Disfruta de este título ahora mismo, y de millones más, con una prueba gratuita

A solo $9.99/mes después de la prueba. Puedes cancelar cuando quieras.

RASTAFARI: Una cura para las naciones - Una perspectiva brasileña

RASTAFARI: Una cura para las naciones - Una perspectiva brasileña

Leer la vista previa

RASTAFARI: Una cura para las naciones - Una perspectiva brasileña

Longitud:
114 páginas
56 minutos
Editorial:
Publicado:
Jun 27, 2018
ISBN:
9788595131507
Formato:
Libro

Descripción

Razón y fe. Ha mucho que se discute esta relación. Santo "Agostinho" decir que la razón no era necesaria, al hombre bastaría la fe. Santo Tomás de Aquino reconoció la importancia de la razón para aproximar el hombre a Dios. André, como lo conozco, no es un "tomista", pero hizo maestría esta segunda operación.

Su libro cumple el interesante papel de unir la fe y la razón, religión y ciencia. Habla con fluidez pasajes bíblicos y de como ella se habría manifestado en los pueblos de Etiopía. Haciendo, trazar registros históricos - algo de ciencia - y al mismo tiempo en que desenreda su creencia en enseñanzas bíblicas.

En esta obra singular hay referencia al imperialismo, a las guerras mundiales, a la descolonización africana. Tenemos, también, informaciones preciosas sobre la presencia de la cannabis en la historia humana, como también sobre la alimentación saludable, no determinada por interese económicos-industriales. Habiendo una riqueza de análisis, André aun nos contempla con incursiones biográficas sobre Bob Marley y toda una explicación a lo que se refiere al ritmo apacible del reggae. Pero no diré mas para no atrasar el inicio de esta lectura motivante.

Clayton Avelar - Historiador
Editorial:
Publicado:
Jun 27, 2018
ISBN:
9788595131507
Formato:
Libro


Relacionado con RASTAFARI

Libros relacionados

Artículos relacionados

Vista previa del libro

RASTAFARI - André Duarte P. de Albuquerque

Maceió/2015

Capítulo 1

MARCUS GARVEY

Marcus Mosiah Garvey Junior nació en Saint Ann, Jamaica, en 1887, cuando la isla aún era colonia inglesa. Un poco antes, en 1885, la Conferencia de Berlín promovió el Reparto de África, para que los intereses neocoloniales en disputa en el continente negro definieran las áreas controladas por cada uno. Los blancos afirmaban poseer la "misión civilizadora de salvar" a los pueblos que ellos consideraban primitivos, de las tinieblas de la ignorancia y del paganismo. Luchas por el dominio de territorios, personas y riquezas naturales interfirieron profundamente en el destino de los pueblos de color. Es importante recordar, por ejemplo, que hubo esclavitud negra en Brasil hasta 1888.

Garvey aprendió a leer y escribir en la biblioteca de su padre, Marcus Mosiah Garvey, que él describió como severo, firme, valiente y determinado; Alguien que no cedía a las fuerzas superiores cuando creía que era correcto. En 1901, Garvey se convirtió en aprendiz de gráfico y, en 1903, emigró a Kingston (capital de Jamaica) donde trabajó en periódicos y se involucró con actividades sindicales. En 1907, él participó en la huelga de gráficos, que aún sin haber sido exitosa, le despertó el gusto por el activismo político. La descripción que Karl Marx hizo de la lucha de clases sonó coherente para Garvey.

Según Marx, esa lucha resulta la dominación económica, que produce desigualdades entre grupos sociales. Las diferencias extraordinarias entre la calidad y las condiciones de vida de las personas producen, inevitablemente, privilegios para algunos, explotación para otros y conflictos de intereses. Garvey entendió cómo los negros sostenían, con sangre, sudor y lágrimas, la base de esa pirámide social. Argumentos presentados por la filosofía marxista, como desalienar el trabajo de los oprimidos, resonaba en las mentes de quienes denunciaban las injusticias y la insustentabilidad del capitalismo. Garvey se empeñó en desarmar los mitos, como el de la superioridad racial, presentada por pensadores blancos como algo natural, y se dedicó a promover la redención política, económica y cultural de los negros.

El evolucionismo, usado para justificar la opresión racial, defendía que los pueblos de color aún no habían alcanzado el nivel de desarrollo mental, espiritual y social de los blancos. Esta ideología usaba argumentos de la obra El Origen de las Especies, lanzada por el inglés Charles Darwin en 1859, que explica la evolución biológica de la vida por medio de la selección natural. Estas ideas se distorsionaron y se emplearon políticamente para defender que el nivel de desarrollo de las personas puede ser identificado por características biológicas y sociales. Había prácticas como la desarrollada por el italiano Cesare Lombroso, que proponía identificar criminales por medio de defectos congénitos. Según él, pueblos primitivos todavía estaban cerca de los primates, y eran, consecuentemente, afectos al crimen y reacios a los patrones de la civilización blanca. Para confirmarlo, Lombroso realizaba mediciones de la caja craneal de miembros de las diferentes razas, y afirmaba que los blancos eran superiores por poseer cerebros mayores.

