Disfruta de millones de libros electrónicos, audiolibros, revistas y más

A solo $11.99/mes después de la prueba. Puedes cancelar cuando quieras.

Florecer en familia

Florecer en familia

Leer la vista previa

Florecer en familia

Longitud:
293 páginas
4 horas
Editorial:
Publicado:
16 ago 2018
ISBN:
9786124780516
Formato:
Libro

Descripción

Te invito a recorrer mi casa interior, donde te mostraré cómo construir una familia que florece con amor, paz y alegría. Serás mi huésped y, a tu ritmo, descubrirás cómo crear mayor bienestar para ti y para los tuyos. Hablaremos de distintos temas personales y familiares que te ayudarán a conectarte con tu ser interior y a experimentar mayor plenitud y armonía. Al final de este recorrido te sentirás lista para volver a tu propia casa, transformar lo que desees y generar el escenario ideal para que vivas feliz y en armonía con tu familia.

Editorial:
Publicado:
16 ago 2018
ISBN:
9786124780516
Formato:
Libro

Sobre el autor


Vista previa del libro

Florecer en familia - Denise Dziwak

Portadaportadilla

Índice

Índice Gráfico

Ven pasa

Hola soy Denise!

Agradecimientos

La Autora

La Bienvenida

Introducción

Capítulo 1. La Recepción

Capítulo 2. El Family Room

Capítulo 3. La Cocina

Capítulo 4. La Sala y el Comedor

Capítulo 5. El Cuarto de Limpieza

Capítulo 6. Los Cuartos

Capítulo 7. Los Baños

Capítulo 8. El Búnker Espiritual

Capítulo 9. El Estudio

Capítulo 10. De Puertas para Afuera

La Despedida

Autores y libros recomendados

Notas

florecer_logo

Ven pasa

Te invito a recorrer mi casa interior, donde te mostraré cómo construir una familia que florece con amor, paz y alegría. Serás mi huésped y, a tu ritmo, descubrirás cómo crear mayor bienestar para ti y para los tuyos.

Hablaremos de distintos temas personales y familiares que te ayudarán a conectarte con tu ser interior y a experimentar mayor plenitud y armonía.

Al final de este recorrido te sentirás lista para volver a tu propia casa, transformas lo que desees y generar el escenario ideal para que vivas feliz y en armonía con tu familia.

autora

Hola soy Denise!

Coach, fanática de aprender y de ayudar a cambiar lo que sea necesario para que cada persona florezca.

Inspirada por el desafío de ser madre, aprendí a valorar todo mi ser, a experimentar el presente y a estar feliz conmigo misma.

En el camino de crear un hogar y una familia, encontré la manera de vivir con gran pasión y disfrute, me conecté profundamente con quien soy y me libré de ideas y hábitos que no me hacían feliz.

Ahora, mi propósito es recibirte en mi casa interior, donde podrás conectarte con tu ser y transformarte para florecer en familia.

A Román, Valen, Sofi y Juanfran,

gracias por ser mi inspiración diaria

en aprender a amar.

Agradecimientos

Este libro no podría ser lo que es sin la guía e instrucción paciente y amorosa de mi editor Mauricio Gaviria. No solo corrigió mis errores ortográficos y semánticos, también me llevó de la mano y me dio nociones de escritura para plasmar mis ideas de manera que otros pudieran recibirlas y comprenderlas. No fue fácil para mí (la estudiante que siempre sacó diez sobre diez), recibir mis textos iniciales llenos de correcciones, pero eso me ayudó a declararme nuevamente aprendiz y a lanzarme a aprender algo nuevo, mejorando cada día gracias a sus correcciones. Potenciando y ordenando mis pensamientos, él me ayudó a expresar mi voz sin transformarla en la de otro. Sus ideas, preguntas y sugerencias fueron invaluables, por lo que este libro es un trabajo en equipo con Mauricio.

También agradezco a Carlos Thompson, editor y socio en esta aventura, quien con su generosidad, experiencia y creatividad me dio confianza para poder dar a luz a este libro enseñándome que todo es posible encarando la tarea con compromiso y alegría.

Agradezco a la familia que tengo y sigo construyendo día a día con mi esposo Román, a quien amo con toda mi alma. Agradezco su fortaleza, su paciencia, y su persistencia ante cada planteamiento y cuestionamiento que le hice y que le seguiré haciendo. Hace más de 17 años que estamos juntos y este libro cuenta mucho acerca de cómo construimos nuestra familia. Nuestro camino juntos fue, y sigue siendo, la inspiración y motivación para que yo siga aprendiendo y compartiendo con otros esta manera de ser felices juntos.

