Disfruta de millones de libros electrónicos, audiolibros, revistas y más con una prueba gratuita

A solo $11.99/mes después de la prueba. Puedes cancelar cuando quieras.

UF1444 - Organización de las intervenciones necesarias para el mantenimiento de las instalaciones eléctricas en el entorno de edificios
UF1444 - Organización de las intervenciones necesarias para el mantenimiento de las instalaciones eléctricas en el entorno de edificios
UF1444 - Organización de las intervenciones necesarias para el mantenimiento de las instalaciones eléctricas en el entorno de edificios
Libro electrónico540 páginas12 horas

UF1444 - Organización de las intervenciones necesarias para el mantenimiento de las instalaciones eléctricas en el entorno de edificios

Calificación: 0 de 5 estrellas

()

Información de este libro electrónico

La finalidad de esta Unidad Formativa es enseñar a organizar y controlar las intervenciones para el mantenimiento de instalaciones, así como realizar el diagnóstico del fallo en la instalación eléctrica, a partir de los síntomas detectados.

Para ello, se estudiará el análisis de las instalaciones en el entorno de edificios, los protocolos de actuación, y por último, se analizará el diagnóstico de las instalaciones en el entorno de edificios.

Tema 1. Análisis de las instalaciones en el entorno de edificios.
1.1 El mantenimiento y su organización.
1.2 Principios para el mantenimiento y diagnóstico en las instalaciones.
1.3 Tipos de mantenimiento.
1.4 Mediciones eléctricas.
1.5 Protección y normalización.
1.6 Instrumentos y técnica de diagnóstico.
1.7 Implantación del mantenimiento predictivo.
1.8 Seguridad de personas e instalaciones.

Tema 2. Protocolos de actuación en las instalaciones en el entorno de edificios.
2.1 Planificación del mantenimiento.
2.2 Procedimientos de sustitución de elementos.
2.3 Procedimientos de reparación y normas de seguridad.
2.4 Elaboración de instrucciones y procedimientos.
2.5 Redacción de informes.

Tema 3. Diagnóstico de las instalaciones en el entorno de edificios.
3.1 Técnicas de diagnóstico y localización de averías.
3.2 Diagnóstico mediante análisis de temperaturas y vibraciones.
3.3 Diagnóstico mediante análisis de corrientes.
3.4 Detección de averías eléctricas.
3.5 Averías típicas.
IdiomaEspañol
Fecha de lanzamiento16 ene 2019
UF1444 - Organización de las intervenciones necesarias para el mantenimiento de las instalaciones eléctricas en el entorno de edificios
Leer la vista previa

Relacionado con UF1444 - Organización de las intervenciones necesarias para el mantenimiento de las instalaciones eléctricas en el entorno de edificios

Libros relacionados

Comentarios para UF1444 - Organización de las intervenciones necesarias para el mantenimiento de las instalaciones eléctricas en el entorno de edificios

Calificación: 0 de 5 estrellas
0 calificaciones

0 clasificaciones0 comentarios

¿Qué te pareció?

Toca para calificar

    Vista previa del libro

    UF1444 - Organización de las intervenciones necesarias para el mantenimiento de las instalaciones eléctricas en el entorno de edificios - Jordi Arlandis Melé

    1.1. El mantenimiento y su organización

    1.2. Principios para el mantenimiento y diagnóstico en las instalaciones

    1.3. Tipos de mantenimiento

    1.4. Mediciones eléctricas

    1.5. Protección y normalización

    1.6. Instrumentos y técnica de diagnóstico

    1.7. Implantación del mantenimiento predictivo

    1.8. Seguridad de personas e instalaciones

    1.1.El mantenimiento y su organización

    La palabra mantenimiento se define como todas aquellas técnicas destinadas a la conservación de equipos o instalaciones durante el mayor tiempo posible de funcionamiento buscando una optimización en el rendimiento.

    El mantenimiento pretende que aquello que es mantenido sea predecible, que venga marcado por unas pautas que se puedan controlar para así conocer los recursos necesarios para ello.

    Dicho de otro modo, que la instalación o la maquinaria no impongan los resultados, sino que éstos sean los marcados previamente.

