Disfruta de millones de libros electrónicos, audiolibros, revistas y más con una prueba gratuita

A solo $11.99/mes después de la prueba. Puedes cancelar cuando quieras.

B2 - Serie Novelas en Español Nivel Intermedio Alto: Spanish Novels Bundles, #4
B2 - Serie Novelas en Español Nivel Intermedio Alto: Spanish Novels Bundles, #4
B2 - Serie Novelas en Español Nivel Intermedio Alto: Spanish Novels Bundles, #4
Libro electrónico428 páginas6 horas

B2 - Serie Novelas en Español Nivel Intermedio Alto: Spanish Novels Bundles, #4

Calificación: 5 de 5 estrellas

5/5

()

Información de este libro electrónico

¿Estás buscando historias para mejorar tu español?

 

Sé lo difícil que es encontrar buenos libros para ayudarte a aprender un nuevo idioma.

Usualmente no tienes un vocabulario extenso.

No puedes leer novelas largas y complejas destinadas a hablantes nativos.

Te gustaría ir directamente a las cosas divertidas, pero tal vez sea demasiado difícil para ti ahora.

Las típicas lecturas fáciles en español para principiantes no son interesantes o son realmente aburridas.

Pero este libro no es así.

 

Aprender y practicar español con esta serie de lecturas es bien fácil. Olvídate de textos largos y difíciles con traducciones al inglés. Este libro para estudiantes de español no es así: ¡te llevará al siguiente nivel en muy poco tiempo! Eso significa menos esfuerzo en tu camino hacia la fluidez en español. Mejorar tu español puede ser divertido.

 

Una serie de lecturas fáciles Nivel Intermedio Alto (B2)

 

La Serie de Novelas en Español Nivel Intermedio Alto (B2) incluye cinco libros de la serie de novelas en español. Una muy buena manera de continuar tu camino de aprendizaje al terminar los niveles A1, A2, y B1. Estas lecturas de dificultad graduada están repletas de expresiones útiles que se necesitan en situaciones cotidianas: saludos, comprar cosas, hablar con amigos, etc. Cualquiera que tenga un conocimiento intermedio alto del idioma español está listo para leer este libro. Es necesario conocer el condicional, el gerundio y el pasado simple. Además, en los libros de este nivel encontrarás oraciones y capítulos más largos y complejos.

 

Esta serie de lecturas B2 incluye los títulos:

  1. Perro que habla no muerde
  2. La maratón
  3. Marte: 2052
  4. El robo del siglo
  5. Llamada perdida

 

Esta serie de libros en español Nivel Intermedio Alto te mostrará las estructuras gramaticales más utilizadas en diferentes situaciones. Como el nivel de dificultad es el correcto, aprenderás y lo disfrutarás al mismo tiempo. Este libro de español para intermedios te ayudará a seguir mejorando para abordar lecturas más avanzadas.

 

¿Por qué leer estas historias en español?

  • Historias divertidas
  • Modernas y actuales
  • Vocabulario relevante
  • Gramática variada
  • Diálogos cotidianos

Una serie de lecturas graduadas en español ACTUAL Nivel Intermedio Alto (B2)

 

Extracto de una de las historias (El robo del siglo):

 

Los viernes, el Banco Central de México D.F. cierra sus puertas al público a las 3pm. Después de esa hora, ya nadie puede entrar al banco. Los empleados, de todos modos, deben seguir trabajando hasta las 4.30 o 5pm. A nadie le gusta quedarse después de hora, pero la verdad es que no hay otra opción. Todos los días quedan cosas pendientes, y alguien debe encargarse de resolverlas. Hoy, los últimos en salir son los cajeros. Para ser un viernes no está nada mal: a 4.40pm ya estaban afuera del banco. En la puerta saludaron al personal de seguridad. 

 

 

Llegó el momento de leer en español. ¡A practicar!

