Disfruta de millones de libros electrónicos, audiolibros, revistas y más

A solo $11.99/mes después de la prueba. Puedes cancelar cuando quieras.

El gran libro de las rapaces diurnas

El gran libro de las rapaces diurnas

Leer la vista previa

El gran libro de las rapaces diurnas

Longitud:
399 páginas
3 horas
Publicado:
17 nov 2017
ISBN:
9781683254430
Formato:
Libro

Descripción

Las aves rapaces siempre han ejercido una gran fascinación por poderoso vuelo, su forma de lanzarse en picado sobre sus presas y sus majestuosos planeos. Sin embargo, también han tenido siempre —y todavía tienen— una mala reputación. Durante muchos siglos fueron perseguidas, acusadas de numerosos males (como, por ejemplo, de ser ladronas de ganado e incluso de niños), y hasta la actualidad no han encontrado su lugar en el corazón de los hombres. El autor presenta en este libro, profusamente ilustrado con numerosas fotografías del castillo del parque zoológico de la Bourbansais, en Francia, todo lo que hace falta saber sobre las diferentes especies de rapaces: águilas, azores, halcones, cóndores, gavilanes, milanos... Cómo reconocerlos, cómo se alimentan, las leyes que los protegen, los programas de reintroducción de las especies... De 292 especies de falconiformes, 43 se hallan todavía en peligro de extinción. Tanto si usted es amante de las rapaces en libertad, en su hábitat natural, como si le apasionan los halcones, encontrará en esta obra todo lo que necesita saber sobre estas fantásticas aves que siempre han hecho soñar a niños y adultos.
Publicado:
17 nov 2017
ISBN:
9781683254430
Formato:
Libro

Sobre el autor


Relacionado con El gran libro de las rapaces diurnas

Libros relacionados

Artículos relacionados

Vista previa del libro

El gran libro de las rapaces diurnas - Gianni Ravazzi

Gianni Ravazzi

EL GRAN LIBRO DE LAS

RAPACES

DIURNAS

A pesar de haber puesto el máximo cuidado en la redacción de esta obra, el autor o el editor no pueden en modo alguno responsabilizarse por las informaciones (fórmulas, recetas, técnicas, etc.) vertidas en el texto. Se aconseja, en el caso de problemas específicos —a menudo únicos— de cada lector en particular, que se consulte con una persona cualificada para obtener las informaciones más completas, más exactas y lo más actualizadas posible. EDITORIAL DE VECCHI, S. A. U.

A tutti coloro che, almeno una volta, hanno sognato come me di volare come un’aquila…

Desidero ringraziare tutti gli amici che mi hanno aiutato nella realizzazione di questo libro:

– Salvatore Cirmi, presidente della FOI (Federazione Ornicoltori Italiani), per la sua disponibilità nel fornirmi materiale di studio e per avermi permesso di utilizzare immagini dell’archivio FOI;

– Gino Conzo, veterinario specializzato in patologia aviaria, che mi ha sostenuto moralmente e mi ha fornito alcune immagini;

– Enzo Costantini, dottore di ricerca in ostetricia e ginecologia veterinaria, professore a contratto in Riproduzione degli uccelli presso l’Università degli Studi di Bari, che ha collaborato in mille modi, anche con un intervento sui Centri di Recupero per la Fauna Selvatica;

– Ivano Gualerzi, esperto e appassionato conoscitore di rapaci, che con sollecitudine ha risposto a tutte le mie richieste;

– Vittorio Marchionni, Paolo Tamagnini e Giuseppe Iori, che hanno messo a disposizione le loro conoscenze e fornito materiale di studio;

– Lorenzo Castelletti, che da anni gira il mondo fotografando animali di ogni genere per rifornire il mio archivio;

– Riccardo Sibilio, liutaio di chiara fama, e per me magico pennello, che con la tavolozza mi segue in ogni avventura;

– Massimo Campora, Benedetta Setti e Gigi Ponziano, che hanno collaborato nella ricerca delle immagini.

