Encuentra tu próximo/a libro favorito/a

Conviértase en miembro hoy y lea gratis durante 30 días
365 oraciones de bolsillo: Orientación y sabiduría para cada día

365 oraciones de bolsillo: Orientación y sabiduría para cada día

Leer la vista previa

365 oraciones de bolsillo: Orientación y sabiduría para cada día

valoraciones:
5/5 (2 valoraciones)
Longitud:
447 página
5 horas
Publicado:
Jul 4, 2017
ISBN:
9781496421869
Formato:
Libro

Descripción

Exprese sus angustias y frustraciones a Dios con este libro de 365 oraciones de bolsillo.
En cada año de nuestra vida, experimentamos temporadas de soledad, duda, gozo, confusión, miedo, razones para celebrar y ocasiones para estar en duelo. Este libro, 365 oraciones de bolsillo, le permitirá crecer más cerca de Dios por medio del desarrollo de una vida de oración intencional con él a diario. Con esta guía de oraciones conveniente y fácil de llevar, usted podrá expresar sus anhelos y angustias al Dios que escucha nuestras plegarias tanto en los días buenos como en los malos.

Este libro es el primero de una serie de libros de oraciones de bolsillo de Tyndale Español.

Express your concerns, frustrations, and heartaches to God with 365 oraciones de bolsillo [365 Pocket Prayers].
Each year of life brings seasons of loneliness, doubt, joy, confusion, fear, reasons for celebration, and occasions for grieving. 365 oraciones de bolsillo [365 Pocket Prayers] lets you grow closer to God with each passing day. With this convenient, easy-to-carry, quick-access prayer guide, you will be able to express your hopes and heartaches to the God who listens in both good and bad times.

This book is the first in a series of pocket prayer books from Tyndale Español.
Publicado:
Jul 4, 2017
ISBN:
9781496421869
Formato:
Libro

Sobre el autor


Relacionado con 365 oraciones de bolsillo

Leer más de Tyndale

Libros relacionados

Vista previa del libro

365 oraciones de bolsillo - Tyndale

Temático

Introducción

La oración es simplemente hablar con Dios. Podemos acercarnos a él en cualquier momento y en cualquier lugar. Y podemos orar sobre cualquier cosa. A Dios le agradan nuestras oraciones honestas, del corazón, y se interesa profundamente por los detalles de nuestras vidas. Cuando venimos a él con alabanzas o peticiones, demostramos que confiamos en él y anhelamos estar cerca de él.

Quizás su fe sea relativamente nueva y todavía no se siente cómodo al orar. Este libro es para usted. Las oraciones que hemos desarrollado pueden ser tomadas como conversaciones suyas con Dios. Al orar a través de cada tema y día, esperamos que se vaya sintiendo más cómodo hablando con Dios y que hasta comience a formar sus propias oraciones a él.

Tal vez usted ha sido creyente por años, pero necesita un poco de inspiración en su vida de oración. Este libro es para usted, también. Todos tenemos momentos cuando repetimos las mismas oraciones una y otra vez. Este libro le ayudará a rejuvenecer su diálogo con Dios, ya que contiene el equivalente de un año de oraciones únicas y valiosas que cubren una amplia gama de temas.

¡Gracias a Dios que para tener una vida de oración significativa no tenemos que ser espiritualmente maduros o «fervientes»! Dondequiera que se encuentre en su caminar espiritual, Dios se deleita cuando usted se acerca a él. Esperamos que este pequeño libro le ayude a hacerlo.

Encontrará 365 oraciones, organizadas por temas y días. Si lo desea, puede orar cada día del año de manera consecutiva. O puede buscar en el índice un tema que le ayudará a orar por una necesidad urgente o le dará palabras para alguna experiencia que esté atravesando. Cada tantos días, encontrará también oraciones llamadas Momentos de oración. Estas son oraciones más cortas para cuando el tiempo es limitado o usted necesita tener una rápida conversación con Dios.

Al entrar en una nueva oración, proceda con calma. Dedique un tiempo para pensar en lo que le está diciendo a Dios, y trate de personalizar cada oración para su propia vida. Hacer de cada oración escrita su propia alabanza o petición sincera logrará que sea más significativa.

