Disfruta de millones de libros electrónicos, audiolibros, revistas y más

A solo $11.99/mes después de la prueba. Puedes cancelar cuando quieras.

Fundamentos de la geopolitica

Fundamentos de la geopolitica

Leer la vista previa

Fundamentos de la geopolitica

Longitud:
174 páginas
4 horas
Publicado:
26 mar 2018
ISBN:
9781370052653
Formato:
Libro

Descripción

Según Karl Haushofer"La geopolítica es la conciencia geográfica del Estado. Ella proporciona la materia prima de donde el hombre de Estado, de espíritu creador, obtiene su obra de arte".

La geopolítica es una ciencia nueva. Apareció co-mo algo concreto en 1916 y sólo ahora, después de guerras y tormentosos movimientos políticos, ha surgido como algo real e importante luego de haber tenido que ir decantando su contenido debido a las alabanzas, a veces exage-radas, que ha recibido y a los agresivos ataques venidos de fuentes políticamente envenenadas que tardíamente se han ido serenando.

Su esencia se reduce al estudio de las influencias que determinados factores geográficos ejercen sobre la política externa e interna de los pueblos y Estados.

El fundador de esta disciplina fue Rudolf Kjellen profesor sueco que quiso sintetizar su contenido Patria: se diferencia de Nación en que el término implica un nexo de afección, una voluntad de vivir en una comunidad política.

Un claro ejemplo es el de Suiza que se compone íntimamente de elementos que han sido tomados de tres naciones diferentes.

País: denomina en este sentido el conjunto de personas que están asociadas de corazón y de voluntad a la existencia de un Estado independiente y hace pensar principalmente en región física, en el lugar donde uno ha nacido. En el sentido poético País y Patria se confunden.

Pueblo: sinónimo de nación hace pensar esencial-mente en población fija de un país, en cuanto forma un conjunto, un todo solidario bajo un mismo gobierno. Lo que hace la nación es la comunidad de lenguaje, de tradi-ción, de costumbres, de ciertas cualidades naturales, el humor, el carácter, el espíritu. Lo que hace el pueblo es la reunión en el mismo lugar y la obediencia a los mismos reglamentos".

En este sentido los Fundamentos de la Geopolítica, escrito por el general colombiano Julio Londoño Londoño, condensa los conceptos básicos que debe conocer una persona interesada en el conocimiento y la aplicación de las teorias geopolíticas, en actividdes oficiales o privadas, en una época en que el conocimiento es una poderosa arma para la victoria.

Esta obra es un documento de consulta útil para especialistas en ciencias políticas, sociología, estrategas militares y civiles, gobernantes, candidatos políticos, historiadores y ensayistas de temas sociales.

Dadas las condiciones políticas y estratégicas del mundo actual, los gobernantes requieren asesores con sólidos conocimientos de geopolítica. Las empresas necesitan ejecutivos visionarios qeu interpreten y anticipen el envío de sus productos a mercados potenciales. La diplomacia necesita analistas estructurados, La academia requiere docentes cultos y con amplia visón del hombre en la historia... Y todo eso lo articula una ciencia multidisciplinaria llamada la geopolítica cuyos fundamentos y principios son expuestos en esta obra.

Publicado:
26 mar 2018
ISBN:
9781370052653
Formato:
Libro

Sobre el autor

El general Julio Londoño Londoño fue un brillante militar colombiano con amplios conocimientos de ingeniera civil, geografía, estrategia y geopolítica y se le considera el pionero de la comprensión y estructuración del pensamiento geopolítico colombiano, el cual dejó por escrito en varios libros y articulos de su autoría, que mantienen total vigencia académica y estructural, pese a haber sido escritos en la década de los años setenta del siglo XX.


