Disfruta de millones de libros electrónicos, audiolibros, revistas y más

A solo $11.99/mes después de la prueba. Puedes cancelar cuando quieras.

La reina Isabel Tudor: La serie Mujeres legendarias de la Historia Mundial

La reina Isabel Tudor: La serie Mujeres legendarias de la Historia Mundial

Leer la vista previa

La reina Isabel Tudor: La serie Mujeres legendarias de la Historia Mundial

valoraciones:
5/5 (1 clasificación)
Longitud:
88 páginas
56 minutos
Publicado:
2 feb 2019
ISBN:
9781547567713
Formato:
Libro

Descripción

"Se me ha ordenado por su consejo ir a la Torre, un lugar más apto para un falso traidor que para un súbdito verdadero, lo que, por lo que se, lo quiera o no, aún ante este reino lo soy", escribió la Princesa Isabel Tudor en su carta de última hora a su hermana la Reina María mientras los guardias esperaban para transportarla a la Torre de Londres.

La reina Isabel es tal vez la soberana más legendaria y celebrada en la historia inglesa. Aún así, ¿crees que la conoces suficientemente bien?

En esta hermosa biografía narrativa, explorarás el camino de Isabel desde "Lady Isabel" hasta "Gloriana" a través de la lente de su relación con Robert Dudley, una relación mucho más contenciosa de lo que la mayoría de la gente cree. Política y religión colisionan, provocando que Isabel se tenga que consolar a sí misma con su música; y una decisión muy difícil se presenta ante ella mientras complots en su contra amenazan el trono.

Toma el viaje a Gloriana y descubre un lado de Isabel que no sabías que existía.

El libro incluye seis canciones medievales e Isabelinas, una línea de tiempo detallada, así como una extensa lista de lecturas sugeridas. Continúa "María reina de los escoceses".

Publicado:
2 feb 2019
ISBN:
9781547567713
Formato:
Libro

Sobre el autor


Relacionado con La reina Isabel Tudor

Libros relacionados

Vista previa del libro

La reina Isabel Tudor - Laurel A. Rockefeller

Tabla de Contenidos

Prólogo

Capítulo 1:  Lady Isabel

Capítulo 2: Segunda Persona

Capítulo 3:  Larga vida a la reina

Capítulo 4:  Reina en Peligro

Epílogo

Cronología

Letras de las canciones de la Reina Isabel Tudor: El viaje a Gloriana y sus traducciones.

Lecturas sugeridas

Acerca de la serie

Prólogo

Las blancas velas del Abigail brillaron brillantes desde lo alto de sus mástiles. Mientras la tripulación alistaba la nave para partir desde Plymouth y, mientras los últimos pasajeros abordaban, Edward Drinker, un joven de trece años de Sussex miró el agua con una mezcla de emoción y miedo. ¿Cómo sería la vida en el Nuevo Mundo? ¿Acaso las cosas estaban tan mal en Inglaterra como para valer arriesgar tantas vidas en un viaje de cuatro meses a la colonia de Massachusetts Bay? ¿Qué pensarían los otros pasajeros de sus creencias cuáqueras y las de su familia? ¿Serían aceptados por escoger la adoración sin una clerecía formal, rezando juntos en silencio mientras esperaban por la inspiración y sabiduría del Espíritu Santo?

Con sus padres Phillip Drinker y Elizabeth Marshall bajo cubiertas con la mayoría de los otros, Edward se sentía solo. Tomó la flauta que tenía en su abrigo, él tocó algunas notas improvisadas antes de guardarla nuevamente. Elizabeth Epps, también de trece años caminó hacia él, Me gusta. ¡Tocas muy bien!

No tan bien como canto, confesó Edward en modo poco modesto.

¿Cantas en la iglesia? preguntó ella.

No, claro que no. ¿Por qué cantaría en una iglesia?

¡Porque es una gran manera de glorificar a Dios! Amo cantar ‘Dona Nobis Pacem’ ¿Sabes esa canción? Es solamente la misma frase en latín una y otra vez en la más bella de las melodías.