En sus conversaciones con Dios, tome tiempo para escuchar. Al leer la Palabra de Dios como parte de su tiempo de oración, permite que el Señor también tenga una oportunidad para hablarle. ¡No querrá perderse lo que él quiere decirle! Al final de cada oración, hemos incluido un versículo de las Escrituras para ayudarle a reflexionar sobre lo que Dios podría estar queriendo comunicarle.

Gracias por acompañarnos en esta búsqueda de una vida de oración más profunda. Esperamos que al terminar este libro, se sentirá inspirado en sus conversaciones con Dios y —más importante aún— se sentirá más cerca de él que nunca. A menudo, es en momentos especiales de oración que Dios hace su obra poderosa en nuestros corazones. Así que, no se rinda; sea constante. Como dice su Palabra: «Así que acerquémonos con toda confianza al trono de la gracia de nuestro Dios. Allí recibiremos su misericordia y encontraremos la gracia que nos ayudará cuando más la necesitemos» (Hebreos 4:16).

El privilegio de la oración es que nos lleva directamente a la presencia de nuestro amoroso Dios. Y las Escrituras nos prometen que ¡él no va a decepcionarnos! Con esto en mente, ha llegado el momento de comenzar.

Semana 1

1   2   3   4   5   6   7

DÍA 1

Una oración para el CRECIMIENTO

Cuando deseo crecer espiritualmente

QUERIDO DIOS:

Confieso que con frecuencia deseo madurar en mi fe de manera instantánea. Me falta la paciencia para trabajar hacia ello. Ayúdame a recordar que el crecimiento espiritual es similar al crecimiento físico: debo empezar de a poco, tomar un día a la vez y conseguir suficiente nutrición. Sé que puedo lograrlo si desafío a mi mente a estudiar tu Palabra, haciendo preguntas sobre ella, y luego buscando respuestas a través de la oración, el consejo de otros creyentes y las experiencias de la vida. Ayúdame a ver cada día como una etapa en la construcción, y a comprometerme a construir, un paso a la vez, una vida de carácter santo.

Le pedimos a Dios que les dé pleno conocimiento de su voluntad y que les conceda sabiduría y comprensión espiritual. Entonces la forma en que vivan siempre honrará y agradará al Señor, y sus vidas producirán toda clase de buenos frutos. Mientras tanto, irán creciendo a medida que aprendan a conocer a Dios más y más. COLOSENSES 1:9-10

DÍA 2

Una oración sobre la INICIATIVA

¿Cómo mantiene Dios la iniciativa en su relación conmigo?

SANTO DIOS:

Creo que a veces tú inicias en mí un cambio de corazón para que yo desee estar en una relación más estrecha contigo. La ambición personal y la ceguera espiritual me roban la pasión por ti, y a veces necesitas hacerme ver que llevo esas conductas dentro de mí. Tu Espíritu Santo me convence de mi pecado motivándome a recordarte, a confesar mi inconstancia y a buscar la restauración contigo. Señor Dios, gracias por tomar la iniciativa de esta manera. Pero no solamente señalas la ofensa; también me guías de regreso al camino correcto. Nunca inicias un cambio de corazón para luego abandonarme. Gracias por tomar siempre el primer paso. No importan las veces que me aparto, siempre estás dispuesto a traerme de regreso y restaurarme a una relación correcta contigo.

«Vuelvan a mí, hijos descarriados —dice el SEÑOR—, y les sanaré el corazón extraviado». JEREMÍAS 3:22

DÍA 3

Una oración de ANTICIPACIÓN

Cuando me pregunto sobre las grandes cosas que Dios tiene planificadas para mí

OH DIOS:

Hay tanto ruido en mi vida; y, tristemente, con mayor frecuencia, resuena con tonos de teléfonos y el audio incesante de televisores más que de alabanza y adoración para ti. ¿Acaso me detengo alguna vez y pregunto qué cosas trascendentales podrías estar preparando para hacer próximamente en mi vida? ¿Cuántos momentos de anticipación extraordinaria me he perdido por no estar quieto en tu presencia? Necesito tu ayuda para poder disciplinarme. Ayúdame a programar en cada día algunos momentos de silencio anticipatorio, tomando tiempo para orar y abrir mi corazón a lo que tú quieres hacer en y a través de mí. Ruego, Dios, que en esos momentos, me reveles lo suficiente de tu plan para estar preparado para tus grandes propósitos en mi vida. Me presento ante ti con anticipación y temor reverente en vista del glorioso futuro que tengo por delante.

