Disfruta de este título ahora mismo, y de millones más, con una prueba gratuita

A solo $9.99/mes después de la prueba. Puedes cancelar cuando quieras.

Un Rubi Escondido

Un Rubi Escondido

Leer la vista previa

Un Rubi Escondido

Longitud:
205 páginas
3 horas
Publicado:
Nov 4, 2018
ISBN:
9781386878186
Formato:
Libro

Descripción

Noah St John, el duque de Huntly, perdió a sus padres cuando era un niño y creció con abogados como tutores. Cuando conoció a Rubina Leone, se enamoró de ella instantáneamente. Por primera vez en su vida, creía que podría ser feliz. Hasta que el destino se interpuso en su camino y destrozó su corazón; en un ataque de ira, Rubina lo dejó. El barco en el que navegó encontró su camino hacia una tumba acuosa. Después de años de llorar su pérdida, decide casarse nuevamente. Solo que esta vez no atraería su corazón. Él ya no tenía uno. 

Rubina Leona San Juan, la duquesa de Huntly siempre había tenido la intención de regresar a Noah. Antes de que tuviera la oportunidad de abordar un barco, un pretendiente trastornado la secuestró. Cuando finalmente escapa, tiene un pensamiento. Regresa a Inglaterra y al único hombre que ella amó. 

Rubina corre a casa para detener la boda de su marido, pero ¿será capaz de traer el corazón de Noah o será demasiado tarde para reavivar su amor?

Publicado:
Nov 4, 2018
ISBN:
9781386878186
Formato:
Libro

Sobre el autor

USA TODAY Bestselling author, DAWN BROWER writes both historical and contemporary romance.There are always stories inside her head; she just never thought she could make them come to life. That creativity has finally found an outlet.Growing up she was the only girl out of six children. She is a single mother of two teenage boys; there is never a dull moment in her life. Reading books is her favorite hobby and she loves all genres.For more information about upcoming releases or to contact Dawn Brower go to her website: authordawnbrower.com


Relacionado con Un Rubi Escondido

Libros relacionados

Vista previa del libro

Un Rubi Escondido - Brower Dawn

Un Rubí

Escondido

Un Libro De Marsden Romance 4

Dawn Brower

Esta es una obra de ficción. Los nombres, personajes, lugares e incidentes son productos de la imaginación del autor o se usan de manera ficticia y no deben interpretarse como reales. Cualquier parecido con lugares, organizaciones o personas reales, vivos o muertos, es completamente fortuito.

A Hidden Ruby Copyright © 2015 Dawn Brower

Arte de la portada y ediciones de Victoria Miller

Todos los derechos reservados. Ninguna parte de este libro puede ser utilizada o reproducida electrónicamente o impresa sin permiso por escrito, excepto en el caso de citas breves incorporadas en las revisiones.

Expresiones de gratitud

Un gran agradecimiento a aquellos que me ayudaron a hacer todo esto brillante; Victoria por ayudar con la puesta a punto, Liz por leer mi borrador y Christina por limpiarlo. Sin ti, este libro estaría plagado de errores. Gracias por todo lo que hizo para hacerlo aún mejor.

Prólogo

Ya no deseo vivir ... Sin mi amor, no tengo nada.

Rubina Leone St. John, la Duquesa de Huntly, significaba esas palabras. Sin Noah ... Su cabeza cayó hacia adelante golpeando la palma de sus manos. Las lágrimas corrían por su rostro. ¿Cómo podría continuar sin el único hombre que ella había amado? Si Paolo Fonte, Duca d'Sordillo, dijo la verdad, su esposo estaba muerto.

No seas dramático, Rubina. Él sostuvo su mano sobre su corazón. Por mi honor, siempre me ocuparé de ti.

Ella levantó la cabeza y lo miró a través de sus ojos encapuchados. Qué tonto. ¿De verdad creía que ella voluntariamente se quedaría con él? Su corazón siempre le pertenecería a Noah. Ningún otro hombre llenaría el vacío vacío que dejó su pérdida. Lentamente, ella se levantó y lo miró. Con toda la fuerza que le quedaba, le escupió a la cara.

Nunca tomarás el lugar de mi Noah. Regresó a su asiento. Rubina tenía mejores cosas que hacer con su tiempo que tratar con Paolo. Proclamó amarla, pero la mantuvo prisionera durante meses en una habitación pequeña. Solo viniendo a visitarla para poder mirarla mientras declaraba su amor. No encarcelas a alguien que supuestamente amas.

