Disfruta de millones de libros electrónicos, audiolibros, revistas y más

A solo $11.99/mes después de la prueba. Puedes cancelar cuando quieras.

Mario Bianco: El espacio moderno en el Perú

Mario Bianco: El espacio moderno en el Perú

Leer la vista previa

Mario Bianco: El espacio moderno en el Perú

valoraciones:
1/5 (1 clasificación)
Longitud:
493 páginas
6 horas
Publicado:
15 jul 2018
ISBN:
9789972454080
Formato:
Libro

Descripción

El arquitecto italiano Mario Bianco inició el espacio moderno en el Perú. Su aporte es explorado por los ensayos de Nanda Leonardini, Elio Martuccelli, Héctor Abarca, Martín Fabbri, Octavio Montestruque, Ángeles Maqueira, Ricardo Huanqui, Enrique Santillana y Christopher Schreier. Se incluyen los diálogos con José García Bryce y Adolfo Córdova, testigos del trabajo docente y profesional de Bianco.
Publicado:
15 jul 2018
ISBN:
9789972454080
Formato:
Libro

Sobre el autor


Relacionado con Mario Bianco

Libros relacionados

Vista previa del libro

Mario Bianco - Universidad de Lima

Colección Encuentros

Mario Bianco. El espacio moderno en el Perú

Primera edición digital: noviembre, 2017

©Universidad de Lima

Fondo Editorial

Av. Javier Prado Este 4600

Urb. Fundo Monterrico Chico, Lima 33

Apartado postal 852, Lima 100, Perú

Teléfono: 437-6767, anexo 30131

fondoeditorial@ulima.edu.pe

www.ulima.edu.pe

Edición: Fondo Editorial de la Universidad de Lima

Diseño y carátula: Carrera de Arquitectura

Coordinación del proyecto: Octavio Montestruque y Martín Fabbri

Versión ebook 2017

Digitalizado y distribuido por Saxo.com Perú S. A. C.

https://yopublico.saxo.com/

Teléfono: 51-1-221-9998

Avenida Dos de Mayo 534, Of. 304, Miraflores

Lima - Perú

Se prohíbe la reproducción total o parcial de este libro, por cualquier medio, sin permiso expreso del Fondo Editorial.

ISBN versión electrónica: 978-9972-45-408-0

Contenido

Presentación

Introducción

Línea de tiempo

Biografía

ENSAYOS

Los italianos y el mundo cultural peruano luego de la Segunda Guerra Mundial

Nanda Leonardini

SE VENDE – SE ALQUILA. Urbanizaciones, inmobiliarias y constructoras. Presencia italiana en la modernización de Lima

Elio Martuccelli

Una arquitectura a dos voces. Las transferencias arquitectónicas del Piamonte a Latinoamérica

Héctor Abarca

Mario Bianco y el espacio moderno en el Perú. El DAENI

Martín Fabbri y Octavio Montestruque

Entrevista a José García Bryce

Martín Fabbri, Wilder Gómez, Octavio Montestruque

Entrevista a Adolfo Córdova

Martín Fabbri, Wilder Gómez, Ricardo Huanqui, Octavio Montestruque, Enrique Santillana

Bianco escribe. Publicaciones en la prensa

ANÁLISIS DE OBRA

Casa D’Onofrio (1948). La vivienda moderna

Ángeles Maqueira

Imágenes de archivo

Planimetría

Unidad Modelo Santa Marina Norte (1951)

Imágenes de archivo

Planimetría

Departamento de Arquitectura (1951-1953). Escuela de escuelas

Enrique Santillana

Imágenes de archivo

Planimetría

Hotel Savoy (1954-1957). La modernidad del Plan Piloto de Lima

Christopher Schreier

Imágenes de archivo

Planimetría

Casa Bianco (1955). La casa-estudio del arquitecto

Ricardo Huanqui

Imágenes de archivo

Planimetría

Touring y Automóvil Club del Perú (1955) (no construido)

Imágenes de archivo

Casa Guerra (1957)

Imágenes de archivo

Restaurante ¡Oh, Qué Bueno! (1957)

Imágenes de archivo

Chalet en Rocca de Vergallo (1958)

Imagen de archivo

Edificio Cabianca (1958)

Imagen de archivo

Planimetría

Edificio Safico (1958)

Planimetría

Edificio de usos mixtos en Avenida del Ejército (sin fecha)

