Disfruta de este título ahora mismo, y de millones más, con una prueba gratuita

A solo $9.99/mes después de la prueba. Puedes cancelar cuando quieras.

Hechizada por mi principe

Hechizada por mi principe

Leer la vista previa

Hechizada por mi principe

Longitud:
151 páginas
1 hora
Publicado:
Apr 28, 2018
ISBN:
9781547527540
Formato:
Libro

Descripción

En medio del caos y la incertidumbre, ¿pueden Zane y Calista descubrir algo el uno al otro que ambos creían perdido para ellos?

Zane Rossington, el marqués de Seabrook está desilusionado y aburrido. Él no cree en el amor y vive su vida de la manera que le plazca. Todo cambia cuando se encuentra con una mujer misteriosa deambulando por su invernadero en su baile anual de caridad mascarada de la Regencia. Lady Callista Lyon, la condesa de Marín tuvo un deseo: venganza. En el acto de finalmente lograr su objetivo, es barrida en una terraza y de alguna manera se encuentra en el conservatorio de Seabrook Manor. Incierto si tuvo éxito en su venganza, pero decidida a seguir adelante, hace todo lo posible para adaptarse a su nueva vida. En medio del caos y la incertidumbre, ¿pueden Zane y Calista descubrir algo el uno al otro que ambos creían perdido para ellos?

Publicado:
Apr 28, 2018
ISBN:
9781547527540
Formato:
Libro

Sobre el autor

USA TODAY Bestselling author, DAWN BROWER writes both historical and contemporary romance.There are always stories inside her head; she just never thought she could make them come to life. That creativity has finally found an outlet.Growing up she was the only girl out of six children. She is a single mother of two teenage boys; there is never a dull moment in her life. Reading books is her favorite hobby and she loves all genres.For more information about upcoming releases or to contact Dawn Brower go to her website: authordawnbrower.com


Relacionado con Hechizada por mi principe

Libros relacionados

Vista previa del libro

Hechizada por mi principe - Brower Dawn

Hechizada Por Mi Encantador

Unidos a travès del tiempo

Libro Cinco

––––––––

Dawn Brower

Esto es un trabajo de ficción. Nombres, personajes, lugares, e incidentes son productos de la imaginación del autor o son usados ficticiamente y no deben ser construidos como reales. Cualquier parecido a lugares actuales, organizaciones, o personas, vivas o muertas, son totalmente coincidencias.

Hechizada Por Mi Encantador Copyright © 2017 Dawn Brower 

Arte de la portada y edición por Victoria Miller

Todos los derechos reservados. Ninguna pare de este libro puede ser usada o reproducida electrónicamente o impresa sin permiso escrito, exceptuando el caso de citas breves incorporadas en las revisiones.

Nota del autor

Zane y Calista se han convertido en dos de mis personajes favoritos. Fue divertido escribir sobre ellos y espero que disfrutes leer su historia tanto como yo escribíendola. En el fondo, esta historia es sobre no darse por vencido. Hay esperanza de un futuro mejor si estás dispuesto a luchar por ello. Todo no es siempre tan triste como parece. Espera y cree. Algún día la lucha se calmará y si tienes suerte también podrás encontrar tu final feliz.

Hechizada por mi encantador

Zane Rossington, el marqués de Seabrook está desilusionado y aburrido. Él no cree en el amor y vive su vida de la manera que le plazca. Todo cambia cuando se encuentra con una mujer misteriosa deambulando por su invernadero en su baile de máscaras anual de la Regencia.

Lady Callista Lyon, la condesa de Marín tenía un deseo: la venganza. En el acto de finalmente lograr su objetivo, se encuentra en una terraza y de alguna manera se encuentra en el conservatorio de Seabrook Manor. Insegura en que si tuvo éxito en su venganza, pero decidida a seguir adelante, hace todo lo posible para adaptarse a su nueva vida.

En medio del caos y la incertidumbre, ¿podrán Zane y Calista descubrir algo el uno al otro que ambos creían perdido para ellos?

