico. La mayoría de ellas crean un punto focal rodeado por un área de iluminación más amplia y menos intensa. Normalmente habrá dos suspendidas en el techo y constituidas por uno o dos brazos que permiten una movilidad completa y evitan las sombras. Estarán situadas en una posición lógica para obtener la mejor iluminación posible, además, se fijarán unos mangos estériles, (de un solo uso o estériles) al centro de cada lámpara para que los miembros del equipo quirúrgico puedan dirigir la luz durante la operación. Además, poseen diferentes niveles de intensidad de luz así como la posibilidad de iluminar todas las áreas de la lámpara o solamente parte de ellas.

    Deben tener un suministro eléctrico autónomo, además de que en el caso de que haya un fallo eléctrico se activen a través de una fuente de emergencia.

    Además de las lámparas generales y las lámparas cialíticas, existen otros tipos de luces auxiliares como los focos de luz de fibra óptica, llamados fotóforos, que se puede colocar el cirujano sobre la cabeza y que le sirve para ver mejor los campos profundos, gracias a sus lentes de aumento.

    Fotóforos

    La temperatura:

    La temperatura de un quirófano debe oscilar entre 20-24 ºC ya que es la temperatura ideal tanto para el paciente como para el personal, y además es una temperatura beneficiosa para evitar el crecimiento bacteriano.

    Los encargados de la regulación de la temperatura es el servicio de mantenimiento, aunque existen algunos quirófanos que disponen de un termostato para la climatización individual.

    La humedad:

    El control de la humedad es fundamental para reducir el riesgo de infección, así como para controlar la electricidad estática y la consiguiente ignición de soluciones inflamables u objetos en el quirófano.

    Se recomienda que la humedad se sitúe en torno a 50-60% ya que un porcentaje mayor favorece la aparición de humedad en el material estéril y fomenta el crecimiento fúngico, y un porcentaje menor favorecería la concentración de bacterias en el polvo del espacio quirúrgico y la acumulación de electricidad estática.

    El flujo de aire:

    El flujo de aire no puede ir desde las zonas no restringidas hacia las restringidas ya que fomentaría el riesgo de infección.

    La presión del aire dentro de las salas de operaciones debe situarse a un nivel 10% superior al de las zonas semirrestringidas. Además, las puertas no se deben abrir, debiendo quedar cerradas para mantener la presión positiva diferencial de una zona a otra. Esta presión positiva fuerza al aire a salir desde la sala de operación hacia el corredor y evita la contaminación aérea.

    Lo normal es encontrar un sistema de ventilación autónomo para los quirófanos, que realiza alrededor de 15-20 renovaciones por hora, sin recirculación de aire, o con sistema de recirculación, el cual debe renovarse al menos tres veces con aire exterior. En este último caso se debe vigilar que el aire reciclado no provenga de otros ambientes hospitalarios, además deben existir salidas auxiliares para la eliminación de los gases anestésicos.

    El aire introducido se filtra a través de los siguientes niveles:

    –Prefiltro.

    –Filtro de alta eficacia (HEPA). Es capaz de retirar partículas de 0,3µm o mayores con una tasa de eficiencia de 99,97%. Estos filtros deben cambiarse con regularidad para que mantengan su efectividad.

    –Filtro absoluto.

    El aire se hace circular desde rejillas situadas a nivel del techo y sale por otras cercanas al suelo sin crear ningún tipo de turbulencias. Esto permite que el aire se mueva de las zonas más limpias a las más sucias.

    Existen algunos quirófanos que disponen de un sistema de flujo laminar (LAF) que mueven un volumen contenido de aire en láminas o planos a una velocidad constante realizando unos 400-500 recambios de aire por hora. Es un sistema muy caro de implementar y mantener. Su eficiencia aún no está claramente demostrada.

    La instalación eléctrica y fontanería:

    La instalación eléctrica debe ser revisada y controlada de forma periódica. Ha de poseer un suministro aislado a través de la separación de circuitos, además debe tener una fuente complementaria para la lámpara central.

    Debe tener tomas de tierra para proteger las masas metálicas y señalizadores ópticos y acústicos para los sistemas de aislamiento de los circuitos.

