Disfruta de millones de libros electrónicos, audiolibros, revistas y más

A solo $11.99/mes después de la prueba. Puedes cancelar cuando quieras.

Pilates con balón: El ejercicio más popular del mundo usando un balón

Pilates con balón: El ejercicio más popular del mundo usando un balón

Leer la vista previa

Pilates con balón: El ejercicio más popular del mundo usando un balón

valoraciones:
3.5/5 (3 valoraciones)
Longitud:
597 páginas
4 horas
Publicado:
25 mar 2003
ISBN:
9781620550458
Formato:
Libro

Descripción

Una entrenadora certificada en Pilates, Collen Craig nos ofrece una síntesis única y emocionante del Método Pilates de acondicionamiento del cuerpo y el ejercicio con el balón suizo, proporcionado una manera nueva de bajo impacto, para estar en forma. Usando el balón de ejercicio, no hay necesidad de equipos caros o del tiempo en el estudio, que requiere el entrenamiento Pilates.

Desarrollado a principios del siglo vigésimo por Joseph Pilates, consumado boxeador y gimnasta, el Método Pilates--llamada por muchas revistas de estilos de vida y acondicionamiento, como el ejercicio más popular de la década--alinea el cuerpo, construye músculos largos y delgados, y desarrolla un centro abdominal fuerte. El ejercicio con balón, usado por entrenadores olímpicos, bailarines, y atletas para aumentar el conocimiento del cuerpo y realzar la actuación, proporciona una base perfecta para realizar los movimientos Pilates, que son elegantes y constructores de fuerza.

A través de todo su programa, Craig integra la mente y el cuerpo, ofreciendo técnicas de respiración y relajación, que acompañan al trabajo con balón. Las historias personales y las citas inspiradoras incluidas en el texto, ilustran cómo Pilates puede mejorar su estilo de vida. Una agenda de actividades, a la mano, hace posible seguir los pasos a sus sesiones de ejercicios y revisar su progreso individual. Y, lo más importante, instruciones detalladas paso a paso y más de 300 fotografías definen los principios Pilates y desafían a todos los niveles de habilidad.

Suficientemente intenso para conquistar a atletas, pero tan suave como para calmar el dolor crónico y ayudar a sanar lesiones, Pilates con Balón construye, de una manera innovadora, cuerpos fuertes y flexibles y mentes saludables.
Publicado:
25 mar 2003
ISBN:
9781620550458
Formato:
Libro

Sobre el autor

Colleen Craig, author of the bestselling Pilates on the Ball and Abs on the Ball, is a Certified Stott Pilates trainer and writer. She lives in Toronto and teaches workshops throughout the world.


Relacionado con Pilates con balón

Libros relacionados

Artículos relacionados

Vista previa del libro

Pilates con balón - Colleen Craig

1

Una formidable sociedad

Pilates y el ejercicio con balón

[Ejercitarse con un balón] puede estimular a los entusiastas o al haragán y entrenar las partes bajas o altas del cuerpo, algunas partes en particular en lugar que la totalidad... o puede ejercitar todas las partes del cuerpo de la misma manera... [y] tiene la posibilidad de dar a ambos el más intenso ejercicio y la relajación más suave.

—Galeno, médico y filósofo griego, del Siglo II D.C.

Regresando a casa

Cuando me tendí en el tapete Pilates por primera vez, después de no haber bailado ni hecho ningún tipo de actividad física en veinte años, con la excepción de caminar, surgieron emociones sorpresivas y volátiles. La primera fue la negación —no necesito esto; por años me las he arreglado sin ningún ejercicio estructurado. Después, hubo una profunda liberación de arrepentimiento y dolor por haber vivido sin algo que se sentía tan relajante y familiar a mi cuerpo.

Durante mi sesión de una hora, un experto entrenador en Pilates se aseguró que mis hombros, caderas, rodillas, tobillos y pies estuvieran colocados en una adecuada alineación. Yo me cercioré de controlar mis emociones.

Cinco días después intenté una segunda sesión con otro maestro, esta vez, una joven aprendiz. Bueno —pensé— una joven aprendiz con ropa elástica, mallas y el ombligo perforado, quizá en esta ocasión me desilusionaría.

Pero la segunda sesión fue todavía más profunda. Esta vez sabía lo que se esperaba y me concentré más en la lección, sólo para ver de qué se trataba en realidad el trabajo de Pilates. O, posiblemente, para matar las sensaciones que invadían mi cuerpo. Su cuerpo responde bien a esto —dijo la joven aprendiz—. Sí —asentí, con miedo de hablar.

