Disfruta de este título ahora mismo, y de millones más, con una prueba gratuita

Gratis por 30 días. Luego, $9.99/mes. Puedes cancelar cuando quieras.

Doble asesinato en las afueras: Las investigaciones de Rachel Toury

Doble asesinato en las afueras: Las investigaciones de Rachel Toury

Leer la vista previa

Doble asesinato en las afueras: Las investigaciones de Rachel Toury

Longitud:
160 páginas
1 hora
Editorial:
Publicado:
Nov 13, 2020
ISBN:
9781507186312
Formato:
Libro

Descripción

Grégoire ha conducido durante toda la noche. Quiere ser él a anunciar la horrible noticia. Los padres de su mejor amiga acaban de ser asesinados. Tiene que volver con él… ¿Annabelle cederá a este amigo demasiado protector? ¿Qué revelará la investigación de la policía?

Agnès Ruiz es autora de muchos best-sellers vendidos en más de 370.000 copias. Ella importó un inmenso suceso con su primera novela « Ma vie assassinée ». Ha escrito tanto para adultos como para la juventud. Sus novelas sobre las investigaciones de la detective Rachel Toury han conocido un vivo éxito tanto en Europa como en el otro lado del océano. Se encuentran disponibles diferentes traducciones. Es originaria de Normandía (Francia) y vive en Canadá desde hace 20 años. Está casada y tiene tres hijos.

Editorial:
Publicado:
Nov 13, 2020
ISBN:
9781507186312
Formato:
Libro

Sobre el autor


Relacionado con Doble asesinato en las afueras

Vista previa del libro

Doble asesinato en las afueras - Agnès Ruiz

Bibliografía Agnes Ruiz

Novelas

Ma vie assassinée, tome 1

Ma vie assassinée, tome 2

L’ombre d’une autre vie

La main étrangère

Et si c’était ma vie ? (Continuación de « Ma vie assassinée »)

Oublie la nuit

Hôtel du bord de mer, Gaspésia (Hotel al borde del mar, Gaspesia Traducido por Gloria Pérez)

Clous et marteau, c’est toi qu’il me faut (Martillo y clavos, eres TÚ a quien AMO, trad. Raquel Pérez Rodríguez)

Demain, cappuccinos, bikinis, #love (Mañana... Capuchinos, bikinis #love, trad.Olaya Gonzalez Dopazo)

Meurtre à la course (Asesinato en la carrera, traducido por Fernando Daniel Ducasse)

Double meurtre dans les beaux quartiers (Doble asesinato en las afueras, trad. Monica Sireus)

Double meurtre dans les beaux quartiers

Le mystérieux parapluie d’Arthur Shipwall (Alain et Agnès Ruiz)

Dernier frisson avant la mort (Alain et Agnès Ruiz)

Un vent de liberté, tome 1

Un vent de liberté, tome 2

Novelas cortas

Assassinat d’un prêtre (Asesinato de un sacerdote, traducido por Itzcoatl Zeferino Aguayo)

Un cadavre sur la plage (Un cadáver en la playa, traducido por Monica Sireus)

Un striptease de trop (Un striptease de más, traducido por Adeline Peters Benoit)

L’assassin de la gare (El asesino de la estación, traducido por Marie-Noël Irurtia)

Mort sur le Saint-Laurent (Muerte en el Saint-Laurent, traducido por Itzcoatl Zeferino Aguayo)

La belle naufragée

Le cadeau de noces (El regalo de bodas, traducido por Elizabeth Garay)

L’indomptable Molly suivi de Le voyage de Colonel

Trois pâtisseries

Mélodie en mémoire

Mon petit écureuil suivi de Flocons de neige (Mi pequeña ardilla y Copos de nieve, traducido por Diana Teresa Pérez Ortiz)

L’amour est dans l’ombre (El amor está en la sombra, traducido por Ana Maqueda)

Le laveur de vitres de Trifouilly-les-Oies (El limpiador de ventanas de Trifouilly-Les-Oies, trad. por Joaquin Gonzalez)

Les jeunes mariés (Los recién casados, traducido por María Ángeles Ruiz)

Pur sang (Pura sangre, traducido por Desirée Morales Ruiz)

Les âmes vertueuses et Brume dans le métro

Mr le Président et Eugénie au pays des merveilles

Jour de pluie, jour de rêverie et L’anniversaire de Guillermo

Question d’apparence, Le triomphe de la république et Mon bien-aimé

Le conducteur poète, Le joueur de saxo, Lumière et S’accrocher

Les aventures fantomatiques de Lord McSpirit et de son valet O’Ghost (Las aventuras fantasmagóricas de Lord Mc Spirit y de su criado O'Ghost, trad. Por María Ángeles Ruiz Perez)