Gracias también a mis hijos y maestros: Valentina, llamada así porque nos pareció muy valiente al ser la primera hija de estos padres tan inexperimentados, ella nos hizo salir de las sombras y nos invitó a trabajar para que sanáramos. Sofía, por su parte, nos impulsó a vivir con mayor libertad y alegría, y tan intensamente como todo lo que ella es y hace. Gracias a Juan Francisco, que nos trajo su calidez y necesidad de contacto, su paz interior, y su sensibilidad que nos permitió explorar otras formas de ser papás.

También agradezco a mis padres, Al y Lauri, y a mi hermanita Sigrid. Ellos están presentes en cada una de estas páginas, ellos son un inicio, un modelo y miles de aprendizajes. Les agradezco siempre su amor, porque ser padres es todo un compromiso y ellos lo asumieron con gran generosidad. Mi papá me dio fuerza de espíritu, a él le debo el creer que todo es posible, que yo puedo lograr mis sueños y que nada es imposible si me lanzo al aprendizaje. Él me ayudo a ver este camino que es la vida con mucha compasión. Como yo, él sigue aprendiendo y honro que lo haga pues no es tarea fácil. Mi mamá me mostró lo que es servir al otro, estar pendiente y atender sus necesidades, le agradezco entre otras muchas cosas que siempre estuvo lista para recibirme a cualquier hora que llegara y darme una caricia en mis pies cansados… Pocas palabras y grandes actos que hablan por sí solos de su amor y entrega. Gracias a Sigrid, mi hermanita, que siempre me acompañó y me llamó a abrir las puertas hacia caminos de mucho aprendizaje. Gracias a ella conocí a mi maestra espiritual que me abrió las puertas a transformarme, sanando heridas y descubriendo mi potencial.

Toda mi gratitud también a Machu, porque el camino que he recorrido fue gracias a la puerta que me abrió y a las herramientas que me enseñó para poder encontrar el bienestar y la plenitud en mi vida. Aunque ya no estés cerca físicamente, estás siempre guiándome con generosidad y sabiduría, amplificando todo cuanto yo puedo aprender y dar al mundo.

Gracias también a mi familia extendida y a mis amigos, entre los que quiero distinguir y agradecer a mi suegra Sonia por estar disponible para mis hijos con gran vocación de servicio. Agradezco a mis grandes amigas y amigos, primero a Pauli, madrina de Sofía, a quien mis lectores encontrarán sin saberlo en tantas páginas de este libro. Las vivencias junto a ella y nuestras conversaciones me enseñaron a ser más amorosa conmigo y con mis hijos. Segundo a mis amigas en Perú quienes me acompañaron desde la idea hasta el nacimiento de este libro con su mirada amorosa y apreciativa, que tanto me enseñó sobre mí: Debi, Pala, Andre y Olguita. Tercero a Lula, amigas desde los 2 años con la que seguimos creciendo y aprendiendo en caminos que resuenan juntos y nos permiten aprender una de otra. Con todas ellas seguimos intercambiando experiencias y aprendiendo con compasión y respeto por nuestras falencias con amor incondicional.

Gracias amigos, amigas y compañeros de aventura por recibirme en su corazón y estar disponibles para crecer juntos en amor.

La Autora

Denise Dziwak nació en Buenos Aires, Argentina, el 15 de febrero de 1979. En 2001 se graduó con honores como ingeniera industrial del Instituto Tecnológico de Buenos Aires y, en compañía de su esposo, Roman Zaobornyj, viajó a Venezuela contratada por Procter & Gamble, donde forjó una carrera corporativa de diez años.

Especializándose en Marketing, lideró la formación de miles de ejecutivos a nivel regional y se desarrolló como consultora interna incorporando Design Thinking. En paralelo, y desde el comienzo de su carrera, trabajó como emprendedora independiente: organizó competencias de simulación de negocios entre universidades prestigiosas de Argentina (ITBA y UDESA); desarrolló start ups como AldeaX, una comunidad online; Live Connect, videostreaming para periodismo urbano; y Florecer del Alma, una comunidad online para crecer en conciencia. Ha dado clases universitarias de ingeniería industrial y de coaching ontológico.