    Deben existir suficientes enchufes con diferentes tipos de voltaje y se locali­zarán en las paredes en regletas suspendidas del techo o en las torres.

    En cuanto a la fontanería, debe disponer de tomas en las zonas de lavado de personal con grifos de codo o pedal, en la zona de lavado de instrumental, y algunos quirófanos en los que por el tipo de intervenciones sea necesario.

    Los gases medicinales:

    En los quirófanos se sitúan tomas de oxígeno, protóxido de nitrógeno y vacío. Se encuentra por duplicado y normalmente se sitúa en la torre de anestesia y a los pies de la cirugía. También en las paredes junto a las tomas para aire comprimido. El aire comprimido es fundamental para todos los equipos que perforan, seccionan o fresan. También tiene un papel importante en la administración de anestesia.

    Sistema de seguridad:

    Toda área quirúrgica debe regirse por el reglamento de instalaciones de protección contra incendios, debiendo tener sistemas de detección automática contra incendios en todas las salas, extintores portátiles de anhídrido de carbono o polvo seco, bocas de incendio equipadas con mangueras semirrígidas de 25 mm y pulsadores manuales de alarma.

    Mobiliario:

    Los elementos que son comunes a todas las intervenciones quirúrgicas son:

    –Equipo de anestesia:

    ∙Respirador.

    ∙Aspiradores.

    ∙Monitores.

    ∙Bombas de medicación.

    ∙Palos de goteo.

    ∙Desfibriladores.

    ∙Manta térmica.

    –Equipo de cirugía:

    De manera general existirá bisturí eléctrico o de argón y conectores para aspiración. Dependiendo del tipo de cirugía se encontrarán otros elementos como microscopios, aparatos de isquemia, etc.

    –Equipos especiales:

    Son específicos para cada tipo de intervención, por ejemplo torres para procedimientos endoscópicos, monitores para cateterización cardíaca, etc.

    –Carros:

    ∙Carro de anestesia: en él se sitúa todo el material necesario para la preparación de la anestesia incluyendo medicación, material necesario para la ventilación, la canalización de vías, la administración de drogas, etc. También suelen situarse los sueros.

    ∙Carro de material fungible: en él se sitúa material de uso frecuente en el quirófano como gasas, compresas, etc.

    –Mesas:

    Se pueden distinguir las siguientes:

    ∙Mesa de instrumentación: es lo suficientemente grande como para albergar todo el instrumental quirúrgico necesario.

    ∙Mesa de operación: tiene una cubierta de goma conductora. Puede ajustarse en altura, inclinación, orientación, quiebre en las articulaciones y longitud, para poder colocar al paciente en la postura adecuada. Además dispone de diferentes soportes y complementos como los apoyabrazos, perneras, receptáculo para albergar placas y estribos.

    ∙Mesa de mayo: este tipo de mesa cuenta con una bandeja superior regulable en altura y que se puede deslizar por encima del paciente. Suele emplearse para depositar el instrumental de uso más inmediato.

    ∙Mesas auxiliares: son pequeñas y se emplean para depositar diferentes elementos como guantes, batas, equipo de lavado, etc.

    Lebrillos y cubetas:

    Los lebrillos son utilizados para desechar las gasas durante la cirugía y proceder posteriormente a su recuento. Suelen tener ruedas para poderlo mover con facilidad.

    Las cubetas con soporte se emplean fundamentalmente para contener agua o solución salina estéril. Existen cubetas con un doble soporte.

    Tarima:

    A pesar de que la mesa de operaciones es regulable en altura, algunos cirujanos utilizan una tarima para subirse y asegurarse la visualización del campo.

    Ordenadores.

    Gabinete de suministro:

    Se utiliza para almacenar diversos artículos que se utilizan durante la intervención como suturas, gasas, sondas, sueros, guantes, desfibrilador, etc.

    Negatoscopios:

    Se utilizan para la visualización de radiografías. Están empotrados a la pared para no acumular polvo.

    Reloj:

    Debe existir un reloj por el cual todo el personal se regirá.

    Sistema de comunicación:

    Sirven para mantener el contacto con el exterior y puede ser a través de un interfono, con un sistema de iluminación, etc.

