Disfruta de millones de libros electrónicos, audiolibros, revistas y más con una prueba gratuita

A solo $11.99/mes después de la prueba. Puedes cancelar cuando quieras.

Iniquidad Vampira: Crónicas deTugurlan
Iniquidad Vampira: Crónicas deTugurlan
Iniquidad Vampira: Crónicas deTugurlan
Libro electrónico379 páginas6 horas

Iniquidad Vampira: Crónicas deTugurlan

Calificación: 0 de 5 estrellas

()

Leer la vista previa

Información de este libro electrónico

peligro, romance, vampiros mutantes que desafian a antiguos vampiros, un secreto familiar casi guardado, batallas sangrientas, peleas epicas, toda una epopeya entre vampiros, hombres lobo y seres humanos

IdiomaEspañol
Fecha de lanzamiento12 ene 2020
ISBN9781547574094
Iniquidad Vampira: Crónicas deTugurlan
Leer la vista previa

Lee más de Eileen Sheehan

Relacionado con Iniquidad Vampira

Libros electrónicos relacionados

Categorías relacionadas

Comentarios para Iniquidad Vampira

Calificación: 0 de 5 estrellas
0 calificaciones

0 clasificaciones0 comentarios

¿Qué te pareció?

Toca para calificar

Los comentarios deben tener al menos 10 palabras

    Vista previa del libro

    Iniquidad Vampira - Eileen Sheehan

    CONTENIDO

    NOTA DEL AUTOR

    PROLOGO

    UNO

    DOS

    TRES

    CUATRO

    CINCO

    SEIS

    SIETE

    OCHO

    NUEVE

    DIEZ

    ONCE

    DOCE

    TRECE

    CATORCE

    QUINCE

    DIESISEIS

    DIESISIETE

    DIESIOCHO

    DIESINUEVE

    VEINTE

    VEINTIUNO

    VEINTIDOS

    VEINTITRES

    VEINTICUATRO

    VEINTICINCO

    VEINTISEIS

    VEINTISIETE

    VEINTIOCHO

    VEINTINUEVE

    TREINTA

    TREINTA Y UNO

    TREINTA Y DOS

    TREINTA Y TRES

    TREINTA  Y CUATRO

    TREINTA Y CINCO

    TREINTA Y SEIS

    TREINTA Y SIETE

    TREINTA Y OCHO

    TREINTA Y NUEVE

    CUARENTA

    CUARENTA Y UNO

    CUARENTA Y DOS

    CUARENTA Y TRES

    CUARENTA Y CUATRO

    CUARENTA Y CINCO

    CUARENTA Y SEIS

    CUARENTA Y SIETE

    EPILOGO

    Un vistazo a LA CURA

    LIBROS POR EILEEN SHEEHAN

    ACERCA DEL  AUTOR

    NOTA DEL AUTOR

    Las Crónicas de Turgulan han estado en proceso por varios años.  A diferencia de mis otras novelas, este no es un romance paranormal con un vampiro apuesto a enamorarse con la mujer que está narrando la historia.  En vez de eso, es una historia compleja que es narrada por Dan Tugur (Un Tugurlano descendiente cuya familia acorto su nombre a Tugur cuando se mudaron a los EUA).  Este contiene las historias de varias que hacen un todo.

    Libro Uno Iniquidad Vampira, te inicia con el despertar y entendimiento de los poderes que los primos Tugur poseen en lo que respecta a matar vampiros.  Mezcla hechos y ficción; terror y felicidad; descubrir el amor y perder el amor.

    Aunque el Libro Dos, La Cura, te aleja de los horrores y crueldades de los vampiros del Libro Uno, los primos Tugur tienen que enfrentar un nuevo dilema y a nuevos vampiros que enfrentar después de que Bruce Tugur lucha con una familia de hombres lobo.  Aun así, existe lugar para que el amor florezca mientras la historia progresa.

    Vampiros de una naturaleza distinta aparecen en el Libro Tres Vampiros y Hombres lobo. Junto a estos nuevos vampiros, los vampiros del Libro Uno surgen de nuevo, trayendo nuevos problemas y renovando viejos para que los primos Tugur los solucionen. Mientras tanto, las semillas para otro romance son plantadas.

