Disfruta de millones de libros electrónicos, audiolibros, revistas y más

A solo $11.99/mes después de la prueba. Puedes cancelar cuando quieras.

ADGD137PO - Gestión empresarial

ADGD137PO - Gestión empresarial

Leer la vista previa

ADGD137PO - Gestión empresarial

Longitud:
317 páginas
2 horas
Publicado:
21 ene 2019
Formato:
Libro

Descripción

Mediante los conocimientos adquiridos en gestión empresarial, se otorgarán conceptos básicos de contabilidad y de gestión.

Para ello, además se familiarizará con las nuevas Herramientas Electrónicas de gestión empresarial.

Tema 1. Contabilidad para microempresas.
1.1. Ideas claves para entender la Contabilidad.
1.2. Principales cuentas que se utilizan en la Contabilidad.
1.3. Las cuentas anuales, el balance y la cuenta de resultados.

Tema 2. Estrategias de reducción de coste.
2.1. Ampliar el margen y la actividad.
2.2. El coste en la empresa.
2.3. Hacer un plan de productividad.

Tema 3. Finanzas para profesionales.
3.1. La financiación de la actividad empresarial.
3.2. Aplicación de productos 'Ing' a profesionales autónomos.
3.3. El equilibrio financiero.

Tema 4. Gestión Electrónica Fiscal y Laboral.
4.1. Las Plataformas Electrónicas Fiscales y Laborales.
4.2. La Gestión Electrónica Tributaria.
4.3. La Gestión Electrónica Laboral.
Publicado:
21 ene 2019
Formato:
Libro


Relacionado con ADGD137PO - Gestión empresarial

Leer más de Rafael Manuel Pérez López

Libros relacionados

Artículos relacionados

Vista previa del libro

ADGD137PO - Gestión empresarial - Rafael Manuel Pérez López

1.png

UD1.Contabilidad para microempresas 5

1.1. Ideas claves para entender la contabilidad 7

1.2. Principales cuentas que se utilizan en la contabilidad 42

1.3. Las cuentas anuales, el balance y la cuenta de resultados 88

UD2.Estrategias de reducción de coste 103

2.1. Ampliar el margen y la actividad 105

2.2. El coste en la empresa 111

2.3. Hacer un plan de productividad 124

UD3.Finanzas para profesionales 149

3.1. La financiación de la actividad empresarial 151

3.2. Aplicación de productos ‘ing’ a profesionales autónomos 154

3.3. El equilibrio financiero 179

UD4.Gestión electrónica fiscal y laboral 209

4.1. Las plataformas electrónicas fiscales y laborales 211

4.2. La gestión electrónica tributaria 217

4.3. La gestión electrónica laboral 244

Soluciones 271

Anexo 273

1.1. Ideas claves para entender la contabilidad

1.2. Principales cuentas que se utilizan en la contabilidad

1.3. Las cuentas anuales, el balance y la cuenta de resultados

1.1.Ideas claves para entender la contabilidad

El tejido empresarial tiene como fin abastecer de bienes y servicios que sean de utilidad para los ciudadanos de su entorno. Estos bienes y servicios son prestados en contraprestación, la mayor parte de las veces, de un desembolso monetario.

Esta estructura social, en el que la empresa tiene un papel vital, se retroalimenta a través de que para poder prestar esos bienes y servicios, necesita contratar a personas, las cuales prestan sus servicios a cambio de un salario estipulado. Por lo tanto, se puede decir que de esta forma se cierra el ciclo, los ciudadanos reciben dinero por prestar sus servicios en las empresas, dinero que posteriormente utilizarán para comprar los bienes y servicios que ofertan las empresas.

Esta simbiosis entre el mundo empresarial y la sociedad necesita de unos engranajes y reglas de juego que garanticen el bien común para todos los actores que intervienen en la economía de la zona.

Por lo tanto, vamos a empezar por buscar una definición de empresa que sea generalmente aceptada.

