Disfruta de millones de libros electrónicos, audiolibros, revistas y más con una prueba gratuita

A solo $11.99/mes después de la prueba. Puedes cancelar cuando quieras.

Breve historia de Cuba
Breve historia de Cuba
Breve historia de Cuba
Libro electrónico183 páginas3 horas

Breve historia de Cuba

Calificación: 0 de 5 estrellas

()

Información de este libro electrónico

Este libro abarca, un panorama del proceso que forma y define al pueblo de Cuba en su esfuerzo secular por fraguarse un destino largo. Está dividido en seis partes, la primera, aborda los siglos XVI-XVII, desde la llegada de los conquistadores españoles a la Isla (conquista y colonización) hasta los primeros conflictos sociales; la segunda (siglo X
IdiomaEspañol
EditorialNuevo Milenio
Fecha de lanzamiento24 jul 2019
Breve historia de Cuba
Autor

Julio Le Riverend Brusone

Historiador y economista cubano (22/12/1912-12/5/1998). Graduado de doctor en Derecho Civil y en Ciencias Políticas, Económicas y Sociales de la Universidad de La Habana (1940-1941), licenciado en Historia del Colegio de México (1943-1947). Junto a su constante labor científica en el terreno de la historia económica de Cuba desarrolló una considerable actividad docente. Fue profesor de Economía e Historia de la Economía cubanas en las universidades de Las Villas y de La Habana (1959-1962). En 1973 se le otorgó el título de doctor Honoris Causa del Instituto de América Latina de la Academia de Ciencias de la URSS. Entre sus numerosas responsabilidades ocupó los cargos de vicepresidente del Banco Nacional de Cuba (1959-1961), vicepresidente de la Academia de Ciencias de Cuba (1962), director del Instituto de Historia y del Archivo Nacional de Cuba (1962), viceministro de Educación General y Especial (1972-1973). Fue embajador extraordinario y plenipotenciario, delegado permanente de Cuba ante la UNESCO (1974-1977), miembro del Consejo Técnico Asesor del Ministerio de Cultura y director de la Biblioteca Nacional José Martí. Entre sus obras figuran Los orígenes de la economía cubana, 1946; “Historia económica de Cuba”, en Historia de la nación cubana; La Habana, biografía de una provincia, 1960; Historia económica de Cuba, 1962; La república: dependencia y revolución, 1962. Además publicó artículos y ensayos en Historia Mexicana y Revista de Historia de América (ambas de México) y en las revistas y periódicos siguientes: Casa de las Américas, Bohemia, Verde Olivo, Moncada, Cuba, Santiago, Islas y Granma.

Comentarios para Breve historia de Cuba

Calificación: 0 de 5 estrellas
0 calificaciones

0 clasificaciones0 comentarios

¿Qué te pareció?

Toca para calificar

Los comentarios deben tener al menos 10 palabras

    Vista previa del libro

    Breve historia de Cuba - Julio Le Riverend Brusone

    Julio Le Riverend Brusone (1912-1998): Historiador y economista cubano. Graduado de doctor en Derecho Civil y en Ciencias Políticas, Económicas y Sociales de la Universidad de La Habana (1940-1941), licenciado en Historia del Colegio de México (1943-1947). Junto a su constante labor científica en el terreno de la historia económica de Cuba desarrolló una considerable actividad docente. Fue profesor de Economía e Historia de la Economía cubanas en las universidades de Las Villas y de La Habana (1959-1962). En 1973 se le otorgó el título de doctor Honoris Causa del Instituto de América Latina de la Academia de Ciencias de la URSS.

    Entre sus numerosas responsabilidades ocupó los cargos de vicepresidente del Banco Nacional de Cuba (1959-1961), vicepresidente de la Academia de Ciencias de Cuba (1962), director del Instituto de Historia y del Archivo Nacional de Cuba (1962), viceministro de Educación General y Especial (1972-1973). Fue embajador extraordinario y plenipotenciario, delegado permanente de Cuba ante la UNESCO (1974-1977), miembro del Consejo Técnico Asesor del Ministerio de Cultura y director de la Biblioteca Nacional José Martí.

    Entre sus obras figuran Los orígenes de la economía cubana, 1946; Historia económica de Cuba, en Historia de la nación cubana; La Habana, biografía de una provincia, 1960; Historia económica de Cuba, 1962; La república: dependencia y revolución, 1962. Además publicó artículos y ensayos en Historia Mexicana y Revista de Historia de América (ambas de México) y en las revistas y periódicos siguientes: Casa de las Américas, Bohemia, Verde Olivo, Moncada, Cuba, Santiago, Islas y Granma.