Progetto grafico della copertina: Design 3

Foto di copertina: Éric Baccega

Foto dell’autore salvo diversa indicazione

Disegni di Riccardo Sibilio

© Editorial De Vecchi, S. A. 2016

© [2016] Confidential Concepts International Ltd., Ireland

Subsidiary company of Confidential Concepts Inc, USA

ISBN: 978-1-68325-443-0

El Código Penal vigente dispone: «Será castigado con la pena de prisión de seis meses a dos años o de multa de seis a veinticuatro meses quien, con ánimo de lucro y en perjuicio de tercero, reproduzca, plagie, distribuya o comunique públicamente, en todo o en parte, una obra literaria, artística o científica, o su transformación, interpretación o ejecución artística fijada en cualquier tipo de soporte o comunicada a través de cualquier medio, sin la autorización de los titulares de los correspondientes derechos de propiedad intelectual o de sus cesionarios. La misma pena se impondrá a quien intencionadamente importe, exporte o almacene ejemplares de dichas obras o producciones o ejecuciones sin la referida autorización». (Artículo 270)

Índice

Introducción

Clasificación

Morfología Y Anatomía

Las Especies

Accipítridos

Catártidos

Falcónidos

Pandiónidos

Sagitáridos

Los Medios Naturales

Las Migraciones

La Alimentación

El Comportamiento Social

La Reproducción

El Hombre Y Las Rapaces

Bibliografía

Índice De Las Especies Citadas

INTRODUCCIÓN

Águila real. Fotografía: Éric Baccega

Hablar de aves rapaces y de aves predadoras es lo mismo: nos referimos siempre a aquel grupo de animales voladores que atacan a sus presas y se las llevan aferradas por las garras para comérselas. No es de extrañar, pues, que las características típicas de estas aves sean los instrumentos que utilizan para aferrar y cortar, es decir, fuertes patas dotadas de garras poderosas y un pico encorvado y afilado. Ambas particularidades las diferencian del resto de las aves, con la salvedad de los loros, que tienen un pico similar al de las rapaces, aunque no lo utilizan para cazar (excepto una especie) sino para recolectar la fruta y comerla. Y en cuanto a las garras, no existe en la actualidad ninguna otra ave que las tenga tan poderosas.

En las siguientes páginas nos ocuparemos de un grupo muy concreto de rapaces o predadores: las rapaces diurnas. Son animales que, además, poseen una vista muy aguda (por algo decimos de alguien que tiene un «ojo de halcón» o una «vista de águila» para expresar que tiene una capacidad visual fuera de lo corriente), y que se diferencian de las rapaces nocturnas sobre todo porque se mueven y cazan durante las horas de luz, mientras que las otras lo hacen en el crepúsculo o durante la noche. El parentesco entre los dos grupos, que como veremos dan lugar a dos órdenes diferenciados —Falconiformes (diurnos) y Estrigiformes (nocturnos)— es muy estrecho.

Los dos grupos tienen en común el hábito de aferrar a la presa y lacerar la carne con el pico, que ambos tienen en forma de gancho, y también la fuerza de las garras. Sin embargo, tienen rasgos que las diferencian desde un punto de vista morfológico: la cabeza de los predadores diurnos generalmente está proporcionada con el cuerpo, y sus ojos son laterales; la cabeza de los predadores nocturnos es muy grande con respecto al cuerpo, y tienen el rostro aplanado y los ojos muy grandes. Además, las rapaces diurnas tienen una forma de cuerpo silvestre, alargada y longilínea, con la cola larga y las alas de aspecto ligero; las rapaces nocturnas, en cambio, son más rechonchas, con la cola corta y las alas anchas. Los Estrigiformes también tienen otras peculiaridades, menos llamativas pero muy importantes desde el punto de vista científico, que los diferencian de los Falconiformes. Por ejemplo, carecen de buche, tienen un arco sobre el hueso radial del antebrazo, poseen largas bolsas cecales en el intestino, tienen una estructura y una disposición diferente del plumaje, y la muda también es distinta. Otro elemento digno de mención es la evolución que han experimentado la vista y el oído, hasta el punto de que, visualmente, tanto los ojos como las orejas son únicos en el mundo de las aves.

El criterio que marca definitivamente la diferencia entre rapaces nocturnas y diurnas se halla en los estudios realizados recientemente sobre la estructura cromosómica y el ADN, que demuestran que los dos grupos han tenido una evolución completamente independiente, y que hay más afinidades entre los Falconiformes y algunas aves acuáticas como los chorlitos (orden Caradriformes), los pelícanos (orden Pelicaniformes) y las cigüeñas (orden Ciconiformes), e incluso otras aves marinas como los albatros (orden Procelariformes). Otra característica peculiar de las rapaces diurnas es la velocidad y la agilidad del vuelo («veloz como un halcón»), que les sirve para cazar mejor, pero también para exhibirse en las paradas nupciales. Un modo de volar, el suyo, magnífico, hecho de planeos, remontadas por las corrientes térmicas, picados y volteos.

