Disfruta de este título ahora mismo, y de millones más, con una prueba gratuita

Gratis por 30 días. Luego, $9.99/mes. Puedes cancelar cuando quieras.

Decálogo de las Finanzas Personales: Gestiona tu dinero para vivir mejor

Decálogo de las Finanzas Personales: Gestiona tu dinero para vivir mejor

Leer la vista previa

Decálogo de las Finanzas Personales: Gestiona tu dinero para vivir mejor

valoraciones:
5/5 (4 valoraciones)
Longitud:
107 páginas
2 horas
Publicado:
Jun 2, 2019
ISBN:
9780463867938
Formato:
Libro

Descripción

¿Por qué una persona media –como tú y como yo–, trabajando durante 35 años de su vida, no consigue alcanzar unos niveles de riqueza considerables? Si haces un cálculo sencillo, puedes ver que una persona de clase media genera bastante dinero a lo largo de su vida activa. ¿A dónde va a parar todo ese dinero? La respuesta es bien sencilla: la mayoría de la gente no sabe manejar su dinero, y lo que es peor, no le dan la importancia que se merece.

Por desgracia, la educación financiera es una asignatura pendiente en la mayoría de los hogares, y no es nada raro encontrar familias que no consiguen ahorrar, que no saben a dónde va su dinero, y que aún ganando una cantidad razonable de dinero, a final de mes acaban exactamente donde empezaron: a cero. La realidad es que acumular riqueza es mucho más fácil de lo que la gente piensa, si tan sólo le prestasen un poco de atención a sus finanzas personales (te diré un secreto: consiste en gastar mejor, no en ganar más).

El Decálogo de las Finanzas Personales te dará las herramientas necesarias para empezar a encargarte de tus finanzas personales y así recuperar el control de tu relación con el dinero. A través de sus páginas, el libro describe y desgrana cada uno de los diez puntos que debes tener en cuenta para encargarte de tus finanzas personales y alcanzar unos niveles de riqueza considerables y constantes a lo largo de tu vida, sin privarte de nada e incluso aumentando tu felicidad por el camino.

Publicado:
Jun 2, 2019
ISBN:
9780463867938
Formato:
Libro

Sobre el autor

Apasionado de las finanzas personales. Inversor particular.


Relacionado con Decálogo de las Finanzas Personales

Libros relacionados

Artículos relacionados

Vista previa del libro

Decálogo de las Finanzas Personales - Jorge Escolano Hervás

1. Sobre las finanzas personales y el libro que tienes en tus manos.

Hay mucha gente que se embarca en el mundo de las finanzas personales y de la inversión  porque van buscando desesperadamente la independencia (o libertad) financiera. Si bien cualquier motivo es válido para empezar a ocuparse de las finanzas personales, la realidad es que muy pocos consiguen alcanzar la libertad financiera, y como consecuencia de ello (y en el mejor de los casos) acaban donde empezaron: dejando de nuevo de lado sus finanzas. En el peor de los casos acaban completamente en la bancarrota, debido a su ansia por encontrar la independencia financiera.

Durante los últimos 5 años de mi vida he leído lo suficiente sobre libertad financiera como para sentir suficiente vergüenza ajena sobre ciertos contenidos. Hay mucho vendehumos que nos cuenta cómo tras dejar de tomar un café diario fue capaz de jubilarse a los 40 años, o de lo fácil que es ser rico y cómo tú también puedes serlo en 5 sencillos pasos . Esa visión tan optimista que estos cantamañanas intentan vendernos no es nada mundana, y de hecho me atrevería a decir que hace más mal que bien, dado que crea unas expectativas muy poco realistas y difíciles de alcanzar que terminan aumentando nuestra frustración. Es más: resulta curioso que la mayoría de estos gurús financieros escriben sobre lo fácil que es ser dueño de tu tiempo y dinero, pero siguen haciendo absurdos videos y webinars donde dedican su tiempo (y tu dinero) a conseguir su libertad financiera. Lo más interesante de todo esto, sin embargo, es el hecho de que muy pocas de las personas que intentan vendernos independencia financiera la han conseguido realmente. ¿Cómo, pues, se atreven a aconsejar a la gente sobre ello? Haz lo que yo digo, no lo que yo hago. Llámame raro, pero a mi eso me parece una contradicción en toda regla.

Este libro no te hablará de la independencia financiera, ni de lo fácil que es conseguirla (de hecho no lo es), ni de cómo tú también puedes ser dueño de tu tiempo y tu dinero y así vivir al máximo . Yo no he conseguido la libertad financiera y por eso mismo no me veo capacitado para aconsejarte sobre cómo conseguirla. Sin embargo, sí que he conseguido cierto grado de libertad financiera que me permitiría estar sin trabajar durante un tiempo lo suficientemente grande como para reinventarme, y por tanto sí me veo capacitado para dar lecciones sobre cómo alcanzar tal cosa. Y es que esto sí que es algo realmente fácil de conseguir para cualquiera persona media, si simplemente prestase un mínimo de atención a sus finanzas personales y las tratase con el respeto que se merecen. Es lo que yo llamo seguridad financiera, y no sólo me permite vivir y trabajar un poco más tranquilo, sino que en algún punto (más o menos distante en el tiempo) estoy seguro de que desembocará en libertad financiera.