No creo conocer esa canción; mi familia y yo no creemos en papismo o cosas similares. Ciertamente no creemos que el rey sea la cabeza de la Iglesia. De hecho, creemos que Dios es capaz de hablarle a quien sea; no necesitamos a nadie que nos diga lo que dice Dios o que interprete la Biblia para nosotros. Por lo que no, no conozco esa canción. Espero que no te ofenda con eso. Muchas personas se enojan mucho con esto; creen que estamos en contra del rey y su autoridad, explicó Edward.

Creo que muchas personas están contra el rey ahora. He escuchado que ¡hemos estado sin parlamento por seis años! El rey crea impuestos sin consultar a nadie. Y por supuesto, ¡se casó con la católica Enriqueta María de Francia! ¡Él cree que es dios en la Tierra! ¿Qué le ha pasado a la tradicional libertad inglesa?

El rey Carlos no es el primer gobernante de Inglaterra en creer que el rey no responde a nadie más que a Dios. De hecho, todos los gobernantes de la dinastía Tudor fueron así. Enrique VII, Enrique VIII, Eduardo VI, la reina María Tudor y por supuesto la reina Isabel cuya memoria permanece brillante y dorada en nuestros corazones, recordó Edward. Y luego, por supuesto estuvo el rey James. Conozco a muchas personas que realmente lo amaban por comisionar la Biblia que lleva su nombre, pero la verdad es que era un pésimo gobernante que se veía por encima de la ley. Él pudo haber ayudado a sanar Inglaterra y Escocia después de siglos de guerras y odio y eligió no hacerlo.

De lo que he oído, la transición de dos países separados en uno no ha sido fácil.

No es fácil para nada. No solo porque solíamos ser Inglaterra y Escocia y ahora somos una Gran Bretaña; hay mucho más que eso. De hecho, la compleja relación entre Inglaterra y Escocia es responsable por algunos de los eventos más dramáticos del reinado de la reina Isabel a lo largo de lo que fue una edad dorada, ‘Gloriana’.

¿Me pondrías contar la historia? preguntó Elizabeth.

¡Estaría encantado! sonrió Edward.

Capítulo 1:  Lady Isabel

Summer is a-coming in; loudly sing cuckoo. Groweth seed and bloweth mead and springs the wood anew. Sing cuckoo! Ewe bleateth after lamb. Calf loweth after cow, bullock starteth, buck farteth.  Merry sing cuckoo! Cuckoo, cuckoo! Well singest thou cuckoo. Nor cease thou never now! cantaba la princesa Isabel de siete años mientras tocaba el laúd. Deambulando por los pasillos de la casa de Hatfield en Hertfordshire, ella caminó confiadamente hacia la habitación iluminada por la luz del sol donde notó a un extraño niño que no había visto antes, ¿Quién eres?

El muchacho se puso de pie e hizo una reverencia, su cabello café oscuro contrastaba con los mechones dorados-rojizos de Isabel, Me llamo Robert, Robert Dudley, ¡a vuestro servicio Majestad!

Isabel hizo una educada reverencia, Es un placer conocerte Robert. ¿Estás aquí para aprender conmigo?

Así es, afirmó Robert.

Quid libenter discit? preguntó Isabel en un fluido latín.

Mathematica Astronomia, respondió Robert en manera menos fluida.

Et transferre non placet in Anglicam Latina sumus?  preguntó Isabel en latín con una sonrisa.

¡No! rio Robert. ¡Wow, es buena en esto! ¿Cuántos años tiene?

Siete.

Yo tengo ocho años.

¿Por qué no te gusta traducir entre griego, latín e inglés? Para mi es divertido, ¡es como armar un rompecabezas!

¡Y toca el laúd! observó Robert.

Sí. ¿Me escuchaste cantar también?

Tiene una hermosa voz, su Majestad.

No hay nadie cerca; me puedes llamar Lady Isabel si quieres.

"Gracias Lady Isabel. ¿Puedo preguntarle algo personal?

"Si así

Has llegado al final de esta vista previa. ¡ para leer más!
Página 1 de 1

Reseñas

Lo que piensa la gente sobre La reina Isabel Tudor

5.0
1 valoraciones / 0 Reseñas
¿Qué te pareció?
Calificación: 0 de 5 estrellas

Reseñas de lectores