Luego de convertirse en madre y de haber incursionado en terapias de sanación energética, terapia con ángeles y touch for health, decidió salir del ámbito corporativo y certificarse como coach ontológico y coach en Programación Neuro Lingüística (PNL). Trabajó como maestra espiritual, terapeuta de niño interno y coach de vida durante varios años hasta que, en 2015, incorporó el coaching y consultoría a ejecutivos y empresas, certificándose como Conscious Business Coach con Fred Kofman y trabajando para organizaciones como Ronald Career Services Group, Vistage, Axialent y BetterUp.

Junto a su esposo ha creado una hermosa familia con tres hijos (Valentina, Sofia y Juan Francisco) y un gato (‘Pisco’). Ellos son fuente de motivación y aprendizaje. Denise es una apasionada de la gente y la cultura, ha vivido en varios países (Argentina, Venezuela, Guatemala, Panamá y Perú); ama el deporte al aire libre y en contacto con la naturaleza: correr, caminar, hacer trekking, esquiar, y navegar. Practica y estudia yoga desde hace casi dos décadas y le gusta aprender tanto como enseñar sobre temas de espiritualidad, meditación, filosofía y psicología. Disfruta bailar, actuar y cantar.

Hoy vive en Panamá con su familia y trabaja de manera presencial y online. Desde su sitio web ofrece recursos para que las mujeres, como líderes de la cultura, aprendan a conectarse, a transformarse y hacer florecer sus vidas y las de quienes las rodean.

Puedes contactar y consultar a Denise a través de su web www.denisedziwak.com.

La Bienvenida

Mi casa siempre ha tenido y tendrá sus puertas abiertas para ti y para todo el que quiera entrar en ella. Este libro surge para que más personas como tú puedan recorrerla, descansar donde se sientan bien, descubrir algo que tal vez hayan perdido de vista, admirar algo bonito que podrán también poner en práctica en su casa y compartir juntos una experiencia de aprendizaje.

Con el recorrido que haremos por mi casa en las páginas de este libro quiero invitarte a explorar dentro de ti mismo, a que descubras tu casa interior y a que imagines cómo quieres construirla o reconstruirla. Habrá algunas partes de esa casa que no se sienten del todo bien y que requerirán un rediseño y modernización, según tus valores. Este es un proceso muy sano, verás cómo es de conveniente ir cambiando todo lo que necesitamos cambiar de nosotros mismos (creencias, actitudes y comportamientos) para vivir una vida con la mayor plenitud posible.

Al final del recorrido te sentirás listo para volver a tu propia casa, donde podrás revisar y reconstruir lo que desees y así generar ese escenario ideal para que también tú vivas una familia plena y feliz.

Iniciaremos en LA RECEPCIÓN de la casa. Allí te pondrás cómodo y descubrirás el sentido de armar una familia a partir del equipo mamá-papá. También aquí te compartiré una guía para la etapa del embarazo y puerperio, de manera que te ayuden a diseñar desde ese momento la familia que deseas construir.

Seguiremos por EL FAMILY ROOM, el espacio donde todos los miembros de la casa nos conectamos. Compartiendo, jugando y relajándonos juntos, aquí descubriremos formas de construir nuestras relaciones familiares. En este espacio es clave que aprendamos a comunicarnos con amor y a desarrollar nuestra inteligencia emocional. Ayudaremos a nuestros hijos a manejar sus emociones y a construir creativamente un espacio de juego que nos genere alegría y entusiasmo.

Luego pasaremos a uno de mis lugares favoritos: LA COCINA, donde conversaremos sobre la nutrición tanto física como emocional y descubriremos distintas formas de disfrutar en familia.

De allí, conectaremos con LA SALA Y EL COMEDOR, donde recibimos a parientes y amigos, quienes nos nutren y nos brindan nuevas miradas. Disfrutaremos de su apoyo y acogimiento, lo que contribuirá a que nuestra familia tenga un sentido de pertenencia a la comunidad que nos rodea y a la que le damos cabida en nuestra casa.

Pasaremos luego a un espacio cercano a la cocina: EL CUARTO DE LIMPIEZA, en el que hablaremos del orden, del aseo y de cómo todos podemos contribuir para que nuestro espacio físico soporte nuestro crecimiento y felicidad. En esta área solemos recibir la ayuda y colaboración de personas ajenas a la familia que entran a hacer parte de nuestro círculo más cercano. Hablaremos entonces de las relaciones con niñeras y empleadas, y de cómo ellas también pueden ser parte de esa construcción de familia.

De allí, iremos a LOS CUARTOS. Primero los de los niños, donde exploraremos el juego, el poder y la magia de los libros de cuentos, las noches en vela y la importancia del descanso. Descubriremos que el cuarto es un lugar íntimo para relacionarnos con nuestros hijos y hablaremos sobre el apoyo que les damos en su educación y aprendizaje. Luego iremos al cuarto de los padres, en el que exploraremos la importancia del descanso y la intimidad, y donde nos conectaremos con esa pareja que nos recibe en el lugar más privado de la casa.

