Disfruta de este título ahora mismo, y de millones más, con una prueba gratuita

Gratis por 30 días. Luego, $9.99/mes. Puedes cancelar cuando quieras.

Seguidores: Jesús: Su Carácter, Sus Obras, Sus Triunfos.

Seguidores: Jesús: Su Carácter, Sus Obras, Sus Triunfos.

Leer la vista previa

Seguidores: Jesús: Su Carácter, Sus Obras, Sus Triunfos.

valoraciones:
5/5 (5 valoraciones)
Longitud:
282 página
4 horas
Editorial:
Publicado:
Jan 8, 2018
ISBN:
9781543922813
Formato:
Libro

Descripción

Sin dudas que el mensaje de Jesús, su misión, pasión y propósito no fueron establecer una religión de ritos y reglas, sino, más bien la de reintroducir un Reino... Todo lo que Jesús hizo y dijo, sus oraciones, enseñanzas, sanidades y milagros, estaba centrado en un Reino.
Editorial:
Publicado:
Jan 8, 2018
ISBN:
9781543922813
Formato:
Libro

Sobre el autor


Relacionado con Seguidores

Libros relacionados


Dentro del libro

Mejores citas

  • La verdad nos revela el ideal. Nos dice qué está bien y qué está mal.  La gracia nos dice que aunque a veces no alcancemos esa verdad, seguimos al alcance del amor del Padre.

  • En la cruz, Satanás hirió a Cristo en el calcañar, ésta es la herida leve a que refiere el pasaje, pero Cristo le dio un golpe mortal, hiriéndolo en la cabeza y terminando para siempre con el dominio del diablo.

  • Sin embargo, el mensaje y la enseñanza de Jesús siguen siendo el faro que muestra el camino a una sociedad y a un ser humano que ha perdido el rumbo. Una base sólida para edificar la vida y la familia.

  • Espíritu Santo nos capacita con su unción para llevar adelante los propósitos del Reino. Dios nos consagró exclusivamente para esta tarea. Asumamosla con alegría y declaremos que ¡el año del favor de Dios para las personas es hoy!

  • La sociedad, como siempre lo ha hecho, busca satisfacer sus propios deseos, la carnalidad, la propia voluntad, la propia manera de pensar el “yo” al poder, y Dios no debe opinar.

Vista previa del libro

Seguidores - Daniel E. Chamorro

Chamorro

ETAPA #1

JESÚS, EL CUMPLIMIENTO DE LAS PROFECÍAS

1. El desafío de ser como Jesús

La satisfacción en nuestras vidas y el éxito en la iglesia no se encuentra en lo que nuestra cultura considera más importante, sino en una renuncia radical para seguir a Jesús.

(David Platt)

ADMIRADOR

Un acróbata realizaba cada día la hazaña de cruzar un acantilado muy profundo transportando 70 kilos de material en una carretilla sobre una cuerda. Era un equilibrista notable, la gente se amontonaba a verlo durante sus jornadas. Uno de los espectadores aplaudía, vociferaba y alababa con gran entusiasmo a este gran acróbata a quien sin dudas admiraba. Un día, el acróbata lo ve tan entusiasmado que le pregunta: amigo ¿podrías decirme cuánto pesas?. Peso 70 kilos, respondió el hombre sin entender el sentido de la pregunta. Entonces el acróbata le dice: ya que me admiras tanto ¿te animarías a cruzar conmigo sentado en la carretilla?

Admirar a Cristo es una cosa, pero seguirlo… eso, es otra cosa.

Preguntas

¿Qué significa para ti seguir a Jesús?

¿En qué aspectos de tu carácter necesitas parecerte más a Jesús?

¿Cómo expresas la verdad y el amor en las relaciones?

"Él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; y a otros, pastores y maestros, a fin de capacitar al pueblo de Dios para la obra de servicio, para edificar el cuerpo de Cristo. De este modo, todos llegaremos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a una humanidad perfecta que se conforme a la plena estatura de Cristo.