    Siento que esta historia es una historia apasionante, ya sea porque la mezcla de hechos y ficción y el terror que contiene el Libro Uno, siento que debo advertirles a mis lectores que se han acostumbrado a las historias eróticas típicas de romance de vampiros que yo he creado y cito a Dan Tugur al decir esto acerca Iniquidad Vampira: Me gustaría señalar que esta historia no es para los débiles de estómago o débiles de corazón.

    El libro Dos, La Cura y el Libro Tres, Vampiros y Hombres lobo están un poco más cerca de lo que normalmente escribiría, aunque desde el punto de vista del hombre en lugar de el de la mujer.

    Así que, ahora que ya están informados y listos para disfrutar leyendo la historia que me causo gran placer escribir.  Se puede acomodar en su sillón favorito y leer la increíble historia de romance de los primos Tugurlan, corazones rotos y aventura, y peligro. 

    Feliz lectura!

    PROLOGO

    Mucho antes de que Bram Stoker tejiera su historia de Drácula para que el mundo la leyera como ficción, existió una verdadera criatura de la noche quien justamente se hacía llamar por el mismo nombre. ¿Ya sabía esto el Sr. Stoker?  Me cuestiono si así fue, ya que, tiene un gran parecido.

    Si la intención del Sr. Stoker fue escribir una biografía de un ser increíble bajo el disfraz de la ficción el hizo un trabajo decente pero perdió gran parte de su significado. El retener dicha información de las masas ignorantes – para creer o no creer lo que su consciencia les permita-  es un error que no me atribuyo.

    La historia que estoy por compartirles es un recuento de experiencias reales en las que fui una parte importante.  Es una historia de enamorarse y de cómo encontrar el amor. Habla de legado familiar y solidaridad.  Habla de la amistad, lealtad, coraje, compasión y siento decirlo pero…. terror. Debido a esto, me gustaría señalar que esta historia no es para los débiles de corazón y estómago.

    Se esperaría encontrar una historia como esta en el pasillo de ficción de ladrillo de la librería en lugar de la sección de no-ficción en donde en realidad pertenece, y eso está bien por mí.  De hecho, lo prefiero.  Hace más fácil decir una historia que encuentro increíble aunque la haya vivido cuando esta formateada y solicitada como ficticia. Siento la libertad de compartir los detalles bajo la apariencia de hacer creer.

    Hubieron tiempos que no estaba en la compañía de todos los involucrados, aun así sus experiencias jugaron un papel importante en la historia y deberían ser compartidas. En estos casos, hare mi mejor esfuerzo para mantener la historia fluyendo al decir como sucedió con el conocimiento que tengo mientras me entretejo en la historia en momentos apropiados cuando personalmente lo experimente o estuve presente.

    Mi nombre es Dan Tugur.  Soy un cazador de vampiros y esta es mi historia.

    Así que, comienzo…

    UNO

    Podías escuchar la caída de un alfiler en le dojo mientras escuchaba atentamente mientras Shen, se dirigía a la clase.  Los estudiantes sentados en filas finamente organizadas mientras le daban su total atención. Sonreí mientras recordaba la primera vez que nos conocimos, diez años atrás.

    Era temprano en la tarde. Yo tenía diecisiete y con la necesidad de independencia. Acababa de tener una discusión con mis padres justo al respecto de ese hecho. Estaba en los últimos días de la preparatoria y mis padres querían que me enfocara en la universidad – mientras que yo quería tiempo para descubrir quién era y que era realmente lo que quería en la vida. Me sentía nervioso. Era tiempo de valerme por mi mismo – por lo menos en el verano- y descubrir gente nueva, lugares y cosas mientras que mis padres pensaban que debería enfocarme en seleccionar una universidad y una meta de carrera.

    El punto era que yo no sabía lo que quería hacer de mi vida. Ya había trabajado medio tiempo a lo largo de los años en el gimnasio local para pagar por mis lecciones de artes marciales después de que mi padre quedara deshabilitado y el presupuesto de la casa no permitía este tipo de gastos extras. Yo progresaba en la disciplina física.  El gimnasio me ofreció un puesto como entrenador personal. Todo lo que tenía que hacer era estudiar y tomar la prueba, pero sin el apoyo de mis padres dude. En lugar de eso, seguí aquel antiguo refrán que dice, Cuando tengas duda, no hagas nada.

    Estaba inmerso en mis pensamientos y taciturno sobre otra acalorada conversación con ellos sobre el mismo tema mientras intentaba alejar algo de mi frustración cuando me tope directamente con Shen saliendo del Dojo de su tío. Me disculpe, me excuse y continúe. Él se quedó viéndome por un momento antes de cruzar la calle y entonces camino en la misma dirección.