    Edición: Marianela Ramón Corría

    Diseño interior: Xiomara Galvéz Rosabal

    Diseño de cubierta: Deguis Fernández Tejeda

    Emplane computarizado: Bárbara A. Fernández Portal

    Corrección: Pilar Trujillo Curbelo

    Edición para Ebok: María de los Ángeles Navarro González

    Maquetación para Ebok: Madeline Martí del Sol

    Primera edición, 1978

    Segunda edición, 1978

    Tercera edición, 1997

    Primera reimpresión, 1999

    Segunda reimpresión, 2004

    Cuarta edición, 2007

    Primera reimpresión, 2014

    © Julio Le Riverend, 2014

    © Sobre la presente edición:

    Editorial de Ciencias Sociales, 2014

    ISBN 978-959-06-1558-0

    Estimado lector, le estaremos muy agradecidos si nos hace llegar su opinión, por escrito, acerca de este libro y de nuestras ediciones.

    INSTITUTO CUBANO DEL LIBRO

    Editorial de Ciencias Sociales

    Calle 14, no. 4104, Playa, La Habana, Cuba

    editorialmil@cubarte.cult.cu

    Índice

    Nota preliminar / VI

    PARTE I / 1

    SIGLOS XVI-XVII / 1

    Llegan los conquistadores / 3

    Los indios de Cuba / 5

    Los conquistadores se apoderan de la Isla / 8

    La esclavitud de los negros / 10

    Cómo explotaban las riquezas de Cuba / 13

    Aparecen piratas, corsarios y contrabandistas / 15

    Los primeros conflictos sociales / 17

    Gobernadores y otras autoridades / 19

    PARTE II / 22

    Siglo xviii / 22

    Cambios políticos y económicos / 24

    Primera sublevación campesina / 26

    Los comerciantes cubanos entran en escena / 28

    Descontento y ataques exteriores / 29

    Los ingleses toman La Habana / 31

    PARTE III / 34

    SIGLO xix / 34

    Aumentan la producción y el comercio. El esclavismo

    en ascenso / 36

    Los primeros reformistas / 38

    Empieza la lucha revolucionaria / 40

    La represión / 43

    Mejoras en la industria azucarera / 46

    El anexionismo / 48

    El fracaso del reformismo / 50

    Evolución cultural / 51

    PARTE IV / 54

    SIGLO xix / 54

    Surge la nacionalidad cubana / 56

    Comienza la lucha armada: La Revolución de 1868 / 57

    Nueva formación de clases / 62

    Reaparecen los reformistas / 63

    El nuevo movimiento revolucionario / 65

    Las ambiciones imperialistas se desenmascaran / 73

    Los yanquis se apoderan de Cuba / 75

    PARTE V / 78

    SIGLO xx / 78

    La falsa independencia / 80

    Los falsos gobiernos cubanos / 82

    La feroz dictadura de Machado / 87

    El movimiento de 1933 y la traición de Batista / 90

    La dictadura / 92

    La Constitución de 1940 / 93

    La Segunda Guerra Mundial / 94

    Reacción, corrupción y nueva dictadura / 96

    Madurez cultural / 97

    PARTE VI / 100

    SIGLO xx / 100

    La lucha armada / 102

    La Revolución / 106

    ANEXO / 123

    RESUMEN ESTADÍSTICO / 123

    Bibliografía / 131

    MATERIAL GRÁFICO / 136

    Nota preliminar

    Ponemos en manos del lector un panorama del proceso que forma y define al pueblo de Cuba en su esfuerzo secular por fraguarse un destino digno. Esta afanada búsqueda se expresó, como es lógico, de diferentes maneras y con varia intensidad según las condiciones y las circunstancias de cada época, las cuales venían conformadas por un ingente laboreo previo y en congruencia con fenómenos y acontecimientos continentales latinoamericanos y mundiales. En este sentido la específica historia de Cuba no puede concebirse sino inserta y relacionada de modo indisoluble con el contexto más general. Sin embargo, tratándose de un resumen no podía concederse mucho espacio a todo cuanto fuera necesario para un conocimiento profundo de ese proceso. Este recuento sigue el plan de la Historia de Cuba publicada por el Departamento de Orientación Revolucionaria del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, en 1975. En este caso ha sido también inexcusable poner el énfasis en algunas categorías o series de hechos y en ciertas vinculaciones significativas con acontecimientos de escala mayor.

    Consideramos que las indicaciones bibliográficas pueden ser útiles a los interesados en adquirir una información más vasta y precisa.