Paolo sacó un pañuelo y se enjugó la cara. Te arrepentirás de eso.

No, solo desearía haberlo hecho antes.

Él irrumpió a su lado y levantó su barbilla, obligándola a mirarlo.

La mia bellezza ... Le acarició el pelo con los dedos. Tal hermoso cabello rubio dorado, tan sedoso para tocar.

Los escalofríos recorrieron su espina dorsal y su estómago rodó con náuseas mientras la tocaba. Rubina no era su belleza ... Nunca sería suya de ninguna manera.

"No te pertenezco. Yo nunca he. ¿Cuándo lo aceptarás? Ella lo miró desafiante.

¿Nunca? Él levantó una ceja. Es un tiempo muy largo, mi amor. Aprenderás a amarme .

Rubina contuvo las lágrimas. Si Noah estaba realmente muerto, no importaba. Paolo podría hacer lo peor. No importa cuánto lo intentara, sus sentimientos seguirían siendo los mismos. Su corazón permaneció intocado por sus encantos falsos ...

Ti odio. Dejó que cada onza de odio la derramara. Rubina no quería que hubiera ninguna duda de cuánto detestaba a Paolo.

No, no es así. Su risa siniestra llenó la pequeña habitación. Querida, realmente no sabes lo que es el odio, pero lo harás.

¿Cómo murió Noah?

Rubina necesitaba detalles para entender cómo él realmente podría irse. Su esposo era un hombre fuerte y viril, tan lleno de vida. Ella no podía creer realmente que él estaba muerto, ella se tragó un nudo en la garganta.

Si debes saberlo, alguien lo ayudó junto con su muerte prematura.

No ... Rubina se quedó sin aliento. Por favor, dime que no lo mataste.

No te diré tal cosa. No voy a empezar a mentirte querida. Metió las manos en los bolsillos y se balanceó sobre los talones. Lo mejor es que te aclimes a nuestra larga vida juntos".

Rubina quería morir. Eso seguiría siendo cierto mientras Noah se fuera. Ella tenía algo de lo que encargarse antes de volver a unirse a él. La vida de Paolo Fonte debe terminar. Pagaría por sus pecados, por herir a Noah. Ella viviría lo suficiente como para verlo suceder. Una vez que lo envió al infierno, ella se permitiría respirar por última vez. Ella podría estar una vez más con su esposo. Podrían pasar la eternidad en brazos del otro.

Sei un bastardo malvagio, exclamó. Duca d'Sordillo era un malvado bastardo. Un día tu crueldad abandonará este mundo. En ese día me regocijaré .

Di lo que quieras. Tus palabras no significan nada, pero vas a venir. Él sonrió. Hasta entonces, disfrute del alojamiento.

Él se dio vuelta para irse. La puerta se cerró con un ruido sordo. Paolo giró la llave, encerrándola una vez más en su pequeño cobertizo. Tal amor que él le mostró. Rubina miró la puerta con disgusto. No importaba Ella tenía una razón para seguir viviendo. Una vez que encontrara la forma de acabar con la vida de Paolo, su misión estaría completa. Él debe pagar por la atrocidad que causó.

***

Rubina se debilitó. Ella apenas sostuvo la fuerza suficiente para levantar la cabeza. Paolo limitó su comida al pan y al agua, apenas lo suficiente para sobrevivir. Intentaba obligarla a ceder a sus exigencias. El malvado bastardo quería que ella se uniera voluntariamente a él en su cama. Nunca sucedería Traicionar a Noah de esa manera ... No, ella preferiría morir. Si no ganaba fuerza pronto, obtendría su deseo.

Duchessa ...

Her body rocked back and forth, shaking from an unseen force, but she did not want to open her eyes.

Please wake up, Duchessa.

Rubina's eyelids fluttered open to gaze into the dark brown eyes of a man she'd never seen before.

Who are you? She stared at him, puzzled. Maybe he was a new guard Paolo sent to watch over her.

I'm here to save you.

Rubina shook and tears streamed down her face. She did not want to believe it was true. She did not know how long she'd been a captive in Paolo's home. All she wanted to do was go home-see her father and brother again. They were all she had left in the world. If only Noah ...

Rubina cried harder.

Duchessa, we must hurry.

