Disfruta de millones de libros electrónicos, audiolibros, revistas y más

A solo $11.99/mes después de la prueba. Puedes cancelar cuando quieras.

El dibujo animado

El dibujo animado

Leer la vista previa

El dibujo animado

valoraciones:
4.5/5 (2 valoraciones)
Longitud:
413 páginas
3 horas
Publicado:
14 jun 2019
ISBN:
9788434242173
Formato:
Libro

Descripción

La intención de este libro es acercar las fórmulas de la animación clásica a todo aquel que desee formarse como profesional y entrar a formar parte de un estudio en que se realice una producción, o bien a aquellos artistas que prefieran llevar a cabo su propia obra por medio de la animación tradicional, el 3D u otro programa o sistema informático que permita la secuenciación de imágenes fotograma a fotograma. El soporte, la técnica y el sistema son distintos, pero las fórmulas de la animación tradicional son las mismas.

En cine, la televisión, la creación de páginas web o la realización de clips para su difusión por internet han contribuido a que la presencia de la animación sea cada vez más constante y, a la vez, son también más numerosos los curiosos que se acercan a esta técnica con la clara intención de comunicarse mediante la animación como con cualquier otro medio de expresión artístico.
Publicado:
14 jun 2019
ISBN:
9788434242173
Formato:
Libro


Relacionado con El dibujo animado

Leer más de Equipo Parramón Paidotribo

Libros relacionados

Vista previa del libro

El dibujo animado - Equipo Parramón Paidotribo

animados.

El estudio y los

Materiales

TODO LO QUE SE NECESITA PARA DIRIGIR UNA PELÍCULA ES ALGUIEN QUETE DÉ EL TRABAJO. ASÍ QUE ME DIJE: CHICO, EL TRABAJO ES TUYO.

Clint Eastwood.

el animador de series de televisión o de largometrajes casi siempre trabaja en equipo y suele ocupar una mesa en el estudio profesional donde se realiza la producción.

No obstante, la tecnología ha puesto al alcance de todos una serie de medios que nos permiten una gran autosuficiencia para realizar nuestras películas de animación, y cada vez es más frecuente encontrar a animadores que trabajan solos o con un reducido número de ayudantes. En este caso, un estudio no necesita estar ubicado en una gran superficie habilitada con grandes y costosas instalaciones. Bastan unos metros cuadrados para llevar a cabo el trabajo en unas condiciones favorables.

Seguidamente, veremos cómo organizar un estudio de reducidas dimensiones, pero en el que es posible llevar a término trabajos de animación de gran envergadura.

Organización del estudio

Mesa de dibujo para el trabajo de creación de personajes, decorados y para el desarrollo del storyboard y layout. Es importante disponer de una fuente de luz por debajo para tomar referencias entre unos dibujos y otros.

EL ESTUDIO AUTOSUFICIENTE

Es importante disponer de un espacio con una mesa de dibujo estándar en la que realizar toda la tarea de creación y desarrollo del proyecto: diseño de personajes y decorados, realización de storyboards, layouts y creación de color para personajes, objetos de atrezo, etc.

Como complementos para este primer espacio de trabajo añadiremos una silla cómoda, algunas estanterías donde almacenar bocetos y documentación y una mesa auxiliar con cajones para guardar papel, material y demás.

Conviene disponer de una fuente de luz por debajo cubierta con un metacrilato translúcido, pues nos ayudará a tomar referencias de unos dibujos con respecto a otros. Otra fuente de luz imprescindible nos la proporcionará una lámpara de dibujo que incida directamente sobre la superficie de trabajo.

Mesa de animación con las estanterías necesarias para organizar el trabajo de los distintos planos de una misma secuencia.

(Superior) Habitación con ordenadores para los procesos de captación, coloreado y composición final de imagen. (Inferior) Despacho con paneles de corcho en la pared para el estudio detallado de las distintas secuencias de la película.

