Disfruta de este título ahora mismo, y de millones más, con una prueba gratuita

A solo $9.99/mes después de la prueba. Puedes cancelar cuando quieras.

Seduciendo A Mi Rastrillador

Seduciendo A Mi Rastrillador

Leer la vista previa

Seduciendo A Mi Rastrillador

Longitud:
153 páginas
3 horas
Publicado:
Apr 6, 2019
ISBN:
9781386588580
Formato:
Libro

Descripción

¿Qué debe hacer un hombre cuando se siente atraído por una mujer que no puede tener?
Bradford Kendall, el duque de Weston, se encuentra en una situación muy difícil, cuando la ex mujer de su hermano aparece en su propiedad. Regina siempre ha tenido un señuelo desconcertante para él, y es una molestia tener que lidiar con eso, y ella. 

Regina Dewitt quiere saber qué le pasó a su hermana. El mejor lugar para comenzar su búsqueda es dónde desapareció: Weston Manor. Ha pasado un año y las pistas serán escasas, pero está decidida. Ella no contaba cuán tentador sería el duque residente de la finca ... 

Al comenzar la búsqueda juntos, la pregunta sigue siendo: ¿Pueden luchar contra su creciente deseo?

Género: FICCIÓN / Romance / Histórico 

Género Secundario: FICCIÓN / Romance / Regencia

Publicado:
Apr 6, 2019
ISBN:
9781386588580
Formato:
Libro

Sobre el autor

USA TODAY Bestselling author, DAWN BROWER writes both historical and contemporary romance.There are always stories inside her head; she just never thought she could make them come to life. That creativity has finally found an outlet.Growing up she was the only girl out of six children. She is a single mother of two teenage boys; there is never a dull moment in her life. Reading books is her favorite hobby and she loves all genres.For more information about upcoming releases or to contact Dawn Brower go to her website: authordawnbrower.com


Relacionado con Seduciendo A Mi Rastrillador

Libros relacionados

Vista previa del libro

Seduciendo A Mi Rastrillador - Brower Dawn

NOTA DEL AUTOR

Gracias a todos los que leen mis libros y siguen pidiendo más. Tú eres la razón por la que sigo escribiendo y desarrollando nuevas historias.

PRÓLOGO

¿Te estás yendo en serio? Regina levantó sus manos con exasperación. No entiendo cuál es la urgencia.

Trenton Quinn, su esposo de apenas tres meses, estaba en el medio de hacer las maletas para viajar a Inglaterra. Era un hombre obsesionado con otra mujer. Lo triste era que la mujer por la que Trenton estaba obsesionada había desaparecido hacía más de cinco años. Genevieve, una ex novia suya, no podía olvidarse. Al menos no hasta que su hermana Alys desapareció en el día de la boda de Regina. Su hermana había estado extrañando todo el matrimonio de Regina y Trenton. Puso un serio obstáculo en su felicidad matrimonial. Al principio, creía que Alys desapareció para llamar la atención y que se había enojado con su hermana mayor. Regina debería haberlo sabido mejor. Alys no jugó juegos. Ese tipo de cosas era más modus operandi de Regina.

Tengo que hacer esto. Dejó de hacer las maletas el tiempo suficiente para mirarla. Por favor, comprenda, suplicó Trenton. Esto es importante para mi.

Regina puso los ojos en blanco y envolvió sus brazos alrededor de su cintura. Dolía pensar que Genevieve era más importante que ella. ¿Por qué siente la necesidad de huir de mí? ¿Era esto un signo de su futuro? Ella siempre sería dejada de lado por insignificante? La idea de ser considerado intrascendente y no digno de su respeto ... Ella sacudió sus dudas y se armó de valor para la batalla. Había llegado el momento de darse cuenta del grave error que estaba a punto de cometer. Nadie la empujó a un rincón y olvidó que ella existía. Ella importaba, maldita sea. Haz esto y terminamos. Ella lo miró. Lo digo en serio.

Trenton suspiró y dobló una camisa. Lo colocó dentro de su maleta y luego se volvió hacia ella. Levantó su mano y la pasó a través de su cabello castaño oscuro. Lo siento, Gina. Su mirada se encontró con la de ella y suspiró. No puedo dejarlo pasar. Me gustaría que lo entendieras y seas paciente .

Una gran posibilidad en el infierno de que eso suceda ... Su temperatura llegó al punto de ebullición. El calor enrojeció sus mejillas y apretó los puños a los costados. ¿Se paciente? Como si. Eso fue equivalente a decir calma. Su esposo había perdido la razón. Era la única excusa para sus acciones precipitadas.

