Disfruta de millones de libros electrónicos, audiolibros, revistas y más con una prueba gratuita

A solo $11.99/mes después de la prueba. Puedes cancelar cuando quieras.

El poder de la actitud positiva
El poder de la actitud positiva
El poder de la actitud positiva
Libro electrónico170 páginas1 hora

El poder de la actitud positiva

Calificación: 0 de 5 estrellas

()

Información de este libro electrónico

Con el empleo de refranes e imágenes se abordan situaciones generadoras de estrés que tiene que enfrentar el ser humano a lo largo de su existencia como: selección de pareja y amistades, pérdida de seres queridos, rupturas amorosas, frustraciones, envejecimiento, soledad y muerte, entre otros; y cuyo mal manejo está presente en la historia de muchos pacientes que requieren y buscan atención psiquiátrica especializada. También de tratan actitudes y cualidades necesarias para enfrentar esas exigencias vitales con efectividad, ganar en fortaleza y madurez y alcanzar una vida plena y feliz.

IdiomaEspañol
Fecha de lanzamiento11 may 2019
ISBN9780463935774
El poder de la actitud positiva
Leer la vista previa
Autor

Arturo José Sánchez Hernández

ARTURO JOSÉ SÁNCHEZ HERNÁNDEZ. (La Habana, 1970) Médico especialista en Psiquiatría y Máster en Ciencias en Longevidad Satisfactoria. Dedicado por más de veinte años a la Teoría de los Valores aplicada a la psicoterapia en pacientes neuróticos, tema sobre el que tiene varias publicaciones. Jefe de Cátedra y profesor principal de la asignatura Psiquiatría en la Universidad de Ciencias Médicas Carlos J. Finlay de Camagüey, Cuba.

Leer más de Arturo José Sánchez Hernández

Relacionado con El poder de la actitud positiva

Libros relacionados

Artículos relacionados

Comentarios para El poder de la actitud positiva

Calificación: 0 de 5 estrellas
0 calificaciones

0 clasificaciones0 comentarios

¿Qué te pareció?

Toca para calificar

    Vista previa del libro

    El poder de la actitud positiva - Arturo José Sánchez Hernández

    INTRODUCCIÓN

    Existen exigencias de la vida que pueden llegar a ser muy estresantes y generadoras de sufrimiento como: pérdida de seres queridos, rupturas amorosas, frustraciones, envejecimiento, soledad, discapacidades e inminencia de la muerte, entre otras. Ante estas, muchos individuos desarrollan trastornos psiquiátricos por claudicación ante el estrés, que ocasionan costos millonarios a las economías de los países por: disminución de la productividad laboral que sus síntomas producen, certificados médicos emitidos, salario del personal encargado de la atención de estos pacientes, así como los psicofármacos y otros recursos empleados.

    La psicoterapia es el pilar fundamental en el tratamiento de estos pacientes, y no existe un texto de apoyo a esta modalidad terapéutica que recorra los conflictos y exigencias vitales más frecuentes en ellos, sobre todo de los que llegan a requerir ingreso en servicios de psiquiatría.

    Por otro lado, para el logro de un desarrollo integral del ser humano y de un nivel adecuado de satisfacción vital que pueda identificarse con la felicidad, no basta con tratar efectivamente el sufrimiento, sino que es imprescindible desarrollar determinadas actitudes y potencialidades.

    El estudio sobre el bienestar, la felicidad, y el desarrollo de las potencialidades y cualidades humanas se remontan a la antigüedad con pensadores como Aristóteles (384-322 a. C) quien consideró la felicidad o eudamonía como el bien supremo y propone virtudes morales para el logro de la misma. (1)

    También, dentro de la llamada psicología humanista, autores como el psiquiatra y pensador italiano Roberto Assagioli (1888-1974), el psiquiatra canadiense nacionalizado norteamericano Eric Berne (1910-1970), el neurólogo y psiquiatra austriaco Viktor Emil Frankl (1905-1997) y los psicólogos norteamericanos Carl Rogers (1902- 1987) y Abraham Maslow (1908-1070), tuvieron como elementos centrales de sus reflexiones y aportes, temas como el sentido de la vida, el proyecto vital, el estudio de las potencialidades psíquicas y los aspectos sanos del ser humano. Aunque esta corriente tuvo como cuestionamiento fundamental la falta de rigor teórico. (2)

