Disfruta de millones de libros electrónicos, audiolibros, revistas y más

A solo $11.99/mes después de la prueba. Puedes cancelar cuando quieras.

Venezuela en la Cruz

Venezuela en la Cruz

Leer la vista previa

Venezuela en la Cruz

Longitud:
278 páginas
3 horas
Publicado:
5 oct 2018
ISBN:
9780463089095
Formato:
Libro

Descripción

El presente libro es producto de las investigaciones que comenzamos a desarrollar desde 1998, sobre los ciclos astrológicos en relación con Venezuela. Ya para el año 2007 habíamos escrito en diversos medios de comunicación, y ratificado en entrevistas que nos hicieron en emisoras de radio y TV, así como también en prensa escrita, que el año 2010 habría de ser el inicio del fin de un ciclo histórico en Venezuela, el ciclo histórico iniciado en 1992 en el cual el principal protagonista fue Hugo Chávez Frías, y como veremos más adelante, ese fue el año en que se manifestaron las primeras señales de lo que habríamos de vivir posteriormente en 2012 y 2013.

Es importante señalar que desde nuestra perspectiva, las herramientas astrológicas que hemos empleado para nuestra investigación, nos han servido para comprender y desentrañar el ritmo de los ciclos históricos de Venezuela y además para dar ejemplo de cómo funcionan en general los ciclos astrológicos; si bien la parte predictiva es la más llamativa en la astrología, el enfocarnos sólo en este aspecto no nos lleva más que ha hechos puntuales que se quedan en la superficie; para nosotros, sin restar valor ni dejar de aproximarnos a pronósticos, tiene más importancia el comprender nuestros ciclos del karma y del destino, lo que nos permite prepararnos para los cambios cuando estos se aproximan, entenderlos, y más importante aún, no dejar que estos nos arrastren de manera inconsciente, sino más bien, aprovechar el conocimiento de los ciclos y utilizar nuestro libre albedrío para aportar nuestro grano de arena en el destino colectivo.

Edición actualizada del libro Karma Cáncer/Misión Capricornio.

Publicado:
5 oct 2018
ISBN:
9780463089095
Formato:
Libro

Sobre el autor

Astrólogo, graduado en la Gran Fraternidad Universal. En esta área ha desarrollado una amplia trayectoria de casi 20 años, que le ha dado reconocimiento a nivel nacional e internacional. Creador y director de la Escuela de Astrología GEA. Se ha dedicado tanto a las consultas personales de asesoría, como a la docencia y la investigación en el área astrológica.Ha sido ponente en diversos congresos y simposios de astrología, y ha desarrollado una amplia trayectoria como articulista especializado en el tema astrológico, exponiendo muy particularmente sus investigaciones sobre los ciclos históricos de Venezuela desde la perspectiva astrológica, en diversos medios de comunicación social.Hace siete años creó su blog “El Termómetro Zodiacal” (www.termometrozodiacal.blogspot.com), el cual actualiza semanalmente con sus investigaciones astrológicas.Ha desarrollado también su carrera como conferencista astrológico en todo el país, dictando una de sus exposiciones más recientes en la Universidad de Margarita (UNIMAR), lo cual es un reconocimiento académico a sus investigaciones en el área de la astrología.


Relacionado con Venezuela en la Cruz

Vista previa del libro

Venezuela en la Cruz - Pedro González Silva

VENEZUELA

EN LA CRUZ

Pedro González Silva

***

VENEZUELA EN LA CRUZ

Pedro González Silva

Portada: Pedro E. González Rondón

Published by The Little French eBooks

Copyright 2018- Pedro González Silva

License Notes

This eBook is licensed for your enjoyment only. This eBook may not be resold or given away to other people. If you would like to share this book with another person, please purchase an additional copy for each person you share it with. If you’re reading this book and did not purchase it, or it was not purchased for your use only, then please return to thelittlefrenchebooks@gmail.com and purchase your copy. Thank you for respecting the hard work of this.