Tablero de animación profesional. En éste realizan su trabajo el animador, el ayudante y el intercalador. Suele ir encajado sobre una mesa con diversas estanterías para organizar el material correspondiente a la secuencia en la que se trabaja.

Necesitamos también una mesa para el ordenador, el escáner y el material que empleemos para captar nuestros dibujos y procesarlos digitalmente. Asimismo, es conveniente tener varias estanterías para ordenar y archivar los planos de la película. Los programas de ordenador dependerán del estilo de producciones que hagamos; probablemente, bastará con un programa de retoque fotográfico, uno de generación de gráficos para realizar acabados en nuestros decorados y, evidentemente, alguno de los programas que existen en el mercado para la captación, el proceso, la composición y la postproducción del trabajo de animación.

Por último, sería útil disponer de una habitación cómoda y tranquila donde revisar guiones, evaluar proyectos, recibir visitas, comentar la evolución del trabajo con los colaboradores, etc. Podemos colocar en ella unos armarios para guardar libros y películas que nos sirvan como documentación o consulta.

los materiales necesarios

algunos de ellos son exclusivos y sólo se utilizan en trabajos de dibujo animado, otros son comunes a cualquier medio de expresión artística.

EL TABLERO DE ANIMACIÓN

Es un complemento especial para realizar dibujos animados. Consta de una superficie plana con una inclinación de 45° (graduable a voluntad) sobre la cual gira un disco de aluminio que sostiene los pivotes de animación. La superficie del tablero requiere un espacio lateral donde sostener la carta de rodaje. El disco dispone de una instalación de luz por debajo para mantener una referencia visual de los dibujos a medida que se trabaja.

El tablero de animación.

También es importante disponer de una fuente de luz procedente de una lámpara de dibujo convencional que contrarreste la luz del disco en algunas fases del proceso de animación.

El trabajo de animación implica realizar innumerables bocetos, ensayos previos, animaciones pendientes de un posterior chequeo, etc. Todo esto requiere gran cantidad de papel, además de los dibujos de layouts, las cartas de rodaje y las carpetas que nos entreguen con cada plano que debamos animar. Se hace imprescindible colocar el tablero de animación sobre una mesa que cuente con un espacio adicional para organizar el trabajo y estanterías al alcance de la mano en las que ir distribuyendo los bocetos de los planos en que se trabaja, los pendientes y los terminados. Mantener el orden en la mesa es en ocasiones difícil, pero vital. Generalmente, el entorno de trabajo de un animador es un caos particular.

La mesa de animación con el tablero incorporado.

Los pivotes son imprescindibles para mantener en perfecto registro todo el trabajo de producción.

Paneles de storyboard.

LA BARRA DE PIVOTES DE ANIMACIÓN

Consiste en una regleta metálica con tres pivotes donde se colocan los papeles de animación a fin de que mantengan un perfecto registro unos con otros y con el resto de material de la producción. Esta barra se inserta en unas guías dispuestas en el disco giratorio del tablero de animación. Permite desplazarlo horizontalmente para animar los planos en que existan movimientos de cámara. El registro de los pivotes es universal y se utiliza el mismo formato en todos los estudios.

PANELES DE STORYBOARD

Son paneles de corcho enmarcados con un bastidor de madera que los hace rígidos para manipularlos y transportarlos sin peligro o para fijarlos en paredes. Las paredes de los estudios de animación suelen estar cubiertas de ellos, ya que son muy útiles para colocar las viñetas de los storyboard desgranados por secuencias. También los animadores suelen tener algún panel transportable sobre su mesa para contar con una constante referencia visual de la secuencia en que trabajan o para colocar las hojas de modelo de los

Has llegado al final de esta vista previa. ¡ para leer más!
Página 1 de 1

Reseñas

Lo que piensa la gente sobre El dibujo animado

4.5
2 valoraciones / 0 Reseñas
¿Qué te pareció?
Calificación: 0 de 5 estrellas

Reseñas de lectores