Me guías con tu consejo y me conduces a un destino glorioso. SALMO 73:24

DÍA 4

Una oración sobre los DESAFÍOS

Cuando necesito ver cómo los desafíos me formarán

OH SEÑOR:

Gracias por tu Palabra. Con cuánta frecuencia vemos nuestras propias luchas a través de la vida de los personajes bíblicos. Me anima el ejemplo de Pablo, cuya meta de predicar el evangelio continuamente en nuevos lugares le trajo nuevos desafíos. Claramente, aquellas pruebas, aunque difíciles, produjeron un mayor crecimiento en su relación contigo. Señor, ¿qué quieres que yo aprenda de los desafíos que vienen a mi vida? Y ¿cómo podrían estos fortalecer mi relación contigo? Por favor, muéstrame cómo avanzar con fe para que pueda acercarme más a ti. Que las luchas que enfrento me motiven a seguir tus directrices hacia lugares aún no explorados, y que pueda yo aprender a confiar más y más en ti. De esa manera, sabré que estoy logrando tu propósito particular para mí. Gracias por demostrarme que con frecuencia es a través de los retos que me revelas claramente tu plan.

«Sé fuerte y valiente y haz el trabajo. No tengas miedo ni te desanimes, porque el SEÑOR Dios […] está contigo. Él no te fallará ni te abandonará. 1 CRÓNICAS 28:20

DÍA 5

Una oración por la ESPERANZA

Cuando necesito fijar mis ojos en la esperanza de la eternidad

ETERNO DIOS Y SALVADOR:

Para un prisionero en el corredor de la muerte, un perdón le ofrece esperanza de libertad. Una vez fui prisionero espiritual enfrentando la muerte eterna a causa de mi pecado. Al perdonar mis pecados, tú me has dado esperanza de libertad definitiva para que algún día pueda estar contigo para siempre en el cielo. ¿Cómo puedo agradecerte lo suficiente? Cuando la vida que llevo aquí y ahora me parece imposible, tú entregas esperanza eterna. Sin esperanza, yo no podría perseverar en los momentos difíciles. Me daría por vencido. Mientras camino por esta vida, pueda yo fijar mis ojos en la eternidad. Que no olvide nunca hacia dónde me dirijo, y por qué no existe un mejor lugar en el cual estar. Pues en el cielo, viviré para siempre en una relación perfecta contigo y con los demás, sin dolor, tristeza o sufrimiento. ¡Qué gozo! Por favor, ayúdame a caminar directo hacia ese objetivo. Mientras que haga eso, sé que obtendré una mejor perspectiva sobre las luchas y las incomodidades de esta vida.

Que toda la alabanza sea para Dios [...]. Es por su gran misericordia que hemos nacido de nuevo [...]. Ahora [...] tenemos una herencia que no tiene precio, [...] que está reservada en el cielo para ustedes, pura y sin mancha, que no puede cambiar ni deteriorarse. Por la fe que tienen, Dios los protege con su poder hasta que reciban esta salvación […]. Les espera una alegría inmensa, aunque tienen que soportar muchas pruebas por un tiempo breve. 1 PEDRO 1:3-6

DÍA 6   Momento de oración

Una oración de CONFESIÓN

Cuando tengo una conciencia culpable

MISERICORDIOSO DIOS:

Me estoy sintiendo culpable, y mi conciencia me está indicando que es tiempo de confesar mi maldad. Sé que me estás motivando a buscar el perdón. Me arrepiento por el mal que he hecho. Estoy tan agradecido de que no me excluyes cuando he pecado. Incluso mi pecado puede ser una oportunidad para que me persigas y me llames a regresar a tu camino justo. Gracias, Dios, por quitar mi culpabilidad, restaurando mi gozo y sanando mi alma quebrantada.