    Sabias que…

    La palabra mantenimiento deriva del latín manu tenere que significa tener cogido de la mano algo o a alguien, es decir, tener el control de algo.

    Diferencias entre el mantenimiento de equipos y el mantenimiento de una instalación

    Se puede realizar un mantenimiento de una maquinaria o de unas instalaciones, entendiéndolas cada una de formas distintas

    –El equipo o maquinaria lo componen las máquinas empleadas para la producción de un cierto objeto en una cierta cantidad en un tiempo determinado.

    –Instalación, la parte de un local comercial, industrial…. que tiene como misión permitir el correcto funcionamiento de la actividad. Se puede hablar entre otros por ejemplo de

    Ejemplo

    Un ejemplo de maquinaria: la máquina plegadora de chapa dentro de una planta de producción de automóviles.

    Un ejemplo de instalación: la instalación eléctrica, instalación contra incendios o instalación frigorífica que forma parte de una nave industrial destinada a la producción de carne envasada.

    El mantenimiento enfocado a la maquinaria se caracteriza porque es un operario o varios los que trabajan sobre una máquina. Se pretende que esta máquina esté en condiciones óptimas de funcionamiento para la producción. Este mantenimiento requiere de personal con altos conocimientos de una tecnología o de software propios de la máquina.

    Cuando se habla de mantenimiento de una instalación, se requiere que ésta cumpla con unas prestaciones mínimas. Estas prestaciones vienen marcadas normalmente por la normativa. Si se está por debajo de estas prestaciones, se ve disminuida su capacidad pero normalmente se dispone de elementos similares que pueden mantener el nivel de servicio. Estamos hablando del caso de mantener unos niveles de iluminación o de unos niveles de extracción de aire en la sala de trabajo.

    El personal que interviene primero en una instalación suele tener conocimientos de varias instalaciones, sin ser un verdadero especialista. En algunas acciones de mantenimiento concretas se requiere de personal más especializado en un parte de la instalación.

    Otra diferencia entre ambos mantenimientos es el operario que puede realizar el mantenimiento más sencillo. En el mantenimiento enfocado a maquinaria son los propios operarios los que realizan muchas veces las comprobaciones básicas de funcionamiento de la misma. En cambio en el mantenimiento de las instalaciones es el personal que depende de mantenimiento el que realiza el mismo y no los usuarios finales de la instalación.

    Evolución del mantenimiento a lo largo de la historia

    Las distintas actividades de mantenimiento han sufrido una evolución a lo largo del tiempo, evolucionando desde un mantenimiento más básico hasta un modo de mantenimiento basado en las nuevas tecnologías.

    –Mantenimiento de primera generación

    Inicialmente se consideraba que se tenía que realizar un mantenimiento únicamente cuando se averiaba la máquina o la instalación y más aún cuando no se podía producir. A esta forma de entender el mantenimiento se le denomina mantenimiento correctivo total.

    Este mantenimiento existe desde que existen las averías como forma de pérdida de producción o de disminución de las prestaciones de uso de un edificio.

    –Mantenimiento de segunda generación

    Este mantenimiento inicial derivó en el denominado mantenimiento de segunda generación, en el que se buscaba que las máquinas estuvieran funcionando el mayor tiempo posible, con revisiones periódicas programadas donde se analizaran los puntos clave ya sea de la maquinaria o de la instalación.

    El inconveniente de esta forma de mantenimiento es que su carácter fijo en el tiempo, por lo que no se tienen en cuenta factores como las horas de uso de la maquinaria o bien la capacidad del operario para manejarla.

    –Mantenimiento de tercera generación

    El siguiente avance del mantenimiento se produjo cuando se quiso buscar el momento justo de realizar el mantenimiento, independientemente del tiempo pasado entre dos acciones preventivas iguales, esto es, que fuera variable en el tiempo.

    Además, se evolucionó hasta tener otros aspectos en cuenta como son la calidad y el respeto al medio ambiente. Por este camino se llegó al mantenimiento de tercera generación.

    Este mantenimiento se basa en la observación continua de determinados parámetros para poder actuar sobre los equipos cuando sea necesario, siendo clave el uso de tecnología (cámaras infrarrojas, analizadores de red, analizador de vibraciones…).

