Disfruta de millones de libros electrónicos, audiolibros, revistas y más con una prueba gratuita

A solo $11.99/mes después de la prueba. Puedes cancelar cuando quieras.

UF2239 - Diagnosis de averías en electrodomésticos de gama blanca
UF2239 - Diagnosis de averías en electrodomésticos de gama blanca
UF2239 - Diagnosis de averías en electrodomésticos de gama blanca
Libro electrónico730 páginas10 horas

UF2239 - Diagnosis de averías en electrodomésticos de gama blanca

Calificación: 0 de 5 estrellas

()

Leer la vista previa

Información de este libro electrónico

La finalidad de esta unidad formativa es enseñar a acoplar el material necesario y realizar la preparación del servicio para el mantenimiento correctivo de electrodomésticos de gama blanca, localizar y diagnosticar disfunciones o averías en pequeños aparatos electrodomésticos, elaborar presupuestos, reparar disfunciones o averías en estas herramientas eléctricas para asegurar las condiciones óptimas de funcionamiento, así como verificar su funcionamiento y elaborar y gestionar la documentación correspondiente al mantenimiento de los pequeños aparatos electrodomésticos y herramientas eléctricas.

Para ello, se estudiarán los tipos de electrodomésticos de gama blanca, su tecnología y los tipos de averías en estos electrodomésticos. También se analizarán las técnicas de diagnosis de averías en electrodomésticos de gama blanca.

Tema 1. Electrodomésticos de gama blanca: tipología y elementos.
1.1 Electrodomésticos de cocción
1.2 Electrodomésticos de frío
1.3 Electrodomésticos de lavado
1.4 Elementos eléctricos y electrónicos comunes a los electrodomésticos de gama blanca: Fuentes de alimentación, Sensores, Panel de mandos, Electrónica de potencia.
1.5 Elementos comunes de electrodomésticos de lavado.
1.6 Elementos comunes de electrodomésticos de generación de frío.

Tema 2. Tecnología aplicable a los electrodomésticos de gama blanca.
2.1 Interpretación de planos y esquemas en electrodomésticos de Gama Blanca.
2.2 Electricidad aplicable a la reparación de electrodomésticos de Gama Blanca.
2.3 Electrónica aplicable a la reparación de electrodomésticos de Gama Blanca.
2.4 Termodinámica básica aplicable a electrodomésticos de Gama Blanca.
2.5 Tecnología de lavado en electrodomésticos de Gama Blanca:
2.6 Efectos mecánicos y químicos, tratamiento de aguas.
2.7 Tecnología de Cocción en electrodomésticos de Gama Blanca

Tema 3. Tipología de averías en electrodomésticos de gama blanca.
3.1 Averías mecánicas
3.2 Averías eléctricas
3.3 Averías hidráulicas

Tema 4. Técnicas de diagnosis de averías en electrodomésticos de gama blanca.
4.1 Técnicas de elaboración de hipótesis.
4.2 Procedimiento de diagnosis de averías.
4.3 Técnicas de diagnosis de Averías Mecánicas.
4.4 Técnicas de diagnosis de Averías Eléctricas
4.5 Técnicas de diagnosis de Averías Hidráulicas.
4.6 Instrumentos de medida: polímetros, multímetros, pinza amperimétrica, termómetros, manómetros, registradores (eventos, temperatura y humedad)
4.7 Técnicas de Intervención en circuitos frigoríficos: técnicas de montaje y desmontaje, pruebas previas al proceso de carga y descarga (estanqueidad, vacío, etc.), proceso de carga y puesta en marcha, medición de presiones, comprobación de fugas, temperaturas, consumos.
IdiomaEspañol
Fecha de lanzamiento14 ene 2019
UF2239 - Diagnosis de averías en electrodomésticos de gama blanca
Leer la vista previa

Relacionado con UF2239 - Diagnosis de averías en electrodomésticos de gama blanca

Libros electrónicos relacionados

Comentarios para UF2239 - Diagnosis de averías en electrodomésticos de gama blanca

Calificación: 0 de 5 estrellas
0 calificaciones

0 clasificaciones0 comentarios

¿Qué te pareció?

Toca para calificar

Los comentarios deben tener al menos 10 palabras

    Vista previa del libro

    UF2239 - Diagnosis de averías en electrodomésticos de gama blanca - Marisol Tabuyo Pizarro

    1.1. Electrodomésticos de cocción

    1.1.1. Hornos: convencionales, multifunción, pirolíticos, de vapor, hornos microondas

    1.1.2. Cocinas: vitrocerámicas, inducción, eléctrica y de gas

    1.1.3. Campanas: clásica y decorativa

    1.2. Electrodomésticos de frío

    1.2.1. Frigoríficos: estáticos y dinámicos (no frost)

    1.2.2. Congeladores: verticales y horizontales.

    1.2.3. Aire acondicionado: portátiles, monosplit y multisplit

    1.3. Electrodomésticos de lavado

    1.3.1. Lavadoras: carga frontal, carga superior y lavadora-secadora

    1.3.2. Lavavajillas

    1.3.3. Secadoras: evacuación y condensación

    1.4. Elementos eléctricos y electrónicos comunes a los electrodomésticos de gama blanca: Fuentes de alimentación, Sensores, Panel de mandos, Electrónica de potencia