Definición

La RAE define empresa como: entidad en la que intervienen el capital y el trabajo como factores de producción de actividades industriales o mercantiles o para la prestación de servicios.

Esta primera definición nos dice que la empresa es una entidad, es decir, se puede definir con exactitud y es totalmente diferenciable de otras. Está formado por capital y trabajo, capital entendido como elementos físicos o intangibles, que van a ser utilizados por el trabajo, es decir, las personas que prestan sus servicios en la empresa, con el fin de crear algo, ya sean bienes o servicios.

Otra definición que podemos utilizar, es la que nos presenta el Derecho Internacional: la empresa es el conjunto de capital, administración y trabajo dedicados a satisfacer una necesidad en el mercado.

En esta otra definición se nos presentan las tres partes que forman una empresa:

Capital, conjunto de bienes necesarios para producir un bien o servicio.

Trabajo, las personas que integran la empresa y utilizan el capital de la misma para producir algo.

Administración, es la parte de la empresa que marca las pautas del funcionamiento de la misma, buscando con este funcionamiento conseguir las metas que definen el fin de la empresa.

Y estos tres elementos no tendrían ningún sentido si no buscasen con su unión, satisfacer una necesidad en el mercado.

Ahora bien, el tejido empresarial es muy variopinto, por lo tanto nos podemos encontrar con diferentes clasificaciones que encuadren a las empresas. Vamos a hacer un repaso por las principales clasificaciones de las mismas.

Según su personalidad:

–Persona física: es una empresa creada por una persona física, la cual responde ilimitadamente de las obligaciones que contraiga en el ejercicio de su actividad, con todos sus bienes presentes y futuros.

–Persona física: es una empresa creada por una o más personas, que ponen en conjunto el capital de la misma, creándose con ello un ente independiente, con personalidad propia, que responderá de las obligaciones contraídas en el ejercicio de su actividad, con límite de los bienes aportados por las personas que la crearon.

Según el sector de su actividad:

–Sector primario: estas empresas extraen o recolectan recursos naturales poniéndolos en el mercado sin manufactura de los mismos. Nos encontramos con diferentes actividades claramente definidas en este sector, tales como la agricultura, la ganadería, la pesca, la minería, la explotación forestal, etc.

–Sector secundario: son las empresas que transforman los recursos provenientes del sector primario, en productos manufacturados, con el fin de aportar una mayor utilidad al consumidor final.

–Sector terciario: son empresas que no producen o extraen bienes, sino que prestan servicios, ya sea a personas como a otras empresas.

Por su finalidad:

–Empresa con ánimo de lucro: es una organización creada por la aportación de recursos por parte de los propietarios y se dedica a la comercialización de bienes y/o servicios otorgando un beneficio económico a dicho capital, enriqueciendo de esta manera a los propietarios. Ejemplo: Mercadona.

–Empresa sin ánimo de lucro: es una organización creada por la aportación de recursos por parte de los propietarios y se dedica a la comercialización de bienes y/o servicios pero en este caso sin buscar el beneficio económico, o si lo recibe no es entregado a los propietarios de la empresa, sino que es reinvertido en la comunidad. Ejemplo: Cruz Roja.

Por su tamaño:

Microempresas: aquellas que facturan menos de 2 millones de euros anuales o tienen menos de 10 trabajadores.

Pequeñas: aquellas que facturan entre 2 y 10 millones de euros anuales o tienen entre 10 y 49 trabajadores.

Medianas: aquellas que facturan entre 10 y 50 millones de euros anuales o tienen entre 50 y 249 trabajadores.

Grandes: aquellas que facturan más de 50 millones de euros o tienen 250 trabajadores o más.

Por su ámbito territorial:

Locales: realizan su actividad en una localidad determinada.

Nacionales: realizan su actividad en un solo país.

Multinacionales: realizan su actividad en más de un país.

Transnacionales: no solo compran o venden sus bienes o servicios en diferentes países, sino que también los producen en diferentes países.