    Características de la antesala del quirófano

    Se comunica directamente con el quirófano y es el lugar donde se recibe al paciente y donde se le suele preparar canalizándole la vía venosa e incluso, en ocasiones, la administración de la anestesia regional.

    La antesala debe contar con tomas de oxígeno y vacío, documentación para analíticas y registros u ordenadores, armarios con material, etc.

    Características de la sala de lavado de personal

    Esta sala se comunica directamente con la sala de operaciones y es donde el personal se realiza el lavado quirúrgico. Aquí se sitúan pilas de lavado con la altura suficiente para evitar salpicaduras al exterior de las mismas. Los grifos deben ser manejados con un sistema de codo o pedal al igual que las soluciones jabonosas. Sobre las pilas deben situarse los cepillos.

    En esta sale debe haber calzas, protectores oculares, máscaras, gorros y escudos faciales que se deberán colocar previamente al lavado.

    Características del área de reanimación post-quirúrgica o recuperación

    Es el área donde permanece el paciente tras la operación y donde se le prestan los primeros cuidados así como el control de las constantes. Deben estar provistas de tomas de oxígeno y vacío, además deben disponer de monitores.

    Características de la sala del lavado del instrumental

    Es la sala donde se realiza la limpieza y desinfección del instrumental utilizado durante la intervención quirúrgica para posteriormente enviarlo a esterilizar. Está contigua a la sala de operaciones.

    Debe disponer de pilas de lavado, lavadoras, pistolas de agua y aire comprimido, sumidero, etc.

    Características del área de material estéril

    Es donde llega y se deposita el material esterilizado. Por ello debe contar con una buena comunicación con el servicio de esterilización.

    Debe cumplir las siguientes condiciones y es el tener una temperatura que oscile entre 18-22º y una humedad en torno 35-40% y un recambio de aire de 10 por hora.

    En ella se sitúan estanterías, armarios, cestas, etc., donde se colocan los materiales siguiendo un orden establecido y para facilitar su localización. Por otro lado, suelen encontrarse máquinas esterilizadoras a vapor que se emplean cuando es preciso un instrumental con inmediatez. También se encuentran neveras, calentadores de fluidos, etc.

    Todo el material situado en esta área debe ser revisado periódicamente revisando la cantidad de material así como su caducidad y localización.

    1.1.2.El área semirrestringida

    En ella se sitúa:

    –El pasillo de entrada a la zona restringida.

    Es de uso exclusivo para el personal el cual deberá ir vestido con la indumentaria de trabajo. Este pasillo se comunica con el resto de dependencias del personal.

    –El almacén.

    En el área quirúrgica debe haber varias zonas de almacén que serán distribuidas según su utilidad. Dependiendo de esto serán colocadas en zona aséptica o en zona séptica, situándose los materiales limpios en la zona central limpia de fácil acceso y los sucios en una zona más alejada para su almacenaje o eliminación.

    Dentro del almacén se puede distinguir.

    ∙El área de material fungible.

    En ella se alberga el material que se consume con el uso, por ejemplo jeringas, esparadrapos, sondas, apósitos, etc. Debe seguir un orden lógico para que sea fácil la localización de los diferentes materiales.

    ∙El área de material de anestesia.

    En ella se encuentra todos los materiales que se emplean en el proceso de anestesia: catéteres, tubos endotraqueales, sistemas de monitorización, etc., así como los fármacos. Hay que tener presente que aquellos fármacos que sean narcóticos serán guardados bajo llave y deberán obtenerse a través de un registro.

    –El área de equipos especiales.

    Es el área que se utiliza para el almacén de aparatos como microscopios, mesas ortopédicas, intensificadores de imágenes, etc. En ocasiones se tiende a dejarlos dentro del quirófano, pero si se dispone de esta área es mejor almacenarlos allí puesto que están más protegidos.

    –La sala de gases a presión.

    En ella se guardan las botellas de gases a presión, las cuales deben permanecer en posición vertical y fijadas a la pared por medio de una cadena o similar. Su utilización es esporádica por lo cual no suele haber muchas e incluso puede guardarse dentro de otro almacén si no existe una sala especial para ellos.

    –La sala de descanso del personal.