ÍNDICE

PRÓLOGO

I) INTRODUCCIÓN

¿Se cumple la profecía?

II) LA CARTA ASTRAL DE VENEZUELA

III) ¿QUÉ SON LOS NODOS LUNARES?

IV) EL CICLO DE LOS NODOS LUNARES Y VENEZUELA

El karma que nos persigue

V) KARMA PISCIS. MISIÓN VIRGO

VI) KARMA CÁNCER. MISIÓN CAPRICORNIO

VII) VENEZUELA EN TRANSICIÓN A UN NUEVO CICLO HISTÓRICO. CHAVISMO SIN CHÁVEZ O ALTERNATIVA DEMOCRÁTICA

VIII) TIEMPO DE CRUCES…

IX) EFECTOS PLANETARIOS

X) MÁS EJEMPLOS DE LOS CICLOS DE LOS NODOS

XI) COMPENDIO DE ANÁLISIS ASTROLÓGICOS

XII) BASES DE LA ASTROLOGIA

XIII) MÁS SOBRE LOS NODOS LUNARES

EL AUTOR

PRÓLOGO

Ha sido una grata e inesperada sorpresa, igualmente un honor que el prestigioso periodista y astrólogo, Pedro González Silva, haya pensado en mí, para que escriba el Prólogo de su libro titulado: VENEZUELA EN LA CRUZ, que recoge sus acuciosos estudios del cordón umbilical de nuestra nación con su matriz cósmica, pues no soy especialista en esta disciplina, solo una curiosa de la interpretación que hacen los arúspices del mensaje que emiten los astros, en su perpetuo recorrido estelar.

Al leer acontecimientos históricos o biografías de celebres personajes, he reconocido que aparece recurrentemente la figura de un mago, adivino, astrólogo, astrónomo, gurú, mirando al cielo o en una bola de cristal, en la borra de un café, donde han creído ver el futuro, lo que el destino dispensaría a los gobernantes o países. Es por ello, que he pensado presentar unas pinceladas de la significación de la astrología y de algunos renombrados astrólogos con personajes vinculados al poder, en distintas épocas.

La astrología ha jugado un papel importante en la sociedad  desde el comienzo de la civilización, su influencia puede verse en casi todas partes del mundo. La palabra astrología significa estudio de los astros, proviene del griego astrologyia, estudio de las estrellas.

La astrología es la estadística planetaria aplicada a los seres vivos. Es una ciencia empírica que estudia la relación entre la posición de los planetas y lo que existe en la tierra. Se debe de aplicar con la ética y la moral que precisa regir para cualquier profesión. No es predictiva sino que indica los momentos estelares, propicios o no para determinadas acciones. Al momento de nacer un ser vivo, sea humano o nación, ciudad, organización, empresa, campaña electoral, recibe un Sello Cósmico con la composición de los planetas en su Mapa Natal o Carta de Navegación.

Se aplica a cualquier cosa u objeto que tenga un comienzo en el tiempo y en el espacio; modernamente, hasta de un automóvil o barco puede hacerse su carta astral, debiéndose tener mucho cuidado al elegir el  momento apropiado  para  su confección. Sus efectos se han observado desde hace miles de años, el mirar al espacio sideral de forma sistemática y rigurosa,  ha determinado criterios de probabilidades, estadísticas y conocimiento. Así se puede saber en qué dirección nos empujan los efectos planetarios en las  distintas etapas de un país, siendo denominada, Astrología Política o Astrología Mundial.

Reyes, Reinas, hombres y mujeres de poder, han estado en contacto con la ciencia que interpreta las estrellas, en todas las civilizaciones, pero además personajes como: Aristóteles, Tales de Mileto, Anaxágoras, Aristarco de Samos, Hiparco de Nicea, Claudio Ptolomeo, Hipatia de Alejandría, Nicolás Copérnico, Santo Tomás de Aquino, Hildegarda Von Bingén, Tycho Brahe, Johannes Kepler, Cristina de Lorena, Galileo Galilei, han sido algunos de sus cultivadores.