Relacionado con Fundamentos de la geopolitica

Libros relacionados

Artículos relacionados

Vista previa del libro

Fundamentos de la geopolitica - Julio Londoño

INDICE

La Geopolítica

Las grandes teorías geopolíticas para el dominio mundial

El Mar o la teoría de Mahan

La Tierra o la teoría Mackinder

El Aire o la teoría de Reigner

La influencia geopolítica de los factores geográficos

El espacio o la extensión superficiaria

Las fronteras

El hombre y el espacio

El clima

La forma

La riqueza

La situación

Los accidentes

La montaña

El estado

Áreas críticas

La geopolítica en presencia

El Ártico

Estados Unidos de Amércia

El Caribe

Suramérica

Rusia

Japón

El Medio Oriente

El Mediterráneo

África

China

Bibliografía

LA GEOPOLÍTICA

Definiciones

La geopolítica es la conciencia geográfica del Estado. Ella proporciona la materia prima de donde el hombre de Estado, de espíritu creador, obtiene su obra de arte.

Karl Haushofer

La geopolítica es una ciencia nueva. Apareció como algo concreto en 1916 y sólo ahora, después de guerras y tormentosos movimientos políticos, ha surgido como algo real e importante luego de haber tenido que ir decantando su contenido debido a las alabanzas, a veces exageradas, que ha recibido y a los agresivos ataques venidos de fuentes políticamente envenenadas que tardíamente se han ido serenando.

Su esencia se reduce al estudio de las influencias que determinados factores geográficos ejercen sobre la política externa e interna de los pueblos y Estados.

El fundador de esta disciplina fue Rudolf Kjellen profesor sueco que quiso sintetizar su contenido Patria: se diferencia de Nación en que el término implica un nexo de afección, una voluntad de vivir en una comunidad política.

Un claro ejemplo es el de Suiza que se compone íntimamente de elementos que han sido tomados de tres naciones diferentes.

País: denomina en este sentido el conjunto de personas que están asociadas de corazón y de voluntad a la existencia de un Estado independiente y hace pensar principalmente en región física, en el lugar donde uno ha nacido. En el sentido poético País y Patria se confunden.

Pueblo: sinónimo de nación hace pensar esencialmente en población fija de un país, en cuanto forma un conjunto, un todo solidario bajo un mismo gobierno. Lo que hace la nación es la comunidad de lenguaje, de tradición, de costumbres, de ciertas cualidades naturales, el humor, el carácter, el espíritu. Lo que hace el pueblo es la reunión en el mismo lugar y la obediencia a los mismos reglamentos".

LAS GRANDES TEORÍAS GEOPOLÍTICAS PARA EL DOMINIO MUNDIAL

La historia de la geopolítica como tema de estudio desde sus tempranos principios hasta el presente está tratada en teorías que muestran cómo un Estado puede usar una u otra en busca de una posición en el mundo. Aunque estas teorías han sido examinadas con cuidado solo en épocas relativamente recientes fueron sistemáticamente aplicadas por Estados, gobiernos o líderes que deseaban lograr determinados objetivos.

Thersten Kalijarvi

La idea que más ha preocupado a la humanidad a través de la historia ha sido el dominio del mundo. Desde las hazañas de Alejandro hasta hoy ese pensamiento persiste en los cálculos de los grandes hombres como una tentación sin pausa.

A partir de la sabiduría presocrática ha quedado establecido que nuestro mundo está compuesto por tres elementos que son agua, tierra y aire, y pasando el tiempo se ha creído que, aislados o en conjunto, podrían servir de base para el dominio completo de la esfera. Pero habrían de pasar muchos años para que esta ilusión se sistematizara y se indicara el camino como una especie de plan que señalara los pasos que deben seguirse para lograr esa desmedida esperanza.

EL MAR O LA TEORÍA DE MAHAN

Tan impresionantes han sido los resultados del poder marítimo británico, que ha habido tal vez una tendencia a despreciar las adherencias de la historia y considerar en general que el poder marítimo tiene, inevitablemente, a causa de la unidad del océano, la última palabra en la disputa por el poder terrestre.

Robert Strausz Hupe

El primer trabajo estructurado al respecto fue el que contenía el libro del almirante americano Alfred Thayer Mahan, The Influence Of Sea Power Upon History (1660-1783) escrito en 1890 y que lo hizo surgir de repente en los cinco continentes como el primer geopolitólogo, quien abarcando la estructura del mundo, extrajo de la acción naval de la Gran Bretaña los principios que debían servir de guía para un posible dominio del globo.

