Disfruta de millones de libros electrónicos, audiolibros, revistas y más

A solo $11.99/mes después de la prueba. Puedes cancelar cuando quieras.

Un elefante sin circo

Un elefante sin circo

Leer la vista previa

Un elefante sin circo

valoraciones:
4/5 (1 clasificación)
Longitud:
55 páginas
34 minutos
Editorial:
Publicado:
15 sept 2015
ISBN:
9786072410756
Formato:
Libro

Descripción

Si hay maravillas en el mundo, los elefantes son una de ellas. Todos hemos escuchado historias y cuentos de elefantes. Esta es la historia de un elefante cuya vida transcurrió fuera del circo y lejos del zoológico, excepto al final de sus días. Es la historia de un elefante y de su cuidador quienes convivieron durante años y que, casi, casi, lograron ser una familia.
Editorial:
Publicado:
15 sept 2015
ISBN:
9786072410756
Formato:
Libro

Sobre el autor


Relacionado con Un elefante sin circo

Libros relacionados

Vista previa del libro

Un elefante sin circo - Alejandro Sandoval Ávila

Un elefante sin circo

Alejandro Sandoval Ávila

Para Alejandra.

Para Ana Sofía, que en mucho me ayudó.

Desde luego, para Julia.

Y para Ernesto y Emiliano.

Un elefante no es una carga para un anciano

y para un joven tampoco.

POESÍA YORUBÁ

1 Se acabó el circo

ANTES de la función, a media tarde, se dejaron ver unas nubes grises por el oriente. Y cuando las sillas y las gradas estaban llenas, y los juegos de luces se movían por el centro de la pista a punto de iniciar el espectáculo, llegaron los presagios de tormenta con truenos y ventarrones.

El público, dispuesto a divertirse, no percibió lo que sucedía afuera de la carpa a pesar de que una racha de aire frío y húmedo levantó un poco una de las paredes de lona y refrescó el ambiente interior.

La representación de los diversos números dio inicio y todos se concentraron en reír, en aplaudir, en emocionarse.

Los payasos acababan de hacer el chiste ese de:

—¿Cuál es el verdadero nombre de Tribilín?

—Pues Bilín, Bilín, Bilín.

Y los trapecistas estaban ya arriba, cada uno en su sitio, listos para iniciar su número, cuando la ráfaga de viento se repitió: ahora más fuerte, venció por completo algunos amarres, recorrió toda la parte baja de la carpa, y el aire caliente del interior del circo, siguiendo las leyes de la física, tendió a elevarse.

El maquillaje de los payasos se deformó, dándoles un aspecto como para asustar.

La lona, durante unos segundos, pareció un globo contrahecho y se levantó un metro, que fue suficiente.

El estruendo fue pavoroso mientras la carpa caía. Los postes sobre los que estaba sostenida se resquebrajaron con fuertes crujidos y la gente intentaba correr, chocando entre sí, tropezándose con las sillas y arrojándolas sin mirar hacia dónde. Las gradas, hechas de madera y tubos, se tambalearon unos segundos y finalmente cedieron, agregando al desorden un fragoroso golpeteo de metal. Las luces se apagaron. La oscuridad hacía más insoportable el griterío. Cada quien clamaba los nombres de sus acompañantes, invocaba a los santos y a la virgen, vociferaba maldiciones o pegaba de alaridos por el pánico.

La carpa cubrió, al ras del suelo, el espacio

Has llegado al final de esta vista previa. ¡Regístrate para leer más!
Página 1 de 1

Reseñas

Lo que piensa la gente sobre Un elefante sin circo

4.0
1 valoraciones / 0 Reseñas
¿Qué te pareció?
Calificación: 0 de 5 estrellas

Reseñas de lectores