Encuentra tu próximo/a libro favorito/a

Conviértase en miembro hoy y lea gratis durante 30 días
Orando la Biblia

Orando la Biblia

Leer la vista previa

Orando la Biblia

valoraciones:
4.5/5 (67 valoraciones)
Longitud:
94 página
1 hora
Publicado:
Mar 1, 2016
ISBN:
9781433691843
Formato:
Libro

Descripción

Cuando usted ora, ¿le parece como si dijera las mismas cosas sobre todo lo habitual?
Donald S. Whitney, autor del éxito editorial “Disciplinas espirituales para la vida cristiana”, nos ofrece el consejo práctico que buscamos y expone un método fácil de aprender que tiene poder para transformar nuestra vida de oración: orar con las palabras de la Biblia. Este recurso de orar con la Biblia —sencillo pero profundo— será valiosísimo cuando usted procure a diario la comunión con su Padre Celestial.

When you pray, does it ever feel like you’re just saying the same old things about the same old things?
Offering us the encouragement and the practical advice we’re all looking for, Donald S. Whitney, best-selling author of Spiritual Disciplines for the Christian Life, outlines an easy-to-grasp method that has the power to transform our prayer life: praying the words of Scripture. Simple, yet profound, Praying the Bible will prove invaluable as you seek to commune with your heavenly Father in prayer each and every day.
Publicado:
Mar 1, 2016
ISBN:
9781433691843
Formato:
Libro

Sobre el autor

Donald S. Whitney (PhD, University of the Free State, Bloemfontein, South Africa) is professor of biblical spirituality and associate dean at the Southern Baptist Theological Seminary in Louisville, Kentucky. He has written several books, including Spiritual Disciplines for the Christian Life. Don blogs regularly at BiblicalSpirituality.org.


Relacionado con Orando la Biblia

Libros relacionados

Artículos relacionados


Dentro del libro

Mejores citas

  • Entonces, ¿cuál es la solución simple a la rutina aburrida de decir siempre las mismas cosas acerca de lo mismo de siempre? Aquí está: Cuando ores, ora a través de un pasaje de las Escrituras, de manera particular a través de un salmo.

  • Una sola oración no produce una vida de oración. Las oraciones sin variedad terminan siendo palabras sin significado. Jesús dijo que orar de esa manera es orar en vano.

  • En otras palabras, todos aquellos en quienes habita el Espíritu Santo desean orar. El Espíritu Santo hace que todos los hijos de Dios crean que Dios es su Padre y los llena con un deseo permanente de hablar con Él.

  • Si la oración es hablar con Dios, ¿por qué la gente no ora más? ¿Por qué el pueblo de Dios no disfruta más de la oración? Yo creo que mucha gente —genuinos cristianos nacidos de nuevo— a menudo no ora porque, simplemente, no desea hacerlo.

  • Si nuestras oraciones nos aburren, ¿le aburrirán también a Dios? ¿Realmente el Señor necesita oírme decir las mismas cosas otra vez?

Vista previa del libro

Orando la Biblia - Donald S. Whitney

«La propuesta de Don Whitney de orar la Biblia ha contribuido de manera excepcional a mi vida devocional. Este pequeño libro es explosivo y poderoso. Léelo preparado para experimentar un gran avance en tu caminar con Cristo y en tu compromiso con la oración».

R. Albert Mohler Jr., presidente y profesor Joseph Emerson Brown de Teología Cristiana, Seminario Teológico Bautista del Sur

«Mi caminar con el Señor se ha visto, muy a menudo, fortalecido e inspirado por los escritos de Don Whitney. En esta ocasión nos recuerda el valor que tiene usar las Escrituras como guía y base de nuestras oraciones. Este libro es una herramienta útil para aquellos de nosotros que con frecuencia luchamos por saber qué y cómo orar, o para los momentos en que nuestras mentes divagan durante los tiempos de oración personal. Estoy segura de que este libro ayudará a muchos a reavivar su tiempo con el Señor».