    –Mantenimiento de cuarta generación

    En la actualidad se está avanzando hacia el denominado mantenimiento de cuarta generación. Lo que se busca son los ceros defectos dentro de una cadena de producción, por lo que la máquina deja de ser una isla y se analiza dentro del global de la línea de producción, tratando de sincronizar por ejemplo el mantenimiento con las paradas de línea o con el mantenimiento en otras zonas de la producción. Se trata del mantenimiento productivo total.

    Se busca además el paso de la información y la coordinación con el resto de departamentos de la empresa. Para ello se usan programas informáticos adaptados a cada empresa en los que los diferentes departamentos pueden introducir y consultar sus propios datos y los datos ajenos.

    Sabías que…

    Cuando se habla del mantenimiento productivo total normalmente se habla de TPM, que se corresponde con las siglas en inglés de Total Productive Maintenance, filosofía de mantenimiento originaria de Japón.

    Reparación de escalera mecánica

    Organización del mantenimiento

    La distribución de los recursos humanos del departamento de mantenimiento y de sus tareas es distinta para cada instalación a mantener, no se puede generalizar este aspecto. Sin embargo, se puede decir que se tienen que dar una serie de condiciones generales en la organización del mantenimiento:

    –Personal cualificado

    En los modernos sistemas de mantenimiento, cada vez es más necesaria la formación del personal, variando ésta en función del mantenimiento a realizar. Por ejemplo en el caso de que se trate de mantener un edificio en general, se tiene que disponer de personal con conocimiento sobre varias instalaciones presentes en el edificio. En otro caso, si se trata de mantener una máquina en particular, son necesarios recursos humanos especializados que estén formados en esa máquina en concreto

    –Organización de mantenimiento estructurada

    Debe existir una organización jerárquica dentro del departamento de mantenimiento. La persona última responsable del mantenimiento debe depender de la gerencia, siendo en último término la que marque las pautas del mantenimiento en la empresa.

    –Coordinación con el resto de departamentos

    Sirva de ejemplo una parada por mantenimiento preventivo, el departamento de producción tiene que saber cuánto tiempo va estar parada la máquina y que personal de la cadena de producción va a estar involucrado, el departamento de finanzas debe saber el coste del material empleado en la reparación y el departamento de recursos humanos debe saber si hay personal externo que se encuentra trabajando en las instalaciones.

    –Conocimiento en el uso de las herramientas de mantenimiento

    Aparte de las tradicionales herramientas eléctricas y mecánicas, se debe conocer el software del manejo del departamento de mantenimiento. Estas nuevas herramientas son necesarias para, entre otras cosas, la elaboración de partes de trabajo, el volcado del resultado de la toma de datos de una cámara termográfica o la consulta del listado de piezas de un fabricante.

    –Cumplimiento en materia económica

    Cada organización de mantenimiento debe velar por un uso eficiente de los recursos. No se puede pensar que los recursos disponibles en la organización son infinitos y se debe cumplir con unos presupuestos asignados a cada operación de mantenimiento. Se deben optimizar los tiempos de parada, los materiales empleados en la acción preventiva o bien el personal que ha participado en la acción de mantenimiento.

    –Cumplimiento en materia de seguridad laboral y prevención de riesgos laborales

    Según la legislación vigente, en función del lugar y el tipo de trabajo a realizar, se tienen que cumplir con una serie de protecciones en materia de seguridad y salud laboral.

    –Cumplimiento en materia normativa

    Existe una serie de actuaciones que son obligatorias porque así lo determina la legislación sectorial en vigor. Tal es el caso de mantenimientos periódicos de aparatos elevadores o de instalaciones contra incendios. Este mantenimiento es realizado por una empresa acreditada por el organismo público correspondiente para esa inspección.

    –Cumplimiento en materia de ahorro energético

    El análisis de las fugas, la mejora de los aislamientos de las tuberías de conducción son por ejemplo medidas que se llevan a cabo en el mantenimiento para la búsqueda de fallos que implican una búsqueda de ahorro energético. Se debe priorizar aquellas acciones que con un mínimo de inversión supongan un mayor ahorro energético.

