Comenzar a leer

Darlo todo y no dar nada

Calificaciones
196 página1 hora

Resumen

Darlo todo y no dar nada. Pedro Calderón de la Barca



Jornada primera

Suenan por una parte cajas, y por otras instrumentos músicos, y mientras dicen los primeros versos, sale Diógenes, viejo venerable, vestido pobremente, con una botija de barro en la mano.

Unos: (Dentro.) El grande Alejandro viva…

Música: Viva el gran Príncipe nuestro…

Unos: cuyos lauros…

Música: cuyos triunfos…

Unos: siempre invictos…

Música: siempre excelsos…

Unos: a voces van diciendo…

Música: que a su imperio le viene el mundo
estrecho.

Todos: pues todo el mundo es línea de su imperio.

Alejandro: (Dentro.) Haga el ejército alto
en estos campos amenos,
a vista de Atenas, griega
patria de ciencias e ingenios.

Uno: (Dentro.) Haga repetida salva
la música, confundiendo
en instrumentos sonoros
militares instrumentos.

Leer en la aplicación Scribd móvil

Descargar la aplicación móvil Scribd gratis para leer en cualquier momento y lugar.