Los más antiguos registros de la astrología los encontramos en la cultura babilónica o Imperio Sumerio, de gran sofisticación y precisión por las observaciones de las estrellas. Esta sociedad era matriarcal hasta el segundo milenio A.C., aceptaban como máxima autoridad a la madre de familia y mantuvieron su superioridad en esta zona, hasta la irrupción por el sur de las tribus israelitas procedentes de Egipto y por el norte de los pueblos arios indo–europeos en dónde predominaba el concepto patriarcal. Reyes como Zaratustra, Hamurabi, Ciro y Reinas como Ishtar o Semíramis, están unidos a los ancestrales conocimientos cósmicos. Los pueblos invasores disponían de una astrología muy rudimentaria. Entonces se producen numerosas emigraciones de Hititas, Amorreos y Fenicios hacia el Mar Egeo y el Peloponeso. Es decir Grecia y Turquía actual.

Los egipcios observaban el cielo cada año, para mejorar sus mediciones que anunciaban la crecida del Río Nilo o las ceremonias iniciáticas de los faraones en el monumental complejo de Luxor. Al estudiar las pirámides y los templos se ha notado que los canales de ventilación están alineados hacia la estrella Sol Sirio y apuntan a la constelación de Orión. Ptolomeo en su Almagesto dio una precisión astronómica a la división del cielo en 12 sectores.

La astrología se encontraba en Roma como una profesión muy lucrativa, doctos de Egipto, oriente y griegos, entraban y salían de los palacios de los poderosos y grandes señores. También había mujeres astrólogas que indicaban el mejor momento del alumbramiento, con sonidos de discos metálicos. Todos los emperadores romanos tenían astrólogos como consejeros, Adriano, Alejandro Severo y sobre todo Tiberio, tenían conocimientos avanzados y confidentes augures como Transalio, padre de Ptolomeo, Galeno que unía a la medicina sus conocimientos estelares adquiridos en Egipto.

En China, la astrología era practicada 40 siglos antes del nacimiento de Cristo. Su calendario, base de los horóscopos chinos, es lunar, cada mes comienza con la luna nueva. Los emperadores le dieron un trato especial, la miraban como una herramienta fundamental dentro de sus reinados. Sólo ellos, podían tener un astrologo, bajo pena de muerte de quien la practicara. La edad de oro de su astrología ocurrió bajo el reino del Emperador Huang D, cuando apareció el Horóscopo Chino en el año 2637, que toma como referencia el año del nacimiento de las personas al que le asigna un determinado animal. El Palacio Imperial llamado La Ciudad Púrpura Prohibida, se alinea con la Estrella Polar y era la Casa del Emperador Celestial.

La astrología hinduista llamada en idioma sanscrito yiotir–veda, que significa verdad sobre los astros, tiene como referencia a las estrellas fijas. La astrología védica es la más antigua en la predicción de los horóscopos.

Alejandría, la ciudad erigida en honor a Alejandro Magno, fue el centro de la actividad intelectual del mundo occidental en su Escuela llamada también, Escuela Neoplatónica de Alejandría, que se creó en el siglo III, bajo la figura de Saccas y pervivió hasta el siglo V. Su existencia coincidió con las otras famosas Escuelas como lo fueron las de Atenas, Pèrgamo, Siria o Roma.

En la Escuela de Alejandría floreció una pléyade de sabios que dieron al mundo su sapiencia sobre las más variadas disciplinas del saber humano. Su complejo conjunto de edificaciones donde se encontraba el Serapeum, en homenaje al dios y maestro Serapis, el Museum, sagrario consagrado a las Musas, diosas de las artes y de las ciencias, se considera el establecimiento más antiguo del mundo con una Universidad de enseñanza superior y la célebre Biblioteca que guardaba miles de trabajos de erudición y sabiduría antigua.