    1.4.1. Elementos eléctricos y electrónicos comunes de los electrodomésticos de cocción: Bobinas de inducción, Ventiladores y extractores, Magnetrón, elementos de seguridad (Termostatos mecánicos y eléctricos)

    1.4.2. Elementos comunes de los electrodomésticos de cocción a gas: Válvulas y grifos, Sistemas de encendido electrónico, inyectores, difusores y quemadores

    1.5. Elementos comunes de electrodomésticos de lavado

    1.5.1. Sistema hidráulico

    1.5.2. Sistema antidesbordamiento y de tratamiento del agua

    1.5.3. Sistema calefactor

    1.5.4. Programadores electrónicos y electromecánicos

    1.6. Elementos comunes de los electrodomésticos de generación de frío

    1.6.1. Compresor

    1.6.2. Condensador

    1.6.3. Evaporador

    1.6.4. Sistemas de expansión: capilares

    1.6.5. Válvulas de cuatro vías

    1.6.6. Cables y sistemas de conducción: tipos y características

    1.1.Electrodomésticos de cocción

    Un electrodoméstico, como su nombre indica, es una máquina que se utiliza para un uso doméstico que hace utiliza energía eléctrica para su funcionamiento. Las funciones más habituales son las de limpieza, preparación de comidas, conservación de alimentos, etc. La clasificación de los electrodomésticos se realiza en función de la línea o gama:

    1.Línea blanca. En este apartado están incluidos los electrodomésticos que se utilizan en la cocina, el lavado, la refrigeración y la ventilación (por ejemplo, los hornos microondas, las vitro, los frigoríficos, las campanas de extracción, etc).

    2.Línea marrón. En este apartado se incluyen los electrodomésticos cuya función es el ocio: equipos multimedia: audio, video, televisión.

    3.Pequeños electrodomésticos. Por último, en este apartado están incluidos los electrodomésticos más pequeños utilizados en la cocina (por ejemplo las batidoras, los robots de cocina) y los enfocados al cuidado personal (máquinas de cera, máquinas de depilación eléctrica, afeitadoras, etc).

    Por otro lado, existe una clasificación entre los electrodomésticos de cocción. Que se definen como aquellos que realizan un proceso de cocción de alimentos. El principio básico consiste en incrementar la temperatura del alimento, de tal forma que se ven modificadas sus propiedades originales.

    Clasificación de los electrodomésticos de cocción.

    –Hornos.

    –Cocinas.

    1.1.1.Hornos: convencionales, multifunción, pirolíticos, de vapor, hornos microondas

    Los hornos son electrodomésticos que incrementan la temperatura del espacio interior consiguiendo que haya una transmisión de calor entre las paredes del horno y el alimento que se encuentra dentro de él, utilizando diversos efectos: Joule (calentamiento de una resistencia) y/o convección (calentamiento del aire que envuelve al alimento a través de una corriente de vapor, o por calentamiento del aire), radiación (microondas), etc.

    Se pueden clasificar a partir de muchos criterios, atendiendo al tipo de cocción que permiten, pueden ser:

    –Horneado. El sistema más tradicional. El calor llega al alimento desde la parte superior e inferior del horno. Adecuado para asados de carnes y pescados cocer pan.

    –Grill sencillo. Sólo funciona la parte central de las resistencias del grill. Ahorra energía en platos pequeños. Adecuado para gratinar platos pequeños, asar filetes, tostadas, gratinar suflés.

    –Grill doble. El grill actúa en toda su superficie. Para platos grandes o mayor cantidad de alimentos. Adecuado para gratinar platos grandes, asar varios filetes a la vez, tostadas.

    –Solera. Sólo actúa la resistencia inferior. Adecuado para repostería.

    –Turbo. La turbina reparte uniformemente el calor que llega desde: las resistencias inferior y superior, o de una resistencia circular. Permite la cocción simultánea a varios niveles: sin mezclar olores ni sabores. Adecuado para repostería, carnes y pescados.

    –Turbo Grill. Funcionan alternativamente, el gril aporta una fuente de calor potente, la turbina reparte uniformemente este calor. No es necesario dar la vuelta al alimento. La alternancia grill /turbina hace que se ensucien menos tanto paredes como recipientes. Adecuado para carnes o pescados a la parrilla.

    –Turbo Solera. Funcionan conjuntamente: la resistencia solera aporta el calor, y la turbina lo reparte uniformemente. Especial para repostería, permite que un bizcocho se cocine perfectamente en su interior, sin que se dore excesivamente en la superficie.