Imagen de archivo

Edificio multifamiliar en avenida Joaquín Bernal (sin fecha)

Imagen de archivo

REGISTRO FOTOGRÁFICO ACTUAL

Presentación del registro fotográfico actual

Departamento de Arquitectura

Casa Bianco

Chalet en Roca de Vergallo

Edificio Cabianca

Edificio Safico

Quinta Risso

Capilla Raimondi

Edificio de usos mixtos en Avenida del Ejército

Edificio multifamiliar en avenida Joaquín Bernal

Presentación

Niccoló Machiavelli, o Maquiavelo, como se le conoce en castellano, atribuía el éxito a una combinación de virtud y fortuna. Virtud en el sentido de una preparación y un conocimiento para emprender una acción; fortuna, por su parte, como la posibilidad de poder realizar una obra o acción encontrando debidamente la oportunidad. Algo de esto sucedió en el siglo XX en el Perú cuando, por un azar del destino, la arquitectura peruana tuvo la fortuna de encontrarse con un virtuoso del espacio moderno como fue el arquitecto Mario Bianco Zanaldo (1903-1990).

Nacido en Varallo Sesia (Italia) y formado en el Politécnico de Turín, Mario Bianco fue parte del grupo ABRR (Astengo, Bianco, Renacco y Rizotti), con el que desarrolló algunas propuestas de marcado corte moderno en la Italia de posguerra. Con uno de sus socios, el arquitecto Giovanni Astengo, también realizó propuestas de urbanismo y planificación, entre las que destaca el plano de la región del Piamonte italiano, considerado por el crítico e historiador Manfredo Tafuri como una valiosa experiencia de ordenamiento territorial para una región de gran complejidad económica y un aporte metodológico muy importante a la urbanística italiana de la segunda mitad del siglo XX¹.

Invitado a participar en un proyecto para urbanizar la isla de San Lorenzo, Bianco llegó al Perú en 1947. Aquí conoció a los miembros de la Agrupación Espacio, a los que se vincularía tanto profesional –asociándose con Adolfo Córdova y Carlos Williams– como académicamente, ingresando como profesor de la Carrera de Arquitectura, que dirigía el arquitecto Fernando Belaunde Terry, en la entonces Escuela Nacional de Ingenieros.

Bianco, como proyectista, tenía frente a sus pares peruanos considerables ventajas: se había formado en la modernidad, conocía perfectamente el espacio moderno y manejaba con propiedad su fluidez y delimitación, como lo demuestra en su proyecto para el Departamento de Arquitectura de la Escuela Nacional de Ingenieros (1951) o el edificio del Hotel Savoy (1957), entre otros. Seguramente que este dominio es el mismo que como profesor transmitió a sus alumnos de la Escuela Nacional de Ingenieros, durante más de una década, entre 1948 y 1960, donde dictó el curso de proyectos del quinto año y formó una generación de arquitectos que luego desarrollaron ampliamente las ideas y el espacio modernos.

Para mostrar a la colectividad el desarrollo de la arquitectura moderna en el Perú, y contando con la investigación y curaduría de los arquitectos Martín Fabbri y Octavio Montestruque, y la valiosa colaboración de la señora Marhena Bianco y el Istituto Italiano di Cultura, la Carrera de Arquitectura realizó sendas exposiciones en el campus de la Universidad de Lima y en el Istituto Italiano di Cultura.

Gracias a la investigación realizada y a la contribución de los investigadores citados, además de otros destacados historiadores y críticos como Nanda Leonardini, Héctor Abarca y Elio Martuccelli, así como los alumnos y profesores de la Carrera de Arquitectura de la Universidad de Lima –que han contribuido con los estudios y análisis de las obras realizadas por Mario Bianco en el Perú–es que ha sido posible realizar este libro, el tercero de la colección Encuentros dedicada a los arquitectos que forjaron la modernidad arquitectónica en el Perú y que ahora rinde homenaje a quien fue uno de los más valiosos maestros que tuvo la arquitectura peruana en el siglo XX.

Lima, junio del 2016

MSc. Arq.