Los que encubren sus pecados no prosperarán, pero si los confiesan y los abandonan, recibirán misericordia. PROVERBIOS 28:13

DÍA 7   Momento de oración

Una oración sobre las METAS

¿Cómo pueden las metas ayudarme a avanzar espiritualmente?

QUERIDO DIOS:

Con frecuencia, me fijo metas a corto y a largo plazo, pero ¿puedo también establecer metas eternas? ¿No debería pasar más tiempo pensando en mi futuro hogar contigo? Padre, ¡muéstrame cómo establecer metas que me harán seguir avanzando espiritualmente!

Todos los atletas se entrenan con disciplina. Lo hacen para ganar un premio que se desvanecerá, pero nosotros lo hacemos por un premio eterno. 1 CORINTIOS 9:25

Semana 2

8   9   10   11   12   13   14

DÍA 8

Una oración sobre el LLAMADO DE DIOS

Cuando me pregunto si Dios tiene un llamado para mí

QUERIDO DIOS:

En lo profundo de mi ser, anhelo ser parte de algo más grande que yo. A veces, me pregunto por qué nací y qué debería estar haciendo con mi vida. En realidad, creo que mi búsqueda de propósito es el resultado de tu llamado a descubrir la razón por la cual me creaste. A menudo deseo, Dios, que tu llamado llegara como voz audible o una señal milagrosa en el cielo. Pero por lo general, no te comunicas de esa manera, y no siempre llamas a la gente a aventuras extraordinarias y transformadoras. A menudo, tu llamado es una tarea que está justo frente a mí, algo que puedo hacer hoy; podría ser trabajar en la guardería de la iglesia, cuidar de un padre enfermo, instruir amablemente a un niño, preparar la cena en un comedor asistencial o ser voluntario en la escuela de mi hijo. Señor, me has dado dones y habilidades especiales, y deseas que los utilice ahora, no solamente dentro de cinco o diez años. Ayúdame a responder a tu llamado para servirte a ti y a otras personas hoy para que así esté bien preparado para cuando me llames a algo más grande. Gracias porque en todo lo que me llames a hacer, me equiparás con el deseo, la visión, el apoyo y los recursos que necesito para llevarlo a cabo.

Ahora, que el Dios de paz los haga santos en todos los aspectos, y que todo su espíritu, alma y cuerpo se mantenga sin culpa hasta que nuestro Señor Jesucristo vuelva. Dios hará que esto suceda, porque aquel que los llama es fiel. 1 TESALONICENSES 5:23-24

DÍA 9

Una oración sobre las HABILIDADES

Cuando quiero maximizar las habilidades que Dios me ha dado

SEÑOR:

Puede ser que yo no sea el más fuerte, el más rápido, el más inteligente o el más hermoso, pero sé que aun así me puedes utilizar de una manera poderosa. Ayúdame a entender que las habilidades que me has dado solamente se maximizan cuando son utilizadas para cumplir tus propósitos. Por favor, muéstrame cuáles son mis habilidades y mis dones espirituales. Quiero aprender cómo usar esos dones para ti, no solo para mí, para que pueda comprender lo que significa honrarte y servirte. Muéstrame cómo adaptar mis habilidades a tu plan, para que de esa manera, mi vida pueda producir grandes resultados desde tu perspectiva.

Alguien a quien se le ha dado mucho, mucho se le pedirá a cambio; y alguien a quien se le ha confiado mucho, aún más se le exigirá. LUCAS 12:48

DÍA 10

Una oración sobre el DIEZMO

Cuando separo mis ofrendas para Dios

QUERIDO DIOS:

Cada año, al determinar de qué manera puedo ofrendar financieramente para ti, considero las cosas que recibo cuando ofrendo. Sé que el apoyar a la iglesia y el trabajo de gente piadosa alrededor del mundo me puede proveer una gran alegría. Además, quiero ofrendar para ti porque eres, en verdad, mi mayor prioridad, y estoy tan agradecido por las bendiciones que me has dado. Yo sé que mantener el diezmo como un hábito regular me ayudará a recordar que tú eres la fuente de todas mis bendiciones. Dios, al encomendar mis diezmos a ti, te pido que utilices mis ofrendas para apoyar tu obra en mi comunidad y en todo el mundo para suplir las necesidades de quienes son menos afortunados que yo. Que pueda yo, a través de mis donaciones, demostrar mi compromiso contigo y honrarte por tu provisión fiel en mi vida.