    –Descongelación. Funcionan conjuntamente: todas las resistencias a baja potencia, y la turbina reparte el calor uniformemente. El calor suave descongela homogéneamente, sin que se cocinen partes del alimento. Especialmente indicado para piezas grandes.

    Estas tipologías no los caracterizan a la hora de la comercialización, sino a la hora de la funcionalidad que aportan.

    Sin embargo, desde un punto de vista más comercial, la clasificación es más difusa, y el criterio combina las funciones que proporciona (por ejemplo grill), con la tecnología empleada en el proceso de calentamiento o con la aportación de una única funcionalidad o de varias.

    En la siguiente figura se muestra una clasificación de los hornos, según la función y la tipología del proceso físico de transmisión de calor.

    La clasificación de los hornos se corresponde con:

    Hornos convencionales

    Los hornos convencionales son los primeros que se comercializaron a escala masiva. Estos hornos se caracterizan porque poseen un foco emisor de calor directo simulando la acción de los hogares o chimeneas donde se asaban los alimentos por la acción de una llama incandescente.

    En el caso de los hornos, la llama incandescente se genera con una llama de gas o se simula utilizando un filamento incandescente: una resistencia por la que circula una corriente eléctrica. A este filamento se le denomina grill.

    La cocción de los alimentos es por acción directa del calor que se transmite directamente al aire contenido en el horno y también por transmisión de calor hacia el aire debida al calentamiento de las paredes del horno (transmisión indirecta).

    La regulación se realiza a través de un termostato y/o temporizador, que regulan la temperatura y el tiempo en que debe estar actuando el foco de calor.

    Desventajas de los hornos convencionales:

    –La cocción es unidireccional (hacia la fuente de calor).

    –La regulación es simple y no permite evitar pérdidas de calor cuando se abre la puerta del horno.

    –El cambio de temperatura del horno, se realiza dando inicio al comienzo de un ciclo de calentamiento, lo que conlleva un incremento en el consumo de energía.

    –El gradiente de temperaturas en el interior del horno es no homogéneo.

    Debido a su escaso rendimiento energético, los hornos convencionales han sido poco a poco sustituidos por hornos que incorporan funciones que sirven para minimizar los inconvenientes de este tipo de hornos:

    –En cuanto al reparto de calor. Para conseguir un reparto de calor más uniforme se introdujo un ventilador, Esto también resuelve el problema del gradiente de temperaturas en el interior del horno, lo que evita que los alimentos estén quemados por un lado y crudos por el otro.

    –La introducción de chips electrónicos proporcionó la posibilidad de que mediante circuitos integrados se incorporasen programas que regulan de forma automática todos el ciclo de cocción.

    Hornos microondas

    Los hornos microondas basan su funcionamiento en la emisión de radicación para cocinar alimentos. Es un electrodoméstico usado en la cocina para el calentamiento de alimentos y que funciona mediante la generación de ondas electromagnéticas en la frecuencia de las microondas, en torno a los 2,45 GHz.

    Las funciones más características de los hornos microondas son:

    –La descongelación.

    –El calentamiento.

    –La cocción.

    La regulación se realiza a través de dos formas:

    –Temporizador. Mide el tiempo en que estará activo el horno.

    –Intensidad. Regula el campo electromagnético generado, y aplica un % sobre el valor nominal, que está considerado como un 100%.

    Tipos de microondas.

    –Microondas sin grill. Son los que tan sólo aportan las funciones básicas de descongelación, calentamiento de alimentos y cocción.

    –Microondas con grill. Aportan adicionalmente la función de grill, a través de la incorporación de una resistencia eléctrica.

    –Microondas combinados. Incorporan la posibilidad de cocción de cocinar con aire caliente, al igual que un horno convencional.

    Las ventajas de los hornos microondas son:

    –Menor dimensión.

    –Menor coste en la adquisición del horno.

    –Mayor ahorro de tiempo.

    –Mayor ahorro en el consumo energético.

    Las desventajas de este tipo de hornos son:

    –No suele emplearse para la cocción de alimentos de gran envergadura, porque la cocción que requieren es más intensa.

    –Resecan los alimentos, los deshidratan, provocan la pérdida de las moléculas de agua que constituyen la mayor parte de los alimentos.

    –Provocan cambios estructurales de los alimentos. Se ha incluso especulado sobre el posible perjuicio para la salud humana de los alimentos calentados con este tipo de tecnologías, sin embargo los estudios no lanzan resultados concluyentes, e incluso la propia OMS defiende su uso como un electrodoméstico seguro para la salud.

    Hornos de vapor

    Es un electrodoméstico de cocción, aunque, por su complejidad, es considerado como un equipo térmico usado por profesionales de la cocina.

    Se basa en la aplicación de varios regímenes que combinan la tecnología de transmisión de calor debida a la inyección de vapor de agua dentro del horno y la tecnología de convección (calentamiento del aire, ya sea directa o indirectamente).

    En usos profesionales está muy altamente utilizado.

    Tipos de hornos de vapor.

