Disfruta de millones de libros electrónicos, audiolibros, revistas y más

A solo $11.99/mes después de la prueba. Puedes cancelar cuando quieras.

UF2219 - Diseño de planes de transporte de viajeros por carretera

UF2219 - Diseño de planes de transporte de viajeros por carretera


UF2219 - Diseño de planes de transporte de viajeros por carretera

Longitud:
665 páginas
7 horas
Publicado:
14 ene 2019
Formato:
Libro

Descripción

La finalidad de esta unidad formativa es enseñar a obtener y organizar la información y criterios necesarios, para la determinación de los recursos y características de los distintos tipos de operaciones de transporte de viajeros, determinar la flota de vehículos y los elementos necesarios para la prestación de los servicios de transporte de viajeros y elaborar planes de transporte regular y discrecional.

También a programar los servicios organizando los vehículos disponibles y el número y características del equipo de conductores necesarios para cerrar el mayor número de operaciones y servicios respetando la normativa, seguridad y calidad del servicio.

Para ello, en primer lugar se analizará el diseño de planes de transporte y atribución de recursos, las obligaciones y sanciones en la prestación de servicios

Tema 1. Diseño de planes de transporte y atribución de recursos.
1.1 Recursos según el tipo de servicio.
1.2 Criterios para dimensionar la flota de vehículos conforme al servicio a prestar.
1.3 Análisis de la oferta y demanda del mercado de transporte de viajeros.
1.4 Determinación de la plantilla de conductores necesaria para prestar el servicio.
1.5 Convenios colectivos en el transporte de viajeros por carretera.
1.6 Elaboración de planes de transporte.
1.7 Planes de transporte a empresas.
1.8 Calidad e imagen del servicio en planes de transporte regular y discrecional.

Tema 2. Obligaciones y sanciones en la prestación de servicios de transporte de viajeros por carretera.
2.1 Organización administrativa del transporte de viajeros.
2.2. Derechos y obligaciones del transportista.
2.3. Derechos y obligaciones del conductor.
2.4. Derechos y obligaciones del viajero.
2.5 Normativa relacionada con la planificación del servicio de transporte de viajeros.
2.6 Infracciones y sanciones.

Tema 3. Planificación de rutas y operaciones de transporte de viajeros por carretera.
3.1 Programación de rutas, itinerarios y planes de transporte de viajeros.
3.2 Planificación de rutas y optimización de costes.
3.3 Aplicación de la normativa vigente en tiempos de conducción y descanso a los planes de transporte de viajeros.
3.4 Creación y eliminación de rutas de servicios regular optimización de itinerarios.
3.5 Aplicaciones informáticas de planificación y gestión de rutas de embarque y de optimización de itinerarios.
3.6 Organización administrativa del transporte de viajeros.

Tema 4. Acceso al sistema concesional del transporte de viajeros.
4.1 Contratación administrativa del transporte regular.
4.2 Tipos de concesiones: lineales y zonales.
4.3 La publicidad del proceso de selección.
4.4 Normativa de contratación.
4.5 Las garantías formales y los recursos de quienes no son adjudicatarios del contrato.

Tema 5. Técnicas y procedimientos de organización del trabajo.
5.1 Organización y programación de los servicios.
5.2 Medidas a tomar para disminuir tiempos, costes y mejorar la calidad del servicio.
Publicado:
14 ene 2019
Formato:
Libro

Sobre el autor


Vista previa del libro

UF2219 - Diseño de planes de transporte de viajeros por carretera - Celia Mas Moscardó