¿Esperas que tolere el hecho de que estás a punto de ir a miles de millas de distancia, al otro lado del océano y a otro país, en busca de un antiguo amante? Ella lo miró con perplejidad. ¿Te golpeaste la cabeza? No hay una mujer en este planeta que entienda, y has perdido la cabeza si piensas que estoy bien con eso .

Pensé que lo había dejado ir. Él negó con la cabeza. Pero cuando Alys desapareció, todo regresó rápidamente. Tengo que saber por qué Genevieve desapareció. Cerró los ojos y respiró hondo. Piensa en lo que descubrir esto podría significar para Alys. Si entendemos lo que le sucedió a uno de ellos, podríamos encontrar el otro. Hay una conexión. Lo sé."

Regina quería encontrar a su hermana. Verdaderamente ella lo hizo. Eso no significaba que ella quisiera que su marido persiguiera a su ex novia. Ella era su esposa. Este Genevieve era su pasado y ella debería quedarse allí. No quiero sonar desalmado, pero no me importa lo que le haya pasado a tu ex novia. Probablemente se escapó y no se molestó en decirle adónde iba. Ella no te merece .

Trenton no respondió a ella. Siguió doblando la ropa y metiéndola dentro de su maleta. Se produjo irritación. Regina tomó un jarrón y lo tiró. Su esposo se estremeció cuando golpeó la pared. Se rompió en miles de pequeños fragmentos y cayó sobre la alfombra beige.

Demonios, ¿por qué hiciste eso?

"Necesitaba algo para llamar tu atención. No me estás escuchando. Paciencia nunca había sido uno de los mejores trajes de Regina. Su flagrante desprecio por sus sentimientos había llegado a un punto de ebullición y no le dejó otra opción. Ella hizo lo que mejor hizo y reaccionó sin pensar.

Créeme. He escuchado cada palabra de tu boca. Suspiró y agitó su mano con desdén. Estoy eligiendo ignorar la mayor parte.

Su boca se abrió en estado de shock. Él la estaba ignorando. Regina sospechaba tanto, pero que lo admitiera abiertamente ... Eres un asno.

Trenton se encogió de hombros mientras cerraba la cremallera de su maleta. Es lo que es. Esto es algo que siento que necesito hacer. Espero que entiendas a tiempo lo necesario que es este viaje. El profesor de Oxford tiene información valiosa y estoy cansado de ponerle una etiqueta telefónica. La única opción que tengo es ir allí y localizarlo .

Para pensar que ella lo eligió. Podría haber tenido otra, pero creía que Trenton la amaba. Que él siempre la pondría primero. Qué equivocada había estado ella. La golpeó duro; un peso pesado llenó su vientre cuando se dio cuenta de lo que todo esto significaba. La verdad la miró a la cara. Siempre había estado allí, pero ella había estado demasiado ciega para verlo. Trenton no la amaba. Él nunca tuvo. Si lo hiciera, entendería por qué esto la molestaba. Que ella necesitaba que hiciera lo mejor para su relación.

 Él no era capaz de dárselo. Ella necesitaba aceptar eso y seguir. Ella había arrojado el guante y emitido un ultimátum. Le dije que si se iba, ya estaban listos, pero que

Pero en ese momento ella no lo había dicho en serio. Realmente no. Todavía tenía esperanzas de que él viera la razón. Era su forma de darle la oportunidad de retroceder y quedarse, luchar por su matrimonio. Ella no había contado con que su matrimonio no fuera suficiente para él. Que estaba dispuesto a sacrificarlo para localizar a su ex novia desaparecida. No quedaba nada por decir, y estaba claro que su matrimonio se derrumbaría en un millón de pedazos. Nada de lo que ella dijo o hizo lo mantendría unido. Todo bien.

Sus ojos parecieron iluminarse. "Quieres decir. ¿Estás de acuerdo conmigo en ir?

No dije eso. Regina levantó su mano para interrumpirlo. Nunca estaré bien contigo yendo en esta búsqueda de tu ex novia. Sus cejas se juntaron mientras pensaba en cómo explicar su postura. Esto no es algo en lo que pueda poner mi sello de aprobación. Va en contra de todo lo que creo . Cuando se casó con él, creyó que tenían la oportunidad de hacerlo. De lo contrario, ¿por qué molestarse con el compromiso? Al mismo tiempo, ella pensó que el amor era algo por lo que valía la pena luchar. Ella se preocupaba por Trenton, pero él no era en absoluto su único amor verdadero. Aparentemente él sentía lo mismo por ella. Estaban en el mismo barco y no era leyenda de lejos. Se quedaron cortos en ese departamento. ¿Cómo podía ella oponerse en su camino de encontrar el que amaba con todo su corazón? Lo que digo es que entiendo por qué sientes que tienes que hacer esto.