Veinte años antes había renunciado a mi sueño de ser maestra de danza, porque no confié lo suficiente en mí misma como para ser una bailarina y terminar mi entrenamiento. Ahora mis hamstríngs² estaban tiesos. Tenía muy poca fuerza en la parte superior de mi cuerpo; los músculos de la cadera estaban duros, el resultado de años de caminatas diarias, sin ningún estiramiento. Pero a pesar de mis limitaciones, (aún me juzgaba en el lenguaje de una vieja y severa maestra de ballet de mi pasado), instintivamente sentí el significado y niveles de los movimientos. La joven aprendiz vio que yo estaba ansiosa de saber hacia dónde podía ir el trabajo y me lanzó un par de ejercicios intermedios. Involucraban complicados y suaves rodamientos y brincos, sonreí por dentro, esta sensación silenciosa vino desde un lugar donde la pequeña gimnasta, perdida por mucho tiempo dentro de mí, se había enterrado por décadas.

¿Cómo había pasado esto? Por veinte años había evitado mi ser físico, porque me había dividido cuidadosamente en una mente y un cuerpo. Entre los veinte y cuarenta años, me dediqué a las búsquedas intelectuales, en particular a la lucha despiadada por desarrollar una carrera como escritora, y le había dado la espalda a los esfuerzos físicos. Sola en el tapete, después de que la joven aprendiz me dejara trabajando con otra persona, me di cuenta que al escoger una carrera de escritora en vez de una física, había perdido una parte de mí misma. En dos simples clases, Pilates no me la había devuelto. Nada podría hacerlo. Pero el movimiento provoca que las personas se abran a un yo interno olvidado por mucho tiempo. Los maestros de danza y movimiento lo han visto a menudo. Los telones cayeron y enterraron los sueños superficiales. Los brazos se estiran hacia el cielo en más de una manera.

Tuve que poner atención a lo que estas dos sesiones significaron para mí. Cuando me levanté del tapete me sentí más alta (como la aprendiz había prometido), pero era un estiramiento tanto de corazón y espíritu como de espina. Era tiempo de cambiar prioridades y hacer lugar a esos cambios. Era el momento de volver a casa.

¿Qué es Pilates — fisioterapia o acondicionamiento corporal?

Durante la Primera Guerra Mundial, el alemán Joseph H. Pilates (1880-1967) ideó una serie de ejercicios que pudieran superar las lesiones y los problemas de postura. Antes de eso, él había sido un consumado boxeador, gimnasta y artista de circo y en lo personal, había triunfado sobre una sucesión de problemas físicos, incluyendo asma y fiebre reumática, dedicándose a practicar deportes. Internado en campos ingleses, empezó a entrenar a otros prisioneros de guerra en sus ejercicios de tapete. También ideó artículos provisionales para hacer ejercicios, juntando camas de resortes en varias posiciones, para que los pacientes que se estaban recuperando de sus lesiones, pudieran ejercitarse sin peligro. Hoy en día, las versiones modernas de esas piezas de equipo se encuentran en los estudios Pilates.

A finales de los años 20s Joseph Pilates emigró a Nueva York, trayendo consigo su inusual punto de vista sobre el ejercicio físico y entrenamiento. Los bailarines de ballet se sintieron atraídos por su trabajo, investigaron sus beneficios y empezaron a confiar en él. Este hecho capturó mi atención cuando por primera vez oí hablar del Método Pilates de acondicionamiento corporal. ¿Cómo podía el ejercicio seleccionado para los que sufren de dolor de espalda, ser lo suficientemente desafiante para una prima ballerina? ¿Por qué un artista de circo o un boxeador estarían interesados en una serie de ejercicios tan cercanamente asociados con una terapia física? Imaginé que una clase de Pilates sería como un viaje al consultorio de terapia física, excepto por la ropa deportiva. Qué equivocada estaba.

Como resultado, no tenía idea del alcance del trabajo. El Método Pilates es un completo y cuidadoso programa de acondicionamiento mental y físico, con un campo de ejercicios potenciales, en expansión. Muchos de los pequeños movimientos terapéuticos diseñados para ayudar a la gente a recuperarse de sus lesiones, se pueden intensificar para hacerlos más desafiantes para los atletas experimentados. Esto es lo que hace al Método Pilates tan atractivo, tanto al público en general como a bailarines y atletas; es un trabajo muy versátil que habla a todas las edades y a todos los niveles de condición física. En el pasado, los beneficios, que incluían la corrección de la falta de equilibrio, el re-alineamiento del cuerpo y el aumento de la fuerza central desde adentro, fueron originalmente compartidos por bailarines y estrellas de cine. Pero recientemente, la holística, el método preventivo orientado, ha sido abrazado en su totalidad por carpinteros acosados por la ciática, mujeres de negocios y sus fisioterapeutas, además de la élite de atletas y sus doctores en medicina del deporte. Como resultado, un maestro común de Pilates ve una gran variedad de estudiantes, muchos de los cuales no pondrán un pie en un gimnasio, pero que están comprometidos con sus clases de Pilates, en grupos, semanales o quincenales, para nutrir sus espaldas, fortalecer sus abdominales y restaurar la elasticidad a sus

Has llegado al final de esta vista previa. ¡ para leer más!
Página 1 de 1

Reseñas

Lo que piensa la gente sobre Pilates con balón

3.7
3 valoraciones / 0 Reseñas
¿Qué te pareció?
Calificación: 0 de 5 estrellas

Reseñas de lectores