    Debe ser amplio y confortable y si es posible deben estar dotados de luz natural. Suelen situarse próximos a los vestuarios y el personal permanecerá en él con ropa limpia de trabajo.

    –El área no restringida.

    En esta área el personal puede ir vestido con ropa de calle. En ella se sitúa la sala de reuniones o despacho y los vestuarios.

    En el despacho o sala de reuniones es donde se realizan reuniones del personal, en ocasiones también se utiliza cuando vienen los comerciales como sala de presentación de nuevas tecnologías, técnicas, etc. Por ello debe estar dotado de ordenadores, televisión, videos, etc.

    En cuanto a los vestuarios, suelen estar separados por sexos y contienen armarios, baños y duchas. Aquí también se sitúan los uniformes de quirófano, que una vez utilizados se colocarán en un depósito específico y se mandará a la lavandería.

    Recuerda

    ¿Con qué servicios debe comunicarse un quirófano?

    Toda área quirúrgica debe tener buena comuni­cación con servicios como el banco de sangre, la sala de cuidados post­anestésicos, reanimación, UCI y UVI.

    1.2.Personal del equipo quirúrgico

    El equipo quirúrgico está formado por diferentes profesionales de diferentes ramas y trabajan de manera interdisciplinar.

    La responsabilidad dentro de un quirófano se centra en la actuación anestesióloga, la actuación quirúrgica y los cuidados de enfermería, por ello los responsables directos del paciente en el quirófano son los cirujanos, los anestesistas y el personal de enfermería.

    Dependiendo del tipo de intervenciones puede ser necesario el apoyo de otras especialidades como por ejemplo un radiólogo, un especialista en anatomía patológica, un hematólogo, etc.

    Veamos las funciones de algunos de los profesionales del área quirúrgica:

    –Anestesiólogo:

    Antes de que el paciente pase al quirófano es preciso que el anestesiólogo le haga una visita para explicarle el proceso que va a llevar a cabo, esto le aportará tranquilidad al paciente y puede contribuir a la disminución de la ansiedad.

    Dentro del quirófano el anestesiólogo debe comprobar el correcto funcionamiento del equipo de anestesia y debe prever la medicación necesaria. Debe revisar la historia clínica del paciente, los protocolos que se van a seguir y el informe de preanestesia. También debe comprobar que la hoja de consentimiento informado de anestesia, está firmada por el paciente. El consentimiento informado es un documento en el que se le explica al paciente el tipo de anestesia a utilizar, los posibles riesgos de la intervención así como las actitudes a tomar, (transfusiones, medicaciones, etc.)

    Su principal responsabilidad en el quirófano es la inducción y mantenimiento de la anestesia así como el control hemodinámico y respiratorio del paciente durante la intervención.

    Además debe elaborar un informe en el que se especifique:

    ∙El tipo de anestesia utilizado.

    ∙Los fármacos utilizados así como las vías de administración y dosis.

    ∙Los líquidos perfundidos.

    ∙Las técnicas utilizadas.

    ∙Los sucesos que hayan acaecido.

    ∙Los cambios que haya observado en el paciente antes, durante y tras la intervención quirúrgica.

    –Cirujano:

    Es el responsable de:

    ∙La indicación quirúrgica.

    ∙El protocolo de intervención.

    ∙El acto quirúrgico.

    ∙El seguimiento del estado del paciente cuando sale del área de recuperación.

    Debe coordinarse con el anestesiólogo y los enfermeros en las actuaciones sobre el paciente en el quirófano, además debe prever tanto los recursos humanos como materiales necesarios para la intervención.

    Junto con el resto del equipo, recibe al paciente y revisa su historia clínica y comprueba que las pruebas preoperatorias se hayan realizado correctamente.

    Su principal función va a ser la ejecución del acto quirúrgico, la realización del informe y la información a los familiares del paciente una vez concluida la intervención.

    –Personal de enfermería:

    Se encargan de realizar los preparativos del acto quirúrgico coordinándose con los cirujanos y los anestesiólogos.

    Es preciso que conozcan con antelación el parte quirúrgico para:

    ∙Conocer el tipo de intervención que se va a realizar.

    ∙Realizar la visita preoperatoria al paciente para conocerle y detectar sus necesidades.