She tried to swallow a lump in her throat, but it was too dry. She let her gaze meet his again and voiced her fear. Are you real?

I have nodded. I assure you, I am. Can you walk?

Estoy tan debil...

Iremos despacio. Te llevaré si es necesario .

Él ayudó a Rubina a ponerse de pie y la llevó a la puerta abierta. Estaba a punto de abandonar su prisión. ¿Cuánto tiempo estuvo ella encerrada lejos del mundo?

¿Por qué me estás ayudando?

Trabajo para tu hermano, Conte Leone. Caminaron por el largo pasillo. Se detuvo en lo alto de la escalera de piedra. Mi nombre es Arturo.

¿Damián te envió?

¿Su familia todavía creía que ella vivía? ¿Por qué les había tomado tanto tiempo encontrarla? Paolo insistió en que el mundo la creía muerta, tan muerta como su marido. No más Duque y Duquesa de Huntly, no más bella historia de amor.

Me temo que no. Él la levantó en sus brazos. Todos creen que estás muerto. Estoy aquí en una misión diferente. Es un milagro que aprendí de tu existencia ".

Grazie. Rubina lo abrazó. Todo su cuerpo temblaba con el peso de sus emociones. Temía que moriría encerrado en esa habitación.

No hay de que. Lo haría por cualquiera. Su boca formó una línea recta firme. Lo que la Duca d'Sordillo te estaba haciendo estaba mal.

Rubina no quería pensar en Paolo. Ella solo quería alejarse lo más posible de él. Tal vez regresaría a Inglaterra ... Amaba su hogar. Italia todavía tenía un lugar especial en su corazón, pero también la llenaba de terror. Si ella nunca hubiera discutido con Noah, Paolo no habría podido mantenerla cautiva. Su único intento había sido regresar a Nápoles y visitar a su padre. Tan pronto como ella subió al barco en dirección a Italia, los hombres de Paolo la habían agarrado.

La llevaron a su barco y la encerraron adentro. De alguna manera, arregló que la nave en la que había estado se hundiera en las profundidades azules del océano, sellando la creencia de su muerte.

Si no estás aquí para rescatarme, ¿qué estás haciendo en la casa de Duca di'Sordillo?

Se cree que tiene vínculos con el mafioso.

Arturo la sentó y escaneó la habitación. Él tomó su mano y la llevó afuera. Se detuvieron frente a un carruaje y él la ayudó a entrar. Una vez que Rubina estuvo sentada con seguridad, él movió las riendas para mover los caballos.

De alguna manera, no me sorprende. Es un hombre malvado, y evidentemente un cerebro en el inframundo criminal .

Arturo asintió. Eso es lo que creímos. No teníamos idea del alcance de sus actividades criminales. Conte Leone me envió a investigar. Si hubiera sabido que estabas aquí, él mismo habría venido y destrozado a Duca d'Sordillo.

Rubina no lo dudó por un minuto. Damian era despiadado cuando lo necesitaba. Tenía un asiento de alto poder en el gobierno. Odiaba al mafioso y trató de erradicarlos de Italia. Resultó ser una tarea desalentadora. Los mismos mafiosos estaban envueltos en el secreto.

¿A dónde vamos?

¿Sabes dónde estás, Duchessa?

Por favor, llámame Rubina, le ofreció. Te debo mi vida. Para responder a su pregunta, no tengo idea de dónde estoy ni cuánto tiempo he estado aquí .

Arturo frunció el ceño. Esto no es bueno, Su Gracia. Él negó con la cabeza. "Estás en Sicilia cerca de Palermo. Han pasado tres años desde que el Conte y tu padre creyeron que te ahogaste a bordo de ese barco.

Rubina jadeó. No, mucho tiempo ...

Tu familia: se sentirán tan aliviados de que sigas vivo. Afortunadamente, tu hermano me espera en un puerto cercano. Podemos escapar con él y viajar a Nápoles .

Damian estaba cerca? El destino finalmente había decidido intervenir y ayudarla. Si lo hubieran hecho antes, ella podría haber salvado a Noah. Pinchazos de dolor atravesaron su corazón cuando una visión de su amado flotó ante ella. Ella lo extrañaba mucho.

Arturo instó a los caballos a ir más rápido. El viento soplaba a través del cabello de Rubina. Pronto estaría con su hermano otra vez, y podría planear la muerte de Duca d'Sordillo. Él pagaría por sus pecados. Primero necesitaría recuperar su fuerza. Ella no podría derrotarlo siendo tan débil.