    Cuando di vuelta en la esquina, un dolor abrasador atravesó mi sien como si unos nudillos de cobre golpearan mi cabeza. Luche por mantenerme alerta mientras que un grupo de ladrones me rodeaba.

    Shen se detuvo y observo atentamente. La sangre chorreo por mi rostro mientras me preparaba para pelear. Era obvio para el que yo estaba entrenado en Kung Fu y, aunque mi estilo era poco común, mostré destreza y promesa mientras me defendía de algún ataque ocasional de los ladrones que me rodeaban.

    Una joven pareja pasó junto a nosotros y se detuvo lo suficiente para ver lo que estaba pasando y entonces continúo con una apatía desinteresada.  Shen dudo. El aún era nuevo en el país y quería mantener un bajo perfil, pero estaba desacostumbrado –y aun sorprendido- por el tipo de apatía que había atestiguado de los transeúntes.  Sacudiendo su cabeza con incredulidad, él se movió de un modo rápido y felino atravesando la calle, en un segundo él estaba parado junto a mí.

    ¿Qué es lo que quieres, Hombre Chino? alguien en el grupo pregunto.

    Los otros se unieron con más burlas y risas mientras el círculo se cerraba. Su líder levanto sus puños preparándose para pelear. Él estaba emocionado al tener la oportunidad de desplegar sus habilidades de pelea.

    Tal vez él quiera algo de esto? Es eso hombre Chino? ¿Quieres algo de esto? burlándose.

    Shen no mostro emociones mientras el líder avanzo y lanzo un puñetazo.  Él  lo bloqueo con su brazo y lo pateo en el rostro con una precisión y fuerza increíbles; enviándolo a golpear el pavimento con la velocidad del rayo. Los otros ladrones gritaron amenazas mientras que su círculo se reducía.

    Shen pauso brevemente para reconocerme y se enfrasco en la acción. Antes de que supiera lo que estaba pasando, él se hizo cargo del resto de los ladrones. Sacudí mi cabeza con asombro mientras miraba la pila de cuerpos.

    ¿Te encuentras bien? pregunto. Aunque su acento era fuerte, su dominio del idioma ingles era bastante bueno.

    Tome su mano extendida y lo salude.

    "Gracias, hombre," dije con genuina gratitud.

    Creo que necesitas un hospital, el dijo.

    Creo que necesito aprender a pelear como tú! conteste. He sido estudiante de artes marciales por muchos años, pero nunca me enseñaron movimientos como los que acabo de atestiguar. De hecho, nunca había visto a nadie moverse así y yo quería aprender. Te vi salir del Dojo unas cuantas cuadras atrás. ¿Eres instructor ahí? Dime que sí y te enlistare de inmediato.

    Shen rechino los dientes y asintió. Él había emigrado recientemente de China y era asistente en el Dojo de su tío. Camino conmigo para asegurarse de que no yo no tenía una contusión. Mientras caminábamos, el respondió a mis preguntas.

    Cumpliendo mi promesa, me volví estudiante al día siguiente.

    No paso mucho para que me ganara la posición de alumno estrella y fui emparejado con Shen para demostraciones para grupos nuevos. Él era al menos cinco pulgadas más bajo que yo. Físico enjuto parecía no ser rival para mi cuerpo Delgado, muscular de tipo nórdico. En nuestra primera reunión, cuando me pare frente a Shen estaba seguro que había aprendido lo suficiente para mostrarle que yo era si igual. Eso fue una confusión bastante arrogante que viviría para lamentar. Lo que le faltaba en estatura, lo compensaba con habilidad e inteligencia. Fui rápidamente humillado. Mientras el tiempo pasaba, fuimos emparejados más y más por su tío.  Rápidamente aprendimos los estilos de cada uno, fortalezas y debilidades. Nuestro respeto mutuo por las debilidades de cada uno creció constantemente mientras fue más allá de la de estudiante y maestro y formamos una Amistad fuerte y sólida.

    Mientras los años pasaban, se me pidió que apoyara en la enseñanza y se me asignaron unas cuantas clases para darlas por mi cuenta.  Ya que me había adelantado y obtenido mis credenciales de entrenador personal y aceptado el puesto en el gimnasio en el que había estado trabajando, mi horario estaba bastante completo.