IdiomaEspañol
EditorialPaco Ardit
Fecha de lanzamiento4 oct 2017
ISBN9781386069355
B2 - Serie Novelas en Español Nivel Intermedio Alto: Spanish Novels Bundles, #4
Leer la vista previa

Relacionado con B2 - Serie Novelas en Español Nivel Intermedio Alto

Títulos en esta serie (6)

Ver más

Libros relacionados

Artículos relacionados

Comentarios para B2 - Serie Novelas en Español Nivel Intermedio Alto

Calificación: 5 de 5 estrellas
5/5

1 clasificación0 comentarios

¿Qué te pareció?

Toca para calificar

    Vista previa del libro

    B2 - Serie Novelas en Español Nivel Intermedio Alto - Paco Ardit

    PACO ARDIT

    Copyright © 2016 by Paco Ardit

    2nd edition: December 2018

    All rights reserved. 

    This book is a work of fiction. Names, characters, places, and incidents either are products of the author’s imagination or are used fictitiously. Any resemblance to actual persons, living or dead , events, or locales is entirely coincidental. 

    No part of this book may be reproduced in any form or by any electronic or mechanical means including information storage and retrieval systems, without permission in writing from the author. The only exception is by a reviewer, who may quote short excerpts in a review. 

    24 Free Resources for Spanish Learners (PDF)

    Apps

    Podcasts

    Youtube channels

    ... and more!

    ––––––––

    Click the link below to get your PDF

    + Special suscriber discounts!

    https://spanishnovels.net/gift/

    The Books & the Author

    Upper Intermediate's Bundle is a package of five Easy (B2) Readers for Spanish learners. The book is written in a simple and direct style: short chapters and easy grammar. Every chapter is four pages long. In order to help you start thinking in Spanish, no English translations are provided.

    Paco Ardit is a Spanish writer and language teacher living in Argentine since the 1980s. He loves helping people learn languages while they have fun. As a teacher, he uses easy readers with every one of his students. Paco speaks Spanish (his mother tongue), and is fluent in French and English.

    Website

    spanishnovels.net

    Follow us on Social Media!

    facebook.com/spanishnovels

    instagram.com/spanishnovels

    Free Online Exercises

    Get free access to a complementary set of online exercises based on the Spanish Novels Series. All the exercises were designed by Paco Ardit to help you get the most out of your readings. Click below!

    All the exercises:

    https://spanishnovels.net/exercises/

    Audiobook & E-book Packs – Discounted Price

    Do you want to get the most out of your reading practice? Get the Bundle Packs (Audiobooks + E-books) at a discounted price. Read and listen the stories at the same time, for the best learning experience. The Bundle Packs include e-book versions in .mobi, .epub, and .pdf format + full audiobooks in high quality MP3 format. Access the files online or download them to your devices! Get your Bundle Packs at https://www.spanishnovels.net.

    Who Should Read These Books

    This bundle is intended for Upper Intermediate learners (B2). I assume you have a general command of Spanish. You also need to know conditionals, gerund, pluperfect and past tenses. In this e-book you will find longer and more complex sentences and chapters.

    Perro que habla no muerde

    Capítulo 1

    Jaime nunca conoció a otro niño tan tímido como él. En el jardín de infantes la mayoría era de hablar mucho. Así eran sus compañeros: apenas conocían a un niño ya empezaban a hablar. Luego se ponían a jugar juntos, y después de algunas horas ya eran amigos. Pero para él nunca fue tan fácil. Desde que tiene memoria, siempre le costó hacer amigos. Por eso sus padres lo llevaron al psicólogo. Por eso y por lo de los perros.

    En el mes de octubre Jaime cumplió 6 años y empezó la escuela primaria. Antes de empezar tenía la ilusión de que ahora todo iba a ser distinto. Creía que de repente iba a tener decenas de amigos e iba a perder su timidez. Pero no sucedió nada de eso. Todo lo contrario. Como todos los niños de la escuela eran desconocidos, ahora tenía más miedo que antes. El primer día de clases apenas miraba a los demás. Los días siguientes fue perdiendo de a poco la timidez, pero aún no lograba hablar con los otros niños. Los únicos momentos en los que no es tan tímido es cuando va a la plaza con sus padres. Allí Jaime se anima a jugar con otros niños y a veces hasta habla con ellos.

