Encuentra tu próximo/a libro favorito/a

Conviértase en miembro hoy y lea gratis durante 30 días
Has Elegido Recordar: Un Viaje de Autoconciencia, Paz de Espíritu y Alegría

Has Elegido Recordar: Un Viaje de Autoconciencia, Paz de Espíritu y Alegría

Leer la vista previa

Has Elegido Recordar: Un Viaje de Autoconciencia, Paz de Espíritu y Alegría

Longitud:
412 página
6 horas
Publicado:
Jul 1, 2017
ISBN:
9780985129125
Formato:
Libro

Descripción

El conocimiento, la tranquilidad y la alegría están a tu disposición en este momento. Todo lo que es real y que se ha obtenido ya por parte de líderes religiosos o de gurús espirituales también lo puedes obtener tu. De hecho, el conocimiento, la tranquilidad y la alegría no es algo que se obtenga sino algo de lo que uno se da cuenta y de lo que uno se acuerda. Todo el conocimiento ya reside dentro de ti mismo en este momento. No existe nada que se le da a uno que le sea negado a otro. Dios no tiene favoritos. El amor de Dios hacia ti no se ve disminuido de ninguna manera si la percepción que tú tienes de ti mismo es menor a lo que tú en realidad eres. Dios siempre ama a todos por igual.

El amor es tu base, es todo lo que tú eres. A la gente se le enseña y tiene la percepción de que deben construir sobre su base para sentir la paz interior, el éxito y la alegría. Lo que tu añadas a tu base es decisión tuya, es tu libre albedrio. Sin embargo, si simplemente extiendes lo que eres, vas a crear más belleza que cualquier cosa que puedas construir. Hermanos míos, vuestra base, vuestra fundación, ya es perfecta y no necesitáis añadir o sustraerle nada a esa perfección.

Hay muchos caminos que puedes tomar para lograr el conocimiento, la paz mental y la alegría en este momento presente. El viaje puede ser tan complicado o tan fácil como tu permitas que sea. Puedes elegir un camino en concreto o puedes optar por seguir varios caminos diferentes al mismo tiempo. Mira en tu interior y avanza hacia aquellos caminos que te ofrecen tranquilidad y alegría y que están alineados con tus sistema de valores actuales. No te preocupes con los caminos que otros estén intentando imponerte o con lo que otros dicen que es la manera correcta ,adecuada, verdadera o aceptable para crecer. Dentro de tu corazón se encuentra la memoria de tu yo verdadero. Esta es la memoria que estas buscando, y es ésta la memoria que algún día recordarás. Hermanos míos, toda la verdad se encuentra ya en tu interior. Puede que hayas olvidado esto de manera temporal pero en este momento, has escogido recordar.

Libro I de la serie Has Elegido RecordarPor James Blanchard Cisneros

Traducción al Español: Tamara Oyarzábal, Verbamundi Inc.

www.ChosenToRemember.com

The book is also available in English (You Have Chosen to Remember) at www.ChosenToRemember.com and many other online retailers.

Publicado:
Jul 1, 2017
ISBN:
9780985129125
Formato:
Libro

Sobre el autor

James Blanchard Cisneros was born in Geneva, Switzerland. He grew up in Caracas, Venezuela and obtained his B.S. and MBA degrees in the United States. James states "My grandfather served in WWII as a colonel in the United States Marines, my father was a Vietnam Army veteran. After the Vietnam experience, my father wanted to break the cycle and protect us from a future draft. So he arranged for my brother and myself to be born in Geneva, Switzerland (a neutral nation), so that we could choose to refrain from the next conflict if that was our choice." James has been President of Cisneros Capital Group since January 2000. He is an art aficionado and owns Gomez Mulet Gallery in Miami, Florida. James is a board member of the Cisneros Children Foundation (CCF), a foundation which provides financial and technical assistance to children's organizations in the United States and Latin America. James has served as Director of Outreach for Miami's StandUp for Kids, a nationally acclaimed volunteer organization committed to the rescue of homeless and street kids. The profits from "You Have Chosen To Remember" go to Stand Up for Kids, a 501(c)(3) not-for-profit organization. For more information about StandUp for Kids, please visit www.StandUpForKids.org. James has a Bachelor of Arts from Regis University and a Master of Business Administration degree from the University of Notre Dame. James currently lives in Florida. James writings and beliefs are universal in nature, he states "everyone has the right to find their own way, whatever tools an individual chooses to use, or whatever roads he chooses to travel to find peace of mind and joy should be respected." James sees “You Have Chosen to Remember: A Journey from Perception to Knowledge, Peace of Mind & Joy“ as more of a personal exercise than an actual book: "I began putting thoughts on paper purely for personal growth reasons. If reading the book assists you on your own personal journey, then I am truly honored to have been of service."