UD1

Diseño de planes de transporte y atribución de recursos

1.1. Recursos según el tipo de servicios

1.2. Criterios para dimensionar la flota de vehículos conforme el servicio a prestar

1.3. Análisis de la oferta y demanda del mercado de transporte de viajeros

1.3.1. Características de las empresas de transporte de viajeros

1.3.2. Fuentes de información existentes en el sector

1.3.3. Tipos de operadores e intermediarios

1.3.4. Colaboración entre transportistas

1.3.5. Comercialización del transporte de viajeros: agencias de viaje

1.4. Determinación de la plantilla de conductores necesaria para prestar el servicio

1.5. Convenios colectivos en el transporte de viajeros por carretera

1.6. Elaboración de planes de transporte

1.6.1. Elementos y criterios a considerar

1.6.2. Determinación de recursos y medios de planes de transporte

1.6.3. Diferencias entre planes de transporte regular y discrecional

1.7. Planes de transporte a empresas

1.7.1. Organización del plan de transporte

1.7.2. Plan de prevención de riesgos laborales

1.8. Calidad e imagen del servicio en planes de transporte regular y discrecional

1.8.1. Sistemas y normas de calidad relacionadas con el transporte de viajeros

1.1.Recursos según el tipo de servicios

INTRODUCCIÓN

En España, el transporte es un sector económico de una importancia estratégica creciente,ya que contribuye a la mejora de la competitividad de nuestro país, y sirve como apoyo para el desarrollo de la actividad en otros sectores como la industria, el comercio y el turismo, por citar aquéllos con mayor peso en el tejido productivo de la economía española. Esta relevancia aumenta si se tiene en cuenta el fenómeno de la globalización, que exige mayor capacidad para atender el volumen creciente de intercambios comerciales y de pasajeros a escala mundial, lo que implica un sistema de suministro más flexible, fiable y rápido, que necesita el desarrollo de las más avanzadas tecnologías para satisfacer una demanda cada día más especializada, siendo, por tanto, el sector del transporte tanto de viajeros como de mercancías fuente de innovación continua.

La movilidad, sobre todo en las áreas urbanas sigue pautas, en muchas ocasiones, poco sostenibles. En otras palabras, los costes del transporte son cada vez mayores y el fuerte crecimiento del tráfico automovilístico agrava los impactos medioambientales por lo que se debe plantear la necesidad de adoptar medidas eficaces de manera eficaz y urgente.

La planificación es una tarea que está unida a toda actividad que suponga la disposición de recursos humanos y económicos para la obtención de unos fines determinados. Esta tarea se hace más compleja cuando se amplia el número de objetivos y , sobretodo, cuando se incluyen objetivos que no son puramente económicos como el desarrollo, calidad de vida, seguridad, medio ambiente…

Si en toda actividad económica se hace necesaria una planificación de los recursos disponibles en orden a la consecución de unos objetivos a medio y largo plazo, en el transporte se hace especialmente necesaria por varias razones:

–El transporte es una actividad que se considera transporte público, por lo que en su gran medida está controlada por los poderes públicos.

–Los recursos empleados por las distintas administraciones son públicos y escasos, por lo que debe buscarse su óptima utilización desde el punto de vista social.

–El largo plazo que requiere el proyecto de ejecución de las obras destinadas a los transportes hace que no deban tomarse decisiones improvisadas que comprometan los recursos a largo plazo.

–Se suelen mover grandes cantidades de recursos en cada plan.

–Las infraestructuras suelen ser en su mayoría irreversibles ya que no pueden trasladarse o modificar sus características fácilmente.

Podemos definir la planificación como un proceso de decisión, consciente y racional, para aplicar del modo más eficaz los limitados recursos disponibles en orden a alcanzar unos objetivos en un cierto escenario futuro.

Los Planes de Transporte constituyen una medida para la gestión de la demanda de movilidad, es decir, se configuran como actuaciones destinadas a lograr que los ciudadanos modifiquen sus hábitos de movilidad a gran escala,utilizando para ello una serie de alternativas válidas, reales y atractivas que provoquen esos cambios. Se trata, en definitiva, de favorecer el uso más racional del coche y los modos de transporte más sostenibles, como el transporte público.

Autobús

El diseño de planes de transporte conlleva beneficios para los agentes involucrados y así podemos distinguir:

–Beneficios para el empresario/transportista, entre otros:

∙Económicos: maximiza la calidad del servicio minimizando los costes ya que produce una racionalización de los recursos.

∙Aumento de la productividad, pues al disminuir el estrés de la plantilla que tiene organizado su plan de transporte mejorará su rendimiento

∙Mejora de la puntualidad horaria del servicio, ya que se habrá diseñado la ruta teniendo en cuenta el tiempo del desplazamiento y de salida y llegada de los viajeros , el recorrido etc…

∙Mejora de la imagen empresarial: la mejor campaña de relaciones públicas de la empresa puede ser el propio Plan.

∙Con el plan se reduce la ansiedad provocada por la congestión del tráfico.

∙Ahorro de tiempo y costes si existe algún tipo de infraestructura reservada a vehículos de alta ocupación, o de preferencia al transporte público.

–Beneficios para los usuarios y en general para la sociedad:

∙Desaparece la ansiedad provocada por la congestión del tráfico sin planificar.

∙Ahorro en los desplazamientos (los costes del automóvil privado y ocupado por un solo usuario , son altos); más ahorro si se comparte el automóvil o se utiliza el transporte público.

∙Ahorro de tiempo si existe algún tipo de infraestructura reservada a vehículos de alta ocupación, o de preferencia al transporte público.

∙Reducción de accidentes.

∙Mejora de la calidad de vida.

∙Disminución de atascos y efectos de la congestión viaria.

∙Disminución de consumo energético.

∙Reducción de emisiones contaminantes.

∙Mejora de las condiciones de accesibilidad para las personas.

∙Aumento del atractivo de las ciudades como centros de negocios, servicios,comercio y turismo, procurado que estas estén comunicadas entre sí favoreciendo el intercambio de estos servicios y el desplazamiento de las personas entre ellas.