    Cuando llega el domingo Jaime es el niño más feliz del mundo. Los domingos siempre van a la plaza. Todos los domingos del año, a menos que llueva o haya tormenta. Por lo general van a la plaza alrededor de las 3pm. Mientras sus padres están sentados a la sombra, Jaime se divierte con los juegos de la plaza. Para que no le haga daño el sol sus padres le ponen un protector solar fuerte. Jaime se queda jugando durante una o dos horas. Si fuera por él podría vivir en la plaza. Más de una vez les dijo a sus padres: Podría hacer una casa de madera en un árbol, y vengo a vivir aquí los fines de semana. ¿Qué les parece?.

    Lo único que a Jaime no le gusta de ir a la plaza es tener que ir caminando. A decir verdad, la plaza queda a solo tres cuadras de su casa. Pero no es la distancia lo que le molesta. Lo que no le gusta son los perros. En realidad, no es que no le gusten. Lo que sucede es que le dan miedo. Apenas ve un perro ya siente miedo. Y si el perro ladra, mucho más aún.

    Hoy Jaime y sus padres están caminando de regreso a casa como siempre. Cuando ven un perro, se cruzan a la vereda de enfrente. Y si un perro le ladra a Jaime, su padre le recuerda: Perro que ladra no muerde.

    Capítulo 2

    El miedo de Jaime a los perros empezó cuando tenía poco más de 5 años. Fue hace más de un año, pero se acuerda como si hubiera sucedido ayer. Estaba en la fiesta de cumpleaños de su primo. El festejo era en una casa con parque, con mucho espacio verde. En ese entonces, la familia de su primo tenía dos perros medianos. Ese día todos los niños jugaban y corrían por el parque. Los perros de su primo también corrían con ellos por todos lados. Después de correr durante un buen rato, descansaban a la sombra del árbol de la casa. Los perros se acercaban y ellos los acariciaban. En un momento, el perro más pequeño se acercó a Jaime. Cuando Jaime estiró el brazo para acariciarlo, el perro le gruñó. No llegó a morderlo, pero ladró. Jaime se echó para atrás, asustado. No entendía que había sucedido. Solo quería acariciarlo, como estaban haciendo todos los otros niños. A partir de ese día, la relación de Jaime con los perros cambió completamente. Al principio solo se asustaba cuando le ladraban a él. Poco después empezó a asustarse cada vez que un perro ladrara –incluso si no le ladraba a él. Y por último, Jaime se asustaba con tan solo ver un perro.

    Desde que notaron este comportamiento, los padres de Jaime quisieron ayudarlo. Hablaban con él con mucha paciencia, le explicaban por qué los perros ladran y otras cosas para tranquilizarlo. Pero Jaime no quería saber nada con las explicaciones. ¿Cómo explicarles a sus padres que él sentía miedo? Hacía todo lo posible para mostrarles que era algo que él no podía controlar. Cuando veía un perro simplemente sentía miedo. No podía pensar en ninguna otra cosa. Unas semanas más tarde sus padres tomaron una decisión: hacer una consulta con un psicólogo de niños. 

    En la primera consulta el psicólogo le dijo que se llamaba Emilio. Al principio le hizo algunas preguntas sobre él y sobre la escuela, sin mencionar nada de los perros. Después de eso jugaron durante un rato con unos muñecos. El psicólogo tenía un armario repleto de muñecos y juegos de toda clase. Luego charlaron unos minutos más. En ese momento Emilio le preguntó por los perros. Jaime le contó que le daban miedo, pero que no sabía por qué. Le dijo que le gustaría poder perder ese miedo. Emilio le dijo que él lo iba a ayudar.