    El impulso para el estudio en este campo, con bases científicas, lo dio el psicólogo y escritor estadounidense Martin Seligman (1942-), profesor de la Universidad de Pensilvania y antiguo Director de la Asociación Americana de Psicología, quien a finales de la última década del siglo XX destacó la necesidad de, en lugar de estar enfocado casi exclusivamente en el tratamiento de los síntomas y el sufrimiento, investigar, promocionar y fortalecer los aspectos saludables y adaptativos del ser humano. (3)

    Dentro de la abundante literatura producida sobre la temática pueden mencionarse La auténtica felicidad y La vida que florece. Ambos de Martin E. P. Seligman. En el primero se repasan varias de las investigaciones que han ayudado a ir dando cuerpo a lo que se entiende por felicidad desde la psicología positiva. (4) En el segundo, este autor actualiza su concepción de lo que es el bienestar y aporta nuevas maneras de entender las emociones humanas. (5)

    Fluir (Flow): una psicología de la felicidad y Fluir en los negocios, ambos del psicólogo húngaro-estadounidense y exdirector del Departamento de Psicología de la Universidad de Chicago Mihaly Csikszentmihalyi. En el primero se explica la naturaleza del estado de flow y cómo llegar a provocarlo, (6) mientras que, en el segundo, este autor muestra cómo aplicarlo al mundo de los negocios. (7)

    Los psicólogos españoles Carmelo Vázquez y Gonzalo Hervás Torres en: La ciencia del bienestar: fundamentos de una psicología positiva ofrecen una aproximación académica a la misma. (8)

    En Superar la adversidad: el poder de la resiliencia del psiquiatra español nacionalizado estadounidense Luis Rojas Marcos se aborda el tema de la capacidad de superar las adversidades más duras sin dejar que el dolor y la tristeza tomen el control de nuestras vidas. (9)

    La ciencia de la felicidad y Los mitos de la felicidad fueron escritos por la psicóloga norteamericana y editora adjunta del Journal of Positive Psychology, Sonja Lyubomirsky. En el primer texto se plantea que merece la pena esforzarse por ser feliz porque un cincuenta por ciento del nivel de felicidad está determinado genéticamente, un diez por ciento depende de la situación y circunstancias, y el restante cuarenta está sujeto al control del individuo. Se explica cómo actuar sobre ese porcentaje que puede ser controlado. (10)

    En Los mitos de la felicidad se aborda la temática de la adaptación edonista. Se argumenta que nos adaptamos rápidamente a los éxitos y beneficios nuevos, por lo que con el tiempo los cambios gratificantes producen menos recompensas, lo que obstaculiza la felicidad al hacer que se subestimen los éxitos. (11)

    En Cuba el psicólogo Orlando Sergio Alonso García en Madura y crece emocionalmente se propone desarrollar las potencialidades del hombre, formar sus valores y lograr la realización de un ser humano pleno e integral, en armonía consigo mismo, su familia, la sociedad y su entorno. (12)

    El psiquiatra Arturo José Sánchez Hernández en Las virtudes cardinales trata cualidades imprescindibles para un buen gobierno de sí mismo, y dedica un tópico a la importancia de tener metas con las cuales se esté emocionalmente comprometido. (13) Y en Los pecados capitales aborda la importancia de la humildad y de saber perdonar para una vida saludable y feliz. (14)

    La Psicología Positiva ha tenido aplicaciones en varias áreas como: psicoterapia, educación, autoayuda y en la amplificación de las potencialidades creativas; y ha generado un gran interés que se manifiesta en los numerosos congresos, estudios, manuales, revistas, asociaciones y profesionales que han abrazado este enfoque en unos pocos años.

    También ha tenido críticas dentro de las que se destacan que no aporta nada nuevo a la psicología científica. Como defensa pudiera decirse que a pesar de que los planteamientos que se hacen desde la misma tienen antecedentes evidentes, Seligman tiene el mérito de haber reunido en un movimiento, diversas líneas de investigación y autores que trabajaban de modo atomizado en temas positivos. (15)

    Se argumenta que desde ella se genera una verdadera tiranía de las actitudes positivas al hacer presión para que estas sean las que predominen aun en los momentos más dolorosos, lo cual llega a generar sentimientos de culpa debido a lo humanamente imposible de tenerlas siempre. (16) Pero esto es una postura no equilibrada, que no está presente en todos los autores que hacen psicología positiva.

