Disfruta de este título ahora mismo, y de millones más, con una prueba gratuita

A solo $9.99/mes después de la prueba. Puedes cancelar cuando quieras.

Por Siempre Mi Vizconde

Por Siempre Mi Vizconde

Leer la vista previa

Por Siempre Mi Vizconde

Longitud:
113 páginas
1 hora
Publicado:
Apr 6, 2019
ISBN:
9781547579525
Formato:
Libro

Descripción

¿Qué pasa si los cuentos de hadas son reales? 

Donovan Turner, el vizconde Warwick es un encantador réprobo. Es todo un acto cubrir los jirones de su corazón roto. El brandy francés es su aliado más cercano y se asegura de que esté siempre a su alcance. 

Lady Estella Simms fue obligada al exilio por su malvado padrastro sin ningún tipo de apoyo. Con los pocos fondos que tiene, emprende una aventura que ninguna otra dama consideraría para sobrevivir: el contrabando.

En un giro del destino, Donovan termina como un polizón a bordo del barco de Estella, demasiado ebrio para recordar cómo, y sorprendido de encontrar a la única mujer que siempre amó y que casi lo destruye. El peligro está cerca y deben confiar el uno en el otro para sobrevivir. Lord Warwick y Lady Estella deben aprender a confiar el uno en el otro nuevamente, y decidir si el amor es lo suficientemente poderoso como para conquistar el mal que frustra su feliz para siempre.

Género: FICCIÓN / Romance / Regencia 

Género secundario: FICCIÓN / Cuentos de hadas, Cuentos tradicionales, leyendas y mitología 

Idioma Original: inglés  
Idioma Traducido: Español

Publicado:
Apr 6, 2019
ISBN:
9781547579525
Formato:
Libro

Sobre el autor

USA TODAY Bestselling author, DAWN BROWER writes both historical and contemporary romance.There are always stories inside her head; she just never thought she could make them come to life. That creativity has finally found an outlet.Growing up she was the only girl out of six children. She is a single mother of two teenage boys; there is never a dull moment in her life. Reading books is her favorite hobby and she loves all genres.For more information about upcoming releases or to contact Dawn Brower go to her website: authordawnbrower.com


Relacionado con Por Siempre Mi Vizconde

Libros relacionados

Vista previa del libro

Por Siempre Mi Vizconde - Dawn Brower

DEDICACIÓN

Para mi padre, Archal Brower Jr., Él siempre creyó que debería escribir y nunca creí tener la paciencia para ello. Ojalá pudiera haber estado aquí para ver cuánto he logrado. Te extraño papá.

EXPRESIONES DE GRATITUD

Gracias a mi extraordinaria editora, Victoria Miller. Eres brillante como siempre. También gracias a mi amiga y fanática, Elizabeth Evans. Depende de ti mucho más de lo que debería. Gracias por aguantarme

Prólogo

Mayo de 1813

Donovan Turner, vizconde de Warwick paseaba por su casa adosada de Londres sin preocuparse del mundo. Silbó una alegre melodía que lo llenaba con cada paso que daba. Nada podría destruir la alegría que se acumuló dentro de él. Se dio unas palmaditas en la chaqueta para asegurarse de que el anillo todavía estaba en el bolsillo más interior. El anillo, un solitario de diamantes flanqueado por zafiros. El que él eligió especialmente para ella, la única mujer que siempre tendría su corazón y que amaría hasta el día de su muerte. Los zafiros combinaban con sus ojos. Esperaba que le gustara...

Se frotó las manos contra los pantalones. Estaban húmedos por su nerviosismo. Pronto la vería y le propondría el primer momento que pudiera. Un lugar ininterrumpido y romántico, que sería difícil en un baile. Eso fue, si fuera alguien más que él. Ya había encantado a algunos miembros del personal de Halford House para que lo ayudaran. Había un lugar particular en el jardín de Lady Halford que funcionaría perfectamente para lo que él tenía en mente. Una de las criadas de la cocina dejaría una botella de champaña y dos flautas para que festejen. Sería absolutamente perfecto.

El reloj sonó en el pasillo. Era hora de irse. El entrenador debería estar listo para llevarlo al baile. Sería la primera vez que llegaba al comienzo de una pelota. Por lo general, creía que era demasiado tarde. Para su Estella, siempre sería puntual. Ella significaba demasiado para él para hacerla esperar. Además, él era un tonto embrutecido y no podía soportar separarse de ella. El momento en que estuvieron separados fue pura tortura. No podía esperar para hacerla su esposa y pasar el resto de sus días y noches con ella. Ansiaba reclamarla en todos los sentidos.

Donovan salió corriendo por la puerta principal y saltó a su carruaje. Golpeó el costado unas cuantas veces para informar al conductor que estaba listo. Comenzó a moverse unos momentos más tarde con el chasquido de los cascos en la carretera de guijarros. Se sentó e impacientemente esperó hasta que llegaron a Halford House. Esperaba que Estella ya estuviera allí para no tener que esperar para verla. Sería escandaloso, pero él planeó por completo reclamar todos sus valses. El baile subido de tono era la única forma en que podía abrazarla públicamente. Estaba tan agradecido de que le hubieran dado permiso para bailar.

Varios minutos después, su carruaje se detuvo. Echó un vistazo afuera a la larga fila de carruajes. Les llevaría una eternidad llegar al frente. Por eso nunca llegó a estas cosas temprano. ¿Sería malo si él saliera ahora y caminara la distancia restante? ¿Qué le importaba si se saltaba la línea frente al resto de los invitados? Siempre hizo lo que quería y no vio ninguna razón para cambiar ahora. Donovan abrió la puerta y salió.