    –Vapor. La cocción se realiza aplicando vapor.

    –Convección. Circulación de aire cálido.

    –Combinada. La cocción se realiza aplicando vapor y aire cálido.

    Tiene varias desventajas:

    –Las dimensiones son mayores.

    –Se hace necesario un depósito de agua, por lo que disminuyen el espacio destinado a la cocción.

    –Tienen limitado el uso del vapor, ya que está restringido a la capacidad de los depósito.

    En el mercado existen tres tipos de hornos de vapor:

    –Hornos de vapor sin presión atmosférica. Estos hornos sólo realizan la cocción de los alimentos por mediación del vapor de agua, a una humedad del 100%. La regulación se realiza a través de un regulador de temperatura pre-programada.

    –Hornos de vapor con presión atmosférica. Estos hornos cierran de forma hermética el interior del mismo, ya que disponen de una puerta que cierra a presión, utilizando el mismo mecanismo que las ollas a presión.

    –Hornos combinados convencionales con vapor. Son una mezcla entre los convencionales y los de vapor. Incluyen un foco de calor que provoca el calentamiento de las paredes del horno y un foco de vapor.

    Hornos multifunción

    Estos hornos tienen una definición difusa. Suelen ser hornos de gama media, que incorporan una serie de prestaciones adicionales que los convencionales no tienen, por ello superan las funciones habituales incorporando la mayoría de ellas y haciendo uso de varias tecnologías para conseguirlo.

    Por ejemplo, las funciones de grill y el calentamiento/cocción por convección.

    El proceso de convección se ve facilitado por la incorporación de una hélice que provoca el movimiento del aire.

    Las ventajas son obvias:

    –Se consigue un gradiente de temperatura homogéneo en todo el espacio interior del horno.

    –La cocción es más uniforme no es unidireccional. Se consigue un mejor reparto de calor en todos los puntos de la periferia del alimento.

    –La cocción es más precisa y evita los problemas de los hornos convencionales de la dualidad de zonas quemadas y zonas sin cocer.

    –La eficacia es mayor, se consigue el alcanzar el objetivo de una manera más precisa.

    –La eficiencia es mayor ya que consigue minimizar los recursos energéticos y de tiempo empleados en alcanzar el objetivo.

    Hornos pirolíticos

    Este tipo de hornos incorporan una función que facilita la limpieza.

    La limpieza de las grasas que se desprenden y salpican las paredes del horno tras el proceso de horneado del alimento es el gran hándicap de este tipo de electrodomésticos.

    En este tipo de hornos, se incorpora una función que permite llevar al horno hasta una temperatura de 500ºC durante un determinado tiempo. De esta manera se consigue carbonizar la suciedad de las paredes, ya que las grasas se convierten en un residuo sólido orgánico, que es fácilmente eliminable con una bayeta. Es un proceso similar al que se lleva a cabo en la incineración, pero a temperaturas mucho más bajas.

    Esta función de pirólisis obliga a la construcción del horno con unas restricciones sobre la tipología de materiales y sobre las medidas de seguridad en su utilización. Es por ello que suelen tener cristales preparados para soportar estas temperaturas sin deteriorarse y el interior del horno está construido en aleaciones metálicas especiales.

    Existen dos modalidades del proceso de pirolisis:

    –Primera. Es una opción que requiere más tiempo a menos temperatura.

    –Segunda. Esta opción requiere menos tiempo y una mayor temperatura. La desventaja es que es mucho menos eficiente y consume más energía.

    1.1.2.Cocinas: vitrocerámicas, inducción, eléctrica y de gas

    Las cocinas son aparatos electrodomésticos que se usan para la cocción de los alimentos en un entorno abierto (no cerrado, como es el caso de los hornos).

    Atendiendo al tipo de combustible que utilizan pueden clasificarse en:

    –Cocinas eléctricas.

    –Cocinas de gas.

    –Cocinas de inducción.

    Las características básicas es que están compuestas de hornillos eléctricos o de quemadores de gas, respectivamente, o de hornillos en los que, accionados por un mecanismo eléctrico, se genera un campo magnético que magnetiza el material (olla/sartén de material ferromagnético) y provoca el movimiento de las partículas subatómicas del mismo, lo que genera su calentamiento.

    En relación a esta clasificación, los tipos de cocina más eficientes son las de inducción, ya que en ellas se evitan las pérdidas de calor debidas al calentamiento de la placa de origen: hornillo y la placa vitrificada. En su lugar se produce el calentamiento exclusivamente de los utensilios de cocina que están sometidos a ese campo magnético generado.

    Por otro lado, y hablando de materia de seguridad, las cocinas de inducción evitan quemaduras que podrían provocarse con las otras tipologías. La piel no es buena transmisora de los campos magnéticos, por lo que sólo si está en contacto con elementos conductores (relojes de acero, etc), sólo en esos casos podrá ser objeto de una quemadura al entrar en contacto con una vitrocerámica de inducción que se encuentre en funcionamiento.