En este libro descubriremos qué aves son, como están formadas, cómo viven, qué cazan y cómo se reproducen.

El capítulo final está dedicado a los centros de recuperación y a los consejos sobre qué se debe hacer en caso de encontrar un animal herido. El núcleo de este libro está formado por una serie de fichas descriptivas de las especies más importantes y más difundidas.

Halcón borní. Fotografía: Frank Billey

CLASIFICACIÓN

Las aves que normalmente se identifican como rapaces se subdividen en dos grandes categorías: las rapaces diurnas y las rapaces nocturnas, según si sus hábitos de caza se desarrollan de noche o durante las horas de luz.

LOS PREDADORES NOCTURNOS

Los predadores nocturnos, 162 especies según la clasificación que hemos realizado, a pesar de que presentan varias analogías con los diurnos, forman un orden independiente —Estringiformes (Stringiformes)— con dos familias:

— Estrígidos (Strigidae), 148 especies de búhos, cárabos, autillos, mochuelos, que se caracterizan por tener una cabeza grande, ojos enormes y plumaje muy blando. Están difundidos en todo el mundo,

— Titónidos (Tytonidae), 14 especies de lechuzas que se caracterizan por tener el disco facial en forma de corazón y el pico casi completamente cubierto de plumas.

Búho nival (Nyctea scandiata)

LOS PREDADORES DIURNOS

Los predadores diurnos, 292 especies según la clasificación de este libro, están agrupados en el orden de los Falconiformes, que se subdivide en cinco familias:

— Accipítridos (Accipitridae), 223 especies;

— Catártidos (Cathartidae), 7 especies de buitres del Nuevo Mundo (una clasificación más moderna considera los Catártidos como una familia perteneciente al orden de los Ciconiformes);

— Falcónidos (Falconidae), 59 especies;

— Pandiónidos (Pandionidae), una especie;

— Sagitáridos (Sagittariidae), una especie.

Siguiendo la línea teórica que establece un vínculo directo de los Falconiformes con los Ciconiformes se ha elaborado una clasificación posterior en la cual los primeros pasan a ser un suborden de los segundos. Desde estas líneas dejamos al lector la posibilidad de escoger una de las dos clasificaciones. De todos modos, ambas coinciden en subdividir los predadores diurnos en cinco familias (dos de las cuales, como ya se ha visto, incluyen una sola especie).

CLASIFICACIÓN CIENTÍFICA

Reino: Animal

Subreino: Metazoos

Clase: Aves

Subclase: Neognatos

Orden: Falconiformes

Familias: Accipitridae (54 géneros, 223 especies), Cathartidae (5 gén, 7 esp), Falconidae (10 gén, 59 esp), Pandionidae (un gén y esp), Sagittariidae (1 gén y esp)

Alimoche común (Neophron percnopterus)

Halcón abejero europeo (Pernis apivorus) acechando a una presa. Fotografía: M. Bonora, archivo FOI

LOS ACCIPÍTRIDOS

La familia Accipitridae es una de las más extensas del variado mundo de las aves. Pertenecen a esta familia las águilas, los halcones, los milanos y los buitres de Viejo Mundo. Las aves de este grupo están difundidas por todas las regiones del mundo excepto en la Antártida, las regiones árticas más septentrionales y algunas islas oceánicas. Estas son las 223 especies que la componen:

— Accipiter albogularis (gavilán pío);

— Accipiter badius (gavilán chikra);

— Accipiter bicolor (azor bicolor);

— Accipiter brachyurus (azor chico de Nueva Bretaña);

— Accipiter brevipes (gavilán griego);

— Accipiter buergersii (azor de Burgers);

— Accipiter butleri (gavilán de Nicobar);

— Accipiter castanilius (gavilán de dorso rojo);

— Accipiter cirrhocephalus (azor chico acollarado);

— Accipiter collaris (azor acollarado);

— Accipiter cooperii (azor de Cooper);

— Accipiter doriae (azor de Doria);

— Accipiter erythrauchen (azor chico de las Molucas);

— Accipiter erythropus (azor chico de patas rojas);

— Accipiter fasciatus (azor australiano);

— Accipiter francesii (gavilán francés);

— Accipiter gentilis (azor común);