Nancy Leigh deMoss, autora, presentadora radial, Revive Our Hearts [Aviva nuestros corazones]

«Si estás buscando un libro que no solo te enseñe a orar, sino que también revitalice tu intimidad con Dios a través de la oración, pues ya lo encontraste. Recomiendo con entusiasmo este libro que ha sido escrito por un hombre que ha instruido a miles de personas en las disciplinas espirituales tanto en círculos académicos como eclesiásticos. Mi alma se alimentaba cuando recibía las clases de Don Whitney y de manera especial cuando disertaba sobre la oración. Tú y yo necesitamos este libro. Tú y yo seremos bendecidos de muchas maneras».

Miguel Núñez, pastor titular, Iglesia Bautista Internacional, Santo Domingo, República Dominicana. Presidente del Ministerio Integridad y Sabiduría

«He orado el Salmo 23 con lágrimas rodando por mis mejillas, mientras me preguntaba por qué no lo había hecho antes. Quizás te dijeron que ores las Escrituras, pero no lo has hecho porque no te enseñaron cómo hacerlo. El enfoque sencillo de Whitney hace accesible la oración a través de las Escrituras, a la vez que deja espacio para que la Palabra y el Espíritu Santo trabajen en tu corazón. ¡No renuncies a la oración! Orando la Biblia te ayudará a transformar tu vida de oración».

Trillia Newbell, autora de United: Captured by God’s Vision for Diversity [Unidos: atrapados por la visión de Dios sobre la diversidad] y Fear and Faith [Temor y fe]

«Orar y leer las Escrituras son prácticas esenciales de la devoción espiritual, como las alas derecha e izquierda de un avión. Orar es una responsabilidad cristiana y también debe ser un deleite cristiano. Orando la Biblia te enseñará a encontrar el gozo en la oración guiada por las Escrituras».

H.B. Charles Jr., pastor, Iglesia Bautista Metropolitana Shiloh, Jacksonville, Florida, Estados Unidos

«Whitney ofrece un enfoque de la oración que es excepcional por su carácter práctico, pastoral y bíblico, mitigando el aburrimiento personal y desatando el poder espiritual. Es tan simple que te sorprenderá, pero, al mismo tiempo, te estimulará a una vida de oración renovada delante de tu Dios».

Bryan Chapell, presidente emérito, Seminario Teológico del Pacto; pastor titular, Iglesia Presbiteriana de la Gracia, Peoria, Illinois, Estados Unidos

«Muchas veces Whitney enseñó el material de este libro durante las conferencias Worship God [Adora a Dios] que yo dirijo. Sin lugar a dudas, entre los seminarios que hemos ofrecido, este ha sido uno de los más apreciados y el que más vidas ha influenciado. No tengo palabras suficientes para recomendar este libro».

Bob Kauflin, director de adoración, Ministerios Gracia Soberana; autor de Worship Matters [Nuestra adoración importa] y True Worshipers [Verdaderos adoradores]

Orando la Biblia

Copyright © 2016 por Donald S. Whitney

Todos los derechos reservados.

Derechos internacionales registrados.

B&H Publishing Group

Nashville, TN 37234

Clasificación Decimal Dewey: 248.3

Clasifíquese: ORACIÓN – CRISTIANA / BIBLIA - DEVOCIONAL

Publicado originalmente por Crossway con el título Praying the Bible © 2015 por Donald S. Whitney.

Traducción al español: Dr. José Mendoza

Tipografía:

2k/denmark

Ninguna parte de esta publicación puede ser reproducida ni distribuida de manera alguna ni por ningún medio electrónico o mecánico, incluidos el fotocopiado, la grabación, y cualquier otro sistema de archivo y recuperación de datos, sin el consentimiento escrito del autor.

A menos que se indique otra cosa, las citas bíblicas se han tomado de LA BIBLIA DE LAS AMÉRICAS, © 1986, 1995, 1997 por The Lockman Foundation. Usadas con permiso.

ISBN: 978-1-4336-9188-1

Impreso en EE.UU.

1 2 3 4 5 * 19 18 17 16

Este libro está dedicado a T.W. Hunt, el hombre más consagrado a la oración que haya conocido. Gracias por las décadas que dedicaste a orar por mí.