    Capítulo 3

    Jaime y su familia viven en el centro de Madrid. Sus padres –Oscar y Diana– se mudaron a esa ciudad cuando se casaron, hace 7 años. El plan era tener dos hijos, pero por ahora Jaime es hijo único. De todos modos, ellos no pierden las esperanzas y siguen intentando. Confían en que tarde o temprano Jaime tendrá un hermanito (o hermanita). Mientras tanto, aprovechan para seguir trabajando y ahorrar dinero. Oscar es dueño de una tienda de ropa. En su tienda vende todo tipo de artículos para mujer: remeras, blusas, pantalones, polleras, vestidos... También vende accesorios y bijouterie. Su esposa –Diana– es la primera en probarse los nuevos modelos. Y a veces va a la tienda a ayudar a su marido.

    Diana ama el yoga, la meditación y todo lo que viene de la India. Después de tener a Jaime empezó a hacer un profesorado de yoga. Gracias a eso, hoy puede trabajar como profesora de yoga. Da clases individuales y grupales. Trabaja de forma independiente y también enseña en distintos institutos de yoga. Practicar yoga es una de las cosas que más le gustan en el mundo. Por eso, siempre que tiene unos minutos libres aprovecha para practicar sola en su casa. Hace algunas posturas o medita durante unos 10 o 15 minutos. Y después vuelve a lo que estaba haciendo con mucha más energía que antes.

    Cuando nació Jaime, Oscar y Diana descubrieron la inmensa alegría de criar un hijo. Y, al mismo tiempo, la enorme responsabilidad. Sus amigos les contaban los problemas que tenían con sus hijos pequeños, y ellos pensaban: A nosotros no nos pasará esto. Seguro seremos excelentes padres. Solo dos o tres semanas después de que naciera Jaime se dieron cuenta de su error. Qué equivocados estaban. Criar a un hijo no es nada fácil. Especialmente, un niño tan especial como Jaime.

    Ya hace seis meses desde la primera consulta con el psicólogo de niños. Emilio es un excelente profesional, pero Jaime aún no muestra ningún cambio positivo. Su fobia a los perros sigue como siempre. Oscar y Diana están permanentemente preocupados por su hijo. Saben que salir a la calle es toda una odisea. Deben estar listos para esquivar perros y tomar caminos alternativos. Salir a pasear en familia se vuelve cada vez más complicado. Jaime se siente apenado por sus padres. Le gustaría no temerles a los perros, pero en este momento eso es algo fuera de su alcance.

    Capítulo 4

    ¿Por qué nadie habla conmigo? Todos los otros niños tienen sus amigos. Todos están jugando. Y yo aquí parado en el medio del patio. Sin hacer nada. Quiero ir hacia donde están ellos. Hablarles y jugar con ellos. Pero me da miedo. ¿Y si se ríen de mí? ¿Y si se enojan? Mejor me quedo aquí... Aquí estoy a salvo. Aquí no me va a pasar nada. Sí, mejor me quedo aquí.

    Todos los días Jaime se promete hablar con otros niños. Y todos los días rompe su promesa. Por miedo. Le da miedo lo que los otros niños puedan decir o pensar. Por eso, siempre hace lo mismo: se queda en silencio, a un costado. No se acerca a ningún grupo y no juega con nadie. Con la única persona que habla en toda la escuela es con su maestra. Y habla con ella únicamente cuando no le queda otra opción (por ejemplo, cuando le hace una pregunta y debe responderle).

    En estas primeras semanas de clase, a Jaime no le está gustando mucho la escuela. Es muy distinto del jardín de infantes. Ahora les dan tareas para hacer en sus casas y escuchó que pronto les van a tomar pruebas. Eso lo pone bastante nervioso. De repente, ahora tiene mucho menos tiempo libre. Hasta el año pasado todo era tan distinto. Cuando llegaba del jardín de infantes a su casa podía hacer lo que quería. Si quería podía jugar con su tablet, o ver videos divertidos en YouTube. Ninguna tarea ni nada para hacer. Pero ahora tiene responsabilidades. En su casa debe hacer la tarea que le da su maestra en la escuela. Si fuera por él no lo haría, pero su madre siempre se lo recuerda. A eso de las 4pm Diana le pregunta:

    -Hijo, ¿ya has hecho la tarea?

