Disfruta de este título ahora mismo, y de millones más, con una prueba gratuita

A solo $9.99/mes después de la prueba. Puedes cancelar cuando quieras.

Encantadora De Picaro: Colección / Serie: Legado perdurable  Volumen: 10, #10

Encantadora De Picaro: Colección / Serie: Legado perdurable Volumen: 10, #10

Leer la vista previa

Encantadora De Picaro: Colección / Serie: Legado perdurable Volumen: 10, #10

valoraciones:
1/5 (1 clasificación)
Longitud:
189 páginas
3 horas
Publicado:
Apr 6, 2019
ISBN:
9781547561070
Formato:
Libro

Descripción

Solo el tiempo dirá si su destino es estar juntos, o si finalmente servirán para un propósito más elevado.
Lady Catherine Langdon es especial, y no porque sea la hija de un duque. Ella proviene de una larga lista de individuos nacidos con regalos extraordinarios, y es una de las pocas que tiene una variación de los tres. Al borde de la guerra, toma una decisión que alterará irrevocablemente el curso de su vida: el amor o el deber. 
Asher Rossington, el marqués de Seabrook, decidió desde muy temprana edad que no viviría una vida ociosa. Su padre le prohibió ser un espía de la corona, pero optó por ignorarlo. Ash nunca lamentó su elección, pero deseó haber reparado su relación con su padre antes de morir. Ahora, con la suerte del mundo en crisis, tiene que tomar otra decisión difícil: seguir siendo un espía para el rey y el país, o ir a casa y honrar el título de su padre.
La Gran Guerra trae a Catherine y Asher a la vida del otro. Solo el tiempo dirá si su destino es estar juntos, o si finalmente servirán para un propósito más elevado.

Género: FICCIÓN / Romance / Histórico 
Idioma Original: inglés 
Idioma Traducido: Español

Publicado:
Apr 6, 2019
ISBN:
9781547561070
Formato:
Libro

Sobre el autor

USA TODAY Bestselling author, DAWN BROWER writes both historical and contemporary romance.There are always stories inside her head; she just never thought she could make them come to life. That creativity has finally found an outlet.Growing up she was the only girl out of six children. She is a single mother of two teenage boys; there is never a dull moment in her life. Reading books is her favorite hobby and she loves all genres.For more information about upcoming releases or to contact Dawn Brower go to her website: authordawnbrower.com


Relacionado con Encantadora De Picaro

Libros relacionados

Vista previa del libro

Encantadora De Picaro - Dawn Brower

Encantadora De Picaro

Encantadora De Picaro

Dawn Brower

Traducido por Angeena Gallardo

Monarchal Glenn Press

Contents

Reconocimiento

Dedicación

CAPÍTULO UNO

CAPITULO DOS

CAPÍTULO TRES

CAPÍTULO CUATRO

CAPITULO CINCO

CAPÍTULO SEIS

CAPITULO SIETE

CAPITULO OCHO

CAPITULO NUEVE

CAPITULO DIEZ

CAPÍTULO ONCE

CAPÍTULO DOCE

CAPITULO TRECE

CAPITULO CATORCE

CAPÍTULO QUINCE

CAPITULO DIESISEIS

CAPITULO DIECISIETE

CAPITULO DIECIOCHO

EPÍLOGO

SOBRE EL AUTOR

Libros de Dawn Brower

Tus comentarios y recomendaciones son fundamentales

Babelcube

Encantadora De Picaro

Escrito por Dawn Brower

Copyright © 2019 Dawn Brower

Todos los derechos reservados

Distribuido por Babelcube, Inc.

www.babelcube.com

Traducido por ANGGENA GALLARDO

Babelcube Books y Babelcube son marcas registradas de Babelcube Inc.

Esta es una obra de ficción. Los nombres, los personajes, los lugares y los incidentes son producto de la imaginación del autor o se usan de manera ficticia y no deben interpretarse como reales. Cualquier parecido con locales reales, organizaciones o personas, vivas o muertas, es enteramente una coincidencia.

Charming Her Rogue 2018 Copyright © Dawn Brower

Carátula Artista y Ediciones Victoria Miller

Todos los derechos reservados. Ninguna parte de este libro puede ser utilizada o reproducida electrónicamente o impresa sin permiso por escrito, excepto en el caso de citas breves incluidas en revisiones.