    En la presente obra, la temática es tratada desde una perspectiva ética y médico- psiquiátrica, y se ha pretendido mostrar un enfoque equilibrado de los temas tratados al partir de un ser humano real, ubicado en un determinado contexto social, que al interactuar con la realidad puede llegar tener cualquier tipo de emociones.

    El texto consta de una introducción, dos capítulos, consideraciones finales y dos glosarios de términos. En el primer capítulo se tratan actitudes y cualidades necesarias para ganar en adaptabilidad y poder alcanzar una vida plena y feliz como: optimismo, sentido del humor, autoconfianza, capacidad para perdonar y agradecer, humildad, tolerancia y autenticidad.

    En el segundo se abordan exigencias que tiene que enfrentar el ser humano a lo largo de su existencia, como: selección de pareja y amistades, celos, pérdida de seres queridos, rupturas amorosas, riesgos, errores, frustraciones, envejecimiento, inminencia de la muerte y soledad; las cuales, mal manejadas, están presentes en la historia de muchos pacientes que requieren y buscan atención psiquiátrica especializada.

    En las consideraciones finales se muestran de manera sintética las principales ideas de la obra. Se comienza con una orientación o exhortación, se continúa con una explicación concisa de las mismas y se terminan con una máxima, proverbio o refrán.

    El sistema de glosarios está compuesto por dos compilaciones: una sobre psicología positiva y otro sobre cualidades morales, en los cuales se presentan los términos fundamentales utilizados en la obra y otros afines, lo cual permite una mejor comprensión del tema abordado.

    El objetivo del presente estudio es ofrecer un texto que haga un recorrido por los conflictos y exigencias vitales más frecuentes en los pacientes que claudican ante el estrés, y por los valores que permitan enfrentarlos satisfactoriamente y orientarse hacia una vida plena y feliz.

    Como principales novedades de la obra pueden mencionarse el abordaje de temas de la psicología positiva desde un enfoque médico-psiquiátrico y de la teoría de los valores ético-morales; y el uso intensivo de refranes e imágenes en apoyo a las ideas presentadas, lo cual permite una reflexión más profunda e íntima sobre los temas tratados.

    Existen muchas formaciones psicológicas como son: actitudes, motivos, jerarquía de motivos, hábitos, costumbres, ideales, visión del mundo, entre otras, que conforman la subjetividad del individuo y están estrechamente relacionadas con las formas constructivas de enfrentar la vida que se pretenden desarrollar. Pero de ellas, las actitudes incluyen aspectos tanto afectivos como cognoscitivos y comportamentales, lo que las hace propicias para diseñar estrategias psicoterapéuticas y formativas de valores. Es por esto que son la que se utilizan en el enfoque ofrecido en la presente obra. Con ellas se hará referencia a predisposiciones a la reacción de un individuo hacia las cosas, los demás y él mismo, que se dan en un determinado contexto. (17)

    Y se utiliza el término actitud saludable o productiva, no para referirse a una constante alegría y optimismo, a veces de espaldas a la realidad, sino a las adecuadas y óptimas a la adaptación social, la solución de problemas y el enfrentamiento a las exigencias de la vida. Ante las cuales todo ser humano tiene la responsabilidad de cultivarlas y refinarlas.

    Por lo general, en cada tema se tratan primero las posturas mentales deficientes en el sentido de que hacen que la interpretación de la realidad sea defectuosa, que las acciones que de ellas se derivan sean insuficientes para resolver los problemas y producen malestar e infelicidad. Con posterioridad se proponen aquellas que se recoge en la literatura, y que el autor ha reconocido en su práctica psicoterapéutica, como las más generadoras de soluciones y, a la larga, de bienestar y satisfacción vital.

    Con relación a la importancia de mostrar no solo lo acertado, sino también lo errado, José Martí comentó en sus nociones de lógica:

    - Para saber cómo acertaremos, conviene saber en qué casos y de qué modo es posible que erremos. (José Martí) (18)

    - Al dar a un hombre las señas del camino que debe tomar, no deberemos decirle solamente las sendas que ha de seguir, sino las que ha de evitar. (José Martí) (19)

    La obra va dirigida a un público con una

    ¿Disfrutas la vista previa?
    Página 1 de 1