Por la naturaleza de su capital:

–Empresas privadas: la procedencia del capital es de manos particulares. Ejemplo: BBVA.

–Empresas públicas: la procedencia del capital es de organismos públicos. Suele estar reservada su actividad a sectores de gran importancia. Ejemplo: Aena.

–Empresas mixtas: son aquellas cuyo capital pertenece en parte a una administración pública, en parte a particulares. Ejemplo: Iberia.

En España nos encontramos que la microempresa es el tipo de empresa más común, además de liderar el empleo y el volumen de negocio. Lo vamos a ver reflejado en los siguientes datos:

–Las microempresas suponen más del 80% del PIB.

–Las microempresas son el 95% del número total de empresas españolas.

–Las microempresas emplean al 60% de trabajadores en España.

Los emprendedores están fuertemente relacionados con las microempresas, ya que usualmente cuando una persona tiene una idea para desarrollar, el primer paso para ponerla en marcha suele ser la creación de una empresa. El tamaño de estas empresas no suelen sobrepasar los 10 trabajadores o los dos millones de facturación anual en sus comienzos, dejándola clasificada como microempresa.

Las personas emprendedoras encuentran su primera decisión en la creación de la empresa. En este punto debe decidir si crear la empresa como empresario individual o si creará por otra parte una sociedad mercantil.

En España, según datos del INE (Instituto Nacional de Estadística) a fecha de 1 de enero de 2013, el 62,6% de las empresas españolas son personas físicas, siendo el 37,4% sociedades mercantiles.

Consulta el Anexo para ver los cuadros detallados del INE entre el 2002 y el 2010.

Tal y como hemos visto en la clasificación de la personalidad de la empresa, vamos a pasar a detallar las dos opciones que tiene el emprendedor, la de empresario individual o la de sociedad mercantil, para crear su empresa.

El empresario individual es el tipo de empresa en el que no hay distinción legal entre el empresario y la empresa.

Veamos en el siguiente esquema las principales características del empresario individual:

El empresario individual es actualmente el gran motor de la economía española, gracias a su flexibilidad y dinamismo que beneficia en sus características al emprendedor.

La otra vía para la creación de una empresa es con la creación de una sociedad mercantil.

Una sociedad mercantil es una entidad jurídica formada por el acuerdo entre una o varias personas, tanto físicas como jurídicas, para poner en común un capital para la realización de una actividad empresarial, dotándole de esa manera una personalidad jurídica diferente a la de sus propietarios.

Nos encontramos con multitud de sociedades mercantiles, según la naturaleza de las aportaciones de los socios, la forma de tomar decisiones o el valor del capital aportado. Las estudiaremos con más detalle en el siguiente apartado.

Las sociedades más comunes en España son las Sociedades de Responsabilidad Limitada (SRL o SL) y las Sociedades Anónimas (SA).

Ahora vamos a enumerar las características de las sociedades mercantiles, tal y como hicimos con los empresarios individuales:

Tal y como hemos comentado antes, las sociedades mercantiles pueden tomar diferentes formas jurídicas, escogiendo entre ellas la que más se adecue a nuestro proyecto empresarial.

Las principales sociedades existentes en la legislación española son las siguientes:

–Sociedad unipersonal.

–Sociedad Anónima.

–Sociedad de Responsabilidad Limitada.

–Sociedad laboral.

–Sociedad colectiva.

–Sociedad comanditaria.

–Sociedad cooperativa.

La elección del tipo idóneo de sociedad mercantil a la hora de crear nuestra empresa dependerá de las características propias de su creación, ya sea el fin que busca, las diferentes aportaciones que puedan hacer los fundadores de la misma o las ventajas fiscales o jurídicas que dispongan cada una de ellas.

A continuación vamos a detallar cada una de ellas, exponiendo igualmente sus parámetros en exigencias legales, fiscales, responsabilidad frente a terceros y capital social necesario para su constitución.

Sociedad Unipersonal.

La Sociedad Unipersonal es aquella que dispone de un único socio, llegando a esta situación por dos vías diferentes:

–Porque se creó originariamente con un solo socio.