    -No, ma. La haré más tarde. Ahora estoy jugando con la tablet.

    -No, Jaime. Nada de eso. Deja la tablet ahora y ponte con tu tarea.

    -Un ratito más... ya termino un nivel. Déjame seguir unos 15 o 20 minutos.

    -Ponle pausa y luego sigues. Ahora es el momento de hacer la tarea. Luego sigues jugando. Tienes tiempo para ambas cosas.

    -¡Ufa! Bueno... creo que es mi única opción.

    Jaime hace la tarea, se la muestra a su madre y luego corre a su habitación a seguir jugando con su tablet.

    Capítulo 5

    En la escuela de Jaime él es uno de los niños más tímidos. Pero, así como hay niños tímidos, también hay niños populares. El más popular de todos se llama Ulises. Ulises va al mismo curso que Jaime. Él sí que no tiene problemas para hablar con los demás. Es lo que más le gusta en el mundo. Por eso siempre está rodeado por varios niños. Él tiene su propio grupo. Los niños lo siguen a todos lados. En el recreo van a jugar con él, en el aula se sientan cerca de él, y así con otras cosas. A Jaime le encantaría tener al menos una pequeña parte de esa popularidad. O, por lo menos, poder hablar con los demás sin miedo. Esas son algunas cosas que le gustan de Ulises. Pero hay otras cosas que no le gustan. Por ejemplo, su costumbre de molestar y golpear a otros niños sin ninguna razón.

    Desde hace una semana Jaime se ha convertido en el nuevo objetivo de Ulises. Apenas salen del aula empieza a molestarlo. Y no es solo él. Los niños que lo acompañan en su grupo se unen a Ulises. El primer día Jaime pensó que nunca se volvería a repetir. Pero al día siguiente volvió a pasar, y al siguiente. Lo peor de todo es que las burlas se vuelven cada vez más agresivas. Los niños, cuando quieren, pueden ser muy crueles. Y los demás solo se ríen. Nadie defiende a Jaime. De repente, es el blanco favorito de todos los chistes de Ulises y de sus amigos. A Jaime no le gusta nada esta situación, pero no sabe qué puede hacer para cambiarla. Ya hablar con otro niño le da mucho miedo. Defenderse de una burla le parece algo prácticamente imposible.

    El día de hoy Jaime también sufrió las burlas de Ulises. Pero al final hubo algo más. Justo antes de salir de la escuela Ulises lo golpeó y lo hizo caer al suelo. Con la caída se lastimó una rodilla y parte del brazo. Pero se levantó sin decir nada y salió de la escuela. A la salida, su madre se preocupó al ver las lastimaduras de Jaime. Le preguntó cómo se había golpeado y si había avisado en la escuela sobre su golpe. Jaime le mintió: le dijo que se había caído solo y que sí, le había avisado a su maestra. Eso tranquilizó a su madre inmediatamente.

    Mientras regresan a casa esquivando las calles con perros, Jaime piensa en lo que acaba de ocurrir. Ahora, además de las burlas, los chistes e insultos, debe soportar los golpes de Ulises. Se pregunta si debería decirle a su madre y a su maestra. Pero no quiere que Ulises lo sepa. Sabe que si dice algo y él se entera se enfadaría aún más.

    Capítulo 6

    Diana está preocupada por su hijo. En el último mes, al menos una vez por semana, Jaime llegaba a casa lastimado. Y siempre que le preguntaba qué había ocurrido él le respondía lo mismo: Me caí mientras jugaba en el recreo. A Diana le resulta sospechoso que todas las semanas su hijo se caiga. Pero confía en que Jaime le está diciendo la verdad. Después de todo, ella es su madre y sabe que su hijo no es de mentir.