Relacionado con Has Elegido Recordar

Libros relacionados
Artículos relacionados

Vista previa del libro

Has Elegido Recordar - James Blanchard Cisneros

Autor

Tabla de Contenidos

Agradecimientos

Dedicación

Introducción

Capítulo 1: El Sueño

El Sistema Inconsciente de Creencias Habituales o Ego

La Transformación de la Imagen Propia

Nacer Dentro de un Sueño

El Sueño de la Separación

Juzgar al Soñador

Sueño Ofrecido para el Capítulo Uno - El Regalo

El Soñador y el Sueño

Perdonar al Soñador

Conoce tu Propia Fuerza

Invitación # 1- La Lista

Invitación # 2 -Finge o Actúa como si Estuvieras Despierto

Capítulo 2: El Yo-Ego

La Manifestación Física del Yo-ego

Los Consejos del Ego

El Ego y la Culpa

El Ego y la Separación

El Ego y el Juicio

Invitación # 3 - Los Regalos del Ego

Sueño Ofrecido Para el Capítulo 2 - Un Juego de Niños

Palabras de Aliento para Aquellos que Pasan por una Crisis Mental, Depresión o Agotamiento

Capítulo 3: El Yo-Divino

Vivir una Vida Espiritual Satisfactoria

Experimentando tu Yo-divino en este Momento

En Busca de Mi Yo-Divino: Mi Primera Experiencia Espiritual

Dándome Cuenta de la Influencia de mi Mente

Sueño Ofrecido para el Capítulo 3 - ¿Quién Soy Yo?

Subir el Volumen en tu Vida

La Vida Real

Honrar a Diferentes Caminos hacia el Yo-divino

Invitación #4 - Sentir Paz

Capítulo 4: Una Vida Plena

El Éxito y la Vida Plena

Estar o no en el Camino Correcto: EFC para el Capítulo 4

El Éxito, tu Trabajo y la Vida

Permitir a otras Personas que Cumplan sus Sueños

El Servir al Prójimo

¿Quién es el que está sin Hogar?

¿Podré alguna vez Marcar la Diferencia?

Una por Una

Capítulo 5: Trabaja Primero Sobre Ti Mismo

Trabajar a Través de la Ilusión

Pensamiento, Acción, Fe y Gratitud

Pensamiento - Alinearte con Dios y Clarificar el Objetivo

Mi Dedo Gordo del Pie

El Sarcasmo

El Chico del Dios te Bendiga

Acción - Actúa con Amor Incondicional

La Fe — Confía en que el Momento es Perfecto

La Gratitud - Agradece, Disfruta y Regocíjate

Capítulo 6: Confiar en Dios

Confiar en El Plan de Dios

Confiar en Dios a través de los Accidentes

Los Accidentes y la Elección

Pedir Inspiración a Dios

Recuerda tu Perfección

Fuiste Creado a Su Imagen

¿Por qué existen tantas Religiones en el Mundo?

Papá me ama más a Mi

Capítulo 7: La Libertad a Través del Perdón

El Perdón: la Clave para el Conocimiento, la Tranquilidad y la Alegría

El Yo-Ego, el Yo-Divino y el Perdón

Invitación #5 - Cómo Perdonar a un Hermano o Hermana

EFC para el Capítulo 7: Sentir Solamente Amor

Hablar con Rabia o Decir tu Verdad

Reaccionando ante una Acción Inmadura

Lidiando con las Emociones o Sentimientos Negativos a través del Yo-Ego

Lidiando con las Emociones o Sentimientos Negativos a través del Yo-Divino

Perdonar a los Padres y a otros Miembros de la Familia

Perdonar o no Perdonar

Invitación #6 - Cambiar el Dolor por la Paz

Capítulo 8: Existir en el ‘Ahora’

Invitación #7 - Amigo o Desconocido

Invitación #8 - La Forma en la que tus Pensamientos te Afectan en el Momento.

Siempre estás en el Lugar Correcto en el Momento Adecuado

Estar en el Momento en la Carretera

Invitación #9 - Vivir en el Momento: Cuatro Pasos para Elegir la Paz en la Carretera

Cómo la Envidia nos Impide Vivir el Momento

Capítulo 9: Elegir Nuestra Actitud

Tengo Dos Opciones

Actitudes Cambiantes: Expansión del Comportamiento Humano

El Copo de Nieve que Cambió una Vida

Un Hermano en el Dolor

Sueño Ofrecido para el Capítulo Nueve: La Sonrisa

Todo Ocurre por tu Propio Bien

Convertir Bloqueos en Bendiciones

Capítulo 10: Asumir la Responsabilidad por tu Destino

Cuando Pasan Cosas Malas

Cosas Malas: Niveles de Percepción

Bendiciendo Cada Paso del Camino

Cada Viaje nos Ayuda a Evolucionar

Experimentar a Dios durante Situaciones Difíciles

Señales que te Guían

Estar Abiertos a los Cambios de Dirección

Da Gracias a la Carretera por sus Baches

Limpia los Parabrisas: Buscando la Claridad

No hay Límites en este Camino

Compañeros de Coche: las Relaciones

Abróchale el Cinturón de Seguridad a tu Hijo, pero no lo Dejes en el Coche

Ahora estás en el Camino de tu Elección

Capítulo 11: Sueños, Oración, Experiencias Fuera del Cuerpo y Meditación

Los Sueños

Los Sueños Lúcidos

La Parálisis en el Sueño

Sueños Pre-cognitivos

Oración

Mi Primera Experiencia con la Oración

Dios Contesta las Oraciones

¿Las Mascotas van al Cielo?