No me acuerdo cuándo exactamente empezó mi curiosidad por las finanzas personales, pero sí me acuerdo de cómo empezó todo. En algún punto de vida me planteé una pregunta cuya respuesta aún no estoy seguro haber encontrado: ¿por qué una persona media –como tú y como yo–, trabajando durante tres-cuartas partes de su vida, no consigue alcanzar unos niveles de riqueza considerables? Hagamos un cálculo bastante sencillo: una persona media, trabajando durante 37 años de su vida, considerando un sueldo medio neto 1.200€ consigue generar unos 532.000€ durante su vida profesional. Considerando que esta persona gasta el 75% de su sueldo en gastos diarios (alquiler/hipoteca, comida, ocio, etc), el total bajaría hasta 133.200€. Teniendo en cuenta que esta persona probablemente tiene una vivienda en propiedad y está jubilada (y por tanto recibe ingresos adicionales en forma de pensión), a mí me sigue pareciendo una cantidad razonablemente grande… Sin embargo, ¿a cuánta gente conoces que haya llegado (o vaya bien encaminado a llegar) a esa situación?

Sí, sí, lo sé : este cálculo es muy simple y no incluye los periodos en los que no trabajamos, las posibles crisis económicas que puedan suceder durante esos años, la inflación, y otros sucesos inesperados e imprevisibles . Pero en mi defensa he de decir que tampoco incluye subidas de sueldos, pagas extra ni ingresos adicionales, ni considera ninguna aportación a planes de pensiones, cuentas de ahorros y otros activos, ni mucho menos considera el poder del interés compuesto, por lo que aún así insisto en la pregunta: ¿Conoces a alguien que tras trabajar aproximadamente 37 años tenga (o que tenga perspectivas de tener) esa cantidad de dinero contante y sonante, o activos por al menos ese valor, además de su propia vivienda? Aunque hay personas que lo han conseguido, son especímenes raros de ver. ¿Cómo es esto posible; qué hace la gente con su dinero?

Si bien mi disciplina educacional y vocacional nunca ha estado muy cerca de las finanzas (soy ingeniero, no economista ni asesor fiscal), el intentar buscar respuesta a esa pregunta me llevó a formarme más y más en materia de economía, finanzas y manejo del dinero en general. No es que yo sea ni pretenda convertirme en un gurú financiero (de hecho, he ocultado mi nombre real), pero tras un tiempo devorando literatura sobre ahorro, inversión, economía y finanzas en general, he llegado a la conclusión de que la mayoría de personas no entienden cómo funciona el dinero. Nos guste o no, el dinero es una parte esencial en nuestras vidas, y saber cómo funciona es fundamental para poder usarlo adecuadamente y conseguir nuestros objetivos como seres humanos. Si una persona no sabe cómo funciona algo, difícilmente hará buen uso de ello y por tanto no podrá beneficiarse de sus características. Por hacer un símil: un piloto que no entiende cómo funciona un avión difícilmente lo llevará a su destino. Con una actitud tan temeraria eso no puede acabar bien. Para la mayoría de la gente que conozco el dinero es un fin en sí. Esto quiere decir que o bien lo acumulan sin objetivo ninguno, o bien lo gastan a diestro y siniestro, como si ganarlo fuese fácil. ¿Por qué nos comportamos como si el dinero no nos importase o como si no fuese necesario?

Mi conclusión es que, probablemente, el motivo por el que no mucha gente es capaz de alcanzar un grado relativamente alto de seguridad financiera a lo largo de su vida es porque no saben como funciona el dinero, y por tanto no lo usan la forma adecuada, con nefastas consecuencias. No necesitan encargarse de sus finanzas personales porque piensan que, como apenas tienen un par de miles de euros en el banco y su sueldo no da para mucho más, no tiene sentido prestarle atención. Piensan que ahorrar 80 o 100 euros al mes tampoco les va a sacar de pobres, así que mejor gastárselos. Se consuelan con la idea de que ya ahorrarán cuando cobren más, pero lo que no saben es que ese día jamás llegará: los seres humanos somos fascinantes y tenemos la tendencia de ahorrar lo que nos sobra después de gastar, por lo que mayores ingresos normalmente se traducen automáticamente en mayores gastos. La vida son dos días y hay que disfrutarla; s ubestimando por completo el poder del largo plazo. Culpan a los demás de sus desdichas financieras, pero no son capaces de aceptar que quizás no necesitaban el coche con todos los extras – o quizás no necesitaban el coche en absoluto. Quizás no tienen por que desayunar todos los días fuera de casa, o igual no necesitan esa subscripción del gimnasio al que nunca van. Están seguros de que jamás serán capaz de acumular cierta riqueza porque cobran demasiado poco o porque tienen mala suerte, pero se olvidan por completo del poder que ellos mismos pueden ejercer sobre su dinero y sobre cómo usarlo. Esta dinámica de pensamiento es muy peligrosa: empuja a las personas a la frustración y como resultado, ignoran su relación con el dinero, haciendo así imposible que alcancen cierto grado de seguridad financiera –e incluso felicidad–, y condenándose ellas mismas al conformismo del quiero pero no puedo.

Y es que por eso

Has llegado al final de esta vista previa. ¡Regístrate para leer más!
Página 1 de 1

Reseñas

Lo que piensa la gente sobre Decálogo de las Finanzas Personales

4.8
4 valoraciones / 1 Reseñas
¿Qué te pareció?
Calificación: 0 de 5 estrellas

Reseñas de lectores

  • (5/5)
    Muy digerible, fácil de leer y con información valiosa para aplicar a nuestras finanzas personales.