Enrique Bonilla Di Tolla

Director

Carrera de Arquitectura

Universidad de Lima

Introducción

El ingeniero y arquitecto italiano Mario Bianco Zanaldo es uno de los personajes más importantes para el desarrollo de la arquitectura y el urbanismo peruanos en la segunda mitad del siglo xx. Nace el 27 de febrero de 1903 en Varallo Sesia, provincia de Vercelli, en la región del Piamonte. Estudia en el Politécnico de Turín y se gradúa en el año 1926. Desde esa fecha se desempeña como profesor de Arquitectura Técnica, Composición Arquitectónica e Historia de la Arquitectura y como jefe dell’Ufficio Progetti del mismo Politécnico hasta su partida al Perú en 1947. Integró el Gruppo ABRR junto con Giovanni Astengo, Nello Renacco y Aldo Rizzotti, con quienes desarrollaría, entre otros proyectos, el Plan Regional del Piamonte.

A mediados del siglo xx Bianco decide migrar hacia América. Gracias a su experiencia en urbanismo es llamado como consultor del Plan Regulador de Buenos Aires y sus contactos en Italia con la familia de constructores ítalo-peruanos Ghibellini lo harían trasladarse luego al Perú. A poco tiempo de su llegada, en abril de 1947, se pone en contacto con la Agrupación Espacio, con la que colabora, y llega a desarrollar proyectos arquitectónicos en nuestro país con los peruanos Adolfo Córdova y Carlos Williams. En 1948 ingresa como profesor del quinto año de arquitectura en la Escuela Nacional de Ingenieros, labor que desempeña hasta su retorno a Italia en 1960. Poco después, Fernando Belaunde lo convoca, junto con Raúl Morey, como parte de la comisión de estudio para desarrollar el anteproyecto del edificio del Departamento de Arquitectura, que va a proyectar y construir entre 1951 y 1953. En el Perú proyectó edificios privados, fue asesor de los planes urbanos de Lima, Callao y Chiclayo y docente en el Departamento de Arquitectura. En 1963, ya en Italia, es reconocido por el entonces presidente del Perú, Fernando Belaunde Terry, con la Orden del Sol por su trayectoria académica y profesional.

Con tan solo trece años en nuestro país, Bianco hizo un aporte muy importante para la naciente arquitectura moderna peruana, en la que ha logrado ejercer una fuerte influencia como profesor en el Departamento de Arquitectura y mediante sus obras construidas. No es extraño que grandes arquitectos peruanos hayan sido sus alumnos, como Walter Weberhofer, Manuel Villarán y José García Bryce, entre otros, o que Enrique Ciriani diga que la mejor lección de arquitectura la ha aprendido del Departamento de Arquitectura proyectado por Bianco. La importancia de Bianco como docente está en el aporte que hace desde su formación moderna en Italia, como arquitecto e ingeniero, al lograr transmitir un compromiso con el diseño y, sobre todo, con la condición constructiva de la arquitectura.

La interacción que propone Bianco entre la arquitectura como diseño y la ingeniería como construcción va a permitir que logre generar un nivel de detalle en el proyecto que no era usual para los arquitectos modernos peruanos. Como profesor de taller del quinto año lograba desarrollar con sus alumnos niveles de detalle en los proyectos que buscaban consolidar una formación en lo constructivo y no solamente en lo espacial, sin desligar en ningún momento las virtudes de ambas fuentes de diseño. La posibilidad de diseñar el espacio pero al mismo tiempo construirlo va a ser uno de los aportes principales a la arquitectura peruana, variable que Bianco va a manejar muy bien debido a su formación en el Politécnico de Turín, que incluía cursos como termodinámica, mecánica de materiales y química.

Ya como proyectista, Bianco desarrolla varios edificios en nuestro país, sobre todo para el Estado como asesor en planes urbanos y diseñando algunos edificios de vivienda, entre los que resaltan la Unidad Santa Marina y la Unidad Modelo, ambas en el Callao. La preocupación por la vivienda social, una de las características de la arquitectura moderna, es asumida por Bianco como una necesidad espacial y constructiva en la que la economía y sostenibilidad del proyecto radicaban en el manejo de los detalles y la técnica constructiva para evitar disminuir la calidad del diseño y el espacio, organizando los edificios como bloques autónomos dentro de un complejo mayor con espacios verdes y de esparcimiento en los primeros niveles.