    El último mes fue difícil para Jaime. En la escuela todos los días seguían las burlas. Y a veces también los golpes. La última semana pensó en decirle a Oscar, su papá. Se imaginó que tal vez él lo podía ayudar con eso. Pero, después de pensarlo mejor, decidió no hacerlo. Jaime ya sabía de antemano lo que le iba a contestar. Algo así como: Iré contigo a hablar con la maestra. Y buscaremos a ese niño. Su padre nunca le diría que lo enfrente, o que lo golpee. Oscar es una de esas personas que nunca se pelean. Odian la violencia física y la agresividad. Siempre buscan una solución pacífica. Pero ahora Jaime no quiere una solución pacífica. Le gustaría poder defenderse con energía, pero no se anima ni sabe cómo hacerlo.

    La semana pasada Diana le dijo a su marido:

    -¿De verdad crees que se cae al suelo jugando? ¿Que así se lastima?

    -Claro que sí. ¿Qué tiene de extraño?

    -Es que... son todas las semanas. Y justo el mismo día, en cada semana. Me parece mucha casualidad.

    -¿Quieres decir que nuestro hijo nos miente?

    -No lo sé... Por eso te pregunto. Quiero saber qué opinas tú.

    -Yo creo que dice la verdad. ¿Qué otra explicación podría haber?

    -Tal vez se pelea con algún niño...

    -¿Jaime? No lo educamos para eso. Él sabe que no es bueno pelearse.

    -Okay. Solo decía.

    Diana piensa en hablar con la maestra de Jaime. Se le ocurre que podría preguntarle a ella sobre los golpes de su hijo. Si es la maestra tiene que saber todo sobre ellos. Lo piensa durante varios días seguidos y, a último momento, cambia de decisión. Finalmente decide no preguntarle nada. No quiere que la maestra piense que es una madre sobreprotectora.

    Capítulo 7

    Las sesiones de psicoterapia con el psicólogo son siempre distintas. A Jaime eso es lo que más le gusta. Nunca sabe cómo comenzará la sesión ni cómo terminará. Algunos días empiezan jugando con los muñecos o con un juego de mesa. Y otros días empiezan hablando durante unos minutos y luego se ponen a dibujar o a pintar. Para Jaime, ir a la sesión de psicoterapia con Emilio es como ir a jugar. Emilio lo sabe muy bien. Con casi todos sus otros pacientes pequeños le sucede lo mismo. Y gracias a eso logra ayudar a los niños a hacer cambios en sus vidas. A superar sus miedos y a vivir con menos conflictos.

    El psicólogo de niños usa los dibujos y los juegos como herramientas de la terapia. Hoy, por ejemplo, Emilio le propuso a Jaime: Vamos a pintar estos animales. Algunos son grandes y otros medianos. Y hay otros que son pequeños o muy pequeñitos. ¿Con cuáles quieres empezar?. Jaime le respondió enseguida: Con los más pequeñitos. Emilio le dio una hoja impresa con dibujos de gatos, patos y perros muy pequeños. Mientras Jaime pintaba los pequeños, Emilio pintaba los animales medianos. Unos 5 minutos más tarde, Jaime le dijo a su psicólogo:

    -No sabía que había perros tan pequeñitos.

    -¿Viste qué pequeños que son?

    -Sí. Son tan pequeños que ni siquiera me dan miedo.

    -Ah, mira. ¡Qué bien! ¿Qué te parecen?

    -Me parecen muy lindos (señala uno con el dedo). Este tiene cara de bueno.

    -Sí, a mí también me parece que tiene cara de bueno.

    A continuación, Emilio le cuenta a Jaime una historia de un perro pequeñito. Era un perro que había tenido él cuando era chico. Mientras hablaba, podía ver cómo la cara de Jaime se iluminaba. Escuchaba la historia con mucha atención para no perderse ningún detalle. Al final, Jaime parecía muy entusiasmado con los perros pequeños.