–Porque fueron saliendo socios de la sociedad hasta quedar sólo uno.

Nos podemos encontrar tanto Sociedades de Responsabilidad Limitada como Sociedades Anónimas en esta situación especial de las sociedades, pasándose a llamar respectivamente: Sociedad de Responsabilidad Limitada Unipersonal (SRLU) y Sociedad Anónima Unipersonal (SAU).

En cuanto a las exigencias legales, fiscales, responsabilidades frente a terceros y capital social, las sociedades unipersonales se regirán de la misma manera que la SRL o SA, según sea el caso.

El poseer un único socio no afecta al funcionamiento y órganos en la toma de decisiones de la sociedad, teniendo que llevarse a cabo la Junta General de Accionistas, en la cual, el socio único actuará de Presidente y Secretario de la Junta.

Veamos ahora en el siguiente esquema cuáles son las principales características de las sociedades unipersonales.

Mujer empresaria.

Sociedad Anónima.

La Sociedad Anónima (acrónimos SA) es una sociedad mercantil en la que su capital está representado y dividido en títulos llamados acciones y tienen la obligación de responder ante terceros con límite del capital aportado.

Las acciones son los títulos que ostentan la propiedad de la sociedad. Las acciones de una sociedad tienen siempre el mismo valor y su venta es libre y sin ningún tipo de restricción. El reparto de beneficios de la sociedad se realiza al poseedor de las acciones en proporción al número que tenga de ellas.

Cuando la acción es de nueva emisión se vende en el Mercado Primario y en sucesivas ventas se realiza en el Mercado Secundario o más conocido como Bolsa.

La acción dispone de dos valores:

–El valor nominal, que es el que viene escrito en el título y es su valor en el momento de su emisión.

–El valor de cotización, que es el valor al que se vende en los mercados secundarios, pudiendo ser diferente al valor nominal.

Las acciones otorgan a su propietario una serie de derechos y obligaciones que vamos a detallar a continuación:

–Derecho de voto: El titular de la acción podrá votar en la Junta General de Accionistas y así tomar las decisiones que afecten a la sociedad. Cada acción representa un voto.

–Derecho de información: El titular de la acción podrá exigir al Consejo de Administración que se le informe sobre cualquier detalle de la sociedad, siempre y cuando no menoscabe la marcha de la misma.

–Derecho a dividendo: El titular de la acción tendrá derecho a recibir la parte proporcional de los beneficios a cada acción.

–Derecho de liquidación: El titular tiene derecho a percibir la parte proporcional a cada acción de la liquidación de la sociedad.

–Derecho a libre transmisión: El titular podrá vender libremente su acción en el mercado.

–Obligación de satisfacer hasta un 25% el valor de la acción en su emisión y del resto cuando le sea exigido.

Nos podemos encontrar como Sociedades Anónimas especiales, la Sociedad Anónima Unipersonal y la Sociedad Anónima Laboral.

Los órganos de dirección de la Sociedad Anónima son:

La Junta General de Accionistas. Es el órgano supremo de la SA y es la reunión de los accionistas con derecho a voto. Se deben reunir al menos una vez al año. En la Junta se deben tomar las decisiones más importantes referentes a la empresa, siendo necesario para ello una mayoría simple de los votos.

Varios de los puntos más importantes a votar en la Junta son la gestión realizada por el Consejo de Administración, la aprobación de las Cuentas Anuales y como se repartirán los beneficios.

Administración de la sociedad: Es el órgano de la SA que se encarga de la gestión del día a día de la sociedad. Su gestión está supeditada a la aprobación del la Junta General de Accionistas.

Según

Has llegado al final de esta vista previa. ¡ para leer más!
Página 1 de 1

Reseñas

Lo que piensa la gente sobre ADGD137PO - Gestión empresarial

0
0 valoraciones / 0 Reseñas
¿Qué te pareció?
Calificación: 0 de 5 estrellas

Reseñas de lectores