El primer requisito de Mahan consistía en que la nación que quisiera conquistar el mundo debería ser un país rico; su riqueza la lograría por medio de una gran industria, único procedimiento para lograrlo.

La industria habría de abastecerse de materias primas traídas con ayuda de una marina eficiente que a su vez llevaría los productos manufacturados a los principales centros de comercio para regresar trayendo más materias primas trazando así una especie de figura cerrada en movimiento constante.

Sucedía, sin embargo, que aquellas líneas de navegación pasaban muy cerca de lugares donde estarían en peligro de ser interceptados cuando llegasen a abastecerse de agua, alimentos, combustibles o productos naturales.

Para evitar ese contratiempo no había otro sistema de defensa que adueñarse de las bases por medio de tratados o por la fuerza. Inglaterra estableció para ello varios ejes de navegación que se fueron adueñando de determinados puertos, islas o estrechos. Dieciséis sitios cayeron bajo ese dominio:

Gibraltar, Malta y Suez sobre el Mediterráneo.

Terranova, Jamaica y las islas Falkland o Malvinas en América, Suráfrica y Diego Suárez en África.

Yemen, India, Singapur, Darwin, Tasmania, Srawak y Nueva Zelandia en Asia.

Pasados los siglos aún se reúnen periódicamente algunos países con la Gran Bretaña a fin de lograr que les sean devueltos los sitios que les fueron arrebatados desde los tiempos de su predominio.

Después de esta organización móvil, una serie de barcos ayudaba a las islas británicas a su defensa en combinación con las tropas terrestres. Finalmente, un buen número de barcos destructores amenazaban los puertos importantes un tanto hostiles, al mismo tiempo que podían agruparse para atender a una concentración marítima adversa.

Es claro que la Gran Bretaña contaba con una situación geográfica excepcional y tenía todas las ventajas de su parte para realizar una empresa de esta clase. Pero hay que tener en cuenta que Mahan alcanzó la cumbre de su fama con estas ideas y que todos los países poderosos veían en sus argumentos el camino seguro para alcanzar el dominio mundial.

Todavía, muchos años después, la ciencia humana iba aumentando en una forma incontenible y los barcos eran entonces el medio de transporte más rápido y eficaz que el hombre conocía, medio que se hacía cada vez más poderoso y seguro.

Pero pronto la iniciativa científica iba dando los primeros pasos para emplear el ferrocarril en los continentes tratando de unir las capitales y ciudades importantes con el mar y se hacían los primeros ensayos con el avión. El dinamismo interior de los países se iba acelerando de manera que todo parecía anunciar que la teoría de Mahan iba perdiendo eficacia y alejándose de la realidad.

Sin embargo, durante la segunda guerra mundial Alemania construyó, al tiempo con su inmensa flota, sus famosos acorazados de bolsillo cuyas condiciones de resistencia, velocidad y poderío de armamento eran un medio que permitía poner en práctica con eficacia las ideas de Mahan.

El dominio y peligro para los ejes de navegación y la amenaza para los puertos y puntos importantes a considerable distancia de la costa eran fáciles de sustituir por submarinos cada vez más perfectos, con un radio de acción mayor y con increíbles medios de ataque y defensa.

Es posible que siguiendo ese camino la humanidad, de mano de la técnica, y pese a los adelantos que se presentan en otros campos, regresara a las que se creía obsoletas ideas de Mahan.

LA TIERRA O LA TEORÍA MACKINDER

Cuando nuestros estadistas estén en conversación con el enemigo derrotado, algún alado querubín deberá susurrarles de tiempo en tiempo al oído: Quien domina la Europa Central controla el corazón mundial; quien domina el corazón continental domina la isla mundial; quien domina la isla mundial domina el mundo".

Harlford Mackinder

El 25 de febrero de 1904 el profesor inglés Sir Harlford Mackinder director del observatorio astronómico de Greenwich y profesor de geografía en la Universidad de Londres, pronunció una conferencia denominada El pivote geográfico de la Historia la cual habría de causar una profunda impresión en todo el mundo y que ha sido señalada como uno de los fundamentos de la geopolítica. Sostenía Mackinder que Mahan estaba equivoca-do. Los ferrocarriles habían avanzado técnicamente, se adivinaba la tendencia a formar continentes compactos. Según el profesor la parte enjuta del globo era el medio único para lograr la conquista mundial.