Libros prácticos

J’apprends l’alphabet avec mes amies les lettres

52 pensées positives pour réussir ses études (Alain y Agnès Ruiz)

52 pensées positives pour devenir un sportif de haut-niveau (Alain y Agnès Ruiz)

52 pensées positives pour une vie de famille épanouie (Alain y Agnès Ruiz)

Libro de juventud

Mon affreux maillot beige

Poppy Rose, mon journal intime (Poppy Rose,Mi diario íntimo, traducido por Diana Teresa Pérez Ortiz)

Le petit pois (Album illustré)

Le chapeau infini (escrito de Laurayne Ruiz, illustrationes Agnès Ruiz) (El sombrero sin fin, trad. por Daniel Marchán)

Saga juvenil Pom-pom girls (varios tomos)

– Une équipe du tonnerre

– Le secret de Brittany

– Coup dur

– Tous les coups sont permis

– Concert ou championnat

– Gardiennes intrépides

Saga juvenil Elias Sparte (varios tomos)

– L’oracle des trois soleils (Elías Esparta, el oráculo de los tres soles (Primer tomo) Traducido por Laura Viesca Gómez)

– Les œufs sacrés de Démeter (El viaje de los nueve huevos de dragón (Secondo tomo), traducido por Laura Viesca Gómez)

– Le sanglier de Calydon

– La chasseresse de la nuit

Acerca de la autora Agnes Ruiz

Agnès Ruiz es la autora de varios best seller de los que se han vendido más de 370.000 ejemplares. Ha tenido un enorme éxito con su primera novela, Ma vie assassinée. Ha escrito literatura tanto para adultos como para jóvenes. Sus noticias sobre las investigaciones de la detective Rachel Toury también han tenido un gran éxito tanto en Europa como al otro lado del Atlántico. Hay disponibles varias traducciones de sus obras. Es originaria de Normandía (Francia) y ha vivido casi 20 años en Canadá. Está casada y tiene tres hijos

Capítulo 1

Grégoire Caron conducía rápido, con la cabeza en ebullición. ¿Habría llegado antes que ellos? Quería ser el primero a anunciar la horrible noticia a Annabelle Rambouillet. Gregorio suspiró de nuevo y se aparcó a lo largo de la acera. Se secó el sudor frío que perlaba en su frente y en su cuello.

Él, muy poco acostumbrado a cuidar su imagen, echó un vistazo inquieto hacia el retrovisor del plafón. Tenía una cara que daba miedo.

— Se dará cuenta sólo al ver mi cara — se puso nervioso.

Colérico, volvió a cerrar el espejo y salió rápidamente del coche. El ascensor parecía no llegar nunca. Decidió coger las escaleras. Subió de cuatro en cuatro las escaleras que lo llevaban delante el apartamento de su mejor amiga.

Llamó a la puerta con dos toques breves y seguidos. Su mirada fijaba la puerta cerrada. Se había imaginado un millón de veces de ir allí.

Pero no en esas circunstancias. Esa funesta casualidad lo desagradaba.

Annabelle apareció y se sorprendió por esa visita.

— ¿Grégoire?

La saludó con un movimiento con la cabeza, aún incapaz de emitir un sonido.

— Entra, no te quedes en la puerta.

Annabelle observaba a escondidas a Gregorio, su amigo de la infancia.

Alto, los hombros anchos, un rostro regular y dos ojos que siempre la habían seducido. Llevaba una camiseta por dentro los vaqueros y una camisa de cuadros abierta. No había cambiado nada en su manera de vestir, notó ella.

No se veían desde hacía meses. Ella se sintió mal súbitamente por haberlo desatendido un poco.

— Habría tenido que llamarte — ella se atrevió a decir torpemente.

— No tenías el tiempo — mintió Grégoire, con el corazón devastado.

Ahora que estaba cerca de ella, se sentía incapaz de confesarle la verdadera razón de su visita.

— Al menos habría podido invitarte para mi diploma — continuó Annabelle, confusa.

— Habría venido con tus padres — confirmó Grégoire, con la voz más roca.

Annabelle se rio delante esa conclusión improbable. A los padres de Annabelle nunca les había gustado mucho el joven.