    –Cumplimiento en materia medioambiental

    Se debe cumplir la legislación actual en materia medioambiental.

    La actividad de mantenimiento comporta una serie de consecuencias en medioambientales que es preciso resolver. Esto implica desde la contratación de un gestor autorizado de residuos hasta la correcta conservación de una zona calificada como peligrosa.

    Importante

    No existe un modelo óptimo de organización del mantenimiento, cada instalación tiene su solución óptima de mantenimiento.

    Instalaciones en el entorno de los edificios

    Existen numerosas instalaciones que pueden requerir mantenimiento en el entorno de un edificio.

    Para poder establecer las distintas pautas de mantenimiento es necesario hacer un inventario de todas las partes de cada instalación que van a necesitar de mantenimiento. Es por ello que es necesario enumerar de forma racional las instalaciones más usuales en un edificio.

    Una forma de clasificarlas es atendiendo a criterios de funcionamiento. Con este criterio se dividen en dos grandes grupos:

    –Instalaciones mecánicas

    Se clasifican así porque la función principal es mover un fluido, normalmente es el agua o el aire.

    –Instalaciones eléctricas

    En estas instalaciones la electricidad es la que determina el funcionamiento último de la instalación y su fin es proporcionar electricidad a unos consumos finales.

    Es importante tener en cuenta que pese a la división de instalaciones en mecánicas y eléctricas, ambos grupos están relacionados entre sí. Por ejemplo se requiere de instrumentación alimentada por electricidad para controlar una caldera o bien se necesita tomas de alumbrado en una sala de bombeo de aguas pluviales.

    Ejemplo

    Son elementos eléctricos en las diferentes instalaciones los siguientes:

    –Climatización: motor de la compuerta de regulación de aire en la sala de oficinas.

    –Fontanería: motor de la bomba de impulso de agua.

    –Iluminación: detector de presencia en la sala de máquinas.

    –Seguridad: cámara de videovigilancia

    –Instalación de detección de incendios: detectores de humo

    –Instalación de extinción de incendios: motor de la bomba de presión de la red de bocas de incendios equipadas (BIE).

    A partir de esta división, se plantean el análisis de las siguientes instalaciones:

    Relación de instalaciones en un edificio

    Climatización, calefacción y ventilación

    Tratan de mantener la calidad y la temperatura del aire de los locales en unos niveles de confort adecuados mediante la impulsión, el tratamiento o la extracción de aire.

    Lo elementos que van a ser importantes dentro de un sistema de mantenimiento son:

    –Unidades de generación calor

    Principalmente calderas para producir calor.

    Las calderas calientan agua gracias a un intercambiador de calor que recoge el calor generado en la combustión controlada de un combustible que puede ser sólido (madera), líquido (gasoil) o gas (gas natural). Esta agua se puede usar en calefacción o como agua caliente sanitaria.

    Las calderas están compuestas por:

    ∙Circuito de agua.

    ∙Circuito de evacuación de humos.

    ∙Quemador, que es el elemento donde se produce la mezcla de combustible con el comburente (aire).

    ∙Hogar, es donde está la llama y se realiza la combustión del combustible.

    ∙Tanque de combustible.

    ∙Estructura soporte.

    Los parámetros de funcionamiento que definen a una caldera son:

    ∙Potencias, donde se distingue entre potencia útil y potencia consumida.

    ∙Rendimiento de la caldera.

    ∙Presiones, ya que se definen la presión de trabajo y la presión de timbre (la presión máxima de trabajo).

    ∙Temperaturas de trabajo de la caldera y de fluido.

    ∙Caudal, cantidad de agua que puede circular por una caldera en condiciones normales.

    –Las unidades para producir frío, llamadas enfriadoras, grupos enfriadores o plantas enfriadoras

    Se utilizan máquinas que utilizan un ciclo de compresión de aire para producir frío. Están compuestas internamente de un evaporador, un compresor, un evaporador y una válvula de expansión.

    Ciclo en una máquina de producción de frío

    Por su forma de trabajo se distinguen entre:

    ∙Equipos de expansión directa, que comprimen aire para producir aire en el evaporador, como puede ser el caso de los denominados splits.