    Los lectores hallarán en este texto las bases para una comprensión apropiada de nuestra historia y el incentivo para proseguir las lecturas que les permitan apreciar con una mayor profundidad las raíces ya seculares y las realizaciones de la Revolución Cubana. A esta tierra y a su pueblo les han dolido sus momentos de sacrificio, tanto como ahora les regocija un presente luminoso. Conocer aquellos y este contribuye a la comprensión del futuro. Se comprenderá también, una vez más, que el camino previsto por Marx, Engels y Lenin, realizado con decisiva proeza por el pueblo soviético en 1917, ha demostrado su fuerza, su virtud creadora y su validez universal.

    PARTE I

    SIGLOS XVI-XVII

    La conquista y los indios

    Inicio de la economía colonial

    La sociedad colonial

    Triste tierra, como tierra tiranizada y de señorío.*

    ¹Miguel Velázquez

    1* El sacerdote Miguel Velázquez, nacido en Cuba, mestizo de india y de español en carta al rey de España, 1528.

    Llegan los conquistadores

    Si miramos un mapa mundi comprenderemos por qué el descubrimiento de América constituyó un acontecimiento de profundas consecuencias. Antes de 1492, en medio de leyendas y relatos confusos, no se conocía que hubiera otro continente entre Europa y Asia. Llegar al Nuevo Mundo no fue fácil, pues hubo que vencer prejuicios e intereses, temores e ignorancia. Cuando Cristóbal Colón (¿1451?-1506) descubrió América y Cuba, en 1492, había recorrido un largo camino de experiencias náuticas y económicas.

    Colón era un marino hábil y ambicioso, nacido en Génova, Italia. Antes de descubrir América había viajado a lo largo de las costas de África, comerciando con esclavos, participando en diversos negocios. Al igual que otros europeos de su época, no sabía que del lado opuesto al océano Atlántico había una masa enorme de tierra que posteriormente se llamaría América. Por esa razón, propuso a los reyes de España —Fernando e Isabel, conocidos con el nombre de Reyes Católicos— que patrocinaran una expedición marítima para cruzar el Atlántico con el objetivo de llegar a Asia, cuyos útiles productos los europeos conocían bien. Los reyes accedieron y firmaron con Colón un contrato mediante el cual se repartían los beneficios que resultaran del comercio efectuado con ese rico continente. Así, con el apoyo de los monarcas, se organizó una expedición compuesta de tres carabelas, nombre que se daba entonces a un tipo de embarcación ligera.

    Colón desembarcó en Cuba, en un lugar de la costa norte de la antigua provincia de Oriente, el 27 de octubre de 1492. Los primeros indios que vieron sus barcos huyeron de las costas hacia tierra adentro. Colón envió a dos de sus acompañantes para que recorrieran la zona donde habían efectuado el desembarco. Estos volvieron contando cómo era una aldea de indios que habían visitado y en la cual no encontraron a nadie, pues sus habitantes, como si sospecharan las intenciones de aquella gente extraña, habían desaparecido abandonando momentáneamente sus casas y sembrados.

    Los dominadores españoles no se ocuparon de conquistar Cuba hasta muchos años después. En otras islas también descubiertas entonces (en la actualidad son República Dominicana y Haití, y Puerto Rico), encontraron mucho oro, el metal más ambicionado por ellos y que no abunda en Cuba. En estas islas, los conquistadores ocuparon las tierras de los indios por la fuerza y los obligaron a trabajar como si fueran esclavos. Los indios morían debido al exceso de fatiga, asesinados por aquellos invasores insaciables o a causa de enfermedades nuevas, como la viruela, traída por los europeos a América.

    Afirmaban ellos que venían a civilizar al indio, a darle a conocer las verdades y virtudes cristianas; pero bien pronto los indios de Santo Domingo comprendieron que todo eso era falso. Venían para quitarles sus bienes y matarlos con agotador trabajo. Los indios se alzaron y los conquistadores que habían sido muy crueles con ellos, ahora lo fueron más, porque todos los conquistadores se enfurecen cuando el pueblo sojuzgado se rebela en su contra.

    Uno de los hombres que más se había señalado por explotar y perseguir a los indios en Santo Domingo, fue el encargado de conquistar Cuba. Diego Velázquez (1465-1524) —que así se llamaba— desembarcó con un contingente bajo su mando por un lugar de la región oriental a finales de 1509, unos diecisiete años después del descubrimiento de América.

    Los conquistadores que llegaron

    ¿Disfrutas la vista previa?
    Página 1 de 1