Encuentra tu próximo/a libro favorito/a

Conviértase en miembro hoy y lea gratis durante 30 días
La capacidad cerebral en la primera infancia: Cómo lograr un desarrollo óptimo

La capacidad cerebral en la primera infancia: Cómo lograr un desarrollo óptimo

Leer la vista previa

La capacidad cerebral en la primera infancia: Cómo lograr un desarrollo óptimo

valoraciones:
5/5 (1 clasificación)
Longitud:
263 página
2 horas
Publicado:
Feb 21, 2019
ISBN:
9788427725188
Formato:
Libro

Descripción

¿Sabías que las emociones aumentan nuestra memoria? ¿O que los ejercicios de los músculos pequeños ayudan a desarrollar el cerebro?
Las primeras experiencias de los niños, contribuyen a desarrollar la estructura de su cerebro y sus capacidades. La calidad, cantidad y consistencia de la estimulación determinarán, en gran medida, el número de sinapsis que se forman en el cerebro y el desarrollo cognitivo y emocional.
Un libro lleno de información y de ideas que traduce las últimas investigaciones sobre el cerebro en actividades prácticas y fáciles de realizar con los más pequeños, desde bebés, a niños y niñas en edad escolar. Explora también las influencias ambientales que mejoran las funciones cerebrales y facilita abundantes estrategias, muy sugerentes, para ayudar a optimizar el aprendizaje, aplicando los conocimientos que brinda la neurociencia.
Publicado:
Feb 21, 2019
ISBN:
9788427725188
Formato:
Libro

Sobre el autor


Relacionado con La capacidad cerebral en la primera infancia

Títulos en esta serie (24)
Libros relacionados
Artículos relacionados

Dentro del libro

Cotizaciones principales

  • El cere- bro de un niño de tres años es dos veces y media más activo que el de un adulto. Los cerebros de los niños tienen más sinapsis que los cerebros adultos y la densidad sináptica sigue siendo alta durante los diez primeros años de vida.

  • Los tonos azulados son tranqui- lizadores y aumentan la sensación de bienestar, siendo el más tranqui- lizante el color azul celeste. Cuando ve azul, su cerebro libera once neurotransmisores que aportan una tranquilidad relajante al cuerpo.

  • Cuando los niños tienen libertad para elegir, especialmente en rela- ción con actividades de aprendizaje, se sienten más positivos con res- pecto a su trabajo y, al mismo tiempo, sienten menos ansiedad.

  • Los movi- mientos laterales cruzados promueven que los dos lados del cerebro se comuniquen estimulando el cuerpo calloso (los haces de nervios que conectan los hemisferios).

  • Incluya estrategias que convengan a cada estilo de aprendizaje (visual, auditivo y cinestésico) durante las actividades de grupo y la enseñanza.

Vista previa del libro

La capacidad cerebral en la primera infancia - Pam Schiller

libro.

Nuestro sentido del olfato es el único sentido que envía información directamente al cerebro. De las doce terminaciones nerviosas que entran en el cerebro, solo la olfativa (sentido del olfato) transmite al cerebro los estímulos sin filtrar. Nuestro sentido del olfato afecta a la química de nuestro cerebro y cambia nuestros estados de ánimo de manera poderosa.

Los investigadores han descubierto que ciertos olores incrementan la capacidad de aprender, crear y pensar. Se piensa que otros aromas impulsan la atención y el aprendizaje. La menta, la albahaca, el limón, la canela y el romero están relacionados con la alerta mental. La lavanda, la manzanilla, la naranja y la rosa promueven la relajación y la tranquilidad.

Ciertos tipos de estimulación aromática, como el olor a comida, pueden perturbar las funciones de aprendizaje de nuestro cerebro. Los olores químicos de los ambientadores, el perfume e incluso ciertos aceites esenciales pueden distraer y bloquear el aprendizaje. La tabla que sigue muestra algunos problemas corrientes y los aromas que pueden ayudar a mejorar estas situaciones.