∙Inversiones de infraestructuras, que puede redundar en la mejora de los servicios sociales.

Con carácter general para diseñar un plan de transporte primero hay que realizar un análisis general, en las condiciones con y sin proyecto, de capacidad y niveles de servicio, también se debe de recopilar, procesar y analizar la información primaria y secundaria de tránsito y transporte, necesaria para la formulación del diagnóstico y de las alternativas de diseño de la infraestructura. Además se deben estimar las proyecciones de tránsito y su correspondiente composición vehicular, incluyendo los vehículos de la flota del sistema y las rutas ,que serán la base para establecer las características necesarias para atender las demandas de tráfico.

La planificación permite, entre otras cosas, a los responsables de la toma de decisiones y al conjunto de la sociedad:

–Disponer de una información adecuada para la toma de decisiones, así como dotar de transparencia a la toma de decisiones.

–Realizar una estimación rigurosa de las necesidades reales y una asignación eficiente de recursos escasos

–Prever los efectos de las actuaciones. La planificación se convierte así en un proceso continuo y flexible.

–Crear un marco estable para la política de transporte. .

–Incorporar los objetivos sociales, medioambientales y territoriales con la misma importancia que los funcionales y económicos.

–Considerar las actuaciones que pueden contribuir a alcanzar los objetivos marcados.

–Buscar la cooperación activa entre las Administraciones para mejorar la coordinación entre los servicios disponibles en cada territorio.

–Converger con los principios de planificación de otros países de nuestro entorno y de la Unión Europea, en particular.

El éxito de un plan de transporte se basa en la participación de todos los implicados,cada uno en el ámbito de las competencias que se le han asignado.

–El empresario: deberá liderar el Plan siendo el primero en asumir la necesidad de este y las acciones que se han de aportar, asegurando el presupuesto y adoptando las medidas necesarias para que el plan se lleve a cabo.

–Administraciones y organismos públicos: se debe conseguir el apoyo de las autoridades locales y demás organismos públicos que puedan colaborar en la implantación del Plan, para obtener la información sobre horarios, paradas y rutas de autobuses, así como los detalles para contactar con los operadores de transporte público de la zona. También ha de recurrirse a ellos para que los operadores realicen los cambios precisos en los horarios y rutas, para que exista un control y sanción sobre los vehículos mal aparcados en el entorno del plan y sobre las paradas de transporte público. Debe obtenerse de ellos el compromiso mejora y construcción de ciertas infraestructuras necesarias para el plan .Las administraciones locales y los organismos públicos pueden, incluso, firmar convenios o acuerdos con otras organizaciones u operadores de transporte para conseguir sus fines.

Hay que tener en cuenta también a la hora de diseñar e implementar un plan de transporte, que es necesario estructurar las distintas fases en que se va a desarrollar pudiendo distinguir las siguientes:

–Análisis de la situación de la empresa.

–Fijación de objetivos.

–Diseño y elaboración concreta del plan con las medidas que se quieren implementar.

–Puesta en práctica del plan.

–Seguimiento y evaluación de los resultados.

Por último, todo plan de transporte para su puesta en marcha necesitará de la atribución de recursos para realizarlo según el tipo de servicios ofertados.

Una empresa o entidad, cuenta con recursos humanos, financieros, materiales y tecnológicos:

–Los recursos humanos, se integran por el personal de la entidad.

–Los recursos financieros, se integran por el capital que se aporta para que la empresa pueda operar.

–Los recursos materiales están formados por todo el equipo de trabajo, que forma parte de los activos de la empresa.

–Los recursos tecnológicos y de infraestructuras son aquellos con los que la empresa cuenta para desarrollar su actividad.

Todos estos recursos deben ser administrados eficientemente para lograr el objeto de la empresa.

Autobús

RECURSOS SEGÚN EL TIPO DE SERVICIOS

Determinar los recursos de una empresa de transporte pasa por determinar el tipo de servicios que ofrece.

Los diversos medios de transporte, y las diferentes vías por las que pueden circular, tienen caracteres y requisitos diferentes que proporcionan ventajas e inconvenientes según la operación que vaya a realizarse y que van desde sus costos hasta sus capacidades. En la decisión del tipo de transporte a utilizar, intervienen además otras variables relacionadas tanto con las necesidades que se tengan en un momento determinado como con las posibilidades concretas y accesibles que existan .

Se pueden mencionar en relación con:

–Las necesidades: la urgencia de la entrega; el tipo y características de los suministros o personas que se van a transportar, la cantidad, el tamaño y destino de la carga, distancias a recorrer, etc.

–Las posibilidades: transporte disponible; costos y recursos disponibles; condiciones de acceso al destino (estado de la ruta, condiciones del tiempo, etc.)