    Se han desarrollado muchas técnicas para la mejora de este tipo de electrodomésticos. De hecho, desde las cocinas tradicionales con los hornillos y quemadores a la vista se ha pasado a las cocinas ultramodernas que incorporan tecnologías que han conseguido avances en varios sentidos:

    –Minimizando el riesgo de quemadura en el uso (exposición al foco de calor).

    –Minimizando el riesgo en el uso del combustible (explosión, inhalación).

    –Facilitando la limpieza de la cocina, que antaño resultaba muy engorrosa.

    En el primero de los casos, el riesgo se ha minimizado con la utilización de tecnologías basadas en la transmisión de calor por inducción. El calor sólo se transmite a determinados materiales metálicos, y no a cuerpos orgánicos.

    En el segundo de los casos, se ha minimizado el riesgo al comercializar, casi masivamente cocinas de gas, minimizando el uso de cocinas con combustibles gaseosos (gas natural, bombonas de butano).

    En el tercero de los casos, se ha conseguido facilitar el uso y limpieza debido a que la cocina pasa de ser un conjunto de hornillos que poseen diversas partes a convertirse en una superficie lisa (como la de una mesa) que integra los hornillos y que restringen la zona de cocción a una zona acotada, de fácil acceso y limpieza, al constituirse como una única superficie lisa.

    Las cocinas se clasifican en:

    Cocinas vitrocerámicas

    Las cocinas vitrocerámicas son aquellas que interponen una superficie (normalmente es un vidrio) entre la fuente de calor y el recipiente que se desea calentar. Como hemos indicado antes, es un sistema de cocción eficaz y preciso, además que facilita la limpieza en relación a las antiguas cocinas.

    La tecnología que emplean las placas vitrocerámicas es la misma que la de las cocinas eléctricas. Poseen una resistencia que actúa como foco de calor, calentando una determinada zona circular.

    Las vitrocerámicas poseen una superficie similar al vidrio, que está tratada con materiales refractarios que condensan y conservan el calor (basados en minerales de hierro), y que le confieren una gran resistencia térmica.

    Las vitrocerámicas habitualmente están constituidas con filamentos de resistencias que actúan como foco de calor. Sin embargo, las vitrocerámicas pueden integrar otro tipo de tecnologías:

    En todos los casos, la fuente de calor está por debajo del vidrio y, por otro lado, en todos los casos es posible la regulación de la intensidad de la fuente de calor.

    Cocinas de inducción

    Es el método de cocción más novedoso y de los más utilizados actualmente. En este caso no se requiere el uso de resistencias como fuente de calor, ya que el calor es obtenido a través de un campo magnético (corrientes parásitas y agitación magnética).

    Entre sus ventajas destacan:

    –La superficie de trabajo permanece a temperatura ambiente.

    –Posee un alto rendimiento en la eficiencia energética.

    –Facilidad en la limpieza: no requiere de espera para su enfriamiento.

    –Menor riesgo para el usuario. La piel no es buena conductora de la electricidad, por ello no es susceptible a la acción de los campos magnéticos generados por la vitrocerámica, y por ello, no se producirán quemaduras, salvo si se producen de forma indirecta: por salpicadura de los alimentos que se están cocinando o si se posee algún complemento (como un reloj de pulsera, anillos, pulseras, etc), que esté realizado con material ferromagnético.

    Entre los inconvenientes se encuentra el tipo de recipiente a usar, que debe ser de material ferromagnético. No todos los utensilios están realizados de este tipo de material y su adquisición es más costosa que la adquisición de utensilios realizados de forma masiva.

    Cocinas eléctricas

    Una cocina eléctrica es el electrodoméstico utilizado para cocinar y que se sirve de la electricidad para realizar esta labor, los alimentos se cocinan sobre placas metálicas de hierro fundido, que en su interior poseen una resistencia de tamaños y potencias diferentes.

    Entre los inconvenientes de estas cocinas encontramos:

    –Elevado consumo de corriente eléctrica.

    –Tiempo empleado en calentar la placa.

    –Tiempo empleado en enfriarse dichas Placas.

    Las ventajas de este tipo de cocinas es la sencillez en del diseño, simplemente constan de un filamento eléctrico que se calienta y transmite su calor. Aunque han quedado totalmente en desuso, es fácil encontrar aún este tipo de electrodomésticos en algunas casas rurales que aportan en su decoración este elemento de reliquia.

    Cocinas de gas

    Las cocinas de gas son aquellas que se componen de quemadores, a través de los que es el gas el que entra en contacto con la llama. Entre las ventajas que ofrecen este tipo de cocinas encontramos el ahorro energético respecto a las que consumen energía eléctrica.

    Este ahorro es debido a dos causas:

    –El coste directo de la energía. Actualmente, los precios de la electricidad se han incrementado en mayor cuantía que los precios del gas. Las diversas primas e impuestos aplicados a la electricidad, debidos al pago del déficit de tarifa y a la necesidad de costear las instalaciones de EERR son la causa de este desigual incremento en los precios.