    Los alumnos se sentaron en un grupo relajado en el suelo, escuchando con atención a la relajada y suave voz de Shen mientras que daba la lección, "Ustedes no deben depender de la construcción física, si no en una secuencia lógica de movimientos. No importa que tan duro entrenen o trabajen para mejorar, siempre habrá alguien más grande que ustedes, más fuerte que ustedes, o más rápido que ustedes de un modo u otro. La velocidad es importante.

    Ustedes pueden sobreponerse a  la superioridad de sus oponentes al aplicar estos principios de velocidad. Si no pueden vencer al oponente con un principio de velocidad, lo pueden vencer con otro método de velocidad. Existen la velocidad del recorrido, la velocidad de la distancia, la velocidad de precisión y la velocidad de reacción. El hizo una pausa y observo los rostros de los estudiantes antes de continuar. Ahora, la velocidad de recorrido es cuando la velocidad puede ser calculada en pies por segundo a través de un golpe o una patada. La velocidad de la distancia es la teoría de que una línea recta entre dos puntos es la distancia más corta.  Por lo tanto, un golpe recto es más corto y rápido que un gancho o un intento de golpe."

    El busco en la habitación con la mirada hasta que me localizo. Sonriendo maliciosamente, el me indico que me acercara a él al frente de la habitación. Obedecí y me coloque en posición sin que me lo preguntar.

    El mover tu pie con una patada circular a la cabeza cubre una distancia más grande que un golpe más corto y rápido la cabeza, Él dijo antes de demostrarlo. Respondí rápidamente para bloquear su poderosa patada. Es común el inclinar tu pierna o brazo antes de ejecutar un movimiento, continuo. Esto desperdicia tiempo valioso en el movimiento extra.  También le da una pista al oponente de su siguiente movimiento. El demostró otra vez.  Una vez más, bloquee lo que pudo haber sido un impacto doloroso. "Cuando su poder no es generado solo por mover una mano o una pierna, no es necesario inclinar. Usen el otro lado de su cuerpo para retroceder y rotar para impulsar el golpe o patada. Eso es lo que llamamos la velocidad de reacción.

    La gente pasa la mayor parte del tiempo practicando hasta que son buenos con estas técnicas. En un combate real, la aplicación no es prioridad. Esto es porque los reflejos apropiados y sentimiento de balance deben ser desarrollados. Pueden entrenar ustedes mismos todo el día, pero a menos que apliquen las técnicas con otra persona, no llegaran muy lejos. Una pelea requiere de por lo menos dos personas."

    Shen hizo una reverencia. Conteste el gesto antes de regresar a la parte trasera de la habitación. Él le pidió al grupo que se levantaran y los coloco en parejas. Las parejas reverenciaron y empezaron a practicar lo que acababa de demostrar. Camino lentamente alrededor de la habitación; deteniéndose en ocasiones para proveer instrucciones personalizadas.

    El grupo tenía un número impar de asistencia, dejando a un hombre enorme de pie en el costado de la habitación con necesidad de una pareja. Gruñí cuando Shen menciono que debía ser el compañero de ese estudiante. Mientras me ponía en posición, sentí un flujo de energía agresiva proyectados por este hombre gigantesco que parecía tener la sangre de Goliat corriendo por sus venas. Trague saliva y mire a Shen con incertidumbre. Mi amigo e instructor mantuvo una mirada de piedra en su rostro mientras que caminaba metódicamente alrededor de la habitación y pretendiendo no notar mí angustia creciendo.

    Resignándome a la situación, hice una reverencia a mi oponente. Shen dio una palmada con sus manos y Goliat se puso en acción.

    Shen tenía una mirada de satisfacción en sus ojos mientras observaba mi delgado cuerpo musculoso moverse con un estilo ágil  y elegante en contra de lo ataques agresivos de mi oponente de tamaño grande.

    DOS

    Entre el comedor del vecindario y tranquilamente me senté en el banco del mostrador. La mesera Lucy, sonrió y asintió en mi dirección y le regrese un ligero saludo. Ella sirvió una taza de café y silenciosamente la coloco enfrente de mí mientras ella examinaba mi rostro con más cuidado.

    Eso se ve como que podría doler, querido, ella dijo colocando mi barbilla en su mano para estudiar las golpes de mi mandíbula y sien.

    Estoy bien, le asegure. Algo de hielo ayudaría.

    Buena idea, ella contesto.