No siempre se tendrán los recursos necesarios para pagar el transporte ideal o, dicho de otra manera, el transporte ideal no siempre estará disponible o bien las condiciones de acceso a la zona no permitirán el uso de un determinado tipo de transporte aunque se cuente con él. Por esa razón, el reto del transportista consiste no solamente en determinar las necesidades, sino también las posibilidades reales y las alternativas que puedan existir, y así por cada medio de transporte planificado deberá haber un plan alternativo para el caso en que las circunstancias imposibiliten su uso.

A la vista de lo anterior a la hora de planificar un transporte, o crear una infraestructura para que este se desarrolle correctamente, se deben determinar los recursos tanto humanos como técnicos, necesarios para el diseño de diferentes planes de transporte según el tipo de servicios de transporte de viajeros, siguiendo criterios de eficiencia, seguridad y calidad. El sistema de transporte requiere de varios elementos, que interactúan entre sí, para la práctica del transporte y sus beneficios.

Y así distinguimos:

–La infraestructura, que es la parte física de las condiciones que se requieren para dar aplicación al transporte, es decir se necesitan vías y carreteras para el transporte terrestre urbano, provincial, regional e internacional, se necesitan aeropuertos y rutas aéreas para el transporte aéreo, se requieren canales y rutas de navegación para el transporte naviero ya sean estos por mar o por ríos y lagos. Otra parte de la infraestructura son las paradas y los semáforos en cuanto al transporte urbano, en el transporte aéreo son las torres de control y el radar, y en las navales son los puertos y los radares.

–El vehículo o móvil, es el instrumento que permite el traslado de personas, cosas u objetos, de un lugar a otro.

–El operador de transporte, es la persona encargada de la conducción del vehículo o móvil, en la cual se van a trasladar personas, cosas u objetos.

–Las normas y leyes, Es la parte principal del sistema de transportes, es la que dictamina la manera de trasladarse de un lugar a otro, asimismo es la que regula y norma la operación de todos los demandantes y ofertantes del servicio de transporte. La ley fundamental en esta materia en nuestro país es Ley 16/87 de 30 Ordenación de los Transportes Terrestres. (BOE 31) (En adelante LOTT) . (M de julio, modificada por: Ley 13/96, de 30 de diciembre; Ley 66/97, de 30 de diciembre; Real Decreto-Ley 6/1998, de 5 de junio; Real Decreto Ley 4/2000, de 23 de junio; Ley 14/00, de 29 de diciembre; Ley 24/2001, de 27 de diciembre; Ley 29/2003, de 8 de octubre, Ley 25/2009, de 22 de diciembre, Ley 2/2011, de 4 de marzo y ley 9/2013, de 4 de julio). (En relación con el contenido del título VI debe tenerse en cuenta la normativa de ferrocarriles), así como su reglamento y las diversas normativas de las diferentes Comunidades Autónomas con competencias transferidas y asumidas en esta materia .

Si quieres conocer más sobre dicha normativa puedes hacerlo consultando en internet la Ley 16/1987, de 30 de julio, de Ordenación de los Transportes Terrestres.

Deben también diferenciarse las características de los recursos necesarios para el transporte de viajeros por carretera distinguiendo al menos:

–Transporte urbano e interurbano:

Esta clasificación es muy importante por las diferencias que implican los dos tipos de viajes. Mientras los viajes urbanos suelen ser cortos, muy frecuentes y recurrentes, los viajes interurbanos suelen ser más largos, menos frecuentes y recurrentes. Estos transportes pueden ser públicos o privados: Se denomina transporte público a aquel en el que los viajeros comparten el medio de transporte y que está disponible para el público en general. Incluye diversos medios como autobuses, trolebuses, tranvías, trenes, ferrocarriles suburbanos o ferrys. En el transporte interregional también coexiste el transporte aéreo y el tren de alta velocidad. El transporte público se diferencia del transporte privado básicamente en que: en transporte privado el usuario puede seleccionar la ruta e incluso puede seleccionar la hora de partida, mientras que en transporte público el usuario debe ceñirse a los horarios. Además en el transporte privado el usuario puede inferir en la rapidez del viaje, mientras que en transporte público el tiempo de viaje está dado por las paradas, los horarios y la velocidad de operación.

Hay que tener en cuenta que en el transporte público el usuario recibe un servicio a cambio de un pago, conocido técnicamente como tarifa, mientras que en transporte privado, el usuario opera su vehículo y se hace cargo de sus costos.

–Transporte internacional.

En España,corresponde a la Dirección General de Transporte Terrestre, el otorgamiento de las licencias y autorizaciones y la expedición de los documentos de control para la realización de transporte internacional de viajeros por carretera.