Así ya no seremos niños, zarandeados por las olas y llevados de aquí para allá por todo viento de enseñanza y por la astucia y los artificios de quienes emplean artimañas engañosas. Más bien, al vivir la verdad con amor, creceremos hasta ser en todo como aquel que es la cabeza, es decir, Cristo." Efesios 4:11-15

El propósito es ser como Cristo

Cristo es la medida más elevada de nuestra madurez. El gran propósito de Dios es hacernos como Jesús.

Porque a los que Dios conoció de antemano, también los predestinó a ser transformados según la imagen de su Hijo. Romanos 8:29

Como dice el prólogo de este libro, si crecemos en nuestra semejanza a Cristo, abandonaremos la inestabilidad emocional de la inmadurez, y evitaremos los engaños de las falsas enseñanzas y las actitudes infantiles.

Si crecemos en el conocimiento de Jesús, en Su carácter y conducta, nos encontraremos unidos, edificando el cuerpo de Cristo en la tierra y evitaremos a los manipuladores, que, utilizando artimañas engañosas y apelando al miedo o a la ignorancia, nos empujan a vivir fuera del diseño de Dios.

El camino es el crecimiento integral (en todo)

Jesús nos desafía en su carácter. Su capacidad para gestionar sus emociones y ordenar su mundo interior.

Jesús nos desafía en su compromiso con la misión. Vivió y murió por una causa mayor pese a su breve tiempo en la tierra, el reino de Dios.

Jesús nos desafía en su espiritualidad. Su vida de constante oración, la práctica del ayuno, el retiro y el estudio de la Palabra.

Jesús nos desafía en la manera en que operaba en las manifestaciones del Espíritu Santo. Sus milagros, palabras de conocimiento, profecía, liberación, fe, etc.

Jesús nos desafía en su manera de relacionarse con la gente. Amó a todos, a los pecadores y enfermos. Todos los excluidos por la sociedad lo amaron. Él se acercó al pobre como al rico, al sano como al enfermo. Su coeficiente relacional era guiado por el poder de la gracia y la verdad.

Jesús nos desafía en todo su estilo de vida. Nos desafía porque nos invita a seguirle. Porque el propósito del Padre es que seamos como Jesús.

El método es vivir la verdad en amor

La gracia y la verdad, son dos virtudes fundamentales del carácter de Cristo en las que debemos crecer. El desafío es vivir la verdad en amor. ¿Qué significa esto?

La verdad nos revela el ideal. Nos dice qué está bien y qué está mal.

La gracia nos dice que aunque a veces no alcancemos esa verdad, seguimos al alcance del amor del Padre.

Estas dos operan juntas porque verdad sin gracia es legalismo, y gracia sin verdad es perdición.

Jesús reveló en estas dos virtudes su gloria al mundo.

Y hemos contemplado su gloria, la gloria que corresponde al Hijo unigénito del Padre, lleno de gracia y de verdad. Juan 1:14

El entrenamiento es en el cuerpo de Cristo

La Iglesia no es un adorno en los planes de Dios. Tiene un sentido relevante. Mientras estemos en el mundo el Señor nos trata a través de la Iglesia.

Es en relación con otros que afirmamos nuestra identidad y reconocemos nuestro propósito en el mundo. Nada en la tierra crece fuera de un ámbito de relaciones significativas. ¿Cómo ser como Cristo y vivir fuera del cuerpo de Cristo?

Por lo tanto, como escogidos de Dios, santos y amados, revístanse de afecto entrañable y de bondad, humildad, amabilidad y paciencia, de modo que se toleren unos a otros y se perdonen si alguno tiene queja contra otro. Así como el Señor los perdonó, perdonen también ustedes. Por encima de todo, vístanse de amor, que es el vínculo perfecto. Colosenses 3:12-14

Conclusión

Alcanzar la madurez espiritual es ser como Cristo. Nos lleva a obtener estabilidad emocional, convicciones espirituales sólidas y firmeza de carácter. A relacionarnos desde la gracia y la verdad y afirmar un profundo compromiso con el cuerpo de Cristo, la iglesia.