La Escuela de Alejandría fue cuna de sabios en gramática, retorica, filosofía, matemáticas, óptica, física, traducción de los textos filosóficos y tratados médicos y un extraordinario foco del saber astrológico donde concurrieron maestros de la talla de Plotinio, Orígenes, Longino, Claudio Ptolomeo Eremio, Theon, Horaplón, Heliodoro.

Uno de los renombrados sabios de esta Escuela del conocimiento universal lo representa Claudio Ptolomeo, famoso astrólogo, astrónomo, químico, matemático y geógrafo, personaje decisivo en la historia de la astrología y astronomía. Vivió en el siglo III DC, era considerado el Príncipe de los Astrólogos, por la excelencia de su ilustración. Pertenece al periodo medio de la Escuela de Alejandría, ciudad del desafío astrológico desde el siglo IV AC hasta el siglo IV DC

Su amplio quehacer constituye uno de los más serios esfuerzos por trasmitir el conocimiento astrológico como un saber ordenado, elevado y científico. La destacada creación se encuentra expresada en el Tetrabiblos y el Almagesto, la primera de carácter astrológico y la segunda dedicada a la predicción futura, inclusive de eclipses. En la primera se calcula la posición y reconocimiento de los astros, en la segunda se estudia el influjo que ejerce sobre la humanidad. Estudió la retrogradación de los planetas, creó el horóscopo Estos dos tomos siguen constituyendo las bases del saber astronómico y astrológico de nuestros días. Aunque la astronomía conoció un cambio desde Copérnico. También se le atribuye el Centiloquio, cien sentencias astrológicas.

Ptolomeo concluye que los seres vivos están sometidos a la acción de los astros y en consecuencia la forma en que nacen está determinada por las configuraciones celestes. Como era geógrafo estableció una serie de correspondencias entre países y signos que todavía, hoy suelen usarse. Así por ejemplo España es un país de signo Sagitario.

Para redactar el Almagesto, se basó en trabajos de Hiparco, los cuales completó con sus observaciones personales, desde marzo del año 127 a febrero de 141. Representa el más completo Catálogo de estrellas y constelaciones y ha servido de base para todos los estudios posteriores. Clasificó más de 1.000 estrellas, 300 de ellas vistas por primera vez

Miembro y directora de la Escuela Neoplatónica a comienzos del siglo V, es Hipatia de Alejandría, primera mujer matemática, astrónoma, científica, filosofa, y musicóloga de la que se tenga conocimiento, la más famosa de todas las mujeres de ciencia hasta Madame Curie. Nació a mediados del siglo IV, en el 370, su padre fue Theon, un reputado matemático y astrónomo del Museo, muy apreciado por sus contemporáneos. Educó a su hija en el ambiente académico y culto, aprendiendo matemáticas y astronomía de su padre, quien le trasmitió su pasión por la búsqueda de lo desconocido, viajó a las Escuelas de Atenas y Roma, siempre con el deseo de aprender y enseñar

Escribió sobre geometría, algebra, y astronomía, mejoró el diseño de los primitivos astrolabios, que son instrumentos para determinar las posiciones de las estrellas sobre la bóveda celeste e inventó el Decímetro, cartografió diversos cuerpos celestes creando un Planisferio. Diseño un Astrolabio Plano que sirve para medir la posición de las estrellas, los planetas, el sol y para calcular el tiempo y el signo ascendiente del zodiaco., Su creación científica la compiló en el Canon Astronómico, las Tablas Astronómicas, y en la revisión de la obra del astrólogo Claudio Ptolomeo.

Hipatia educó a una selecta escuela de aristócratas cristianos y paganos que ocuparon altos cargos, entre los que sobresalieron Synesio de Cirene, Hesiguio de Alejandría y Orestes Prefecto de Egipto con quien sostuvo una extensa correspondencia. Su alumno Synesio viajó desde Cyrene hasta la ciudad de Alejandro Magno, con el fin de tener el privilegio de aprender con Hipatia. Según manifiesta en una de sus Cartas: Hipatìa gozaba de tal renombre que su reputación parecía literalmente increíble.