Reconocimiento

Gracias a los que me ayudaron a pulir este libro. Elizabeth tu eres mi numero uno Eres el mejor de todos. También gracias una vez más a mi impresionante editor, Victoria Miller. Me haces un mejor escritor y sin ti podría no estar donde estoy hoy.

Dedicación

En la vida nos enfrentamos a muchas opciones. Este libro trata sobre la lealtad, el deber y el amor. Cada uno participa en las decisiones que toman los personajes, y nunca son fáciles, pero ese es el corazón de la vida. Nunca estamos seguros de qué giro debemos hacer o si es el correcto. A menudo no descubrimos ese resultado hasta que es demasiado tarde para modificar nuestro rumbo. Este libro es para todos los que no están seguros de su futuro, pero siguen enfrentándose a la adversidad. Sigue luchando, viviendo y amando. Eso es lo único que puedes hacer. Solo se tú.

CAPÍTULO UNO

18 de junio de 1914

Lady Catherine Langdon hizo girar el champán en su copa, mirando las burbujas mientras se estrellaban contra el costado del cristal. La música hizo eco en toda la sala cuando un violinista tocó The Four Seasons de Vivaldi. Catherine hubiera preferido algo más calmante para aliviar su actual angustia, pero no tuvo mucho que decir sobre nada en su vida. Se consideraba una mujer moderna, pero tenía que seguir los dictados de la sociedad.

A la una y veinte, le hubiera gustado encontrar su propia residencia y utilizar su herencia como le pareciera. Sin embargo, ese no era su destino. Su padre se había asegurado de que tuviera un tutor para todas las cosas, y ella no tendría el control de sus fondos durante cuatro años más. Si ella se casara, irían con su marido. Catherine no tenía ninguna intención de permitir que algo tan arcaico le pasara. Ningún hombre tendría poder sobre ella.

¿Encuentras estas cenas tristes también?, Preguntó un hombre detrás de ella.

Había estado tan atrapada en sus propios pensamientos que no había notado su presencia hasta que él había hablado. Catherine se volvió para mirarlo. Era alto y presentía. Algunas damas podrían sentirse intimidadas por eso, pero no Catherine. Tenía un cabello rubio dorado con reflejos en todas partes que sugerían que pasaba tiempo al aire libre a plena luz del sol. Una hebra cayó sobre su frente en un atractivo rizo. Sus ojos eran como esmeraldas brillantes que la hipnotizaron por unos breves momentos hasta que recuperó la compostura.

Pueden ser bastante tediosas, confirmó. Pero parecen ser una necesidad para el embajador. Sir Benjamin Villiers, su tutor, trabajó como secretario del embajador. Catherine había estado viviendo en Francia con él desde la muerte de su padre hace más de un año. Algunas mujeres se habrían emocionado de vivir en París y tener acceso a las últimas modas, pero no a ella, nunca a ella. El cabello oscuro de Catherine venía de su padre, el ex duque de Thornly, pero sus ojos azul zafiro eran de su madre. El título de su padre había pasado a un primo que apenas había conocido. Su madre había muerto al dar a luz, después de una de las varias veces que trató de darle al duque el heredero que necesitaba desesperadamente, o que más deseaba, deseaba. Desafortunadamente, ni su madre ni el niño sobrevivieron. Estaba completamente sola en el mundo, y a veces eso era más de lo que podía soportar.

Quería mucho más que bonitos vestidos y adornos brillantes. Eran agradables, y ella apreciaba no tener que preocuparse por el dinero. Sin embargo, algunas cosas eran mucho más importantes. Ella había estado estudiando en secreto para convertirse en enfermera. Sir Benjamin se horrorizaría si se enterara. Ella rezó para que él siguiera ignorando su pasatiempo. Con el clima actual del mundo político, temía que tales habilidades pudieran ser necesarias, aunque rezó porque sus instintos demostraron ser incorrectos.

Ciertos regalos habían sido otorgados a miembros de su familia que se remontan a siglos atrás. Algunos de sus ancestros habían sido perseguidos como brujas. Su madre era descendiente directa de esa línea, y ahora ella. El nombre de Catherine proviene de una variación de una de esas brujas de hace mucho tiempo, Caitrìona. Catherine incluso tenía el mismo don que la mujer que había sido considerada malvada y una sirvienta del diablo. Aquellos que no entendieron sus habilidades eligieron creer que las personas que las tenían eran inmorales, pero su familia consideraba que sus habilidades eran una bendición de algún lugar bueno.