Por otro lado, Bianco tiene una vasta obra de vivienda para la creciente clase media limeña gracias a sus contactos con la colonia italiana y judía. En este tipo de proyectos también podemos ver una línea de diseño no marcada por la continuidad en el manejo formal o espacial, sino más bien por un cuidado en los detalles y en una calidad que se distingue en la manera de poner los elementos constructivos. Esta comprensión de Bianco sobre la forma de construir le permitirá adaptar una incipiente tecnología constructiva peruana a una expresión material importante, como se puede constatar en la combinación entre los elementos rugosos (muros de piedra o ladrillo expuesto) y los elementos lisos y continuos (superficies vidriadas, de concreto o con tarrajeo). Entre estos proyectos se pueden mencionar el edificio Cabianca, la Quinta Risso, las casas para la familia Guerra, Sevilla, D’Onofrio o su propia casa en Lince.

Hasta el momento podemos definir a Bianco como un arquitecto moderno que sabe adaptar la tecnología constructiva local a una expresión del edificio, marcando una tendencia organicista que se puede constatar en sus obras y en su relación cercana con Bruno Zevi. Sin embargo, también encontramos a un Bianco de episodios irrepetibles, sobre los cuales se expresa su libertad como diseñador y el gran manejo que tenía en el espacio moderno. Hablamos del edificio para el Departamento de Arquitectura, el Hotel Savoy o la misma casa D’Onofrio.

Estos tres episodios en la obra peruana de Bianco van a coincidir en la idea de la construcción del espacio como consecuencia de la construcción del edificio, es decir, que las capacidades tectónicas de la arquitectura van a repercutir directamente en el manejo espacial fluido que vamos a encontrar en sus obras. Además, introduce la idea del movimiento como una característica propia del diseño, con una posible influencia wrightiana y organicista, lo que aporta plástica, variedad y diversidad a sus obras. Es en estas tres obras, fundamentales para la historia de la arquitectura peruana, en las que se aprecia con mayor claridad la genialidad de Bianco para la construcción de una tradición moderna en nuestro país.

Uno de los aportes más importantes que hace Bianco a la arquitectura moderna peruana es la introducción de la noción constructiva como una variable fundamental de la construcción del espacio. Para Bianco no existe espacio si es que no existe capacidad constructiva, por lo que la idea del espacio moderno está íntimamente relacionada con la realización física del mismo. El manejo espacial no solo como una condición material sino también como una realidad experimental mediante el movimiento y los principios de la arquitectura organicista anunciados por Bruno Zevi.

Su trabajo en el Perú, a pesar de ser variado en lo urbanístico y académico, resalta también por lo proyectual. En 13 años de estadía en nuestro país Bianco deja como legado una interesante producción. Su relación con el Perú en términos proyectuales es básicamente mediante la construcción del espacio moderno, antes poco conocido, construido y difundido entre los arquitectos nacionales.

A finales de la década de 1950, Bianco realiza un viaje a Italia donde, al ver el gran desarrollo en la construcción, reaviva sus contactos profesionales con el ingeniero Andrea Gallo en Roma y sus antiguos colegas del Gruppo ABRR en Turín. Por esta razón, decide regresar a su país en junio del 1960. Tras su reinserción en la vida profesional gana el concurso para el Centro Direzionale di Torino en 1962 junto con Esposito, Maestro, Nicola, Quaroni, Quistelli, Renacco, Rizzotti y Romano, superando a reconocidos arquitectos como Giovanni Astengo, su exsocio, Carlo Aymonino y Aldo Rossi. Bianco trabaja en Italia hasta fines de la década de 1970, luego deja la arquitectura para empezar una nueva etapa de su vida viajando a la India y estudiando filosofía y religión, hasta que muere el 24 de octubre de 1990.

Mario Bianco es no solo partícipe directo de la gestación del espacio moderno en la arquitectura peruana, sino también uno de los personajes más influyentes –en algunos casos también más olvidados–, por lo que el propósito de esta investigación es difundir su obra y señalar por qué es un arquitecto importante para la segunda mitad del siglo XX. Buscamos devolverle el protagonismo perdido a quien consideramos, a través de sus obras y del testimonio de las personas que fueron cercanas a él, como uno de los gestores del espacio moderno en el Perú.

Lima, junio del 2016

Octavio Montestruque

Martín Fabbri

Has llegado al final de esta vista previa. ¡Regístrate para leer más!
Página 1 de 1

Reseñas

Lo que piensa la gente sobre Mario Bianco

1.0
1 valoraciones / 0 Reseñas
¿Qué te pareció?
Calificación: 0 de 5 estrellas

Reseñas de lectores