Él permaneció en silencio por unos momentos y la estudió. Si lo entiendes, entonces ¿por qué estás diciendo que no apruebas?

¿Cómo se lo explicó a él? Estaba tan maldito sin idea. Ella quería ser el verdadero amor de alguien. El que irían corriendo, no lejos de él; su Genevieve era esa mujer para él. Ella nunca sería la que realmente quería. Regina había sido una tonta al creer lo contrario. Esta era una batalla perdida, y sabía cuándo dejarla ir. Era hora de aceptar que su matrimonio había terminado. Ambos se merecían algo mejor, y era hora de dejar ir y encontrar los que ambos amaban.

No me amas, dijo en voz baja.

Por supuesto que sí, protestó.

Ella sacudió su cabeza. Tal vez él creía que la amaba, y que podría hacerlo a su manera. No de la manera que deberías. Ella significa más para ti de lo que yo nunca lo haré. Esto es demasiado importante para que yo crea lo contrario .

Abrió la boca para estar en desacuerdo, pero luego la cerró de golpe. La mirada de Trenton se desenfocó mientras miraba la pared detrás de ella. Después de lo que pareció una eternidad, él la miró y dijo: Me preocupo por ti.

Esa era la cosa. Se preocuparon el uno por el otro. No hubo amor involucrado. Trenton había comprado este gran anillo de diamantes y se aprovechó de la propuesta. La había llevado al lugar donde se conocieron y se arrodilló.


Ella había quedado desconcertada y dijo que sí por reflejo. Había sido romántico y encantador, pero su corazón nunca había estado en él. Fue divertido cómo las cosas siempre fueron mucho más claras en retrospectiva. Ella les había hecho un flaco favor diciendo que sí.

No lo dudo, pero no es suficiente. No deberías haberte casado conmigo. Hubiera hecho nuestras vidas mucho más fáciles si no hubieras preguntado. Tenía tantas esperanzas para nosotros, y ahora todo lo que puedo ver es cómo estábamos condenados desde el principio .

Trenton se paseó. Su energía nerviosa era palpable y saturaba la habitación. Se desbordó y Regina casi podía sentir las olas correr sobre ella. Yo quería seguir, necesitaba hacerlo. Cuando nos conocimos, pensé que sí. Prometo que nunca quise lastimarte. Cuando Alys desapareció ... Se giró hacia ella encontrando su mirada con la suya. Todo volvió a fluir. La necesidad de saber qué pasó No puedo dejarlo ir. Tienes razón. La amo. Siempre la he amado, y no puedo aceptar que me haya dejado voluntariamente .

Su corazón dio un vuelco ante sus palabras. Ella había sabido ... había visto con qué había estado luchando. Trenton no había querido admitir cuánto significaba Genevieve para él. Demonios, ella había tenido dudas sobre el día de su boda. ¿Por qué no los había escuchado? Alys había dicho que cerrara los ojos e imaginara al hombre con el que creía poder verse por el resto de su vida. Lo que no había admitido era que no había visto a Trenton. Ella forzó su imagen sobre la que realmente había visto.

Regina no había querido admitir lo que había en su corazón. Sus padres habrían estado tan decepcionados con ella si hubiera cancelado su boda. Su naturaleza frívola la llevó por algunos caminos desagradables. Estaban tan contentos de que ella se estuviera estableciendo con alguien. Trenton fue la fuerza estabilizadora que rezaron que llegaría a su vida. ¿Qué iba a decirles? Su matrimonio se estaba desmoronando después de un intervalo tan corto. Fue el desastre que temía, y podría haberse evitado.

Entonces necesitas averiguar qué le sucedió a ella, dijo en voz baja. Ella se resignó a que su matrimonio terminara. No había razón para pelear más. No había nada a lo que aferrarse. Lo mejor que podía hacer por ellos era dejarlo ir. No voy a pararte en tu camino. Él dio unos pasos y la tomó en sus brazos. "Lo siento. Las palabras no pueden expresar cuánto lo digo

Has llegado al final de esta vista previa. ¡Regístrate para leer más!
Página 1 de 1

Reseñas

Lo que piensa la gente sobre Seduciendo A Mi Rastrillador

0
0 valoraciones / 0 Reseñas
¿Qué te pareció?
Calificación: 0 de 5 estrellas

Reseñas de lectores