Existen dos tipos de autorizaciones:

–Bilaterales: son autorizaciones de otro Estado cuya distribución u otorgamiento ha sido encomendado a la Administración española mediante convenio internacional y que habilitan a un transportista español para realizar servicios de transporte con origen o destino en dicho Estado o en tránsito a través del mismo.

–Multilaterales: son autorizaciones de organizaciones internacionales de las que España es miembro, cuya distribución u otorgamiento ha sido encomendado a la Administración española en virtud de las normas emanadas de aquéllas y que habilitan para realizar servicios de transporte con origen o destino en cualquiera de sus Estados miembros o en tránsito a través de los mismos.

En el transporte público internacional de viajeros por carretera podemos distinguir los siguientes tipos de servicios:

–Servicios regulares: son aquéllos que aseguran el transporte de personas con una frecuencia y un itinerario determinados. Estos servicios pueden recoger y dejar viajeros en paradas previamente fijadas.

–Servicios regulares especializados: son servicios regulares que aseguran el transporte de determinadas categorías de viajeros con exclusión de otros.

–Servicios de lanzadera: son aquéllos que se organizan para transportar en varios viajes de ida y de regreso, desde un mismo punto de partida a un mismo punto de destino, a viajeros previamente constituidos en grupos. Cada grupo, compuesto por viajeros que hayan efectuado el viaje de ida, será devuelto al punto de partida en un viaje ulterior.

–Servicios discrecionales: son los servicios que no corresponden ni a la definición de servicio regular ni a la definición de servicio de lanzadera y que se caracterizan fundamentalmente por el hecho de transportar grupos formados por encargo o por el propio transportista.

–Servicios de cabotaje: son transportes nacionales de viajeros por cuenta ajena, realizados, con carácter temporal, en otro Estado, sin disponer en él de sede o de otro establecimiento.

Transporte escolar y de menores:

El transporte de escolares, dentro del ámbito del transporte de pasajeros, tiene una especial relevancia dadas las características de sus usuarios. Se requiere en este tipo de transporte que se intensifiquen las garantías de su prestación, fundamentalmente en materia de su seguridad.

Con carácter general, se establece la presencia obligatoria del acompañante en cualquier modalidad del transporte escolar, cuando, al menos, el 50 % de los viajeros sean menores de 12 años o cuando, al menos, la tercera parte o más de los alumnos transportados tengan una edad inferior a 16 años. En el transporte a los centros de educación especial será exigible en todo caso. El acompañante debe ser una persona mayor de edad, distinta del conductor, y que debe conocer el funcionamiento de los mecanismos de seguridad del vehículo y se encargará del cuidado de los menores, tanto durante el transporte como en las operaciones de acceso y abandono del vehículo.

En caso de que no hubiera acompañante, los menores sólo podrán viajar si se considera que no hay riesgo o, si se cree que la realización del transporte implica un mayor riesgo. El transportista es el responsable de cumplir esta obligación, independientemente de a quién corresponda contratar al acompañante. Aun así, es aconsejable, que el conductor avise a la empresa de la situación y espere instrucciones.

Importante

Conocer las necesidades y las posibilidades del transporte que se va a realizar es necesario para diseñar un plan de transporte adecuado y eficiente para la empresa.

Autobús urbano

Por último, los proyectos de inversión en transportes tienen siempre una serie de costes que corresponden a los recursos que pueden ser adquiridos en el mercado. Los relacionados con la construcción de infraestructuras y con la adquisición del material móvil constituyen, en general, la mayor parte de los costes de inversión y son relativamente fáciles de prever. Asimismo, los costes de conservación y los derivados de la utilización del material suelen ser también fáciles de valorar según las condiciones del mercado. Otros, sin embargo, y en especial los de tipo social, son mucho más complejos de trasladar a un valor puramente económico.

En el análisis coste/beneficios debe recogerse el coste de los recursos para la sociedad, excluyendo, por lo tanto, las transferencias que puedan producirse. Así pues, los impuestos, las subvenciones, los peajes, etc… deben ser excluidos del cálculo, lo cual no es siempre fácil, ya que algunas transferencias están muy integradas en los precios y es prácticamente imposible el excluirlas con rigurosidad. La eliminación del impuesto de valor añadido (IVA) es única que resulta más sencilla.

1.2.Criterios para dimensionar la flota de vehículos conforme el servicio a prestar

INTRODUCCIÓN

Vamos a estudiar en este punto los criterios para dimensionar la flota de vehículos de una empresa de transporte de viajeros por carretera,teniendo en cuenta los distintos planes de transporte que puede realizar y las características específicas que requieren los vehículos en cada una de ellas.

Podemos definir la flota en sentido general como el conjunto de vehículos de una empresa y por tanto podemos definir la flota de transporte más específicamente como aquel conjunto de vehículos destinados a transportar mercancías o personas y que dependen económicamente de la misma empresa.

