Disfruta de millones de libros electrónicos, audiolibros, revistas y más

A solo $11.99/mes después de la prueba. Puedes cancelar cuando quieras.

Las rosas - Cultivo y cuidados

Las rosas - Cultivo y cuidados

Leer la vista previa

Las rosas - Cultivo y cuidados

Longitud:
154 páginas
47 minutos
Publicado:
22 oct 2018
ISBN:
9781644616055
Formato:
Libro

Descripción

Las rosas, maravillas de nuestros jardines cantadas por los poetas, suscitan la admiración de todos. Cultivadas desde el siglo xv, llaman la atención por su belleza, delicadeza, perfume y por la diversidad de especies cultivadas. En esta obra podrá encontrar toda la información sobre:
Las diferentes variedades de rosales (de arbusto, cubresuelos, miniatura, sarmentosos, de mata, de flores grandes); Las características de las rosas y sus necesidades particulares; La preparación de la tierra, la plantación y la poda; La prevención y cura de enfermedades.
Además de los consejos ofrecidos en este libro, podrá descubrir o, con un poco de suerte, redescubrir la belleza de estas flores sin parangón.
Publicado:
22 oct 2018
ISBN:
9781644616055
Formato:
Libro

Sobre el autor


Relacionado con Las rosas - Cultivo y cuidados

Libros relacionados

Artículos relacionados

Vista previa del libro

Las rosas - Cultivo y cuidados - Daniela Beretta

rosales

Introducción

La rosa es la flor por excelencia debido a su aspecto, sus usos y su gran adecuación a numerosos ambientes, naturales o artificiales, como jardines, parques o zonas verdes. No existe un jardín en el mundo que no albergue un rosal. La jardinería y el arte floral de las composiciones con flores cortadas han contribuido a difundir la pasión por esta flor, que sin perder su belleza y encanto originales se ha dejado manipular y modelar, tanto en la naturaleza, con mutaciones e hibridaciones espontáneas, como por los jardineros y botánicos. En el curso de las diferentes selecciones la rosa se ha transformado por completo en aspecto, dimensiones, colores y forma, aunque es fiel a su sencilla estructura.

En este libro se establece una clasificación fácil y clara para distinguir los tipos de rosas. A menudo, su reconocimiento se complica no sólo por los diferentes criterios de clasificación, sino también por la presencia de tipos iguales de rosal en grupos distintos: así, la Rosa rugosa aparece entre las rosas botánicas, las antiguas, silvestres o espontáneas o modernas, como variedad tapizante. Entrar en el embriagador y colorido mundo de las rosas es una experiencia apasionante. Siguiendo esta ruta de exploración aprenderá la forma de cultivar las rosas y mejorarlas, prolongando su floración y disfrutando de su belleza.

Un poco de historia

El hombre y la rosa

La asociación del hombre y la rosa ha ido paralela al desarrollo de la civilización. Es una relación muy estrecha y fecunda. La rosa ha ejercido siempre una irresistible atracción: a lo largo de los siglos se ha dejado transformar y modelar por el hombre, a veces hasta hacerse irreconocible. Ya en la Antigüedad, la cultura de las rosas constituía la base del arte de la jardinería. En China, el cultivo de la rosa es una tradición antiquísima; Confucio describe las rosaledas del palacio imperial en Pekín. En la India, la rosa estaba elevada a la categoría de mito. En las escrituras sagradas hindúes, Lakshmi, diosa del amor y la belleza, nace de una rosa. En las civilizaciones de Mesopotamia y del Mediterráneo, el descubrimiento de frescos y fragmentos de cerámica ha revelado que la más antigua civilización europea ya cultivaba rosas, junto a otras flores, alrededor del 1800 a. de C.

Los persas, amantes de las flores y los árboles, privilegiaban a las rosas en sus jardines, tanto es así que usaban el mismo vocablo para designar la «rosa» y la «flor».

La Rosa Pierre de Ronsard, de ligero perfume, produce flores grandes de color crema rosado.

Las rosas embellecían los jardines colgantes de Babilonia. Los cultivos de rosas en el antiguo Egipto no podían faltar, puesto que Cleopatra dormía entre almohadas rellenas de pétalos de rosa. También Grecia rindió homenaje a la rosa: Safo, poetisa griega que vivió en torno al 600 a. de C., llamó por primera vez a la rosa «reina de las flores».

En la mitología griega, la rosa está consagrada a Afrodita, diosa del amor, del vínculo matrimonial y de la fertilidad. En Roma, durante la República, las coronas de las victorias militares se trenzaban con rosas. En los campos que rodeaban la ciudad había extensos cultivos de rosas, y en las fiestas y banquetes romanos no faltaban jamás pétalos y guirnaldas.

En la Edad Media, Inglaterra conocía algunas rosas antiguas por los comerciantes romanos y más tarde por los monjes, los comerciantes y los cruzados.

Eduardo I y su mujer, Leonor de Castilla, eran grandes apasionados de las rosas y cultivaban cientos de variedades. Leonor tenía en la corte dos expertos jardineros de Aragón.

En la Francia de comienzos del siglo XIX, Josefina de Beauharnais, la mujer de Napoleón, amaba tanto las rosas que transformó su jardín de la villa de la Malmaison en una espléndida rosaleda.

El jardín de la Malmaison se convirtió en punto de encuentro para ilustres botánicos de la época, hábiles jardineros y artistas como P. J. Redouté, cuyas obras constituyen aún hoy una importante contribución al conocimiento histórico y botánico de las rosas antiguas.

El jardín de la Malmaison desapareció hace tiempo, pero mantiene viva en su memoria la espléndida rosa llamada Souvenir de la Malmaison.

Redouté, el Rafael de las rosas

El pintor Pierre Joseph Redouté, nacido en la frontera entre Francia y Bélgica al comienzo del siglo XIX, fue llamado por Josefina de Beauharnais a la Malmaison, donde participó con su obra artística en la agitación cultural de aquellos años alrededor de los jardines imperiales. Redouté reprodujo con estilo único más de cien rosas en sus más mínimos detalles. En consecuencia, además de poseer un notable valor artístico, sus obras constituyen

Has llegado al final de esta vista previa. ¡ para leer más!
Página 1 de 1

Reseñas

Lo que piensa la gente sobre Las rosas - Cultivo y cuidados

0
0 valoraciones / 0 Reseñas
¿Qué te pareció?
Calificación: 0 de 5 estrellas

Reseñas de lectores