    Un poco antes de terminar la sesión el psicólogo le señaló a Jaime el golpe que tenía en su rodilla. Le preguntó si le quería contar cómo se golpeó. Jaime pensó durante unos segundos, sin saber si decirle la verdad o no. Al final decidió decirle exactamente lo mismo que le había dicho a su madre: Me caí mientras jugaba en el recreo. Aún no confiaba lo suficiente para decirle la verdad.

    Capítulo 8

    Una vez a la semana Emilio habla por teléfono con Oscar y con Diana. Les cuenta cómo lo ve a Jaime y cómo continua el tratamiento. Ocasionalmente, también les sugiere alguna actividad para hacer con su hijo. Todos los consejos y actividades están orientadas a lo mismo: ayudar a Jaime a superar su miedo a los perros.

    En la charla de hoy Emilio le contó a Oscar sobre los dibujos que hicieron con el niño. Le explicó lo de los perros grandes, medianos y pequeños. Luego le contó que notó un gran avance de parte de Jaime: ahora parece no temerles a los perros pequeños. Oscar se alegró mucho al escuchar eso. Y le preguntó si podían hacer algo más para seguir avanzando con el tratamiento. Emilio le dijo:

    -Algo que sería fabuloso es que Jaime tenga un cachorrito. Un perro bien pequeño.

    -Bueno, por nosotros no habría problema. Creo que con mi esposa podemos hacer lugar para una mascota en nuestra familia.

    -Excelente. Eso lo ayudaría mucho a Jaime. Pero... creo que hay que manejar muy bien los tiempos. Antes de sugerirle adoptar un cachorro haría algunas cosas más.

    -Sí, no hay problema. ¿Que nos recomienda?

    -Podrían mostrarle videos de YouTube sobre cachorros y perros de razas pequeñas, por ejemplo.

    -Me parece una muy buena idea.

    -Si ven una respuesta positiva, pueden conversar sobre la posibilidad de adoptar un perrito.

    -Fantástico. Gracias por los consejos. ¡Los pondremos en práctica!

    -No tiene por qué. Ojalá dé resultado. Ah, quería comentarle algo más. Sobre los golpes de Jaime.

    -Sí, dígame, licenciado.

    -Le pregunté a Jaime por los golpes. Me dijo que fueron jugando. Que se golpeó al caer. Según lo que me contaron ustedes, es lo mismo que le dijo a su madre.

    -¿Y usted cree que será cierto?

    -No lo sé. Puede que sí. Y puede que no. Por ahora, creo que lo mejor es esperar y ver cómo sigue la situación. Después, en caso de ser necesario, pueden hablar con la maestra o la directora de la escuela. Así sabrán realmente qué es lo que está sucediendo. Pero eso solo si es necesario.

    Capítulo 9

    Por la noche Oscar habla con su esposa. Le cuenta la conversación que acaba de tener con Emilio. Su esposa le dice entusiasmada:

    -¡Genial! Me parece una excelente idea. Además, desde pequeña siempre quise tener un perro.

    -Buenísimo. Ahora solo queda hablar con Jaime. Tenemos que tener mucho cuidado en cómo se lo decimos. Emilio me dijo que eso es muy importante. ¿Cuándo te parece que hablemos con él?

    -¿Qué tal mañana por la mañana, en el desayuno?

    -Bien. Me parece perfecto. Cuanto antes mejor.

    A la mañana siguiente Oscar fue el primero en levantarse. Empezó a preparar el desayuno para los tres mientras los demás estaban en la cama. Jaime se levantó poco antes de las 9am. Al ver a su padre despierto le preguntó:

    -Buen día, pa. ¿Qué estás haciendo?

    -Buen día, hijo. Estoy preparando el desayuno para los tres. ¿Tienes hambre?

    -Eh... sí, pero solo un poco.

    -Si quieres puedes ir comiendo esta fruta que ya he cortado, mientras preparo las tostadas.

    Cuando se sumó su madre a

    ¿Disfrutas la vista previa?
    Página 1 de 1