Azor común (Accipiter gentilis), un representante de la familia de los Accipítridos

— Accipiter griseiceps (azor de garganta gris);

— Accipiter gularis (azor chico japonés);

— Accipiter gundlachi (gavilán cubano);

— Accipiter haplochrous (gavilán de Nueva Caledonia);

— Accipiter henicogrammus (azor de las Molucas);

— Accipiter henstii (azor de Henst);

— Accipiter imitator (gavilán imitador);

— Accipiter luteoschistaceus (azor chico azul y gris);

— Accipiter madagascariensis (azor chico malgache);

— Accipiter melanochlamys (gavilán de dorso negro);

— Accipiter melanoleucus (azor blanco y negro);

— Accipiter meyerianus (azor de Meyer);

— Accipiter minullus (azor menor africano);

— Accipiter nanus (azor chico celebiano);

— Accipiter nisus (gavilán común);

Hembra de gavilán común (Accipiter nisus) con presa. Fotografía: M. Ballanti, archivo FOI

— Accipiter novaehollandiae (azor pálido);

— Accipiter ovampensis (azor ovampo);

— Accipiter poliocephalus (gavilán de Nueva Guinea);

— Accipiter poliogaster (azor de pecho gris);

— Accipiter princeps (azor de Nueva Bretaña);

— Accipiter radiatus (azor rojo);

— Accipiter rhodogaster (azor chico de pecho rojo);

— Accipiter rufitorques (gavilán de Fiji);

— Accipiter rufiventris (gavilán de pecho rufo);

— Accipiter soloensis (gavilán ranero);

— Accipiter striatus (azor rojizo);

— Accipiter superciliosus (azor menor americano);

— Accipiter tachiro (gavilán tachiro);

— Accipiter trinotatus (azor chico de cola moteada);

— Accipiter trivirgatus (gavilán moñudo);

— Accipiter virgatus (azor chico índico);

— Aegypius calvus (buitre de cabeza roja);

— Aegypius monachus (buitre negro);

— Aegypius occipitalis (buitre de cabeza blanca);

— Aegypius tracheoliotus o Torgos tracheliotus (buitre orejudo);

— Aquila audax (águila audaz);

— Aquila chrysaetos (aguila real);

— Aquila clanga (águila moteada);

— Aquila gurneyi (águila de las Molucas);

— Aquila heliaca (águila imperial);

— Aquila pomarina (águila pomerana);

— Aquila rapax (águila rapaz, también se le conoce por águila nipalense o en inglés «tawny eagle»);

— Aquila verreauxii (águila cafre, también se le conoce con el nombre inglés «Verreaux’s eagle»);

Primer plano de un águila cafre (Aquila verreauxii). Es característica la cera amarilla en el pico, así como el ojo rodeado de piel amarilla

— Asturina nitida (aguilucho gris);

— Aviceda cuculoides (baza africana);

— Aviceda jerdoni (baza oriental);

— Aviceda leuphotes (baza negra);

— Aviceda madagascariensis (baza malgache);

— Aviceda subcristata (baza australiana);

— Busarellus nigricollis (águila colorada);

— Butastur indicus (azor de cara gris);

— Butastur liventer (azor de alas rufas);

— Butastur rufipennis (azor langostero);

— Butastur teesa (azor tisa);

— Buteo albicaudatus (gavilán de cola blanca);

— Buteo albonotatus (gavilán oscuro);

— Buteo augur (ratonero augur);

— Buteo auguralis (ratonero de cola roja);

— Buteo brachypterus (ratonero malgache);

— Buteo brachyurus (gavilán de cola corta);

— Buteo buteo (ratonero común);

Ratonero común (Buteo buteo). Fotografía: M. Bonora, archivo FOI

— Buteo galapagoensis (gavilán de las Galápagos);

— Buteo hemilasius (ratonero mongolés);

— Buteo jamaicensis (gavilán de cola roja);

— Buteo lagopus (ratonero calzado);

— Buteo leucorrhous (gavilán negro);

— Buteo lineatus (gavilán de hombros rojos);

— Buteo magnirostris (gavilán de alas rojas);

— Buteo oreophilus (ratonero montañés);

— Buteo platypterus (gavilán de alas anchas);

— Buteo poecilochrous (gavilán puna);

— Buteo polyosoma (gavilán variado);

— Buteo regalis (gavilán herrumbroso);

— Buteo ridgwayi (gavilán dominicano);

— Buteo rufinus (busardo moro);