    ∙Planificar los cuidados que se van a llevar a cabo.

    ∙Preparar el quirófano con todo el instrumental, material aparatos y fármacos que sean necesarios.

    ∙Colocar la mesa de operaciones teniendo en cuenta la posición que debe tomar el paciente durante la intervención.

    A la llegada del paciente deben:

    ∙Recibirle junto al resto del equipo.

    ∙Revisar que la hoja de preoperatorio de enfermería esté debidamente cumplimentada.

    ∙Comprobar que los documentos de consentimiento informado, tanto quirúrgico como anestésico estén firmados.

    ∙Comprobar que el paciente llega en condiciones adecuadas, es decir, en ayunas, sin objetos metálicos, sin prótesis, sin laca de uñas, etc. Para garantizar la seguridad del paciente utilizaremos la Lista de verificación de la seguridad de la cirugía de la OMS. Esta lista se puede dividir en varias etapas.

    La primera verificación se hará antes de la inducción de la anestesia:

    –Determinar el estado emocional del paciente y apoyarle en lo necesario aportándole toda la información que precise.

    Dentro del quirófano habrá tres enfermeros, cada uno tiene una función específica: el enfermero de anestesia, circulante y el instrumentista. Cuando por motivos organizativos sólo existen dos enfermeros, el circulante asumirá las funciones del enfermero de anestesia. El enfermero de anestesia será el encargado de ayudar al anestesiólogo en todo lo relativo a la anestesia y control del dolor. El enfermero circulante estará a disposición del instrumentista para facilitar todo el instrumental que se encuentre fuera del campo estéril. El enfermero instrumentista será el que, vestido de forma estéril, ayudará a los cirujanos durante la intervención.

    En cuanto al auxiliar de enfermería, colaborará con los enfermeros aportándoles todo lo que requieran durante la intervención quirúrgica. Otras actividades a realizar por el auxiliar son la ordenación, reposición y limpieza del instrumental, aparatos y material. Debe conocer las técnicas de esterilización y se encargará de enviar cada equipo para ser esterilizado.

    1.2.1.El trabajo en equipo

    Se puede definir a un equipo como un grupo que se reúne para conseguir uno o más objetivos comunes por medio de sus capacidades y competencias.

    Un buen trabajo en equipo es el resultado de las buenas relaciones existentes en él. Esto no quiere decir que no surjan conflictos, los conflictos son normales dado que las personas tienen diferentes tipos de ideas, capacidades para resolver problemas, etc., pero lo importante es que sepan manejar los conflictos, algunas actitudes que ayudan a ello son la empatía, la asertividad, la sinceridad, la autoconfianza, el estar dispuestos a debatir, a hacer concesiones y a aceptar los cambios.

    Todo el equipo debe ser consciente que deben ayudarse de manera mutua en ciertas tareas y tratar de solventar los obstáculos que sucedan.

    El equipo quirúrgico está formado por diferentes tipos de profesionales que deben tener sus funciones y tareas bien definidas y que deben comple­mentarse a la perfección con las del resto.

    Para enriquecer las decisiones es necesario que cada uno aporte desde su punto de vista información y conocimientos.

    Para ello es necesaria que exista buena coordinación que se conseguirá:

    –Programando reuniones semanales con todos los miembros del equipo.

    –Utilizando un mismo modelo de trabajo.

    –Elaborando protocolos para cada tipo de intervención.

    –Potenciando la asistencia a cursos de reciclaje profesional.

    –Fomentando un ambiente de confianza, bienestar e higiene.

    –Programando sesiones formativas sobre nuevas técnicas, normas, procedimientos, etc.

    –Cuidando de que los materiales y equipo sean utilizados y conservados adecuadamente.

    –Conociendo las normas de higiene, asepsia y esterilización.

    Cabe decir también, que no solo debe existir una relación efectiva entre ellos sino también con el resto de servicios del hospital con los que se mantiene contacto, por ejemplo el banco de sangre, los laboratorios, la UVI, urgencias, etc.

    Respecto al trabajo en equipo, la Ley 44/2003 de Ordenación de las Profesiones Sanitarias expone en su artículo 9 lo siguiente:

    ¿Disfrutas la vista previa?
    Página 1 de 1