    Shen llego a tiempo para atestiguar el intercambio entre Lucy y yo. Desde el día en que nos conocimos, él había estado maravillado de como las mujeres eran atraídas hacia mí. No puedo decir porque, exactamente. Me imagino que es el hecho de que soy considerado guapo era un factor muy grande, pero el declaro que podía ser más que eso.  Él decía que parecía como si yo tuviera un hechizo mágico sobre la especie femenina. Solo necesito entrar a una habitación y ellas están a mi merced. Desafortunadamente, yo tenía muy poca resistencia a esta disque magia.  Se hacía casi imposible el mantenerse monógamo. Le confié mi preocupación con respecto a esto en más de una ocasión. Él pensó que este no sería el caso una vez que conociera a mi alma gemela y no solo una dama por la que sentía gran atracción, tal y como lo sentía por Jessica.  A él le agradaba Jessica lo suficiente, pero el podía ver claramente que la relación se mantenía unida más por sus esfuerzos que por los míos.

    Mientras Lucy desaparecía en la cocina, el me palmeo gentilmente en la espalda antes de acomodarse en el banco a mi lado.

    Te ves muy mal, mi amigo, él dijo.

    ¿Tienes hambre? Le pregunte con el ceño fruncido.  ordene un filete... crudo.

    Lucy regreso con hielo envuelto en una toalla y gentilmente me ayudo a colocarlo sobre mi sien. Ella sonrió tímidamente a Shen antes de escurrirse para conseguirle una taza de café. Él sonrió y sacudió la cabeza lentamente cuando ella se sonrojo cuando dejó caer una taza.

    Estabas listo, él dijo.  Solo necesitas más confianza.  Yo creo en ti hombre. Solo necesitas creer en ti también. 

    Gire mis ojos mientras lo escuchaba darme el discurso estándar usado para los nuevos estudiantes. Yo era todo menos inseguro con mi conocimiento y habilidades. Sabiendo esto, Shen ocasionalmente me antagonizaba con tales comentarios como un modo divertido de entretenimiento. Deje de tratar de impresionarlo hace años que no encontraba este tipo de empujoncito humorístico.

    Sentí dolor cuando ligeramente tome mi barbilla para inspeccionar el daño.

    Ese hijo de perra quería matarte en serio, el reflexiono.

    Mi risita tuvo un tono sarcástico mientras contestaba, ¿Lo notaste? Fue muy bueno que él no supiera lo que estaba haciendo. Bastardo loco.

    Es por eso que nadie quiere hacer pareja con él, dijo el con una sonrisa.

    ¿Tu sabias esto? gruñí con sorpresa.

    Has recorrido un largo camino en los últimos años, él dijo valorativo mientras sonreía y aceptaba el café de Lucy.

    Me pude haber sentido agraviado con la provocación pero era bueno ver a mi compañero de un humor tan energético. Había pasado mucho desde que había visto a Shen sonreír, y mucho menos mostrar su lado malicioso y provocativo a tal grado. Después de que sus padres murieran en un accidente en un bote y que su tío perdiera uno de sus ojos y el uso completo de su pierna tratando de salvarlos, él se hizo cargo de la mayoría de las responsabilidades de la operación del Dojo. Las presiones eran intensas y, como resultado, él era callado y serio la mayor parte del tiempo.

    Estas muy animado esta noche. Es agradable, yo dije.

    Tengo algo que mostrarte, él dijo ansiosamente.

    El busco dentro de la bolsa superior de su rompe viento y saco un sobre que contenía la más reciente carta y fotografía que le había enviado su prometida. El coloco cuidadosamente la fotografía en el mostrador y le deslizo enfrente de mí.

    Oye, hombre, es hermosa, dije en serio.

    No pude haber sido más serio. Mi amistad con Shen me expuso a la cultura China y a su gente y desarrolle un fuerte entendimiento de ellos y de sus formas.  No solo esta joven mujer era considerada Hermosa en su cultura, no había hombre vivo que no la observara y apreciara su feminidad. Él era un hombre con suerte.

    Él se ilumino emocionado mientras dijo, quiero que seas el padrino.

    Junte las cejas y mire a mi amigo a los ojos. El había vivido en mi país por algo más de una década.  El había mantenido el negocio de la familia y en el proceso,  había creado una base financiera sólida para sí mismo. Él era tan apuesto que cualquier mujer sería feliz al tenerlo. Lo cuestione al casarse con una mujer que se encontraba a un océano de distancia cuando había suficientes para tener en su propio patio trasero.