Hipatia tuvo el valor de entregar su sabiduría arcaica en medio de un mundo intransigente, sufrió la más cruel de las violencias que puede soportar una mujer al ser víctima de la barbarie de un grupo de monjes cristianos, que cumpliendo las órdenes del Obispo Cirilo de Alejandría, la bajaron de su coche cuando salía del Museo hacia su residencia, la arrastraron hasta el interior de una iglesia y allí con conchas de ostras arrancaron su carne hasta darle muerte y luego quemaron sus huesos. Se da inicio, en este momento, al anti paganismo que más tarde provocó el incendio de la Gran Biblioteca de Alejandría.

Fue la última científica pagana del mundo antiguo y su muerte coincide con los años finales del Imperio Romano. Durante los próximos 1.000 años no hubo adelantos significativos en matemáticas, ni astronomía ni física en el mundo occidental. Con ella se cierra un periodo de la historia universal

El maestro del Renacimiento Rafael de Sancio en el fresco La Escuela de Atenas que realizó para las habitaciones Papales en el Vaticano, rinde homenaje a Hipatia al incluirla como sabia de la antigüedad al lado de: Pitágoras, Ptolomeo, Euclides, Heráclito, Parménides, Sócrates, Aristóteles, Platón, Zoroastro, Plotinio y otros letrados.

La figura de Hipatia se ha convertido en un verdadero mito; desde la época de la Ilustración se la presenta como una mártir de la ciencia. El asteroide 238 descubierto en 1884, lleva su nombre Hipatia, igualmente un cráter lunar fue bautizado en su honor, este último se sitúa junto al que recuerda a su padre Theon. Entre el Escudo Lunar y el Mar de la Tranquilidad se haya un sistema de canales llamado Rimae Hipatia. Hace pocos años se rememoró su dramática historia en una exitosa película que lleva su nombre.

Cuando Bagdad atravesaba momentos de esplendor y su Califa Harum al Rachid (766–909), contemporáneo de Carlomagno, se preocupó por el florecimiento de esta ciencia, construyó un Observatorio cerca de Teherán, bajo las directrices del persa Al-Khujandi, para los astrólogos, a quienes tenía en alta estima, que permitió calcular la oblicuidad de la elíptica. Fue uno de los protagonistas de la edad dorada de la astrología islámica, entre los siglos X y XI, gracias a la cual llega a Europa una transmisión de conocimientos, en la que España tuvo un papel decisivo, especialmente mediante el rey Alfonso X El Sabio y su Escuela de Traductores. Este rey aportó sus Tablas Alfonsies o Tratados Alcabitius.

Albumasar, uno de los astrólogos y astrónomos más conocidos en el mundo musulmán y el más conocido en la Edad Media cristiana, nació en el año 787 en Afganistán y murió casi un siglo después en el 886, en Iraq. Predijo que el paso de Saturno en signos cardinales, en ciclos de 300 años, se corresponde con la inflexión política y religiosa. Tal es el caso de Alejandro Magno, Jesucristo y Mohammed, que en realidad tienen un espacio de tres siglos, incluye a las Cruzadas y la Conquista de Jerusalén.

Desde el siglo IX, Albumasar había calculado que: el año 1789 sería útil en las revoluciones sociales, porque coincidía con una de las grandes conjunciones de Saturno. Como Aristóteles, cree que el movimiento del Sol, la Luna y los Planetas son la clave de las cosas que pasan aquí en la tierra y habla de sus influjos como una acción natural, trasmitida a través de un intermediario invisible. En total escribió más de 50 volúmenes que fueron traducidos al latín, uno de ellos Las Flores de la Astrología, fue de los primeros libros en ser impresos por Gutenberg, tras descubrir la imprenta. Dio un impulso a la astrología mundial.