La incomodidad hizo que se quedaron en silencio a causa de esa ausencia prolongada. Elle se pellizcó el labio, estiró una sonrisa torpe y enredada. Se acercó a las maletas en el suelo. Tendió su brazo para indicarlas.

— Como puedes ver, todo ha terminado. Ya ves, dejo la universidad.

A Grégoire le habría gustado oír que habría vuelto a Monreal.

— Entonces, hoy habría podido no verte.

Annabelle confirmó sacudiendo la barbilla. Una arruga surcó su frente y se borró un instante después.

— Precisamente, ¿qué te trae por aquí? — Annabelle se decidió por fin. — ¿Puedo ofrecerte algo? ¿Un zumo, un café, unos huevos, por qué no?

— Annabelle, tenemos que hablar...

La joven morena se detuvo mientras se dirigía hacia la pequeña cocina de su estudio. Lentamente, se dio la vuelta para enfrentarse a Grégoire.

— Parece bastante serio, de repente.

— Lo siento, Annabelle.

Grégoire habría podido esbozar una sonrisa entre sus labios para tranquilizarla. Habría querido cogerla entre sus brazos. Cancelar lo que tenía que decirle. Olvidarlo todo y llevarla lejos. Para protegerla de todo y de todos.

— No has venido hasta aquí sólo para verme, ¿verdad?

— Habría podido, si tú me hubieras permitido...

— No querrás retomar este viejo asunto, Grégoire, por favor.

Grégoire la había besado una vez.

Annabelle lo había rechazado. Ella lo amaba como amigo, pero no como novio. Grégoire se había sentido herido. Aún hoy se arrepentía de ese gesto estúpido.

— Era demasiado joven e idiota. Hemos pasado página, tanto tú como yo.

Annabelle parecía buscar en sus ojos si estuviera diciendo la verdad. Pero ella discernía otra cosa. El sufrimiento que lo inquietaba aún más.

Grégoire avanzó confirmando con la barbilla. Después, en un susurro, añadió:

— Sí, es grave, Annabelle. ¿Quieres sentarte ? Creo que sería mejor.

Annabelle sacudió vivamente la cabeza. Ese movimiento arrastró su largo pelo castaño en una farandola inapropiada para los momentos dolorosos. 

El teléfono sonó en ese momento. Annabelle lo observó y después miró a Grégoire.

— No contestes. Aún no.

Capítulo 2

Annabelle dudó, después se dejó caer en el viejo sofá. Los muelles chillaron mientras el timbre volvía a llamar por la cuarta vez antes de callarse. Grégoire se sentó a lado de Annabelle y le cogió los dedos.

— Tienes que ser valiente, Annabelle.

— ¡No quiero! — la joven se puso nerviosa.

Intentó liberarse de sus manos prisioneras en aquellas de Grégoire, pero él resistió. 

— Tus padres han muerto, Annabelle. Los dos.

— Es imposible... He hablado con ellos por teléfono... ayer.

Las palabras salían entrecortadas por los labios de Annabelle. Sus ojos huyan la mirada pesada y adolorada de Grégoire.

— Lo siento mucho, Anna, si supieras...

— Nunca te han gustado — gruño ella.

Quería hacerle daño a la misma altura de su dolor. Lo peor era que esto funcionaba. Grégoire liberó las manos de Annabelle. Ella aprovechó para levantarse de un brusco salto. 

— Es verdad que las relaciones con tus padres eran... complicadas. Sin embargo, eres mi amiga. Sé que sufres. Entonces, estoy aquí, para ti.

Unas ideas más confusas asaltaban ahora a Annabelle. Tenía que juntar las piezas de esas últimas veinticuatro horas. Se cogió la cabeza con las manos, como si quisiera hacer salir sus pensamientos o huir de esa noticia atroz.

— ¿Como ha ocurrido? ¿Un accidente de coche? Tenían que ir al cine — se acordó ella de repente.

Quedaba lo más difícil para hacer, pensó Grégoire, afligido.

— Han sido asesinados, Annabelle.

Grégoire se hizo cargo de la situación y buscó en la cocina un alcohol fuerte. Annabelle se encontraba en estado de shock. Era consciente de eso.  Al mismo tiempo, el

Has llegado al final de esta vista previa. ¡Regístrate para leer más!
Página 1 de 1

Reseñas

Lo que piensa la gente sobre Doble asesinato en las afueras

0
0 valoraciones / 0 Reseñas
¿Qué te pareció?
Calificación: 0 de 5 estrellas

Reseñas de lectores