    ∙Equipos agua-agua, para la producción de mayores cantidades de aire frío. En estas instalaciones se utilizan las torres de refrigeración.

    ∙Equipos agua-aire, producen agua fría para alimentar equipos terminales de tratamiento de aire ambiente.

    –Bombas de calor para producir frío y calor

    Es una máquina que puede producir tanto frío como calor, en función del sentido de circulación del aire interior al exterior o viceversa.

    Existen los mismos tipos de máquinas que en las máquinas de frío: aire-aire, agua-agua, agua-aire.

    –Circuitos hidráulicos

    Son los encargados de repartir el calor producido en las unidades de generación a las unidades terminales.

    Se considera que el fluido portador en los grandes edificios es el agua. Las instalaciones constan de dos tipos de configuraciones de tuberías:

    ∙de dos tubos, que se componen de una tubería de ida y otra de retorno.

    ∙de cuatro tubos, que están construidos usando una tubería de ida y otra de retorno para cada tipo de circuito de frío o calor.

    Para realizar un buen mantenimiento es fundamental que las tuberías estén señalizadas de acuerdo a los colores normalizados (rojo es agua caliente, azul agua fría…).

    Por otra parte, los circuitos se pueden clasificar en función de su ubicación con respecto al total del circuito en:

    ∙Circuitos primarios, que son los que llevan el fluido desde las unidades generadoras hasta los colectores de distribución.

    ∙Circuitos secundarios, que llevan el fluido desde el colector de distribución hasta las unidades terminales.

    Los circuitos hidráulicos a su vez están compuestos de una serie de diversos elementos que regulan y controlan el paso de agua, siendo los más importantes desde el punto de vista funcional los siguientes:

    ∙Las bombas de circulación, que se encarga de impulsar el fluido por las tuberías.

    ∙Elementos de regulación, son principalmente las válvulas, termostatos y presostatos.

    ∙Vasos de expansión, que tienen como misión absorber las variaciones de presión para que no afecten al circuito.

    ∙Depósitos acumuladores.

    ∙Elementos de medida.

    –Sistemas de tratamiento de aire

    Es la parte final de la instalación adonde se produce la descarga del aire en los locales.

    Existen numerosas tipologías de sistemas finales encargadas de tratar el aire y se clasifican en función de múltiples características:

    ∙Por su colocación, en pared o en el techo.

    ∙Por el número de conductos, de uno o dos conductos (uno para el frío y otro para el calor), o bien conductos para instalaciones multizona.

    ∙Por la forma de regular el caudal, de caudal variable o de caudal constante.

    ∙Según su sistema de trabajo, ya sea solo con aire (sistema de conductos), con agua (fan-coils) o con refrigerante (splits).

    Fontanería

    Consiste en el tratamiento y distribución del agua potable desde la entrada de la red general hasta los puntos de consumo.

    Deben seguir las condiciones marcadas por la normativa en relación a ahorro de agua. Se trata por ejemplo de la instalación de elementos destinados a la reducción de consumos en los grifos o los contadores de agua fría y caliente.

    Las instalaciones de distribución de agua para consumo se componen de los siguientes componentes:

    –Equipos de bombeo

    Si la presión que entregada por la red de distribución de agua potable no es suficiente para dar un servicio adecuado a los consumos, es necesario instalar un sistema de bombeo en el tramo inicial de la instalación.

    –Tuberías de distribución.

    –Elementos de control, como son los filtros, los presostatos o los contadores.

    –Elementos de distribución, se trata de las válvulas de paso o las bifurcaciones.

    –Mecanismos, son los accesorios instalados en el punto final del suministro. Se compone de la grifería o los inodoros.

    Saneamiento

    La función principal de la instalación de saneamiento es la evacuación de las aguas que una vez aprovechadas no se necesitan y que es necesario evacuar. Son aguas provenientes de las lluvias o después de consumo.

    Pueden ser instalaciones que funcionen con la ayuda de una bomba de evacuación o bien por efecto de la gravedad.