La observación del cielo proporcionó grandes instrumentos de cálculo y las bases de la astronomía, astrología y astrofísica actuales, con las que se examinan las estrellas, sí se mueven, aunque despacio a lo largo del tiempo. La Iglesia Católica se opuso a la práctica de estos vaticinios, a través de la Bula contra la Astrología dictada en 1586, por el Papa Urbano VIII, en la que se le condenó oficialmente, luego siguió otra Bula en 1631, que la condenó por Herética. A pesar de esta posición, muchos reyes católicos dentro de sus cortes, eran auxiliados por algún astrólogo, para la toma de decisiones.

Por muchos siglos, la astrología concurría con la astronomía (estudio científico de los astros) pero ambas, se fueron separando después del Renacimiento, a raíz del movimiento filosófico llamado racionalismo, al igual que la alquimia se separó de la química.

La astrología en Europa también era de aplicación exclusiva de gobernantes, estadistas, reyes, príncipes o aristócratas, quienes querían conocer su relación con la prosperidad general de sus países, el prestigio de sus gobernantes, el destino en la guerras y tratados, emprendimientos de colonización y conquista. Estos líderes han contado con el asesoramiento de astrólogos y hay casos históricamente famosos de la relación de los gobernantes y sus astrólogos como el caso de la monja Hildegart Von Bingen, quien vivió en el siglo XII siendo llamada la Sibila del Rin o Profetisa Teutónica.

Hildegard Von Bingen es considerada como una de las personalidades más fascinantes y polifacéticas del occidente europeo en la Edad Media y entre las figuras prominentes e ilustres de los monasterios femeninos, dotada de una cultura fuera de lo común, podría decirse renacentista

Nacida el 16 de Septiembre de 1.098, su nombre significa aquello que es audaz en la batalla, una primera profecía que se había realizado plenamente, vivía las visiones desde que tenía 3 años, sin perder los sentidos, ni sufrir éxtasis, ella describió como una gran luz en las que se pasaban imágenes, formas y colores, además iban acompañadas de una voz que le explicaba lo que veía y en algunos casos de música. Sus visiones eran mentales y estaban llenas de predicciones e informaciones

De niña se interesa por los libros de astrología, medicina natural y astronomía. Por medio de esas visiones Hildegard escribió y dio consejos a importantes personajes de su época, en muchas áreas del conocimiento, incluido la medicina, la teología, la filosofía, la poesía, la música, el teatro, la arquitectura, la botánica, la cosmología y la cosmografía, cultivó una lengua ignota. Curaba a la gente con agua del Rin. Sanaba con plantas y piedras. En sus escritos dice: Todo lo que está en el mundo está ahí a disposición del ser humano, para utilizarlo. Trabajó con las piedras preciosas y para sus escritos sobre la cosmología se basa en la astrología clásica, hace uso de la fuerza espiritual del alma para la curación

Su fama se extendió por toda Europa entre los poderosos. Era consejera de campesinos y de reyes, recibía peticiones de consejos y ayudas de simples campesinos hasta los más grandes personajes de su época, mediante una extensa producción epistolar, como en persona, de quienes querían recibir su sabiduría. Se comunica con los Papas Eugenio II y Anastasio IV, Adriano IV; Alejandro III, con hombres de estado como los Emperadores alemanes Conrado III y su hijo Federico Barbaroja, el Rey Enrique II de Inglaterra y su esposa Leonor de Aquitania , así mismo con otras figuras notables como San Bernardo de Clavaral.

En 1147 obtuvo la aprobación del Papa Eugenio II para escribir sus visiones y hablar en público como Predicadora. Quien declaró que sus visiones eran fruto del Espíritu Santo. Resume en sus 35 Visiones los eventos de la historia de la salvación, desde la creación del mundo hasta el fin de los tiempos. Adelantada, visionaria, trabaja el rema de la sexualidad humana, la caída de Adam y Eva, la tipología del varón y de la mujer, el cosmos y los

Has llegado al final de esta vista previa. ¡Regístrate para leer más!
Página 1 de 1

Reseñas

Lo que piensa la gente sobre Venezuela en la Cruz

0
0 valoraciones / 0 Reseñas
¿Qué te pareció?
Calificación: 0 de 5 estrellas

Reseñas de lectores