Muy cerquita, iremos a LOS BAÑOS, donde nos conectamos con la intimidad de nuestros cuerpos para cuidarnos y mantenernos saludables. Veremos desde temas de educación sexual para cuidar a nuestros pequeños, hasta cómo entender las enfermedades como mensajes no hablados del cuerpo, y aprenderemos a darle palabra y mimos al cuerpo para sanarlo.

Aquí haremos un alto en el camino para conocer el corazón de nuestra casa interior. Yo lo llamo el BÚNKER ESPIRITUAL, un lugar inmaterial que puede estar en cualquier lugar de la casa o ser itinerante. En el búnker espiritual nos reconectamos con nosotros mismos, meditamos, exploramos la forma como nos estamos relacionando con nuestro interior y con nuestro entorno, nos recargamos de amor y paz interior para poder ofrecerla a nuestra familia y al mundo que nos rodea. Allí te enseñaré algunos secretos sobre cómo conseguir esa paz interior tan clave para construir una vida familiar plena y feliz. A veces este importante lugar hará también las veces de purgatorio, donde podremos encarar nuestra parte más oscura con compasión y descubrir qué hacer para sanar lo que esté dañado. No te asustes, prometo que será un lugar inolvidable y no me cabe duda de que querrás darle toda tu atención al momento de diseñar tu propia casa.

Luego iremos a EL ESTUDIO, el lugar desde el que algunos padres ejercemos nuestra profesión. Este espacio también puede estar escenificado fuera de la casa, en la oficina, por ejemplo. Ya sea dentro o fuera, el estudio es parte de nuestra casa interior no solo porque pasamos mucho tiempo en él, sino porque está ligado íntimamente a nuestra vida familiar. Hablaremos del propósito del trabajo y de cómo este puede ser una fuente de felicidad y nutrición para la vida familiar, en vez de competir con ella.

Terminando nuestro recorrido, en el capítulo DE PUERTAS PARA AFUERA exploraremos todo aquello que es cercano a nuestra casa y nos atañe. Descubriremos cuánto podemos disfrutar y aprender afuera, la importancia de tomar un aire distinto en otro lugar o bajo otro techo en familia, de mirar las cosas desde otro punto de vista y de compartir con nuestros hijos y parejas en otra frecuencia. Hablaremos de las vacaciones en familia, de las salidas y exploraciones y de cómo maximizarlas para vivir más a plenitud y crecer gracias a ellas.

Finalmente, nos despediremos con la promesa de hacer algo con todo lo que aprendimos durante el recorrido juntos. Esa promesa será con nuestro propio Ser, con nuestra alma que, como nuestro niño interior, nos necesita para hacer los cambios para vivir con mayor paz, plenitud y felicidad. Mi regalo de salida te permitirá aplicar en tu vida lo aprendido.

Bienvenido a mi casa interior, con todo el amor y la gratitud que me genera tenerte como invitado especial.

Introducción

¡Qué linda experiencia es entrar a una casa donde somos bien recibidos y agasajados y donde además podemos nutrirnos con un aprendizaje que nos haga más felices y plenos!

Este libro es esa casa, una casa interior en la que te mostraré todo lo que he aprendido para construir un mundo familiar en el que podamos sentir el amor, la paz, la alegría y la unión con todo lo que nos rodea. Te invito a entrar en ella; serás mi huésped mientras te comparto toda mi experiencia para que luego tú mismo construyas tu propia casa interior: un espacio en el que el tiempo correrá a tu ritmo, y donde podrás ser feliz y tendrás una vida plena con tu familia.

Empezaré por decirte que soy experta en mudanzas, he vivido en cinco países y en cada lugar he tenido experiencias distintas: nuevas personas, nuevos departamentos, nuevos barrios, paisajes y culturas. En cada nueva casa he vuelto a empezar con curiosidad y con incertidumbre, sabiendo siempre que hay algo sólido y constante: la casa que construyo en mí, mi hogar. Por eso, aunque me considero nómada, siempre llevo mi casa conmigo. ¿Cómo lo logro? Yo creo que la clave ha sido —y seguramente que lo será para ti también en tu casa y en tu vida— conocer y utilizar la libertad que todos tenemos de elegir, de decidir, de hacernos responsables y de vivir cada día con plena consciencia

Mi casa está construida sobre un pilar que es la libertad de elegir, una libertad que los seres humanos tenemos desde que nacemos. Somos libres de elegir cómo nos relacionamos con lo que nos pasa. Hay cosas que recibimos con la vida y que no podemos cambiar como, por ejemplo, el color de nuestros ojos. Tenemos la libertad de aceptarlos como son o, al contrario, quejarnos porque no nos gustan, e incluso culpar por ello a los genes de nuestros padres. Pero, antes de llegar a ese extremo, ¿por qué no simplemente agradecemos ante el espejo que tenemos ojos?