Los aromas tienen una fuerte asociación con la memoria. ¿Nunca le ha ocurrido que, cuando huele un aroma, haya recordado de repente un acontecimiento que hubiera olvidado o que el olor de la colonia le recuerde a una persona determinada? Estos son ejemplos de la conexión entre el sentido del olfato y la memoria.

La corteza olfativa primaria, donde tiene lugar el procesamiento de la información olfativa, forma un enlace directo con la amígdala y el hipocampo. Solo dos sinapsis separan el nervio olfativo de la amígdala, que es la parte del cerebro en el que se experimenta y se recuerda la emoción. Solo tres sinapsis separan el nervio olfativo del hipocampo, que es crítico en la formación de la memoria, especialmente la memoria de trabajo y la memoria a corto plazo.

El sentido del olfato es la modalidad sensorial que está físicamente más cerca del sistema límbico, del que forman parte la amígdala y el hipocampo, y que es responsable de las emociones y la memoria. Los investigadores creen que esta puede ser la razón de que los recuerdos evocados por los olores sean a menudo emocionalmente poderosos (Herz y Engen, 1996).

Experiencias y Actividades para Bebés

Por la mañana, utilice jabones aromatizados con menta para aumentar la alerta y, más tarde, a lo largo del día, jabones con aroma de lavanda, para relajación.

Ponga una prenda de la mamá en la cuna. El olor familiar tranquilizará al bebé. Los bebés pueden reconocer a su madre por el olor durante la primera semana de vida (Ramey y Ramey, 1999).

Elabore masa no tóxica para bebés utilizando una de las recetas que siguen. (Antes de utilizarla, asegúrese de que los niños no tienen alergia a alguno de los ingredientes).

Experiencias y Actividades para Preescolares

Diseñe actividades de cocina que dejen aromas que incrementen el estado de alerta. Por ejemplo, los bollitos de canela tienen un aroma que estimula la alerta mental.

Utilice masa aromatizada. Sustituyendo el aceite vegetal de la mayoría de las recetas de masa por 3 cucharadas soperas de aceite de masaje se obtiene una masa muy aromatizada (véase la receta n.° 1 de Masa aromatizada). Los polvos para hacer bebidas, como Kool-Aid , crean también una masa suavemente aromatizada (véase la receta n.° 2 de Masa aromatizada).

Facilite a los niños rotuladores aromatizados para que los utilicen en actividades de escritura y dibujo. Cree sus propios rotuladores aromatizados metiendo rotuladores secos en tinturas o pinturas aromatizadas.

Añada extractos de cocina o aceites de masaje a pintura de témpera, y pida a los niños que hagan pinturas aromatizadas.

Utilice flores secas aromáticas. Los niños pueden hacer las suyas colocando clavo, canela en rama o bolitas de algodón aromatizadas en 25 cm ² de malla, atándola después con una cinta.

Ponga junto al lavabo loción de manos para que los niños la utilicen después de lavarse las manos.

Haga dibujos de rasca y huele. Mezcle gelatina utilizando solo la mitad de la cantidad de agua señalada en la receta. Deje que los niños utilicen esta mezcla como pintura. Después de que seque la pintura, los niños pueden rascar y oler su obra de arte.

Haga perfumes. Pida en una floristería flores viejas. Retire los pétalos y póngalos en un bote grande y vacío. Añada agua suficiente para cubrir los pétalos. Meta el bote en una cacerola con agua y caliéntela durante un par de horas a fuego lento (este paso es solo para adultos). Cuele el líquido para utilizarlo como perfume.

Has llegado al final de esta vista previa. ¡Regístrate para leer más!
Página 1 de 1

Reseñas

Lo que piensa la gente sobre La capacidad cerebral en la primera infancia

5.0
1 valoraciones / 0 Reseñas
¿Qué te pareció?
Calificación: 0 de 5 estrellas

Reseñas de lectores