— Buteo rufofuscus (ratonero africano);

— Buteo solitarius (gavilán hawaiano);

— Buteo swainsonii (gavilán langostero);

— Buteo ventralis (gavilán de cola rufa);

— Buteogallus anthracinus (gavilán cangrejero negro);

— Buteogallus aequinoctialis (gavilán cangrejero rojo);

— Buteogallus meridionalis (gavilán cangrejero colorado);

— Buteogallus subtilis (gavilán cangrejero de manglares);

— Buteogallus urubitinga (gavilán cangrejero grande);

— Chelictinia riocourii (elanio golondrina);

— Chondrohierax uncinatus (milano pico de garfio);

— Circaetus cinerascens (águila culebrera de cola blanca);

— Circaetus cinereus (águila culebrera sombría);

— Circaetus fasciolatus (águila culebrera barreada);

— Circaetus gallicus (águila culebrera europea);

— Circus aeruginosus (aguilucho lagunero occidental);

— Circus approximans (aguilucho pacífico);

— Circus assimilis (aguilucho moteado);

— Circus buffoni (aguilucho grande);

— Circus cinereus (aguilucho ceniciento);

— Circus cyaneus (aguilucho pálido);

— Circus macrourus (aguilucho papialbo);

— Circus maillardi (aguilucho de la Reunión);

— Circus maurus (aguilucho negro);

— Circus melanoleucus (aguilucho pío);

— Circus pygargus (aguilucho cenizo);

— Circus ranivorus (aguilucho de Etiopía);

— Circus spilonotus (aguilucho lagunero oriental);

— Dryotriorchis spectabilis (águila culebrera del Congo);

— Elanoides forficatus (elanio tijera);

— Elanus caeruleus (elanio de alas negras);

— Elanus leucurus (elanio bailarín);

— Elanus axillaris (elanio australiano);

— Elanus scriptus (elanio escrito);

— Eutriorchis astur (culebrera azor);

— Gampsonyx swainsonii (milanito blanco);

— Geranoaetus melanoleucus (águila mora);

— Geranospiza caerulescens (aguilucho de patas largas);

— Gypaetus angolensis (buitre palmero);

— Gypaetus barbatus (quebrantahuesos);

— Gyps africanus (buitre de espalda blanca);

— Gyps bengalensis (buitre bengalí);

— Gyps coprotheres (buitre de El Cabo);

— Gyps fulvus (buitre común);

— Gyps himalayensis (buitre de los Himalayas);

— Gyps indicus (buitre hindú);

— Gyps rueppellii (buitre moteado);

Buitre moteado (Gyps rueppellii)

— Haliaeetus albicilla (pigargo europeo);

— Haliaeetus leucocephalus (pigargo americano);

— Haliaeetus leucogaster (pigargo oriental);

— Haliaeetus leucoryphus (pigargo de Pallas);

— Haliaeetus pelagicus (pigargo gigante);

— Haliaeetus sanfordi (pigargo de Sanford);

— Haliaeetus vocifer (pigargo africano);

— Haliaeetus vociferoides (pigargo malgache);

— Haliastur indus (milano bramático);

— Haliastur sphenurus (milano silbador);

— Hamirostra melanosternon (milano de pecho negro);

— Harpagus bidentatus (milanito de pecho rojo);

— Harpagus diodon (milanito de pecho gris);

— Harpia harpyja (harpía mayor)

— Harpyhaliaetus coronatus (águila solitaria coronada);

— Harpyhaliaetus solitarius (águila solitaria);

— Harpyopsis novaeguineae (harpía papúa);

— Henicopernis infuscatus (halcón abejero negro);

— Henicopernis longicauda (halcón abejero de cola larga);

— Hieraaetus ayresii (águila de Ayres);

— Hieraaetus bellisosus o Polemaetus bellicosus (águila marcial);

Águila marcial (Polemaetus bellicosus). Fotografía: Cogis

— Hieraaetus fasciatus (águila perdicera);

— Hieraaetus kienerii (águila de vientre rojo);

— Hieraaetus morphnoides (águila australiana);

— Hieraaetus pennatus (águila calzada);

— Hieraaetus spilogaster (águila africana);

— Hieraaetus wahlbergi (águila de Wahlberg);

— Ichtyophaga humilis (pigargo menor);

— Ichtyophaga ichthyaetus (pigargo de cabeza gris);

— Ictinaetus malayensis (águila milana);