Era esa mitad seca donde se encontraba lo grande que había hecho el hombre, la cultura, la riqueza, la ciencia y donde se hallaban también los elementos dominantes de la humanidad. Sostenía igualmente que los medios o ele-mentos que en esos momentos existían en cuanto a comunicaciones permitían llegar a los puertos oportunamente fuerzas suficientes para alejar a los barcos que a ellos llegaran.

Valiéndose de mapas cuidadosamente elaborados demostró que existía una extensa área situada en la parte occidental y continental de Rusia que estaba al norte ceñida por el Ártico, al sur y al sureste por grandes cadenas de montañas de Europa y Asia y al oeste por la fosa del Volga.

Fue a esa área a la que llamó Pivote geográfico de la historia, nombre que sus comentadores cambiaron por el de Europa Central. Esa área no podía ser atacada por mar como deseaba Mahan y para defensa por tierra contaba con poderosos ejércitos terrestres.

Ese pivote se hallaba rodeado de una serie de penínsulas que formaban una especie de reborde protector al que Mackinder llamó La región marginal creciente la cual a su vez estaba protegida por una serie de islas continentales algunas y lejanas otras, y a esa faja casi circular que envolvía desde lejos el pivote la denominó La tierra de la región insular creciente.

Las acciones que se desarrollaban en esa área central, desde las invasiones de los mongoles hasta las operaciones fundamentales de la primera y segunda guerra mundial, tenían una repercusión enorme sobre el resto del mundo; pero en cambio, lo que sucedía fuera de ese tablero histórico no afectaba ni a Europa ni al resto del orbe.

Esta importancia definitiva en la política cosmopolita hizo que se le diera por la semejanza de sus funciones con el corazón humano la denominación de corazón mundial.

En sus mapas el profesor hizo notar el error común de hablar de tres continentes al mencionar a Europa, Asia y África ya que los tres están física y estrechamente unidos por la extensa región del Medio Oriente. Ese espacio formaba en vez de tres continentes una gigantesca isla que se denominó La isla mundial En ella cualquier potencia podría encontrar todos los medios necesarios para la conquista del mundo: hombres, dinero, materias primas, la más apta y numerosa juventud, así como la industria y el dinero que pudiera necesitar.

Una vez estudiadas y evaluadas estas tres áreas, Mackinder formuló la ley que lleva su nombre y que los críticos elogian o combaten de continuo:

El que domina la Europa Central, controla el corazón mundial. El que controla el corazón mundial, domina la isla mundial. El que domina la isla mundial, domina el mundo.

Al esparcirse por todas partes la teoría de Ma kinder surgieron defensores y adversarios pero especialmente aparecieron destacados analistas. Entre ellos sobresalió Nicolás Spykman, profesor emérito de la universidad de Yale y quien sostuvo sus puntos de vista en un libro denominado Geografía de la Paz que aunque escrito en 1944 sigue siendo base de consulta para los principales aficionados a la política mundial.

Spykman sostenía que esta política mundial por firme que parezca cambia con suma facilidad y que Mackinder había dado a su ley un carácter permanente lo cual era inadecuado para los tiempos modernos. Además, concebía la geopolítica en una forma diferente.

La geopolítica —decía— es el planeamiento de la seguridad política de un país en términos geográficos. Los dos términos fundamentales, para él son espacio y tiempo. Por espacio entendía la localización del Estado que variaba con el crecimiento o decrecimiento de los centros mundiales de poder o con el crecimiento o decrecimiento de las grandes potencias que tenían relación con el Estado.

Y por el tiempo geopolítico entendía el poder del Estado en comparación con los

Has llegado al final de esta vista previa. ¡ para leer más!
Página 1 de 1

Reseñas

Lo que piensa la gente sobre Fundamentos de la geopolitica

0
0 valoraciones / 0 Reseñas
¿Qué te pareció?
Calificación: 0 de 5 estrellas

Reseñas de lectores