TIPOS DE FLOTAS:

Existen diversos criterios para distinguir tipos de flotas, y así:

–Se pueden distinguir tres tipos de flotas de transporte según su tamaño:

∙Flotas pequeñas: normalmente de carácter familiar con un propietario autónomo y algunos conductores familiares o asalariados. Suelen tener hasta 5 ó 6 vehículos y la mayor parte de su trabajo lo hacen para un cliente o una gran empresa.

∙Flotas medianas: con un número de 6 a 30 vehículos. Suele tratarse de pequeñas empresas familiares que han crecido aprovechando una buena gestión y especializándose en nichos de mercado o mercados emergentes. Estas empresas suelen tener ya una amplia cartera de clientes en los ámbitos nacional e internacional. Cuentan con un departamento de tráfico de relieve, gestionado por una persona de confianza de la dirección. A medida que aumenta el número de vehículos, la estructura de la empresa puede crecer hasta tener talleres de reparación, almacenes y depósitos de carburante propios.

∙Flotas grandes: son empresas que cuentan con un elevado número de vehículos. Los vehículos pueden ser propios o subcontratados a autónomos. Pueden llegar a tener delegaciones en diferentes lugares del país y actúan en muchas ocasiones como operadores logísticos y de distribución de grandes marcas. Suelen tener vehículos de diferentes tipos para diferentes servicios de transporte.

–En función del uso que se le dé a los vehículos, existen diferentes tipos de flotas:

∙De ámbito urbano (autobuses, recogida de residuos, etc.). Suelen corresponder a servicios públicos, con características especificadas en el pliego de condiciones firmado con la administración. Los recorridos realizados y sus frecuencias de paso o las características técnicas de los vehículos de la flota asignada determinarán su uso.

∙De distribución. En la distribución de productos y mercancías en ámbito local y regional se utilizan, según la carga, vehículos tipo furgón e industriales ligeros de hasta 3,5 T. Los recorridos suelen ser urbanos e interurbanos con distancias no muy grandes.

∙De largas distancias. La principal característica del transporte de pasajeros o de mercancías a larga distancia es que los vehículos –autocares y camiones–, además de realizar un recorrido casi exclusivamente de ruta, están en marcha el máximo de tiempo posible, para reducir los tiempos de los servicios contratados

CRITERIOS PARA DIMENSIONAR LA FLOTA DE VEHÍCULOS CONFORME EL SERVICIO A PRESTAR:

Para dar un buen servicio a su cliente y mejorar el servicio prestado en su caso, una empresa debe plantearse la cuestión de dimensionar el tamaño de su flota , es decir , decidir que vehículos compondrán la base de su organización.

Para dimensionar su flota una empresa debe hacerse una serie de preguntas que son básicas: ¿Cuántos vehículos son necesarios para prestar el servicio ofertado?, ¿son suficientes los vehículos actuales o se necesitan más vehículos (mayor capacidad de servicio)?. En el caso de necesitar más vehículos, ¿qué tamaño de vehículo es el más adecuado? ¿qué tipo de vehículo sería más interesante incorporar a la flota propia?. Además de resolver estas cuestiones, la empresa ha de interesarse por:

–Minimizar el tiempo total de recorrido. Esto facilita mejores tiempos de servicio y posibilita comprometerse con plazos de entrega de más seguro cumplimiento. Esto mejora la imagen y la confianza en la empresa.

–Minimizar el número total de vehículos requeridos para dar servicio a todos los clientes nacionales. Esto significa minimizar la inversión necesaria y reducir los costes de mantenimiento de la flota.

Sopesar si son posibles las rutas según la carga de los vehículos. Esto mejoraría el aprovechamiento de los recursos y reduciría el tiempo de inactividad de los mismos.

Por supuesto también se debe tener en cuenta la carga máxima admisible de cada uno de los vehículos empleados para el transporte y tener en cuenta el horario de entrega o recogida de los pasajeros y las diversas paradas (ventanas horarias).

La empresa deberá analizar todos estos datos para obtener información que le ayude a tomar una decisión sobre el dimensionamiento de la flota.

Como se puede observar, dependiendo de los objetivos de la empresa y de la valoración que se haga de cada una de las variables de la decisión se llegará a una conclusión u otra. En el mercado existen diversas herramientas y aplicaciones que permiten que la empresa tenga la capacidad de experimentar con diferentes escenarios y obtener información útil para su toma de decisiones. Por ejemplo, la empresa podría evaluar el impacto de las soluciones en función de la distancia de las rutas o coste de reparto. También se podría analizar en detalle alguna ruta atendiendo a las ventanas horarias e incluyendo información sobre el tiempo necesario de carga y de descarga de los pasajeros (no sólo el del trayecto).