    Instalación con cables

    Instalaciones de extinción de incendios

    Son todos aquellos elementos que una vez declarado el fuego, posibilitan su extinción. Se trata por ejemplo de rociadores de agua, mangueras equipadas contra incendios y sus elementos auxiliares. Estos elementos permiten la conducción de un agente extintor, normalmente agua, a un punto final de la instalación con una presión y un caudal determinado

    Su ubicación, presión y caudal de trabajo se deben realizar de acorde a la normativa.

    Estas instalaciones están compuestas principalmente por:

    –Aljibes, o depósitos donde se almacena el agua para su uso en caso de incendio

    –Sistema de bombeo

    El sistema de bombeo está compuesto por:

    ∙Un sistema de bombeo principal para suministrar presión y caudal a los puntos finales de extinción que precise la instalación.

    ∙Equipo de bombeo auxiliar (jockey), que mantiene de forma automática la presión de la instalación de forma constante, según unos cálculos previos.

    –Resto de componentes de distribución

    Se trata del resto de elementos que forman parte de la instalación de distribución de agua, como pueden ser los presostatos o las válvulas de accionamiento automático.

    –Sistemas finales de extinción de incendios

    Se componen de las bocas de incendio equipadas, los rociadores automáticos o los extintores que se colocan en función de las características del edificio según la normativa en vigor.

    Instalación solar térmica

    En el entorno de los edificios, son instalaciones que gracias a la energía aportada por el sol, producen agua caliente sanitaria o calefacción.

    Constan de un colector solar que capta la energía proveniente del sol y la transmite al líquido que circula por su interior. Este líquido actúa como portador de calor circulando, mediantes un circuito cerrado, hasta un depósito de intercambio de calor. En este intercambiador de calor se cede el calor ganado en la instalación solar a la instalación de agua caliente sanitaria.

    Si en vez de cederlo a la instalación de agua caliente sanitaria se cede a una instalación de suelo radiante, decimos que se trata de una instalación solar térmica para calefacción.

    También existen otras aplicaciones menos frecuentes como son el calentamiento del agua de una piscina o, en ciertos procesos industriales, para la generación de frío o calor.

    Según las dimensiones que tenga la instalación solar, éstas se instalan provistas de bombas en el circuito primario y secundario, bombas de circulación en el retorno o detectores de temperatura en el acumulador de calor que regulan el funcionamiento de la instalación.

    Las instalaciones solares térmicas vienen reguladas por su reglamentación específica. En concreto, por el Código Técnico de la Edificación en su Documento Básico HE4 Contribución solar mínima de agua caliente sanitaria.

    Instalaciones eléctricas de alta tensión

    En general, en grandes edificios se va a tener un transformador que reciba la media tensión y que la convierta a baja tensión, para ser aprovechada en el interior del edificio.

    Se va a precisar de mantenimiento desde el transformador eléctrico hasta la red de distribución en baja tensión. Al tratarse de instalaciones consideradas como peligrosas, parte de estas labores de conservación son realizadas por personal externo especializado o por empresas acreditadas.

    Se pueden clasificar los centros de transformación en función de diversos criterios:

    –Su ubicación, ya sea de intemperie (al exterior), en el interior de un edificio dedicado a otros usos o bien en edificio independiente.

    –Su conexión, siempre respecto a la línea de alta tensión, se pueden conectar en anillo, o en doble distribución.

    –Su fabricación, en este caso pueden ser abiertos, de celdas prefabricadas o compactas.

    El centro de transformación que existe en los edificios es el de abonado. Este se compone de una serie de partes fundamentales:

    –Aparamenta de maniobra y protección en media tensión.

    –Transformador de potencia, que consta de un primario al que le llega la media tensión y un secundario de donde parte la baja tensión.

    –La parte de baja tensión, que se compone a su vez de:

    ∙Un cuadro del equipo de medida, con un amperímetro.

    ∙Líneas de distribución en baja tensión.

    –Puesta a tierra. Según la normativa vigente, deben existir dos puestas a tierra:

    ∙Puesta a tierra de protección de las masas metálicas que no estén normalmente en tensión.