    ¿Estás seguro de que esto es lo que quieres? le pregunte.  No me malinterpretes. Ella es una belleza, pero no la has visto en bastante tiempo. La gente cambia.  ¿Cómo sabes que todavía son compatibles? Existen muchas mujeres hermosas aquí que caminarían en fuego solo por estar contigo. No lo entiendo.

    No importa que no nos hayamos visto por algún tiempo. Nuestro lazo es fuerte y nos escribimos todo el tiempo. He estado enamorado de Dao-Ming desde que éramos niños. No me imagino estar con alguien, él dijo firmemente.

    Cielos!, no tenía ni idea, dije melancólicamente. Por supuesto que ayudaría si te abrieras ocasionalmente para compartir una confidencia o dos.

    Mis ojos parpadearon jugueteando mientras cuidaba de mi herida con el hielo.

    Discúlpame. No es mi intención tratarte como a un extraño. Eres como un hermano.  Espero que lo sepas, el empezó. Fui criado en una cultura diferente y las costumbres de mi familia fueron impuestas en mi durante mis años formativos. Mis padres y sus padres antes que ellos todos creían que uno debe retener su palabra y pensamiento y compartirlas con moderación. Las costumbres de mis ancestros no son algo fácil de darle la espalda. ¿Puedes entender eso?

    Accedí mientras recogía la fotografía y la estudiaba más de cerca.

    y no te molesta el hecho de que ella es hermosa, medite.

    No, no me molesta, contesto con una risita.  Por un breve secundo, parecía como si él estuviera a millas de distancia de su mente. Ahora estaríamos juntos si no hubiera tenido que regresar a China.

    ¿Qué quieres decir? pregunte con sorpresa.  Ella estuvo aquí y nunca lo supe?

    Ella estaba en la escuela en UCLA, el explico. Ella estaba estudiando para volverse doctor, pero su padre se puso muy enfermo el año pasado y murió. Su madre no pudo seguir pagándole su educación.

    Uní mis cejas.

    Espera un minuto, le dije con ansiedad. Me estás diciendo que ella estuvo en este país y nunca la conocí?

    El dejo salir un suspiro.

    Es complicado, él dijo. Al principio ella tuvo problemas con el idioma. Aunque se le enseño Ingles en nuestro país, ella raramente lo usaba para conversaciones en general.  A ella se le complico continuar en la escuela. Sentimos que la emoción de la visita podría crear una carga más grande en sus habilidades para concentrarse en sus estudios. En lugar de eso, yo la visite en varias ocasiones.

    Así que, esa es la familia que visitaste en California, medite.

    Debiste haberla conocido en el verano, él dijo. Ella iba a venir para acá, pero la regresaron a China.

    Lo siento, hombre, dije.

    El lleno sus pulmones de aire antes de hablar.

    Pronto nos casaremos y trabajaremos juntos para encontrar un modo para que ella termine su educación. Un día seré el orgulloso esposo de una gran doctora, el presumió. 

    Me reí del entusiasmo de mi amigo mientras colocaba la fotografía de nuevo en el mostrador con una gentileza que igualaba sus los momentos justos cuando la mostro y se la regrese.

    Le di una palmada de corazón en la espalda y le dije, Estaría honrado.

    TRES

    Jessica acomodo su delgado cuerpo del asiento del conductor de su BMW plateado convertible. Su pálido rostro estaba en contraste desnudo con las olas de marfil que caían como cascada sobre sus hombros. Ella lucho por balancear las enormes bolsas de comestibles en sus brazos mientras subía cuidadosamente las escaleras y luego por el pasillo de nuestro edificio de departamentos. En repetidas ocasiones le pregunte porque insistía en cargar sus brazos en vez de hacer varios viajes. Ella no pudo explicar sus razones. No era como si ella fuera una mujer floja. Era más el modo en que ella había sido educada. Su madre era una rigorista acerca de hacer estas cosas en el menor tiempo posible. Un viaje era obviamente más rápido que dos.

    La escuche luchando con la llave y rápidamente jale la puerta antes de desaparecer y dejarla entrar y que la cerrara con su piel. Ella no se puso a la defensiva. Ella sabía que esta era la hora del día que dedicaba al entrenamiento en mi gimnasio casero.