Prólogo

Capítulo uno

Capítulo dos

Capítulo tres

Capítulo cuatro

Capítulo cinco

Capítulo seis

Epilogo

Extracto 1: Capítulo uno

Extracto 2: Prologo

Extracto 2: Capítulo uno

Acerca del autor

PROLOGO

Lady Callista Lyon, la Condesa de Marín, echó un vistazo al salón de baile. Un grupo de vestidos intrincados y máscaras igualmente elaboradas llenaban la habitación. Era un mar de color que llenaba los sentidos con admiración y asombro. Champaña volaba libremente entre los invitados; tan pronto como un vaso se vaciaba, otro tomaba su lugar. El conde de Dreux estaba bien equipado para lanzar las mejores ideas, y nadie rechazó una invitación. La enfermaba. Este era el hombre responsable de arruinar su felicidad, y ella sola se aseguraría de que pagara por ello. Pero había otras cosas que debía lograr primero.

¿Dónde estaba ese maldito sirviente? Callista miró alrededor de la habitación ansiosamente.

Perdón, mi señora, dijo una mujer detrás de ella.

Callista se giró y notó a la sirvienta que había estado buscando. Ya era hora, dijo, su aliento siseaba. Tu tardanza podría haber arruinado todo.

Su nivel de ansiedad estaba en su punto más alto. El negocio de los espías estaba comenzando a cobrar factura y no le gustaba ello. Quizás estaba consciente de que estaba a punto de terminar su tarea. Pronto tendría su venganza y podría retirarse de su papel como agente secreto de Inglaterra. Ella no había comenzado en el camino hacia el espionaje para ayudar a su país. Todo fue por Edward. Una vez que se ocupara de los que lo mataron, sus deberes habrán terminado.

Mis disculpas, dijo la señora inclinando la cabeza. Me detuvieron. Aquí está lo que solicitó .

Callista se lo arrebató de la mano y rápidamente la despidió. Ve antes de que alguien note que te demoras demasiado mientras estas cerca de mí.

Lady Rosanna debìa ser salvada. Ella era inocente y nunca debería haber sido arrastrada a la depravación que el conde era capaz de hacer. Callista golpeò la máscara violeta que la sirvienta justo le había dado. Era hora de liberar a lady Rosanna Kendall, y después ... El conde y ella tendrìan una última reunión. Allí, se aseguraría de que el hombre nunca volviera a tomar un respiro.

Calista echó un vistazo al salón de baile. No sería bueno para ella ser vista saliendo de este. Al estar segura de que nadie estaba mirandola, ella se deslizó por el pasillo. Una vez que llegó a la escalera, subió corriendo y se dirigió hacia la habitación en la que lady Rosanna estarìa detenida. Sus espías le habían dado información detallada.

Había sido relativamente fácil encontrar la ubicación de Lady Rosanna. Lo habría hecho incluso si Lord Dominic Rossington, el marqués de Seabrook, no hubiera pedido su ayuda. Rosanna era la hermana de su amada, y Calista sentía un ligero parentesco con la chica que había conocido una vez.

Llegó a la puerta y se detuvo antes. Sus habilidades para abrir cerraduras serían útiles. Podría haber sido más fácil con una llave, pero podría prescindir de una en caso de apuro. Se sacó un par de alfileres del cabello y abrió la cerradura con un suave clic. Con una precisión rápida, ella volvió a poner los alfileres en su cabello y giró la perilla para abrir la puerta. Lady Rosanna estaba de espaldas a ella, pero se volvió al oír la entrada de Calista. Oh, se había vuelto tan adorable en los últimos años. Edward estaba perdiéndose de tanto, y todo fue culpa del conde. No importaba, el malvado pagaría por su traición. Por ahora, se aseguraría de que Rosanna fuera liberada y regresada a Lord Seabrook.

¿Quién eres?, Preguntó Rosanna.

Por un breve instante, Calista se decepcionó. Rosanna no la reconoció, entonces recordó ... Por supuesto, no lo haría. No se habían visto en años, y una máscara ocultaba gran parte de su rostro. Ella se quitó la máscara y la puso en la cama. Lady Rosanna, dijo ella. Ha pasado mucho tiempo.

Una lenta reacción de reconocimiento llenó las facciones de Rosanna. Ella soltó un grito de sorpresa, y luego se movió hacia Calista. Habían tenido una relación cordial. Lady Rosanna siempre había sido amable con ella, y no había cambiado en ese sentido.

No entiendo, dijo Rosanna. ¿Cómo sabías que estaba aquí?

Calista entendía el desconcierto de la muchacha. No dudaba que ella fuera la última persona que Lady Rosanna esperaba que viniese a ayudarla. ¿Por qué razón lo haría? Después del funeral, desapareció de su vida. Había sido el de Edward – Callista se deshizo de ese pensamiento. Si lo retenía mucho, no sería capaz de acabar con su tarea.

