Comenzar a leer

Aprende a Meditar en el Metro

Calificaciones
27 página11 minutos

Resumen

Un tren no es un monasterio: no siempre hay un asiento libre y, cuando lo hay, no tiene la misma forma que un cojín para meditar ni incluye un metro cuadrado solo para ti.

Puedes meditar en el tren. O en el metro. La mayoría de lugares del mundo no lo son. Buda lo sabía: muchos de sus aprendices trabajaban. 

También hay una gran variedad de técnicas mentales.  Una vez hayas descubierto las posturas que se adaptan mejor a ti, estarás en posición de diseñar herramientas propias y personalizadas para tu mente, tu botiquín mental.

Leer en la aplicación Scribd móvil

Descargar la aplicación móvil Scribd gratis para leer en cualquier momento y lugar.