Gibbs, dijo, señalando con la cabeza al conductor. Haz lo que sea que hagas mientras esperas por mí. Voy a entrar ahora".

Sí, mi señor, dijo.

Donovan no miró hacia atrás mientras caminaba enérgicamente hacia Halford House. Cuando llegó al primer escalón, otro carruaje se detuvo. No se molestó en mirar hacia atrás para ver quién era. No le importaban a él. Saltó los escalones hacia la puerta abierta. Uno de los sirvientes asintió con la cabeza a modo de saludo. Se dirigió hacia el salón de baile y la fila de personas que esperaban ser anunciadas. A veces, toda la formalidad de los bailes y las veladas era bastante tediosa.

Mi señor, dijo un sirviente con una reverencia.

Donovan dejó caer su invitación en la bandeja que el criado tenía en la mano. Él asintió y se lo llevó al hombre que hacía los anuncios. Cuando le llegó el momento de anunciarlo, se quedó de pie junto a la puerta que conducía al salón de baile, retorciéndose las manos ansiosamente.

Vizconde Warwick, gritó el hombre a toda la habitación.

El silencio cayó. Donovan nunca llegó tan temprano, y la alta sociedad se dio cuenta. Él sonrió mientras la emoción lo llenaba. Esto sería divertido Él entró a la habitación con la cabeza en alto. Lo entendería cuando la noche terminara. Pronto, ya no sería un soltero elegible sino uno casado.

Echó un vistazo al salón de baile cuando entró y la vio de inmediato. Lady Estella Sims estaba de pie en el borde de la habitación junto a su hermanastra, lady Annalise Parker, y su hermanastro, lord Marrok Parker, el marqués de Sheffield. Marrok debe haber sido convocado para acompañar a las damas. Donovan considera al hombre un amigo y confidente. Había mencionado con indiferencia que estaba considerando casarse, pero no con la dama que había captado su interés. No quería que nadie supiera ese detalle en particular todavía.

Se movió hacia el grupo, queriendo estar cerca de su amor. La belleza de lady Estella lo detuvo en seco. Cuando se había acercado, podía verla más claramente. Su cabello rojo cereza estaba apilado en un elegante moño, pero algunos rizos escaparon para enmarcar su hermoso rostro. Sus labios en forma de arco estaban teñidos de un bonito rosa, y sus ojos de zafiro brillaban como las joyas a las que se asemejaban. Su vestido era blanco con adornos azules. El duque de Wolfton, el padrastro de Estella, no creía que una debutante usara ningún color que no fuera blanco. Las cintas azules eran la marca de la rebelión de Estella.

Llegó a las damas e hizo una reverencia. Lady Estella, Lady Annalise, los saludó. Luego se volvió hacia Marrok y asintió. Sheffield. No esperaba verte aquí.

Los labios de Marrok se crisparon. "Ni yo, tú. ¿Qué te trae a algo tan dócil como una tonelada?

No son tan malos, dijo desconcertado. Una vez que te acostumbras a ellos.

Digamos que no es así, dijo horrorizada Marrok. Espero nunca alcanzar un estado tal como para pensar en estos entretenimientos tristes lo suficientemente bien como para asistir. No estaría aquí si mi padre no me hubiera hecho acompañante.

Te hará bien socializar, dijo Lady Annalise. Tal vez incluso encuentres a una mujer dispuesta a enfrentarte.

Marrok puso los ojos en blanco. No hay necesidad de maldecirme, querida hermana. Los dejaré encantados y buscaré un juego de cartas .

Por favor hazlo, dijo empujando un mechón de pelo negro detrás de su oreja. Estella y yo estaremos bien por nuestra cuenta. Ven a buscarnos cuando sea hora de volver a casa .

Muy bien, estuvo de acuerdo Marrok. ¿Vienes, Warwick?

Durante todo el intercambio, Estella permaneció en silencio. No era como ella, y eso preocupaba a Donovan. ¿Había algo que la molestaba? ¿Ella no quería verlo? Tenía que encontrar la manera de llevarla a ella pronto y hablar con ella. No porque quisiera pedirle que se casara con él, sino también porque estaba preocupado por ella. Ella no estaba actuando como ella misma.

No ahora, dijo Donovan. Esperaba que Lady Estella bailara conmigo. Las hebras del primer vals llenaron la habitación. ¿Lo harás?, La miró, esperando su respuesta.

Ella lo miró y luego se alejó rápidamente. Estoy…

Oh, ve a bailar con él, dijo Annalise, empujando a Estella hacia él. Un baile no hará daño, y puedes tener una agradable conversación.

¿Qué significaba eso, y qué demonios se estaba perdiendo? ¿Estella no quería bailar con él? Él no la lastimaría por nada, seguro que ella lo sabía ... Prefería apuñalarse en el corazón y luego hacerla miserable de alguna manera.

Estella miró a Annalise y luego a él. Lentamente, ella levantó su mano y asintió. "Sería un placer, mi

Has llegado al final de esta vista previa. ¡Regístrate para leer más!
Página 1 de 1

Reseñas

Lo que piensa la gente sobre Por Siempre Mi Vizconde

0
0 valoraciones / 0 Reseñas
¿Qué te pareció?
Calificación: 0 de 5 estrellas

Reseñas de lectores