Disfruta de millones de libros electrónicos, audiolibros, revistas y más con una prueba gratuita

A solo $11.99/mes después de la prueba. Puedes cancelar cuando quieras.

El Sargento del Puesto de Terrer
El Sargento del Puesto de Terrer
El Sargento del Puesto de Terrer
Libro electrónico48 páginas35 minutos

El Sargento del Puesto de Terrer

Calificación: 0 de 5 estrellas

()

Leer la vista previa

Información de este libro electrónico

Estamos en 2017. Han pasado siete años desde la devastadora epidemia zombi que acabó con dos tercios de la vida en España y mucho más en otros países. Román Pérez es un sargento, veterano de la guerra que reconquistó el país para los humanos. Después de varias vicisitudes, es asignado al pueblo de Terrer, en la provincia de Zaragoza, al frente de un pequeño destacamento, encargado de mantener la paz frente a unos vecinos que no aceptan un autoridad impuesta.

Una mañana alguien asesina a Eufrasio Escolano, el borracho oficial. Tras esa muerte, la tensión se dispara hasta el punto de rotura. Sin conocimientos para llevar a cabo una investigación criminal, sin medios ni apoyos y con un médico que a duras penas sabe de medicina, Román lo tiene muy complicado para no sucumbir.

Este relato de diez mil palabras (unas 25 páginas) ocurre en el mismo mundo de la novela Madrid 2030: Grupo de Homicidios. Si te ha gustado, la novela de apasionará.

IdiomaEspañol
EditorialIudex
Fecha de lanzamiento27 dic 2018
ISBN9780463122778
El Sargento del Puesto de Terrer
Leer la vista previa
Autor

Eduardo Casas Herrer

Eduardo Casas Herrer es un zaragozano de treinta y nueve años, vinculado a la producción literaria desde hace muchos. Ha ganado numerosos premios y tiene publicada en solitario una novela negra, "Cristal Traslúcido" y una novela corta histórica, "El juez de Sueca".Es miembro del Cuerpo Nacional de Policía, y ha sido condecorado dos veces por su labor con la Cruz al Mérito Policial. Es ponente en conferencias internacionales, tanto en español como en inglés y da charlas en colegios para orientar a los adolescentes.Además de como escritor, aparece como personaje en dos libros de divulgación periodística, "España Negra, los casos más apasionantes de la Policía Nacional", de Rafael Jiménez, Manuel Marlasca et al y "Los nuevos investigadores", de Carlos Berbell y Leticia Jiménez.Ha aparecido en numerosas ocasiones en programas informativos de diferentes televisiones (TVE, Antena 3, Cuatro, Telecinco, La Sexta etc). En 2011 protagonizó el episodio dedicado a la Brigada de Investigación Tecnológica, en la que trabaja, de la serie “Unidades del Cuerpo Nacional de Policía” en el canal de televisión “Crimen Investigación”. En 2013 lo hizo en el capítulo del programa "Crónicas" de Televisión Española sobre el "Acoso en la Red" que fue posteriormente galardonado con el Premio de la Fundación Cuerpo Nacional de Policía.

Lee más de Eduardo Casas Herrer

Relacionado con El Sargento del Puesto de Terrer

Libros electrónicos relacionados

Comentarios para El Sargento del Puesto de Terrer

Calificación: 0 de 5 estrellas
0 calificaciones

0 clasificaciones0 comentarios

¿Qué te pareció?

Toca para calificar

Los comentarios deben tener al menos 10 palabras

    Vista previa del libro

    El Sargento del Puesto de Terrer - Eduardo Casas Herrer

    El Sargento del Puesto de Terrer

    Por EDUARDO CASAS HERRER

    Copyright 2018 Eduardo Casas Herrer

    Smashwords Edition

    Todos los derechos reservados

    Diseño de cubierta: Eduardo Casas Herrer

    Smashwords Edition Licence Notes

    This ebook is licensed for your personal enjoyment only. This ebook may not be re-sold or given away to other people. If you would like to share this book with another person, please purchase an additional copy for each recipient. If you’re reading this book and did not purchase it, or it was not purchased for your use only, then please return to Smashwords.com and purchase your own copy. Thank you for respecting the hard work of this author.

    Licencia de uso para la edición de Smashwords

    La licencia de uso de este libro electrónico es para tu disfrute personal. Por lo tanto, no puedes revenderlo ni regalarlo a otras personas. Si deseas compartirlo, ten la amabilidad de adquirir una copia adicional para cada destinatario. Si lo estás leyendo y no lo compraste ni te fue obsequiado para tu uso exclusivo, haz el favor de dirigirte a Smashwords.com y descargar tu propia copia. Gracias por respetar el arduo trabajo del autor.

    Mi nombre es Román Pérez y en dos mil diecisiete era sargento del ejército. Diría que de España, algo que desde el uno de septiembre de siete años atrás es redundante. Ya saben, cuando los muertos empezaron a comerse a los vivos. Bueno, ya había incidentes antes, pero alguna fecha había que poner como inicio y alguien decidió esa: el día en que dejó de existir un Gobierno civil organizado.

    Los hechos que les narro ocurrieron tras el final formal de la Guerra. El general Alfonso Martín Capdevila, antiguo director de la Academia General Militar de Zaragoza, era el Jefe del Estado y de la junta de mandos que, bajo el paternalista nombre de Rectorado, dirigió durante quince años el destino de un país reducido a un tercio de su población. Y aún tuvimos suerte, dado que en todo nuestro entorno y, por lo que sabíamos —aunque el tiempo demostró que no era del todo así—, en el resto del mundo, ni siquiera había naciones, sino grupos aislados de supervivientes, ciudades enteras, en ocasiones.

    Yo era uno de los pocos militares profesionales que estaban en Zaragoza cuando Martín tomó el mando. Combatí en las primeras batallas: el desastre de la Almunia de dos mil once, donde nuestro batallón fue casi exterminado por los andarines, y los costosos triunfos de Calatayud y Tarazona, por poner solo tres ejemplos. En dos mil trece resulté herido por una astilla que hizo volar nuestra artillería. Los superiores no se lo creyeron. Pensaban que estaba infectado y a punto estuvieron de meterme una bala en la cabeza. No hubiera sido el primero en mentir para intentar salvar una vida a la cual, de haber sido atacado por un zombi, poco le habría quedado.

    El caso es que al final

    ¿Disfrutas la vista previa?
    Página 1 de 1