También se lo dedico a R.F. Gates, a quien Dios usó de formas inimaginables cuando el 1 de marzo de 1985 levantó la Biblia y dijo: «¡Cuando ores, usa el libro de oración!».

Y sobre todo, este libro está dedicado a mi Señor y Salvador, Jesucristo.

Todo esto, y de hecho toda la vida, es para ti y por ti. Después de haber hablado contigo miles de veces, no puedo esperar a verte.

1

El problema

Si trato de orar por personas o circunstancias sin tener la Palabra frente a mí para que guíe mis oraciones, suceden varias cosas negativas. Lo primero es que tiendo a ser repetitivo… solo oro por las mismas cosas todo el tiempo. Otro aspecto negativo es que mi mente tiende a divagar.

John Piper

Si la oración es hablar con Dios, ¿por qué la gente no ora más? ¿Por qué el pueblo de Dios no disfruta más de la oración? Yo creo que mucha gente —genuinos cristianos nacidos de nuevo— a menudo no ora porque, simplemente, no desea hacerlo. La razón por la que no lo desean es porque, cuando oran, tienden a decir las mismas cosas de siempre.

Cuando has dicho mil veces las mismas cosas de siempre acerca de los mismos temas, ¿cómo te sientes al decirlo una vez más? ¿Te atreves a pensar en la palabra que empieza con «A»? Sí, ¡aburrido! Podemos estar hablando con la Persona más fascinante del universo y de las cosas más importantes en nuestras vidas y seguir muertos de aburrimiento.

Como consecuencia, muchos buenos cristianos pueden terminar diciendo: «Debo de ser yo. Debo de tener algo mal. Si me aburre algo tan importante como la oración, entonces debo de ser un cristiano de segunda categoría».

En realidad podríamos preguntarnos: ¿por qué la gente se aburre al hablar con Dios, más aún cuando están hablando de cosas que son tan importantes para ellos? ¿Será que no aman al Señor? ¿Es posible que, muy en lo profundo, nos importe poco la gente y los temas por los que oramos? No lo creo. Por el contrario, si este aburrimiento y ese divagar describen

Has llegado al final de esta vista previa. ¡Regístrate para leer más!
Página 1 de 1