    –La eficiencia en el uso de dicha energía. Las pérdidas energéticas en las instalaciones eléctricas son superiores a las que ocurren en las instalaciones de gas.

    Todo ello, se traduce en una equivalencia de 1 € de gas = 3€ eléctricos, para obtener las mismas unidades calóricas finales (esto si el combustible gaseoso es gas natural).

    Las cocinas de gas inicialmente estaban alimentadas por gas propano o gas butano. El suministro de gas natural aún no se había extendido como en la actualidad, en que podemos disponer de una amplia red de distribución doméstica de gas natural en la mayoría de los hogares. Sin embargo, en primera instancia, las bombonas de gas eran suministradas de forma periódica y el usuario tenía que hacer las maniobras necesarias para su reemplazo y conexión a la cocina. Por ello, esto añadía un elemento adicional de inseguridad, ya que las conexiones en muchas ocasiones se manipulaban incorrectamente y ocasionaban accidentes y explosiones debidas al escape del gas.

    Actualmente, el suministro de gas natural proporciona un flujo continuo del mismo, y la conexión con la cocina de gas se realiza sólo una vez (cuando se instala) y es realizada, habitualmente por un profesional en la materia, no obstante y como se verá más tarde, existen aún muchos inconvenientes derivados de éste.

    Los inconvenientes de este tipo de cocinas residen en:

    –Necesita de una buena ventilación de la habitación.

    –La llama puede apagarse en cualquier momento.

    –Debido a la existencia de la llama, existe el riesgo de incendio.

    1.1.3.Campanas: clásica y decorativa

    Las campanas de extracción o también denominadas campanas de humo, tienen la función de capturar y ventilar las partículas que se encuentran en suspensión en el ambiente, sean contaminantes o no, como son el vapor de agua o el humo producido en la combustión.

    La ubicación habitual de las campanas de extracción es en la cocina, y su objetivo principal es el de ventilar la estancia, ya que es el lugar donde más calor se genera debido a la cocción de los alimentos.

    Las funciones principales son:

    –Absorción del vapor de agua generado por cocción.

    –Absorción de los olores que de esta cocción se desprenden.

    –Conseguir un ambiente de trabajo en la cocina mucho más agradable y limpio.

    –Dar al espacio una personalidad diferente aportando un valor estético adicional al conjunto de la habitación y consagrándose como un elemento decorativo adicional.

    Partes que componen a una campana extracción:

    –Falda. Su objetivo es canalizar la recogida de gases y humos. Suele denominarse campana.

    –Filtro. Es una membrana que capta las partículas sólidas para evitar daños al ventilador.

    –Ventilador. Es la parte móvil que se encarga de producir el movimiento del aire, desde el interior al exterior. Es accionado por un motor.

    Parámetros característicos de instalación.

    A la hora de instalar una campana de este tipo debemos tener en cuenta una serie de parámetros de diseño:

    –Caudal de aire de extracción. El caudal del aire de extracción se podrá obtener en función de las dimensiones de la cocina. Suele ser el resultado de multiplicar por veinte (20) el volumen total de la cocina. El volumen de la cocina se calcula multiplicando la superficie útil en planta de la cocina y por su altura.

    –Diámetro del tubo interior. El diámetro interior de la campana puede ser variable. Suele emplearse un tubo de 15 cm. a 20 cm de diámetro.

    –Longitud del tubo. La eficacia en el proceso de extracción se va perdiendo en una razón proporcional a la distancia del tubo. Esa razón suele suponer una pérdida de carga del 15 % por cada metro de distancia.

    Tipos de campanas.

    –Campanas clásicas. Las campanas extractoras clásicas son aquellas que simplemente verifican su objetivo de diseño (su funcionalidad) sin tener en cuenta cuestiones estéticas o decorativas. Las campanas clásicas, son útiles para extraer el aire de modo puntual, no son útiles cuando en la cocina se genera mucho humo.

    En esta categoría de clásicas podemos encontrar las denominadas campanas de mueble. Las de este tipo van instaladas en la parte baja de los muebles superiores de la cocina.

    Tipos de campanas clásicas:

    –Campanas decorativas. Las campanas decorativas son diversos tipos:

    ∙Grupos filtrantes. Se trata de grupos de extracción que van instalados en la parte baja de un mueble decorativo. Suelen ser de tamaño fijo y poseen motores de extracción muy potentes.

    ∙Murales de cuña. Son campanas que no molestan a la hora de cocinar, son silenciosas y ofrecen unas mejores prestaciones que las campanas clásicas.

    ∙Campanas perimetrales. Esta tipología se caracteriza por tener una apertura alrededor de la superficie de extracción, es decir, por el perímetro. De esta manera, se genera una cortina de extracción que facilita mucho la función de la campana. Este modo de funcionamiento le confiere un mejor funcionamiento que las campanas convencionales.