2. Jesús: el Mesías esperado

Dios tiene dos tronos. Uno en lo más alto de los cielos y otro en el más humilde de los corazones

(D.L. Moody.)

UN REY QUE GOBIERNA

Las monarquías parlamentarias en Europa se encienden en un debate a la hora de definir el rol de sus respectivos reyes. El rey reina pero no gobierna dijo Adolphe Thiers. Más allá de algunos justificativos y un rol, especialmente en cuanto a la convivencia política, realmente han dejado de gobernar. Jesús es un rey en los cielos ¿Pero sólo una figura admirada en la tierra, o le daremos en nuestras vidas el lugar de Señor y gobierno que merece?

Preguntas

¿Cómo reaccionas cuando percibes un ataque del diablo?

¿Qué te aporta saber que Jesús ha vencido definitivamente al diablo?

¿Qué has aprendido hoy de la lucha espiritual que antes no sabías?

Dios el Señor dijo entonces a la serpiente: «Por causa de lo que has hecho, ¡maldita serás entre todos los animales, tanto domésticos como salvajes! Te arrastrarás sobre tu vientre, y comerás polvo todos los días de tu vida. Pondré enemistad entre tú y la mujer, y entre tu simiente y la de ella; su simiente te aplastará la cabeza, pero tú le morderás el talón». Génesis 3:14-15

Una confrontación espiritual

En Génesis 3:15 se revela por primera vez la buena noticia del evangelio frente al problema del pecado. El plan de Dios para el ser humano se da a conocer en este formato de confrontación, una enemistad entre la simiente de Satanás y la simiente de la mujer.

La simiente de la mujer es una referencia a la encarnación de nuestro Señor Jesucristo como hijo de Adán. Jesús participa de la naturaleza humana como parte del plan de Dios.

La simiente de Satanás son sus seguidores (Juan 8:44) también llamados hijos de desobediencia (Efesios 2:2) esto es en referencia a todos aquellos que por no conocer a Jesús, aún viven bajo el dominio de Satanás y bajo el poder del pecado.

En la cruz, Satanás hirió a Cristo en el calcañar, ésta es la herida leve a que refiere el pasaje, pero Cristo le dio un golpe mortal, hiriéndolo en la cabeza y terminando para siempre con el dominio del diablo.

Desarmó a los poderes y a las potestades, y por medio de Cristo los humilló en público al exhibirlos en su desfile triunfal. Colosenses 2:15

Un plan previo

La encarnación, muerte, resurrección y entronización de Cristo son un plan de Dios. La promesa establecida en Génesis 3:25 llegó a cumplirse:

Pero, cuando se cumplió el plazo, Dios envió a su Hijo, nacido de una mujer, nacido bajo la ley, para rescatar a los que estaban bajo la ley, a fin de que fuéramos adoptados como hijos. Gálatas 4:4-5

Dios no improvisa, su plan desde la eternidad fue enviar a Jesús a morir por nuestros pecados para hacernos a nosotros sus hijos.

Una victoria asegurada

Uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta, es que la victoria de Cristo sobre Satanás es dinámica. Esto quiere decir que su victoria nos fue transferida a los creyentes, quienes ahora podemos ejercer la autoridad que nos fue delegada por Jesús y hacer manifiesta su victoria sobre toda obra del enemigo. De ahí el consejo del apóstol Pablo:

Pónganse toda la armadura de Dios para que puedan hacer frente a las artimañas del diablo. Porque nuestra lucha no es contra seres humanos, sino contra poderes, contra autoridades, contra potestades que dominan este mundo de tinieblas, contra fuerzas espirituales malignas en las regiones celestiales. Efesios 6:11-12

El Diablo se opone a la iglesia e intenta detener su marcha. Su tarea es robar, matar y destruir. Sin embargo, contamos con la autoridad y el poder delegados por Jesús para vencer al enemigo y así ejercer gobierno sobre el mundo invisible.