    Las bolsas se vinieron abajo mientras las colocaba en el mostrador de la cocina.  Ella se apresuró a atrapar varias manzanas antes de que estas rodaran fuera de la cocina y hacia el pasillo. Ella frunció las cejas mientras inspeccionaba una y vio el severo daño que esta portaba.

    Prendí mi reconfortante música y empecé mi sesión de Tai Chi. Descubrí que los movimientos gentiles y lentos de esta Antigua práctica son lo que ayuda a mi cuerpo a enfriarse, estirarse y relajarse des pues de un vigoroso entrenamiento.

    Jessica se recargo en la pared mientras observaba en silencio. Los músculos de mi espalda se flexionaron y mi piel brillo por el sudor mientras me movía en posturas lentas, disciplinadas y controladas. Ella a menudo hacía mención de como mis rasgos marcados le recordaban a un Dios Griego; menos la barba. Sus ojos recorrieron mi torso. Me permití una sonrisa interna. Sabía que ella estaba admirando la redondez de mis glúteos mientras se flexionaban por debajo de mis pants de entrenamiento. Era su parte favorita de mi cuerpo.

    Ella aprendió hace mucho a no interrumpirme durante mi entrenamiento. Yo tomaba mi entrenamiento muy en serio y el simple gesto de permitirme esas pocas horas de enfoque pacificó hacían toda la diferencia en el marco de mi mente para el resto del día.

    Algunas veces me pregunto cómo es que me soporta.  Ella a menudo me decía que yo era como un animal salvaje que necesitaba cuidado y control constante, aun así ella estaba contenta con nuestra vida juntos.  Ella estaba segura que el vagar de mi mirada y el miedo al compromiso se iría desvaneciendo con la edad.  Mientras tanto, ella estaba dispuesta a ir por todo para mantener mi mirada y mi atención únicamente en ella. 

    Ella dejo ir un respiro de satisfacción antes de regresar a la cocina y colocar las manzanas en el mostrador antes de desempacar  lenta y metódicamente los contenidos de las bosas de comestibles y colocar cada objeto en su respectivo lugar.

    Mirando alrededor de la cocina, ella localizo unos platos sucios en el lavadero y se hizo a la tarea de ponerlos en la lavaplatos y de limpiar la parte alta de los mostradores. Cuando ella termino, ella retrocedió, coloco sus manos en su cadera y dio un asentimiento de aprobación. Igual que yo tenía mi modo con respecto a mi entrenamiento, Jess tenía su modo cuando se refería a la casa. Ella no funcionaba bien cuando las cosas no estaban en el orden apropiado. Era un padecimiento que permanecía con ella desde su niñez; algo con lo que su madre de seguro estaba complacida con. No es necesario mencionar que mi habito de ir dejando las cosas donde fuera llevo algo de tiempo para acostumbrarse.

    Jess miro a donde estaba yo una vez más y sonrió.  Cuando llegue al otro lado de la habitación, mis ojos se encontraron con los de ella mientras yo volteaba lentamente.  La vi estremecerse del sensual escalofrió que le recorrió la espalda.

    Escalofríos sensuales no eran siempre su reacción. La primera vez que ella fue testigo de mi Mirada vacía al desarrollar mi Thai Chi ella estaba asustada. Eventualmente ella o discutió conmigo. Mi  explicación  de que no la estaba mirando a ella pero era un forma de meditación caminada y mi mente estaba solo parcialmente consciente de lo que estaba pasando en la habitación tuvo sentido para ella y sus miedos fueron remplazados por deseo.

    Ella sacudió su cabeza para aclarar la sensación hipnótica que ella a veces tenía cuando quedaba atrapada al observar mis movimientos lentos y metódicos y atravesar la recamara. Su día había sido más estresante de lo normal y ella añoraba el hundirse en un baño caliente de burbujas. Ella rápidamente se despojó de sus ropas y se dirigió al baño. Vertiendo una cantidad generosa de baño de burbujas con aroma a lavanda en el agua, ella distribuyo las crecientes burbujas al mover sus manos lentamente adelante y atrás en el agua templada. Entonces ella se estiro para prender el radio que estaba reposando precariamente en la orilla de una repisa angosta colocada al final de la tina.  Ella puso el buscador en una estación fácil de escuchar metiendo su delgado cuerpo en la tina de gran tamaño. Los bajos tonos de

    ¿Disfrutas la vista previa?
    Página 1 de 1