Piensa: ¿cuántas veces te quejas al día? A menudo elegimos la queja como forma de relacionarnos con lo que no nos gusta y con aquello de lo cual no queremos hacernos cargo. A este comportamiento yo le llamo la postura de la víctima y es muy común, pero ello solo consigue que nos sigamos sintiendo mal, pues no nos ofrece soluciones; nos quejamos de aquello que no depende de nosotros. Entonces, ¿nos seguiremos quejando de lo que no podemos cambiar o lo aceptaremos? Es como luchar contra la lluvia: ¡no tiene sentido! Lo que sí tiene sentido es cambiar la forma de ver las cosas. En vez de enfocarnos en aquello que no podemos cambiar, enfoquémonos en lo que sí depende de nosotros. Es sencillo: si llueve, lleva paraguas, y agradece al cielo.

En nuestra casa interior queremos sentirnos bien. Es en pos de ese bienestar que utilizamos nuestra capacidad y nuestro derecho a elegir con libertad. Pero esta libertad tiene un costo y es el de asumir la responsabilidad de hacernos cargo de nuestra vida.

Cada uno de nosotros es el creador de su propia realidad interna y de su realidad externa. Incluso en aquellos casos en que no podemos transformar lo que es externo a nosotros, como con la lluvia, siempre estamos creando nuestro estado interno y siempre podemos elegir cambiarlo. La lluvia puede ser buena o mala, depende de ti. Depende de cómo elijas relacionarte con ella.

La opción de elegir es lo que nos empodera para construir nuestra casa interior. Pero, si no elegimos, nuestra casa interior será una especie de collage que no responde a un plan de vida propio y en el que terminaremos permitiendo que otros construyan por nosotros, lo que seguramente no nos generará felicidad, paz, ni amor. Cuando te invito a conocer mi casa a través de estas líneas, te estoy invitando a que te hagas responsable de tu propia vida.

Junto a la libertad, la consciencia es otro concepto estructural de mi casa, pues sin ella no podemos elegir. Si queremos cambiar algo que nos sucede, primero necesitamos tener conocimiento de cómo eso nos impacta. En el ejemplo de la lluvia, es la consciencia la que nos permite darnos cuenta de nuestros pensamientos y emociones respecto a la misma… Qué mal, ¡odio mojarme!, o Qué bien, ¡agua para los cultivos!.

Si llueve justo en aquel día que teníamos planeado salir de paseo y disfrutar al aire libre, la lluvia se convertirá en el impedimento para realizar nuestros planes y es muy probable, por supuesto, que ese pensamiento nos genere tristeza o enojo. Pero el problema no está en la lluvia, sino en nuestra incapacidad de aceptar y lidiar con la realidad, e insistir en que esa realidad se ajuste a nuestras ideas y planes. Si somos conscientes de aquello que nos provoca emociones, entonces tendremos el control y podremos elegir pensamientos que construyan una vida más plena. Lo veremos a lo largo de este libro.

Ser conscientes depende de la habilidad que tengamos para utilizar un instrumento clave: la mente. Nuestra mente puede ser comprendida como una especie de linterna que se enfoca en un lugar a la vez. Mientras nos enfocamos en algo, la mente soluciona lo que nos ocurre de manera automatizada, según lo que hayamos aprendido en nuestro pasado. Cuando aprendemos a conducir un auto, por ejemplo, ponemos el foco en todas las acciones que conlleva manejar: apretar el embriague, pasar los cambios, soltar el freno, apretar el acelerador, mirar por los espejos, etcétera. Al principio esto nos consume mucha energía, pero, al aprender, vamos haciendo ciertas cosas en piloto automático, hasta el

Has llegado al final de esta vista previa. ¡Regístrate para leer más!
Página 1 de 1

Reseñas

Lo que piensa la gente sobre Florecer en familia

0
0 valoraciones / 0 Reseñas
¿Qué te pareció?
Calificación: 0 de 5 estrellas

Reseñas de lectores