    ∙Puesta a tierra de los servicios (pararrayos) y neutros de las instalaciones de media y baja tensión

    La distribución ordenada de los elementos sería:

    Simbología: 1 Línea de alta tensión, 2 Primario de media tensión, 3 Protección de media tensión, 4 Transformador de potencia, BT Distribución de baja tensión.

    Partes de un transformador de abonado

    Instalaciones eléctricas de baja tensión

    El mantenimiento va a englobar los conductores y sus protecciones, los cuadros eléctricos y los puntos de conexión en la red de distribución interior.

    Esta instalación está compuesta de:

    –Líneas de distribución

    Se componen de por los cables y conductores desde el punto de conexión hasta los puntos de consumo finales.

    Estos conductores deben seguir una serie de normativas con respecto a su colocación, dimensionado o color de identificación entre otros.

    –Cuadros eléctricos

    Son los elementos que engloban l aparamenta de control, medida y maniobra.

    Se componen entre otros del interruptor de control de potencia, aparamenta de protección, aparamenta de medida, la puesta a tierra de las masas metálicas…

    –Elementos de consumo finales

    Son los elementos de la instalación finales que van a recibir la energía eléctrica.

    Se encuentran en el resto de las instalaciones.

    –Equipos con una función especial dentro de la instalación eléctrica

    Existen ciertos locales en los que, por razones del uso que se les da, es necesario instalar equipos o sistemas de protección por normativa.

    Tal es el caso por ejemplo de alumbrados de seguridad, generadores o transformadores de baja tensión.

    Iluminación

    Son todos aquellos dispositivos que permiten que exista un nivel adecuado de luz para el correcto desarrollo de la actividad en el edificio.

    A la hora de clasificar la iluminación, se distingue por razones de normativa a cumplir o formas constructivas entre alumbrado interior y exterior. Ambas tipologías deben cumplir con las normas existentes en materia de instalación, seguridad y eficiencia energética. Dichas normas son básicamente:

    –Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión y sus Instrucciones Técnicas Complementarias.

    –Código Técnico de la Edificación en su Documento Básico HE3 Eficiencia energética de las instalaciones de iluminación.

    –Código Técnico de la Edificación en su Documento Básico SU4 Seguridad frente al riesgo causado por iluminación adecuada.

    –Real Decreto 1890/2008. Reglamento de eficiencia energética en instalaciones de alumbrado exterior.

    Es por esto que para poder definir el comportamiento de los elementos que componen la instalación de iluminación, es necesario definir algunas de sus características principales:

    –Número de horas de funcionamiento

    Se distingue entre la vida media de una lámpara, que es el número de horas de funcionamiento hasta la avería, y vida útil económica, que es el tiempo de funcionamiento en el cual el flujo luminoso ha descendido a un valor tal que la fuente de luz no es rentable.

    –Propiedades cromáticas

    Definidas por la temperatura y el rendimiento del color.

    –Deslumbramiento

    Cuando se producen molestias o reducción de la capacidad para distinguir objetos. Se mide por el índice de deslumbramiento.

    Los componentes fundamentales de un sistema de iluminación que van a formar parte del sistema de mantenimiento son los siguientes:

    –Luminarias

    Son las encargadas de distribuir la luz generada en las fuentes de luz.

    Se componen de una carcasa, las conexiones, los difusores o los filtros

    –Equipos auxiliares

    Son elementos que van a permitir que el resto de los elementos funcione en unas condiciones de seguridad, de eficiencia energética y calidad de la iluminación aceptables. Existen varios tipos de equipos auxiliares, clasificados según su función principal:

    ∙Para iniciar el funcionamiento de la luminaria, como son los arrancadores o cebadores.

    ∙Para evitar crecimientos continuos de intensidad, caso de los balastos.

    Para adaptar la tensión de funcionamiento a la suministrada por la red, como por ejemplo los transformadores en baja tensión.

    Para corregir el factor de potencia de acorde a los valores definidos en normas y reglamentos en vigor, por ejemplo los condensadores.

    –Fuentes de luz, o lámparas

    Son los encargados de producir luz en sí misma.

    Existen varias tipos de fuentes de luz clasificadas según la forma de producir la iluminación:

    ¿Disfrutas la vista previa?
    Página 1 de 1