Den, y recibirán. Lo que den a otros les será devuelto por completo: apretado, sacudido para que haya lugar para más, desbordante y derramado sobre el regazo. La cantidad que den determinará la cantidad que recibirán a cambio. LUCAS 6:38

DÍA 11

Una oración sobre los LOGROS

Cuando quiero lograr lo que realmente perdurará

QUERIDO SEÑOR:

En lo profundo de mi corazón reposa un anhelo por experimentar propósito y significado verdadero: un anhelo que tú me has puesto. Pero con demasiada frecuencia, tengo ambiciones mucho más pequeñas. ¿Por qué es mi primer instinto pensar en mí mismo? ¿Por qué sucede esto con tanta facilidad? Preocuparme por otros es más difícil, más costoso, pero más significativo. Eso yo lo sé, pero necesito tu ayuda para llevarlo a cabo. Siempre que pienso en mí primero, desperdicio una oportunidad para producir un impacto eterno. Por favor, concédeme el discernimiento para comprender si mis acciones están logrando aquello que me glorifica a mí mismo y que, por lo tanto, nunca perdurará más allá de esta vida, o aquello que te glorifica y durará por toda la eternidad. Por favor, Señor, dame un corazón que busca tu gloria.

Deberían ser ricos en buenas acciones, generosos con los que pasan necesidad y estar siempre dispuestos a compartir con otros. De esa manera, al hacer esto, acumularán su tesoro como un buen fundamento para el futuro, a fin de poder experimentar lo que es la vida verdadera. 1 TIMOTEO 6:18-19

DÍA 12

Una oración para la TRANSFORMACIÓN

Cuando no sé qué hacer con mi peor enemigo

SEÑOR:

La persona que más daño me ha causado vuelve con frecuencia a mis pensamientos. Supongo que tú tienes algo que ver con eso. Y no creo que hagas que entre a mis pensamientos para que pueda planificar la manera de hacerle daño, sino más bien para que pueda orar por ella. ¿Será posible que tú puedas convertir a esta persona en un creyente amoroso y ferviente? No dudo de que puedes. Si puedes cambiar al asesino Saulo en el apóstol Pablo, sin duda puedes hacer una obra transformadora en mi peor enemigo. ¡Tú eres el Dios transformador! Pero, por mi naturaleza pecaminosa, con demasiada frecuencia, no quiero que hagas en otros tu obra de sanidad y transformación. Ayúdame a anhelar ver vidas transformadas. Señor, la próxima vez que me encuentre odiando a esa persona que me hace la vida imposible, transforma mi corazón para que, a cambio, pueda orar por ella. Y no permitas que me sorprenda si veo que comienzas a hacer cambios en ella. ¡Sé que me estarás cambiando a mí también!

El Señor le dijo: «Ve a la calle llamada Derecha, a la casa de Judas. [...] pregunta por un hombre de Tarso que se llama Saulo». [...] «¡Pero Señor! —exclamó Ananías—. ¡He oído a mucha gente hablar de las cosas terribles que ese hombre les ha hecho a los creyentes [...]!». El Señor le dijo: «Ve, porque él es mi instrumento elegido para llevar mi mensaje a los gentiles y a reyes, como también al pueblo de Israel». HECHOS 9:11-15

DÍA 13   Momento de oración

Una oración por la PRESENCIA DE DIOS

Cuando quiero experimentar más de la presencia de Dios en mi vida

SEÑOR:

Tú eres el gran y asombroso Creador de todo. Sin embargo, me invitas a invocarte sin vacilación. Dices que si soy sincero en querer conocerte, en vez de estar solamente buscando un amuleto de buena suerte o un genio mágico, te revelarás a mí. Es por eso que tú eres el único a quien adoraré y alabaré.