RENOVACIÓN DE LA FLOTA:

Las necesidades de renovación de la flota de vehículos se determina analizando las características de los vehículos propios, previsión de servicios, estado y características de los mismos, elaborando un informe económico para la toma de decisiones de adquisición y venta de vehículos de la organización.

Hay que mencionar que la evolución tecnológica de los diferentes medios de transporte ha supuesto un destacado avance en la eficiencia energética de la movilidad de personas y mercancías. Por lo tanto, el fomento de la renovación de las flotas supone una medida eficaz para la mejora general de la eficiencia energética del transporte y la reducción de costes. Existen varias alternativas tecnológicas en vehículos y combustibles que una empresa debe estudiar a la hora de la renovación de su flota.

Flota de autobuses

Las características de los vehículos de transporte de viajeros se determinan en función de las características de los servicios que se van a prestar señalando al menos: capacidad según el número y demanda prevista de viajeros, tipo de transporte: urbano o interurbano, necesidades especiales de viajeros: rampas de acceso, anclajes interiores para sillas de ruedas u otros dispositivos de seguridad, entre otros.

El tipo de flota y las alternativas de prestación de servicios utilizando vehículos propios y ajenos, contratados en alquiler con exclusividad, puntual o esporádicamente, se analizan proponiendo la más adecuada en función del nivel de servicio y necesidades de los viajeros.

Las necesidades de renovación de la flota de vehículos se determina analizando las características de los vehículos propios, previsión de servicios, estado y características de los mismos, elaborando un informe económico para la toma de decisiones de adquisición y venta de vehículos de la organización.

Importante

Los vehículos y equipos y accesorios necesarios para la ejecución de los servicios de transporte de viajeros por carretera previstos se comparan analizando y valorando las ofertas de los fabricantes y proveedores de vehículos, según criterios económicos y de calidad de la organización para la toma de decisiones por parte de la organización.

La enorme demanda de transporte por carretera ha originado el desarrollo de un gran número de vehículos, con características especializadas y adecuadas a cada segmento de dicha demanda.

Es muy importante tener en cuenta el servicio que se va a prestar para adaptar la flota a la demanda de los usuarios y todo ello está relacionado con los requerimientos exigidos a los automóviles que van a componer dicha flota.

Requerimientos exigidos a los automóviles:

–Prestaciones.

–Carga y espacio útiles.

–Comodidad.

–Seguridad.

–Ruidos.

–Fiabilidad.

–Emisiones.

–Aceptación y usuarios.

–Coste.

–Adaptación al tráfico urbano.

1.3.Análisis de la oferta y demanda del mercado de transporte de viajeros

Los términos OFERTA y DEMANDA son conceptos económicos y que se suelen explicar teniendo en cuenta la LEY DE LA OFERTA Y LA DEMANDA.

Podemos definir la oferta como la cantidad de bien o servicio que el vendedor pone a la venta. Este bien o servicio puede ser de lo más variado y circunscribiéndonos al sector que estudiamos este es el transporte (de viajeros, mercancías, medios de transporte, posibilidad de transporte combinado, tipo de vehículo, tipo de viaje...) La demanda podemos definirla como la cantidad de un bien o servicio que la gente desea adquirir, en nuestro caso el viajero demanda ir de un lugar a otro en un tipo de vehículo determinado. La demanda es un además un concepto elástico ya que debe ir acomodándose a los diferentes escenarios y condiciones de cada momento.

No obstante lo más interesante de la oferta y la demanda es cómo interactúan la una con la otra ya que estas son dinámicas y no estáticas ya que tanto la oferta como la demanda de un bien o de un servicio cambian por ejemplo según el precio y así podemos decir que la oferta y la demanda interactúan entre sí fijando los precios y las cantidades de bienes y servicios que se van a producir. Esto se realiza de modo automático sin que sea necesaria una intervención de un agente externo. Es la ley de la oferta y la demanda la que refleja la relación entre la demanda que existe de un bien en el mercado y la cantidad del mismo que es ofrecido en base al precio que se establezca

http://www.zweigmedia.com/MundoReal/tutorialsf0/pics/demandSupplyEs.gif

Diagrama básico de la oferta y la demanda (Fuente Wikipedia)

En general, la demanda de bienes y servicios puede considerarse como la cantidad de los mismos que los consumidores están dispuestos a adquirir bajo ciertas condiciones temporales, geográficas y otras.

Centrándonos en el sector de los transportes podemos considerarlos como una rama económica encuadrada en el sector servicios, o lo que es lo mismo, podemos considerar el sector transporte como una rama económica productora de un servicio y que es el resultado de la existencia de una oferta de servicios y una demanda de personas y/o de mercancías a transportar.

La definición de la demanda de transporte tiene algunas características particulares como:

–Es una demanda derivada por alguna función o necesidad.

–Requiere distribución espacial.

–Es un fenómeno dinámico.

–No se puede almacenar.