…que Dios ejerció en Cristo cuando lo resucitó de entre los muertos y lo sentó a su derecha en las regiones celestiales, muy por encima de todo gobierno y autoridad, poder y dominio, y de cualquier otro nombre que se invoque, no sólo en este mundo sino también en el venidero. Dios sometió todas las cosas al dominio de Cristo, y lo dio como cabeza de todo a la iglesia. Ésta, que es su cuerpo, es la plenitud de aquel que lo llena todo por completo. Efesios 1:20-13

Es en el mismo ámbito de las regiones celestiales en que luchamos contra Satanás que Cristo se ha entronizado. Cristo tiene dominio sobre todas las cosas. Nosotros compartimos esa posición de dominio en virtud de la obra redentora de Jesús:

Y en unión con Cristo Jesús, Dios nos resucitó y nos hizo sentar con él en las regiones celestiales. Efesios 2:6

Jesús prometió que aunque el reino de Satanás lucharía con la iglesia, no prevalecería.

Yo te digo que tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi iglesia, y las puertas del reino de la muerte no prevalecerán contra ella. Te daré las llaves del reino de los cielos; todo lo que ates en la tierra quedará atado en el cielo, y todo lo que desates en la tierra quedará desatado en el cielo. Mateo 18:18-19

¿Qué podemos aprender entonces sobre esta confrontación espiritual?

• Dios es la única fuente de poder del universo y es soberano sobre toda su creación, sea visible o invisible.

• La batalla espiritual no es entre Dios y el diablo, sino entre el diablo y la Iglesia. Esta batalla no es eterna, tiene un fin y un ganador, Cristo.

• El diablo ya fue derrotado y despojado de su autoridad por la obra redentora de Jesucristo. Ningún creyente debe tenerle miedo.

• El propósito de la lucha espiritual es manifestar la victoria dinámica de Cristo a través de la iglesia. La iglesia se entrena a través de esta batalla para su destino que es reinar con Cristo (Apocalipsis 1:6)

• El diablo no tiene poder, es un manipulador, reutiliza las fuentes de energía creadas por Dios. Sus armas son la mentira y el temor, a través de las cuales opera en el alma de las personas para tenerlas bajo su dominio.

• El diablo y sus ángeles, llamados demonios o espíritus inmundos en la Biblia, están detrás de toda forma de maldad.

Conclusión

El pecado trajo discordia no sólo en la tierra sino también en el cielo. Desde los lugares celestiales el diablo envía sus acusaciones a los creyentes, pero por la muerte, resurrección y exaltación del Señor Jesucristo a la diestra de Dios el Padre, satanás y sus fuerzas demoníacas, han sido derrotadas.

La iglesia ejerce la autoridad de Cristo en la tierra hasta que Jesús vuelva y la obra sea completada.

Entonces vendrá el fin, cuando él entregue el reino a Dios el Padre, luego de destruir todo dominio, autoridad y poder. Porque es necesario que Cristo reine hasta poner a todos sus enemigos debajo de sus pies. 1 Corintios 15:24-25

3. Jesús: el Ungido

No hay sino sólo una manera de salvar a esta generación. Es el camino de Cristo y el derramamiento del Espíritu Santo.

(Leonard Ravenhill)

ÁGUILA O CUERVO

Lanzándose desde una cima, un águila arrebató a un corderito.

La vio un cuervo y tratando de imitar al águila, se lanzó sobre un carnero, pero con tan mal conocimiento en el arte que sus garras se enredaron en la lana, y batiendo al máximo sus alas no logró soltarse.

Viendo el pastor lo que sucedía, atrapó al cuervo, y cortando las puntas de sus alas, se lo llevó a sus niños.

Le preguntaron sus hijos acerca de qué clase de ave era aquella, y les dijo:

- Para mí, sólo es un cuervo; pero él, se cree águila.

Pon tu esfuerzo y dedicación en aquello para lo cual Dios te ha diseñado y te librarás de la cárcel de la frustración.