El SEÑOR está cerca de todos los que lo invocan, sí, de todos los que lo invocan de verdad. SALMO 145:18

DÍA 14   Momento de oración

Una oración sobre la MEDITACIÓN

Cuando quiero permanecer enfocado en mi caminar espiritual

SEÑOR:

Enséñame la disciplina de meditar en ti y en tu Palabra. Si no puedo controlar mis pensamientos, ¿cómo puedo enfocarme en cosas espirituales? Y si no escucho lo que dices, ¿qué esperanza tengo de alguna vez poder entender tu voluntad para mí? Ayúdame a poner a un lado mis propios pensamientos y deseos, para permitir que tu Espíritu me hable. Guía mi corazón y hazme consciente de tu presencia. ¡Que mis pensamientos permanezcan siempre fijados en ti!

¡Tú guardarás en perfecta paz a todos los que confían en ti; a todos los que concentran en ti sus pensamientos! ISAÍAS 26:3

Semana 3

15   16   17   18   19   20   21

DÍA 15

Una oración por VISIÓN

Cuando necesito una visión más clara de lo que Dios quiere que sea

QUERIDO DIOS:

Quiero tener propósito. Quiero ver con claridad mi camino en la vida; quiero sentirme motivado para hacer algo significativo. Oh Señor, necesito visión: una representación mental de dónde quieres que yo esté en un momento determinado en el futuro. ¿Cómo puedo ver con mayor claridad aquellos logros para los cuales me has creado? Solamente al vaciarme de mis propios sueños puedes llenarme con tu visión para mi futuro. Por favor, ayúdame. Que pueda yo vaciarme cada día al mantener tu Palabra delante de mí, al tener una conciencia clara para poder escuchar claramente las indicaciones de tu Espíritu, al escuchar la sabiduría piadosa de otros creyentes y al orar teniendo directa comunión contigo. Oh, concédeme la capacidad de creer que tienes un propósito que deseas que yo cumpla y un lugar definido hacia donde deseas que mi vida se dirija. ¿Hay alguna visión más significativa que esa?

Abre mis ojos, para que vea. SALMO 119:18

DÍA 16

Una oración sobre el TRABAJO

Cuando necesito descubrir mayor significación en mi trabajo

OH DIOS:

Cuando estoy aburrido, me siento tan improductivo. Aunque mi trabajo a veces parece abrumador, te agradezco por él. Sé que es parte de tu plan para mi vida, y sé que es importante para ti. Cuando trabajo con diligencia, puedo transmitir a los demás el gozo y la significación que siento. Que pueda yo recordar siempre que mi trabajo debe ser una representación de las características del trabajo que tú haces, tales como la excelencia, la preocupación por el bienestar de los demás, el propósito, la belleza y el servicio. Ayúdame a recordar que en realidad estoy trabajando para ti. Así puedo enfocarme menos en la tarea misma y más en lo que deberían ser mis motivos reales: por ejemplo, ayudar a la gente a conocerte. El entusiasmo y el interés que este punto de vista produce no vienen de mi trabajo en sí, sino de aquel para quien trabajo. Por lo que, mientras hago mi trabajo, pueda yo ser un testigo convincente para quienes me rodean. Que pueda yo ver mi trabajo como una oportunidad para servirte y para servir a otros.

Trabajen de buena gana en todo lo que hagan, como si fuera para el Señor y no para la gente. Recuerden que el Señor los recompensará con una herencia y que el Amo a quien sirven es Cristo. COLOSENSES 3:23-24

DÍA 17

Una oración para los COMIENZOS

Cuando

Has llegado al final de esta vista previa. ¡Regístrate para leer más!
Página 1 de 1

Reseñas

Lo que piensa la gente sobre 365 oraciones de bolsillo

5.0
2 valoraciones / 0 Reseñas
¿Qué te pareció?
Calificación: 0 de 5 estrellas

Reseñas de lectores