Pronto estaremos en la nave de tu hermano, Su Gracia.

Gracias. Estoy tan cansado ... Tal vez debería dormir un poco. Su cabeza cayó hacia adelante, sus ojos se cerraron. Se abrieron de golpe cuando ella lo miró. Pensé que te dije que me llamaras Rubina.

Sí, Su Gracia, pero no puedo. Por favor, mantente despierto. Estaremos allí pronto .

Rubina luchó contra la necesidad de dormir de su cuerpo. Una vez que llegaron al barco y se reunieron con su hermano, ella pudo rendirse. Arturo le aseguró que estaba cerca. Aliento profundo, exhalación, si ella seguía recordándose a sí misma, todo seguiría siendo cierto. Si esto era un sueño, Rubina nunca quiso despertarse. Solo una cosa lo haría perfecto: Noah, vivo y bien.

El carruaje se detuvo cerca de un pequeño muelle. El cielo nocturno estaba oscuro como el tono con diminutas estrellas blancas que salpicaban el lienzo negro.

Duchessa, estamos aquí. Él la empujó hacia adelante. Ven, te ayudaré a subir a la nave.

No creo que pueda moverme, Arturo. Sus ojos se movieron hacia atrás, y sus párpados se cerraron. No me queda mucha fuerza.

Te llevaré. Arturo la levantó en sus brazos musculosos.

El calor que la envolvió se extendió por todo su cuerpo. Había estado fría tanto tiempo. Él la acurrucó, dejando que su cabeza descansara sobre su ancho hombro. Fue tan lindo ser atendido.

No sé si alguna vez podré agradecerte lo suficiente, murmuró.

Deja de agradecerme, Su Gracia.

Rubina nunca lo haría. Él la salvó de un infierno viviente.

¿Qué tienes ahí, Arturo?

¡Damian! Su voz era música para los oídos de Rubina. Arturo no había mentido. Él la había traído a su hermano. Rubina quería volver a llorar, pero lo mantuvo dentro.

Encontré a tu hermana, Conte.

¿Qué? La incredulidad grabada en la voz de Damian. Mientes, mi hermana se ahogó en un barco hace varios años.

No, Conte. Arturo negó con la cabeza, empujando la cabeza de Rubina hacia adelante. Ella vive. Duca d'Sordillo la ha mantenido encerrada en una habitación durante años .

Rubina levantó la cabeza y miró a los ojos a los suyos. A la luz de la luna, sus iris gris plata brillaban frente a ella. Damian jadeó. Dio mio, es verdad ...

Hola hermano.

Damian se adelantó y sacó a Rubina de los brazos de Arturo. Su abrazo tan apretado la respiración se hizo difícil. No puedo creer que estés aquí. Si lo hubiera sabido ...

Lo sé, por favor, no puedo respirar.

Damian la soltó, sin apartar ni una vez su mirada de ella. Ella entendió porque a él también le parecía un sueño.

Rue, oh Dios, Noah. ¿Cómo vamos a decírselo? Damian se frotó la cara con las manos. Está a punto de recibir el impacto de su vida. Debemos llegar a él rápido ".

¿Qué? Rubina jadeó. Noah vive? Paolo me dijo que lo asesinó .

Te lo aseguro, tu esposo está vivo y bien. Damian asintió. Él se paseaba de un lado a otro delante de ella. Su agitación la puso nerviosa. Hay algo que debes saber ... Está decidido a casarse nuevamente.

No...

Noah era de ella. Ninguna otra mujer reclamaría por él. Tenía que llegar a Londres y reclamar a su marido. ¿Cómo se atreve a seguir adelante cuando ella sufrió tanto? Ella creía que él estaba muerto, y aun así no cedió ante Paolo. Cuando llegara allí, Noah lamentaría el día que alguna vez pensó en reemplazarla.

Capítulo uno

Noah St. James, el duque de Huntly respiró hondo y apartó

Has llegado al final de esta vista previa. ¡Regístrate para leer más!
Página 1 de 1

Reseñas

Lo que piensa la gente sobre Un Rubi Escondido

0
0 valoraciones / 0 Reseñas
¿Qué te pareció?
Calificación: 0 de 5 estrellas

Reseñas de lectores