Comenzar a leer

Diario de a bordo. Segundo viaje, tercer y cuarto viaje

Calificaciones
90 página1 hora

Resumen

El Diario de a bordo de Cristóbal Colón —transcrito por Bartolomé de las Casas— nos descubre a un personaje fascinante y contradictorio, que pasa del entusiasmo a la desconfianza o a las especulaciones geográficas más aventuradas (la confusión, por ejemplo, de Cuba por Cipango, el nombre que los europeos daban a Japón durante el Medioevo). Sin embargo, aunque en su persona se mezclen la maravilla ante el mundo desconocido, el piadoso deseo de evangelizar a los "salvajes" y una manifiesta avidez de riquezas, Colón fue sin duda un explorador y un navegante increíblemente visionario.
Ninguna aventura en la historia ha sido más crucial que la llegada de la carabela Santa María a las Américas en 1492, un acontecimiento que supuso un extraordinario ensanchamiento del mundo —para algunos incluso el comienzo de lo que hoy llamamos globalización— y el encuentro de dos mundos que se ignoraban. Pero, ¿cómo se le ocurrió a Colón el insensato proyecto de llegar a Oriente por Occidente? Y, sobre todo, ¿cómo consiguió convencer a los Reyes Católicos para que financiaran la aventura, a pesar de la incredulidad y de las reservas de los políticos y los científicos de la época?

Leer en la aplicación Scribd móvil

Descargar la aplicación móvil Scribd gratis para leer en cualquier momento y lugar.