    En los últimos años las campanas de extracción han ido evolucionando hacia la incorporación de elementos de diseño. Desde los materiales hasta las formas, las campanas forman parte de la decoración de las cocinas y de los espacios donde se realizan estas tareas.

    1.2.Electrodomésticos de frío

    Los electrodomésticos de frío son aquellos que consiguen un descenso de la temperatura en su interior. Para ello se apoyan en fenómenos físicos como son la condensación y la evaporación.

    Los electrodomésticos de frío, en función de su uso, podemos clasificarlos como sigue:

    –Frigoríficos. Son electrodomésticos en los que sólo se busca la conservación del alimento durante un período mayor de tiempo.

    –Congeladores. La conservación de los alimentos se consigue a través del cambio de estado. Las temperaturas son inferiores a 0ºC.

    –Aire acondicionado. Son electrodomésticos utilizados en hacer más confortables los hogares. Es independiente de los sistemas anteriores, en los cuales se trabajaba con alimentos.

    Tipos de electrodomésticos de frío.

    Los principios básicos de funcionamiento de los electrodomésticos de frío son los denominados principios termodinámicos. En total, a todo el ciclo termodinámico que se lleva a cabo en el sistema de refrigeración se le denomina ciclo de Carnot, del que se hablará posteriormente.

    Estos principios consisten en los diversos estados por los que va pasando sucesivamente un fluido refrigerante. Estos estados son los de:

    –Calentamiento del fluido refrigerante. Esta etapa se consigue al hacer pasar el fluido refrigerante por el serpentín del evaporador. El objetivo es provocar que los alimentos (foco caliente) se enfríe, por ello, el fluido debe estar inicialmente a menor temperatura que el que alimento.

    –Enfriamiento previo del refrigerante. Para enfriar el fluido refrigerante, éste debe ceder su calor al exterior, esto se consigue haciendo pasar al refrigerante por una etapa de condensación.

    1.2.1.Frigoríficos: estáticos y dinámicos (no frost)

    Los frigoríficos son electrodomésticos de frío que basan su funcionamiento en la refrigeración.

    El proceso de refrigeración tiene como objetivo la conservación de los productos alimenticios a baja temperatura, para lograr mantener las características organolépticas y el valor nutricional de los alimentos, ya que, a temperatura ambiente, se deteriorarían. Sin embargo esta temperatura de refrigeración debe ser superior de la temperatura de congelación de los alimentos, sobre todo si se trata de frutas y verduras.

    El principio de conservación de los alimentos usando la técnica de refrigeración está basado en la acción de los microorganismos que deterioran los productos orgánicos. Esta acción se ralentiza a bajas temperaturas, por lo que se retrasa su actividad, pues estos microorganismos siguen activos, pero en menor medida.

    El proceso de refrigeración está basado en varios procesos independientes de absorción/cesión de calor desde un foco frío/caliente. A continuación se explican los pasos del ciclo:

    1.Desde el compresor se comprime un gas refrigerante. Este proceso de incremento de presión confina a las partículas integrantes del gas a un espacio menor, por lo que el choque entre las mismas es mayor y, por ello, es por lo que incrementa su temperatura.

    2.Posteriormente, el refrigerante pasa por el condensador, en el condensador, se pone en contacto con el foco frío, por lo que el gas cederá calor, bajando su temperatura.

    3.Como el volumen de los tubos por los que circula el refrigerante es el mismo, a menor temperatura y siguiendo una de las leyes fundamentales de los gases (p/T = constante, es decir que son directamente proporcionales), la presión también caerá bruscamente. En estas condiciones de baja presión y baja temperatura, el refrigerante se encuentra en estado líquido.

    4.Por último, en el evaporador, el refrigerante, que está en estado líquido, se pone en contacto con la fuente caliente (los alimentos dentro del recinto de refrigeración), allí absorbe el calor y se transformará en gas.

    5.En la última etapa, el compresor, que no es más que un motor eléctrico aspirará el gas evaporado y volverá a comenzar el ciclo.

    Por ello, los componentes de un frigorífico y de todo aparato de refrigeración contienen los siguientes elementos que aparecen en el esquema siguiente:

    Los componentes del sistema de refrigeración tiene una misión específica:

    –Motocompresor. Se trata de un motor que logra incrementar la presión del fluido, convirtiendo al refrigerante en foco caliente, que liberará su calor en la siguiente etapa de condensación.

    –Condensador. Es un elemento en el que el refrigerante se condensa, ya que libera su calor al exterior, enfriándose y convirtiéndose en foco frío, por consiguiente.

    –Válvula de expansión. Consigue disminuir la presión de tal manera que cambia su estado a gas a baja presión, óptimo estado para recibir el calor del foco caliente (alimentos).

    –Evaporador y filtro secador. En esta etapa es cuando se ponen en contacto los dos focos principales y se produce el efecto frigorífico deseado.

    Tipos de frigoríficos.