Preguntas

¿De qué manera puedes demostrar a tus hermanos tu consagración a la causa del Reino de Dios?

¿Por qué en ocasiones no nos sentimos capacitados para la misión si ya estamos ungidos?

¿Qué pueden ver otros en mí que revela que estoy viviendo el año favorable del Señor?

"El Espíritu del Señor omnipotente está sobre mí, por cuanto me ha ungido para anunciar buenas nuevas a los pobres.

Me ha enviado a sanar los corazones heridos, a proclamar liberación a los cautivos y libertad a los prisioneros, a pregonar el año del favor del Señor y el día de la venganza de nuestro Dios, a consolar a todos los que están de duelo, y a confortar a los dolientes de Sión. Me ha enviado a darles una corona en vez de cenizas, aceite de alegría en vez de luto, traje de fiesta en vez de espíritu de desaliento. Serán llamados robles de justicia, plantíos del Señor, para mostrar su gloria." Isaías 61:1-3

El profeta Isaías profetiza la llegada de alguien que ha sido ungido. Esta palabra es la traducción del hebreo Mesías y del griego Cristo. Por eso Jesucristo significa Jesús el ungido.

En Lucas 4:18-20 Jesús afirma que Él mismo es el cumplimiento de esta profecía.

Alguien ungido es alguien consagrado

Notemos que Jesús no se está consagrando a sí mismo, sino reconociendo que fue consagrado por Dios a esta misión.

Es Dios quien nos consagra, es decir, nos dedica a un propósito mayor. Jesús vivió dedicado a la misión para la cual el Padre lo había dedicado.

Podemos reconocer en Jesús al Mesías (ungido) porque vivió para un propósito mayor que Él mismo. Murió por esa causa.

Jesús llamó a la causa o misión para la cual Él fue consagrado el Reino de Dios. Nos enseñó que cuando permitimos que la causa del reino de Dios se apodere de nosotros, la vida entra en un estado de plenitud.

Más bien, busquen primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas les serán añadidas. Mateo 6:33

Ungido significa capacitado

Esta unción implica también un empoderamiento. El ungido está investido de autoridad y poder para llevar adelante la misión.

Durante todo su ministerio Jesús dependió del Espíritu Santo para llevar a cabo su obra. Los discípulos testificaron que Jesús desarrolló un ministerio caracterizado por obras poderosas.

Me refiero a Jesús de Nazaret: cómo lo ungió Dios con el Espíritu Santo y con poder, y cómo anduvo haciendo el bien y sanando a todos los que estaban oprimidos por el diablo, porque Dios estaba con él. Hechos 10:38

Luego, este mandato y esta unción le son transferidas a la Iglesia (Juan 20:20, Hechos 1:8 y Mateo 28:18,19) en lo que conocemos como la gran comisión. Como hijos de Dios estamos consagrados y capacitados para llevar adelante esta tarea.

Un año favorable

Esta profecía también nos dice que Jesús inauguró un nuevo tiempo, el tiempo del jubileo o año favorable del Señor. ¿Qué era el jubileo?

Siete veces contarás siete años sabáticos, de modo que los siete años sabáticos sumen cuarenta y nueve años, y el día diez del mes séptimo, es decir, el día del Perdón, harás resonar la trompeta por todo el país. El año cincuenta será declarado santo, y se proclamará en el país la liberación de todos sus habitantes. Será para ustedes un jubileo, y cada uno volverá a su heredad familiar y a su propio clan. Levítico 25:8-10

Jubileo es una palabra derivada del Hebreo yobel, que significa cuerno de carnero, por la corneta que se hacía con ese cuerno y se utilizaba como instrumento musical en las fiestas religiosas. Al iniciar el año de

Has llegado al final de esta vista previa. ¡Regístrate para leer más!
Página 1 de 1

Reseñas

Lo que piensa la gente sobre Seguidores

5.0
5 valoraciones / 0 Reseñas
¿Qué te pareció?
Calificación: 0 de 5 estrellas

Reseñas de lectores