No tenemos tiempo para entrar en una discusión. Debemos irnos ahora. Levantó la máscara violeta que combinaba perfectamente con el vestido de Rosanna. Ponte esto. Vamos a escaparnos elegantemente de la mansión y entrar en mi carruaje. Una vez que estemos en un lugar seguro, todo te será explicado .

La niña no perdió el tiempo poniéndose la máscara. Ella volvió a ponerse la suya y le hizo un gesto a Rosanna para que la siguiera. Salieron de la habitación y se dirigieron a un largo pasillo. Al final, Callista miró por encima del hombro y examinó los alrededores. Todavía estaban a salvo. Ella oró para que permaneciera de esa manera. Su corazón se agitó un poco cuando una oleada de anticipación la llenó. Algo no estaba bien, pero ella no podía entender qué.

Por este lado, dijo ella.

Rosanna continuó siguiéndola por otro pasillo. Un hombre gritó detrás de ellas, ¿Qué están haciendo aquí?

Callista maldijo en susurro. Maldito sea ese hombre. Miro por encima de su hombre – el conde iba tras de ellas. Su suerte no les duró. ¿Por qué no podría dejarlas sola ese malvado bastardo? Ella había planeado regresar y lidiar con el después de que Rosanna estuviera a salvo. Parecía que el destino tenía otra cosa en mente. ¿Y que si pasara un poco más temprano de lo que ella planeaba?

Se quitó la máscara de la cara y, con un tono coqueto, dijo: Ah, Conde de Dreux, qué lindo verlo. El conde siempre había sido un tonto para una cara hermosa y un toque de interés de una dama. Estábamos buscando la sala de retiro, y me temo que he logrado que perdernos a ambas.

Lady Marin, dijo el conde e hizo una reverencia. Esto seguramente no es el camino a la sala de retiro de la dama. Por favor, déjame acompañarte a su ubicación. Su rostro pareció registrar un indicio de sorpresa y placer al encontrarla. El estómago de Callista rodó con disgusto. Él extendió su brazo. ¿Quién es tu acompañante?

Callista había esperado que no se interesara por Rosanna. Estaba vestida de manera diferente, y con la encantadora máscara violeta, estaría disfrazada. Aunque puede que no sea suficiente. Quizás ella podría distraerlo. Si ella tenía éxito, ni siquiera le daría una segunda mirada a Rosanna.

Oh, eso sería encantador, Lady Marin tomó el brazo del conde. Mi amiga tiene una pequeña rasgadura en su enagua que necesita desesperadamente de reparación.

Si ella pudiera escapar sin mencionar el nombre de Lady Rosanna, todo podría no estar perdido. El conde no era un completo tonto, pero hubo momentos en que no utilizaba toda su inteligencia. Ella esperaba que esta fuera una de las veces que no pensaba demasiado.

Una tragedia. No podemos tener ninguna mujer con vestidos hechos harapos en el baile .

Él las condujo en dirección opuesta a donde ella había estado llevando a lady Rosanna. Callista esperaba que los dejara en paz en la sala de retiro de la dama, pero comenzó a planear una forma de salir de la situación por si acaso se preguntaba quién era lady Rosanna. Después de una breve visita a la sala, pudieron volver a intentar pasar desapercibidos. La niña los seguía y no dijeron una palabra. Tomó todo dentro de ella mantener la reacción de su cuerpo a Ulrich bajo control. Callista odia sentir su toque en su piel.

El codee deslizó su mano sobre su brazo y lo frotó. Ella levantó la vista y el deseo inundó sus ojos. El conde bajó sus párpados ligeramente y sus labios se levantaron en una sonrisa malvada. ¿Pensó el hombre que sería capaz de atraerla a la habitación? Oh infierno, lo hizo. ¿Qué pensó él que haría con Rosanna en esa situación? De repente, se dio cuenta de lo que el conde tenía en mente, y no le gustó nada. Él no los estaba guiando a la sala de retiro. Eso estaba en el lado opuesto

Has llegado al final de esta vista previa. ¡Regístrate para leer más!
Página 1 de 1

Reseñas

Lo que piensa la gente sobre Hechizada por mi principe

0
0 valoraciones / 0 Reseñas
¿Qué te pareció?
Calificación: 0 de 5 estrellas

Reseñas de lectores