— Ictinia mississippiensis (milano del Mississipí);

— Ictinia plumbea (milano azulado);

— Kaupifalco manogrammicus (busardo gavilán);

— Leptodon cayanensis (milano blanco y gris);

— Leucopternis albicollis (gavalón blanco y negro);

— Leucopternis kuhli (gavalón de cabeza negra);

— Leucopternis lacernulata (gavalón blanco y gris);

— Leucopternis melanops (gavalón de cara negra);

— Leucopternis occidentalis (gavalón de lomo gris);

— Leucopternis plumbea (gavalón plomizo menor);

— Leucopternis polionota (gavalón blanco);

— Leucopternis princeps (gavalón barreado);

— Leucopternis schistacea (gavalón plomizo);

— Leucopternis semiplumbea (gavalón de cabeza gris);

— Lophaetus occipitalis (águila azor de cresta larga)

— Lophoictinia isura (milano de cola cuadrada);

— Machaerhamphus alcinus (milanito plomizo);

— Melierax canorus (azor lagartijero claro);

— Melierax gabar (gavilán gabar);

— Melierax metabates (azor lagartijero oscuro);

— Melierax poliupterus (azor lagartijero somalí);

— Milvus migrans (milano negro);

— Milvus milvus (milano real);

— Morphnus guianensis (águila monera);

— Necrosyrtes monachus (buitre encapuchado);

— Neophron percnopterus (alimoche común);

Buitre encapuchado (Necrosyrtes monachus)

Aimoche común (Neophron percnopterus)

— Parabuteo unicinctus (gavilán mixto);

— Pernis apivorus (halcón abejero europeo);

— Pernis celebensis (halcón abejero de barras);

— Pernis ptilorhynchus (halcón abejero oriental);

— Pithecophaga jefferyi (águila comemonos);

— Polyboroides radiatus (aguilucho malgache);

— Polyboroides typus (aguilucho africano);

— Rostrhamus hamatus (caracolero plomizo);

— Rostrhamus sociabilis (caracolero común);

— Spilornis cheela (águila culebrera chiíla);

— Spilornis elgini (águila culebrera de Andamán);

— Spilornis kinabaluensis (águila culebrera de Kinabalu);

— Spilornis minimus (águila culebrera de Nicobar);

— Spizaetus africanus (águila azor del Congo);

— Spizaetus alboniger (águila azor de Indonesia);

— Spizaetus bartelsi (águila azor javanesa);

— Spizaetus cirrhatus (águila azor variable);

— Spizaetus coronatus (águila coronada);

— Spizaetus isidori (águila de copete);

— Spizaetus lanceolatus (águila azor celebiana);

— Spizaetus nanus (águila azor de Wallace);

— Spizaetus nipalensis (águila azor montañés);

— Spizaetus ornatus (águila azor blanca);

— Spizaetus philippensis (águila azor filipina);

— Spizaetus tyrannus (águila azor negra);

— Spizastur melanoleucus (águila azor chica);

— Terathopius ecaudatus (águila bateleur o águila volatinera);

— Urotriorchis macourus (azor de cola larga).

LOS CATÁRTIDOS

La familia Cathartidae comprende 7 especies de buitres del Nuevo Mundo, tan parecidos a las cigüeñas, y sobre todo a los marabúes, que nos inducen a pensar que sería más correcto incluirla dentro del orden Ciconiformes, junto a la familia de los Cicónidos, que está constituida por 17 especies, 4 de las cuales viven en el Nuevo Mundo. Esta sería una clasificación sin duda más moderna. Sin embargo, atendiendo al criterio de facilidad de exposición, nosotros mantendremos la tradicional, en la que los Cathartidae están considerados una familia del orden de los Falconiformes. Las especies que la forman son:

— Cathartes aura (buitre de cabeza roja);

— Cathartes burrovianus (buitre de cabeza amarilla);

— Cathartes melambrotus (buitre grande de cabeza amarilla);

— Coragyps atratus (zamuro negro);

— Gimnogyps californianus (cóndor de California);

— Sarcoramphus papa (cóndor real);

— Vultur

Has llegado al final de esta vista previa. ¡Regístrate para leer más!
Página 1 de 1

Reseñas

Lo que piensa la gente sobre El gran libro de las rapaces diurnas

0
0 valoraciones / 0 Reseñas
¿Qué te pareció?
Calificación: 0 de 5 estrellas

Reseñas de lectores