Comenzar a leer

Estrategias Bíblicas para la ‎Guerra Espiritual y la ‎Expulsión de demonios

Calificaciones
239 página3 horas

Resumen

Este material surge como parte del curriculum de estudios para la capacitación ministerial de la escuela de formación ministerial del Ministerio Apostólico y Profético Cristo Rey, Inc.

Se constituyó como material de enseñanza debido a la necesidad de capacitación ministerial en el ejercicio de la guerra espiritual y la expulsión de demonios, doctrina que aunque bíblica, no forma parte de los pensum de estudios en los centros de formación ministerial de muchas de nuestras ciudades latinoamericanas.

Las normas de estudio de muchas de nuestras instituciones de capacitación ministerial no están atemperadas conforme a las doctrinas bíblicas, y resultan preparando inadecuadamente a quienes han dispuesto atender el llamado del Señor al ministerio de la proclamación del Evangelio del Reino.

Muchos ministerios cuentan con deficiencias ministeriales. La más grave, no poder establecer el Reino de Dios en sus lugares de ministración pese a que han logrado fundar congregaciones, muchas de ellas de gran tamaño.

El llamado del Señor es para establecer la Palabra del Reino de los cielos en los lugares a que somos enviados, aunque no necesariamente logremos fundar congregaciones eclesiásticas.

El fundamento del protocolo de formación lo desarrollamos a partir de la proclamación profética del profeta Isaías:

“Más los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán las alas como águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán.” (Isaías 40:31),

Y junto a esta proclamación, otra establecida anteriormente por el salmista David:

“Más los que esperan en Jehová, ellos heredarán la tierra.” (Salmos 37:9) 

Observemos el protocolo: Los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; según revelado y proclamado por el profeta Isaías, con el propósito de heredar la tierra, y establecer en ella el Reino de los Cielos.

Levantar alas como las águilas es para heredar la tierra.

No es una enseñanza aislada, tiene continuidad de revelación en la doctrina de Jesús.

En los escritos del evangelio de Mateo encontramos que en las palabras finales de Jesús a sus discípulos, Él incluyó la siguiente instrucción:

Porque donde quiera que estuviere el cuerpo muerto, allí se juntarán las águilas. Mateo 24:28

En esta instrucción tenemos la parte final del protocolo. Las águilas, según la revelación del profeta Isaías, son los que esperan a Jehová, y como ya lo vimos, es para heredar la tierra.

Las águilas se juntan con el único propósito de levantar de la tierra aquello que la contamina. La contaminación y profanación de la tierra es lo que le otorga derecho legal a Satanás para poseer sus territorios.

Los que esperan a Jehová, las águilas, son los que operan bajo la revelación del Reino de los Cielos, y toman autoridad sobre las potestades satánicas que luchan por poseer la heredad de Jehová dada a los santos. Los que esperan a Jehová arrebatan el Reino, y lo toman en heredad.

Leer en la aplicación Scribd móvil

Descargar la aplicación móvil Scribd gratis para leer en cualquier momento y lugar.