Ahora bien, tenemos que diferenciar entre el transporte de personas o viajeros y el de mercancías ya que mientras para los transportes de personas, y en particular de transportes urbanos, la atención se centra en el análisis de la demanda para poder deducir la oferta deseada, en los transportes de mercancías la atención se centra en el análisis de su oferta de transportes.

Durante mucho tiempo, en el mercado de los transportes ha estado dominado por la oferta, siendo prioritario el estudio de esta frente al estudio de la demanda. Las prioridades se centraban en la necesidad de inversiones, la fijación de los precios (tarifas), la concurrencia entre modos alternativos y su regulación, la relación entre la colectividad y las sociedades de transporte, etc… pero desde el momento en que ha sido necesario justificar nuevas infraestructuras costosas,(autopistas, aeropuertos, nuevas redes de metro, líneas de alta velocidad,...) se ha tenido que recurrir a una evaluación de la demanda para poder tomar las decisiones correctas , sobretodo en el ámbito de los transportes de viajeros. Esto ha tenido dos consecuencias:

–La demanda es más fácilmente determinable para los viajeros (no así para los transportes de mercancías) y sobre todo para los desplazamientos urbanos (e interurbanos, ya que muchos modos son concurrentes) y

–El método para la planificación de los transportes requiere un análisis preciso de la demanda para obtener las características de los usuarios y de sus comportamientos y así poder formalizarlos a través de modelos y usarlos para prever la demanda futura. Esta demanda futura así evaluada se ha de confrontar con la oferta existente para aclarar cuáles serán las inversiones más útiles, por lo que únicamente el estudio económico permite justificar (o no) cada inversión que se haga en el transporte.

Conviene destacar que en el análisis de la demanda en el ámbito del transporte existe una dificultad metodológica ya que como hemos dicho la demanda de transporte no es bien conocida. Solamente se puede observar una movilidad de personas o un intercambio de mercancías. Pero tanto en un caso como en otro , lo que se observa resulta de una confrontación con la oferta, es decir, se trata de una demanda condicionada.

La demanda real, insistimos, desconocida, es diferente, ya que de existir una oferta diferente se daría una demanda diferente, en el espacio, en el tiempo o entre los modos de transporte. Además a la demanda observada se le ha de añadir una demanda latente y a la que la oferta existente de transportes no ha podido satisfacer.

Visto lo anterior en el sector que nos ocupa vamos a hablar de la demanda de transporte que podemos definir como la disposición a pagar que tienen los consumidores/viajeros por hacer uso de una determinada infraestructura o servicio de transporte. Esta disposición a pagar, que refleja la valoración que hacen los usuarios de los servicios, se obtiene a partir de sus preferencias sobre las distintas características de los mismos en comparación con otros bienes que puedan adquirir, es decir en comparación con otros medios que puedan utilizar. Desde el punto de vista de los costos también podría definirse como la cantidad de servicios y usos de las infraestructuras que se desea comprar para cada precio.

Definida así la demanda conviene precisar cuáles son sus objetivos:

–Por una parte: el conocimiento de la demanda de transporte, tanto de la actual como de la prevista, se relaciona con la posibilidad de elaborar un programa de actuaciones que permita atender las necesidades del sector. De aquí que toda la actividad planificadora necesite el conocimiento de la demanda de transportes cualquiera que sea el enfoque desde el que esta actividad se desarrolle. Por lo tanto, constituye un elemento esencial de planificación, permitiendo al experto, desde una posición puramente técnica, disponer de unas previsiones y establecer, a partir de las mismas y con criterios de máxima eficiencia, el orden de actuaciones para alcanzar los objetivos establecidos.

–Por otra parte: desde un punto de vista político, el hecho de poder disponer de herramientas de estimación fiable de la demanda, da la posibilidad de ordenar la actuación técnica, pero también de tomar decisiones sobre los parámetros que determinan esa demanda futura a fin de orientarla si no se ajusta al modelo de desarrollo social que el político defiende.

Los factores que influyen en la demanda de transporte de viajeros o lo que es lo mismo, las razones por las que la demanda será más o menos intensa en unas regiones o lugares, o en unos momentos más que en otros, son muy diversas, no obstante frecuentemente destacan ciertos factores que son, principalmente, los siguientes:

–Características físicas (servicios de transporte de carga) En el transporte de carga, la selección del modo de transporte dependerá en su mayoría de las características de los productos a mover. En el transporte de viajeros las características físicas son menos

Has llegado al final de esta vista previa. ¡Regístrate para leer más!
Página 1 de 1

Reseñas

Lo que piensa la gente sobre UF2219 - Diseño de planes de transporte de viajeros por carretera

0
0 valoraciones / 0 Reseñas
¿Qué te pareció?
Calificación: 0 de 5 estrellas

Reseñas de lectores