    –Frigoríficos estáticos. Este tipo de frigoríficos son los denominados tradicionales. En ellos no existe ventilación forzada en el interior y su ciclo de trabajo será equivalente al citado anteriormente.

    En la actualidad estos frigoríficos están mejorando con la introducción de un sistema de ventilación. Dicho sistema consigue restablecer la temperatura ideal en el interior del compartimento frigorífico tras la apertura de la puerta, sin embargo, la opción del ventilador viene implementada en los dinámicos.

    Cabe decir que, con la circulación de aire, se consigue que el nivel de humedad en el interior sea el adecuado.

    –Frigoríficos dinámicos (no frost). En los frigoríficos no frost el frío se produce en un único evaporador. El aire frío y seco llega a los distintos compartimentos impulsado por un ventilador situado en la zona del evaporador. La humedad del ambiente y de los alimentos queda acumulada en forma de escarcha en· el evaporador, de donde es eliminada automáticamente mediante el funcionamiento de unas resistencias. El agua que se produce en este proceso se reconduce a la bandeja de evaporación.

    Entre las ventajas de este sistema encontramos:

    ∙El congelador no acumula escarcha, por lo que no es necesario realizar descongelaciones manuales.

    ∙La distribución de frío se realiza de forma homogénea.

    ∙Sobre los alimentos no se produce condensación, con lo cual, duran más tiempo.

    ∙La temperatura se recupera más rápidamente que en los convencionales.

    ∙El proceso de congelación se consigue en menor tiempo.

    1.2.2.Congeladores: verticales y horizontales.

    Los congeladores son una tipología de electrodomésticos, que mediante la acción intensa de frío, permiten conservar las propiedades de los alimentos, así detener los procesos bacteriológicos y enzimáticos que destruyen a los mismos. Su funcionamiento, al igual que en los frigoríficos, se basa en la refrigeración.

    Los congeladores, atendiendo a su capacidad de producción de frío, se clasifican en función de su capacidad de producción.

    Clasificación de los congeladores.

    Además de la clasificación anterior, los congeladores pueden clasificarse según su estructura en verticales y horizontales.

    Tipos de congeladores.

    –Congeladores verticales. Los congeladores verticales son aquellos en los que la puerta de abertura del electrodoméstico se localiza en la parte frontal del mismo.

    En el interior de estos electrodomésticos se disponen cajones para la compartimentación del espacio interior. Debido a esto, es más fácil la localización del producto pero se pierde espacio de congelación.

    Uno de los problemas que suele aparecer durante su uso es el de la rotura de los cajones, ya que son de plástico o pasta similar.

    –Congeladores horizontales. Los congeladores horizontales son aquellos que poseen la puerta de abertura del electrodoméstico en la parte superior del mismo. Suelen denominarse arcones y los hay de múltiples capacidades.

    Se caracterizan por no disponer de compartimentos interiores, con los que permiten un mejor aprovechamiento del espacio interior.

    Una variante de los congeladores horizontales son los congeladores expositores, usados en supermercados. Este tipo disponen de puertas correderas transparentes, con ello se consigue ver el producto antes de su compra y perder menos frío en la operación de apertura del congelador.

    1.2.3.Aire acondicionado: portátiles, monosplit y multisplit

    El aire acondicionado es un tipo de electrodoméstico que permite controlar y mantener las condiciones de confort en el interior de una estancia o recinto cerrado, a partir de la temperatura, humedad, circulación y pureza del aire.

    Los aparatos de aire acondicionado pueden ser:

    –Enfriamiento. Sólo producen frío, es decir, mantienen un espacio o lugar a una temperatura menor que en el exterior o lugar que los rodea.

    –Bomba de calor. Permiten producir calor para elevar la temperatura de la estancia. Son aparatos que permiten invertir el ciclo de funcionamiento.

    La base de su funcionamiento es la misma que la de los frigoríficos. Están basados en el ciclo de Carnot y poseen, de la misma manera, los mismos componentes básicos:

    –Motocompresor. Se trata de un motor que logra incrementar la presión del fluido, convirtiendo al refrigerante en foco caliente, que liberará su calor en la siguiente etapa de condensación.

    –Condensador. Es un elemento en el que el refrigerante se condensa, ya que libera su calor al exterior, enfriándose y convirtiéndose en foco frío, por consiguiente. El condensador suele estar situado en contacto con el ambiente externo de la vivienda que se quiere acondicionar, por lo tanto suele estar contenido en la unidad externa.

    –Válvula de expansión. Consigue disminuir la presión de tal manera que cambia su estado a gas a baja presión, óptimo estado para recibir el calor del foco caliente (la estancia de la vivienda que se pretende refrigerar).

    –Evaporador y filtro secador. En esta etapa es cuando se ponen en contacto los dos focos principales y se produce el efecto frigorífico deseado.

    Clasificación de los aparatos de aire acondicionado.

    Portátiles

    Los

    ¿Disfrutas la vista previa?
    Página 1 de 1