El Darwinismo Social motivó racismo, neocolonialismo, fascismo, nazismo y eugenesia. Los defensores de esas ideas creen que el planeta no tiene espacio ni recursos suficientemente para todos, y que eso hace competencia excluyente algo necesario y natural. Sin embargo, esa interpretación de la selección natural desconsidera el hecho de que los que cooperan y se adaptan sobreviven.

En 1910, Garvey dejó Jamaica para viajar por Centroamérica, donde trabajó como editor y escribió, por ejemplo, sobre las pésimas condiciones de trabajo en plantaciones de plátano. Así, él mantuvo contacto con movimientos de lucha por los derechos. En 1912, Garvey llegó a Londres, donde estudió derecho y filosofía. Allí conoció otros negros que también luchaban por el fin del dominio colonial inglés. En Inglaterra, Garvey escribió sobre panafricanismo y ejerció las ideas por medio de la oratoria en espacios públicos. En 1914, se inició la Primera Guerra Mundial y Garvey regresó a Jamaica, donde continuó escribiendo y creando la Asociación Universal para el Mejoramiento del Negro (UNIA - Universal Negro Improvement Association).

Una de las personas que impresionó a Garvey en aquella época fue Booker Washington, líder negro estadounidense. Educador y activista de derechos civiles, Washington fundó y administró la escuela Tuskegee, que se convirtió en referencia nacional en la educación de jóvenes negros. Con personalidad estratégica y sutil, él creía que el éxito económico no sería conquistado fácilmente por ellos, pero que, con independencia económica y cultural, los negros se sentirían estimados y serían respetados por los blancos. En público, Washington defendía que los negros aceptasen ser coadyuvantes, siempre y cuando ellos tuvieran acceso a educación y prosperidad económica; de forma reservada, financiaba disputas contra la segregación racial.

El trabajo de Washington en Estados Unidos inspiró a Garvey para un proyecto educativo similar en Jamaica. Washington se había comprometido a ayudarle en esta tarea, incluso financieramente, y Garvey fue a su encuentro en 1916, pero Washington falleció antes de que él llegara allí. Garvey decidió abrir la oficina de la Unia en Harlem, en Nueva York, donde él creía que conseguiría los recursos necesarios para financiar sus actividades, con el fin de proyectar la Asociación mundialmente. En 1917, ocurrió la Revolución Rusa, que abolió la monarquía e hizo surgir el primer país socialista del mundo. En 1918, Garvey comenzó a publicar en Nueva York el diario negro (Mundo Negro). En aquel año, con el fin de la Primera Guerra Mundial, invitó a los que lucharon por la democracia durante la guerra para seguir luchando, entonces, por derechos iguales y pasó a reclutar hombres dispuestos a viajar a África para expulsar a los invasores del continente.

En esa época conoció a Amy, con quien se casó y tuvo dos hijos. Jamaicana, negra, periodista, editora y activista, ella llegó a Estados Unidos en ese año, a fin de conocer los límites de la tierra de las oportunidades. Amy se encantó con Garvey, con las ideas del Garveismo, y se convirtió en secretaria particular de él. Ella trabajó en la Unia, participó activamente en las publicaciones del periódico Negro World y se convirtió en la representación femenina del Garveismo. En el libro Garvey and Garveism (Garvey y Garveismo), Amy explica cómo colaboraba con él en la elaboración de discursos y en la planificación de acciones.

Al observar las condiciones de los negros en Estados Unidos, Garvey, a diferencia de Washington, creía que los blancos no aceptarían vivir en igualdad de condiciones con ellos, y predicaba el siguiente lema: Europa para los europeos, Asia para los asiáticos, América para los Americanos Y África para los africanos. Garvey percibía, por ejemplo, que los negros en Jamaica y el Caribe, culturalmente colonizados, al adoptar la estética y el estilo de vida de los blancos, negaban la propia africanidad, lo que revelaba la incomodidad y la inseguridad que sentían al identificarse como africanos. Garvey creía que conocer y valorar la propia historia era fundamental para la emancipación de los negros. Él afirmaba que un pueblo sin conocimiento de la propia historia es como árbol sin raíces. Gran parte de la elite económica negra en Jamaica miraba a Garvey con desconfianza y desacreditación, pero él podía movilizar a miles de personas por

Has llegado al final de esta vista previa. ¡Regístrate para leer más!
Página 1 de 1

Reseñas

Lo que piensa la gente sobre RASTAFARI

0
0 valoraciones / 0 Reseñas
¿Qué te pareció?
Calificación: 0 de 5 estrellas

Reseñas de lectores