Lo que pasa con los regalos, a veces venían de tres en tres. Ella había sido bendecida de alguna manera con todas las habilidades, pero una seguía siendo más fuerte que el resto. Sus premoniciones no llegaron en flashes, sino más bien como sentimientos enfatizados por las emociones de las personas que la rodean. Su capacidad más fuerte y confiable se centró en esa amplificación, y en ocasiones tuvo problemas para descifrar lo que significaba. Este hombre proyectó una cosa en voz alta: los secretos. Estaba escondiendo algo, y lo que sea que pudiera resultar podría tener un impacto en el mundo.

Algunas personas necesitan eventos de la sociedad para funcionar, dijo uniformemente. "Nunca he sido capaz de ponerles acciones. ¿Los disfrutas?

No particularmente, respondió ella. Como has dicho, son más aburridos que entretenidos. Si no te gustan, ¿qué te trae a este en particular? Los invitados del embajador son generalmente del tipo prestigioso.

Había conocido a numerosas personas que se jactaban de su importancia. Catherine no había encontrado ninguno de ellos especialmente digno de mención. Ella no había confiado en sus regalos para ninguna de las epifanías que les preocupaban. Según su experiencia, si alguien hablaba mucho sobre sí mismos, generalmente significaba que tenían poca importancia. Eran los tranquilos a los que tenía que mirar y descubrir. Al igual que este hombre, él había iniciado la conversación, pero cedió un poco de sí mismo.

No es mi práctica presumir de mis conexiones. Extendió la mano y le arrebató una copa de champán a un camarero mientras pasaba. El hombre se lo llevó a los labios y sorbió el líquido burbujeante. Una vez más, Catherine quedó paralizada por él, sus hechos y su inacción. Todo sobre él seguía siendo un enigma. ¿A qué juego estaba jugando? Bajó su vaso y se encontró con su mirada. ¿No crees que es mucho mejor mezclarse y no permitir que nadie te note?

Ella no entendía cómo él alguna vez sería capaz de hacerse pasar por alto. Era, con mucho, el hombre más guapo de la habitación, y rezumaba encanto y arrogancia, pero tal vez solo le mostraba ese lado de sí mismo. Parecía ser un hombre formado por varias facetas. Tenía su encanto, la naturaleza tranquila que mostraba al mundo, pero sus ojos tenían una oscuridad que sugería que tenía algo que ocultar. Pero ella no necesitaba confiar completamente en las suposiciones. Había nacido con la capacidad de ver más allá de las fachadas que la gente solía ocultar quiénes eran realmente. Este hombre tenía un aura que gritaba en secreto. Nunca he sido mucho de una flor de pared, respondió ella. Me gusta la interacción social, la mayor parte del tiempo. De hecho, casi lo necesitaba.

Él inclinó la cabeza. "No, no estarías. Una mujer como tú se destaca entre la multitud. Debes tener numerosos pretendientes.

No particularmente, respondió ella. Al menos no aquí en Francia. De vuelta a casa tuve algunos. "Ninguno de ellos hizo que su corazón latiera más rápido o que su respiración fuera poco profunda. Este hombre lo hizo sin embargo. Algo acerca de él la hizo querer acercarse, tocarlo, y tal vez incluso presionar sus labios contra los suyos. Para hacerlo simple, él era peligroso para su bienestar, y ella aún no sabía su nombre.

Eso es una vergüenza. Tomó un sorbo de su vino espumoso de nuevo. Espero que seas como este champán. Dulce, tentadora y desbordante de placer después de un sabor .

Tenía que ser un pícaro de la peor clase. El caballero no le dijo cosas tan extravagantes a una dama. ¿Creía que era una chipriota contratada para el disfrute de los hombres en la fiesta? No había muchas mujeres en asistencia. Tal era la naturaleza del trabajo político: las mujeres se quedaban en casa más de las veces. Las otras damas allí eran esposas de los diplomáticos y sus empleadores. Catherine fue la única mujer soltera que asistió. Tal vez ella estaba leyendo demasiado en su declaración.

Señor, usted es demasiado audaz. Ella entrecerró los ojos para mirarlo. Insisto en que te disculpes.

Él levantó una ceja. ¿No eres ninguna de esas cosas que mencioné? Sus labios se inclinaron hacia arriba en una sonrisa pecaminosa. Maldito sea él y su hermosa cara. No lo creo.