Reseñas

Lo que piensa la gente sobre Orando la Biblia

4.3
67 valoraciones / 13 Reseñas
¿Qué te pareció?
Calificación: 0 de 5 estrellas

Reseñas de lectores

  • (4/5)
    Praying the Bible by Donald S. Whitney is a short book with a relatively simple premise, but it is one of the most powerful and helpful books I’ve read about prayer. Whitney starts with some questions, “Since prayer is talking with God, why don’t people pray more? Why don’t the people of God enjoy prayer more?” He goes on to say that he thinks Christians don’t pray more because they don’t feel like it. Why don’t they feel like it? “They tend to say the same old things about the same old things… When you’ve said the same old things about the same old things about a thousand times, how do you feel about saying them again?” As a result, we get bored. Our mind wanders, and we think there must be something wrong with us. Or we think that we’re just not good at praying, or maybe we’re not spiritual enough. Whitney says it’s not you; it is your method.Whitney writes, “The Holy Spirit causes all the children of God to believe that God is their Father and fills them with an undying desire to talk to Him.” However, many of us simply don’t have good experiences with prayer. We have a mental script that we run through repeatedly, or we have bits and pieces of prayers we’ve memorized through the years that we mindlessly repeat. Whitney writes, “Prayers without variety eventually become words without meaning. Jesus said that to pray this way is to pray in vain” (Matt. 6:7). So, what are we do?Whitney makes a careful distinction. He writes, “The problem is not that we pray about the same old things. To routinely pray about the same people and situations is perfectly normal. It’s normal to pray about the same old things because our lives tend to consist of the same old things.” We’re back to the method. Whitney says the solution must be simple, because the Spirit enables every believer to pray- young, old, educated, uneducated, rich, poor, mature, or new to the faith. The solution is to pray through a passage of scripture. He emphasizes the psalms, but explains how to pray through other scripture as well.This seems like common sense, but unfortunately common sense is not common practice. Whitney gives many examples and suggestions. His first is using Psalm 23. He writes, “You read the first verse, ‘The Lord is my shepherd,’ and you pray something like this:Lord, I thank you that you are my shepherd. You’re a good shepherd. You have shepherded me all my life… please shepherd my family today: guard them from the ways of the world…”And so on through the entire Psalm one verse at time. If the verse doesn’t bring something to mind to pray, go to the next verse. If you only have a few minutes, just stop when you run out of time. It’s amazingly simple, but extremely powerful. It really transforms your prayer time, and you don’t mindlessly repeat the same old things.Whitney’s writing is very conversational and easy to read. You could get through this book in one sitting if you wanted to. The book is sprinkled with great quotes from John Piper and others who practice praying through scripture. Whitney gives plenty of examples and even a guide for how to work through the Psalms in prayer. I highly recommend Praying the Bible to anyone who wants to revitalize his or her prayer life. Praying the Bible will be available July 31, 2015 from Crossway.
  • (5/5)
    For many Christians, prayer can be a tedious, boring task. After mumbling through barely-cohesive short prayers, we suffer under loads of guilt for not praying well. Dr. Whitney makes a convincing case that the problem is not you, but your method. Praying The Bible is a breath of fresh air for Believers who have struggled to have a consistent, vibrant prayer life. Whitney lays out a simple methodology that drives people to pray through the Psalms verse by verse. I have heard Dr. Whitney give a seminar on this before. The information was revolutionary to me back then. This book is essentially a print version of his seminar. Still, if you have been to one of his seminars, you should pick up the book for a quick refresher. If you haven't had the privilege of being at one of his "Praying Through Scripture" seminars, get this book today! It will change your life.
  • (5/5)
    This is an excellent book to energize your prayer life. The author contends that we don't pray as much as we should because "we tend to say the same old things about the same old things." His solution is to pray through the Bible - especially the Psalms. He explains well and simply how to pray in this way. The book is a quick read, but life changing. I am going to try to pray this way from now on.
  • (5/5)
    Esta forma de orar me encantó, gracias a esto las oraciones no son abrurridas o carentes de sentido como antes oraba
  • (5/5)
    Le doy gracias a Dios por éste hermoso libro que ha sido de mucha edificación. El Señor movió el corazón del hermano Donald para bendecir a su pueblo. recomiendo éste libro a todo cristiano. les aseguro que nadie saldrá con las manos vacias.

    Dios les bendiga.
  • (5/5)
    Ciertamente la perspectiva de orar cambia de manera drástica para bien. Super recomendado.
  • (5/5)
    Tan sencillo y profundo a la vez. ¡Verdadero conocimiento, con tremendo potencial de transformación! Excelente libro, muy recomendado.
  • (5/5)
    Excelente libro!
    Es una nueva manera de orar, como bien describe el autor es sencilla.
  • (5/5)
    Está escrito de una forma sencilla y didáctica para un tema tan especial en la vida de un creyente como es la oración. Excelente!!
  • (5/5)
    Con solo una semana de ponerlo en práctica ya no quiero hacer otra cosa, es maravillosamente practico y fácil; este método es lo mejor que me ha pasado en esta pandemia donde se necesita tanta oración
  • (5/5)
    Bueno, el libro no es lo que esperaba pero si aprendí algunas cosas interesantes...
  • (4/5)
    This was a book that offered encouragement and help in making one's prayer life more meaningful. I LOVE praying scripture, and this author did a great job of helping folks see how to do this and the benefits of doing it. Very practical. I highly recommend this book; it won't take you long to read it and hopefully it will bring a whole new meaning to your prayer time.
  • (5/5)
    "Orando la Biblia, te llevará a refrescar tu vida de oración, pasando de las frases de siempre a una oración fundamentada en lo que inspiró el Espíritu Santo. Tu vida de oración será una fuente inagotable y te mantendrás orando por todo, de acuerdo con la Palabra de Dios, pero sin experimentar agotamiento ni aburrimiento.