No soy una dama a quien puedes insultar sin consecuencias. Era la hija de un duque, maldita sea. Catherine levantó la barbilla y lo inmovilizó con su mirada más altiva. ¿No sabes quién soy?

Él se rió ligeramente. Creo que toda Francia es consciente de tu linaje, ciertamente todos en Inglaterra lo son.

Catherine respiró hondo y se preparó para el inminente desacuerdo. Este hombre la frotó mal, y bien, al mismo tiempo. Deseaba fervientemente no haberlo encontrado tan atractivo. Su cuerpo casi zumbó de alegría en su presencia. Ella siempre había seguido sus instintos en el pasado; sin embargo, ella creía que, con él, sería mejor tener precaución. Él fue capaz de ocultar una parte de sí mismo de sus regalos, y ella no podía confiar en él por eso. ¿Qué lo hizo especial?

Entonces, ¿por qué persistes en ser tan descortés? Por su vida, ella no podía discernir su motivación por ser tan arrogante y condescendiente. Ella era agradable para todos, y él la hizo querer golpear a alguien por primera vez en toda su vida. ¿Qué he hecho para que seas así conmigo?

No es una cosa. Se encogió de hombros. Me intrigas y pensé que iba a determinar tu valor.

Ohh ... Si ella fuera una dama inclinada a tener rabietas, ya estaría pisoteando y gritando a todo pulmón. Eres insoportable.

Gracias. Sus labios se contrajeron, y la diversión bailaba fuera de sus ojos. Me enorgullezco de ser capaz de inyectar a las personas de las formas más inesperadas.

Ella puso los ojos en blanco. En ese caso, considera tu meta lograda.

Catherine no le gustaba. Él era el peor tipo de hombre, y ella no podía entender lo que había encontrado tan convincente antes. Podía volver al infierno en lo que a ella se refería. Sería un día feliz si nunca volviera a ponerse en contacto con él. Algunos demonios guapos no deberían ser animados, y él estaba en la parte superior de esa lista.

¿Uno baila en estas cosas? Miró alrededor de la habitación. Parece que la mayoría de las personas se contentan con hablar sobre temas inane que me duermen.

Déjame adivinar, comenzó ella. Te consideras a ti mismo y todo lo que hay en ti como la personificación de todo lo que es estimulante en el mundo. Dios la salvó de los hombres que pensaban que el mundo giraba en torno a ellos. Ella no necesitaba que su clase le prestara atención.

En absoluto, respondió sin problemas. Pero no soy tan aburrido como para engendrar individuos en un estado catatónico. Señaló a un grupo cercano. Míralos a todos, sus caras aluden a la placidez, están prácticamente dormidos de pie.

Catherine suspiró. Si estás en tal estado de aburrimiento, ¿por qué sigues aquí? En realidad, ¿por qué siguió conversando con él? Ya había pasado la etapa de irritación y había entrado en una completa molestia. Podría irse a casa, y todo estaría bien en su mundo, señor ...

Señor, la interrumpió. Nunca he sido un simple señor.

Por supuesto que era un señor. La arrogancia como la suya fue algo natural para algunos, pero los de su clase fueron destetados. No es de extrañar que lo exudara tan fácilmente como respirando y no se disculpó por ello. Sea como sea ... Ella oró en silencio por paciencia. Para responder a tu pregunta anterior, esto nunca fue una reunión para bailar. Es una cena y conversación. Si quieres más, deberías asistir al baile más tarde esta semana. Estoy seguro de que un señor como usted no tendrá ningún problema para encontrar un compañero de baile dispuesto .

¿Bailarás conmigo? Sus labios se inclinaron hacia arriba en una sonrisa pecaminosa. Su arrogancia y seguridad en sí mismo fluían a través de ella en oleadas. Es por eso que sugieres que asista a la próxima bola, ¿no es así? Levantó una ceja inquisitivamente.

Lo educado sería decir que sí. Eso era lo que se esperaba de

Has llegado al final de esta vista previa. ¡Regístrate para leer más!
Página 1 de 1

Reseñas

Lo que piensa la gente sobre Encantadora De Picaro

1.0
1 valoraciones / 1 Reseñas
¿Qué te pareció?
Calificación: 0 de 5 estrellas

Reseñas de lectores

  • (1/5)
    Muy mala traducción. Imposible apreciar la historia que parece interesante