Invitación #10 - Volver a Conectar con un Ser Querido

Pluto

Capítulo 12: En Paz con el Más Allá

¿Qué Pasa cuando Morimos?

Sobre Morir Joven

Sobre la Preparación para la Pérdida de Seres Queridos

El Suicidio

Entrar en el Mundo de los Espíritus

Invitación #11 - Una Experiencia Física de Cómo se Siente Uno en La Luz

El Túnel

Mi Hogar Espiritual

Destino - Cielo o Infierno

¿Me Aburriré en el Cielo?

¿Es Esto el Infierno?

Sentencia: Ojo por Ojo

Almas Perdidas

Hacer las Paces con un Ser Amado que se ha Ido

Las Relaciones Siguen

La Invitación #12 - Lograr la Paz hacia un Ser Amado que se ha Ido

¿Nos Conocemos de Antes?

Reingreso

Ser o No Ser

Adopción

¿Las Personas Nacen Gays o es una Opción?

Epílogo

Sobre el Autor

Agradecimientos

Me gustaría dar las gracias a mi buen amigo y coach de vida Olaf Halvorssen. Agradecemos que Olaf, entre muchas cosas, introducirme en Un Curso de Milagros en 1991.

Me gustaría dar las gracias a Renee Rosen por su amabilidad y la dedicación al leer y revisar el primer borrador de este libro.

Me gustaría dar las gracias a mis editores Jennifer Reinfeld (ReinfeldDesigns.com) y Arlene Allen-Mitchell por su disciplina, profesionalismo y paciencia. También me gustaría dar las gracias a Jennifer por el diseño y la gestión de mi sitio web, www.ChosenToRemember.com.

Me gustaría dar las gracias a mi padrino Oswaldo Cisneros por su apoyo. Es debido a su ética de trabajo que los miembros de nuestra familia tienen la libertad de seguir sus sueños personales.

Me gustaría dar las gracias a mi madre Linda por su continuo amor y devoción.

Dedicación

Al lector: amigo mío, es un honor compartir una parte de este viaje contigo. Este libro es el reflejo de mi alma en el papel. Si decides leer este material con el corazón y la mente abiertos puede que veas el reflejo de tu alma, y no te sorprenderá ver y sentir una profunda belleza y conocimiento reflejados en ti.

Introducción

Cuando finalmente veas a través de los velos cómo son realmente las cosas, dirás una y otra vez, esto no es como pensaba que era.

- Rumi

Soy un hombre sencillo. No soy un experto en ninguna religión o práctica espiritual. Es ahí donde creo que radica mi mayor fortaleza. Es con el deseo de simplicidad y la esperanza de elocuencia que comparto lo que me ofrece tranquilidad y alegría en el momento presente. Ralph Waldo Emerson una vez escribió que la elocuencia es el poder de traducir una verdad a un lenguaje perfectamente inteligible para la persona a quien le hablas. Confío en que este libro va a tocar con elocuencia esa parte en todos nosotros que es la misma.

Amigo mío, hay muchos caminos que podemos elegir para conseguir paz de espíritu y alegría en el momento presente. El viaje es tan complicado como decidamos hacerlo, o tan fácil como permitamos que sea. Puedes elegir un camino ahora y optar por otro más adelante, o puedes elegir más de un camino en cualquier momento. No te preocupes con lo que otros digan sobre la forma correcta, popular, verdadera o aceptable de crecer. Avanza hacia esos caminos que ofrezcan paz y alegría, y que estén alineados con tus valores actuales. Dentro de tu corazón se encuentra un recuerdo de tu yo-verdadero. Este es el recuerdo que buscas, y esta es la memoria de la que un día te acordarás. Una vez que regrese este recuerdo, encontrarás un lugar que nunca habías dejado.

No estoy intentando enseñar, la enseñanza implica que hay algo que te falta o todavía necesitas aprender. Alégrate, porque no te falta nada. No hay nada más que aprender, porque toda sabiduría ya reside dentro de ti. Mi aspiración es simplemente ayudarte a recordar tu verdadera naturaleza. Cualquier momento en el que no estamos en paz ocurre porque nos hemos olvidado de nuestra verdadera naturaleza. Mi esperanza es que este libro te ayudará a recordar lo que hayas olvidado. Sin embargo, incluso en olvidar hay buenas noticias y son estas: debes haberlo sabido para haberlo olvidado. De hecho, una vez que empieces a recordar sonreirás, porque de repente recordarás, Sí, me siento como si siempre lo hubiera sabido; esto me es familiar. Estoy en paz con esta información. Te sentirás bien, y estarás en paz, porque la verdad trae consigo un estado de paz. Hermano y hermana míos, toda la verdad se encuentra dentro de nosotros. Podríamos haber olvidado esto temporariamente, pero ahora hemos elegido recordarlo.

Me siento muy bendecido por haber vivido la vida que he vivido. Cuando empecé a escribir tenía treinta años. Aunque todavía puedo ser considerado un hombre joven, ninguno de los pensamientos que hay en este libro son nuevos. No he dado origen a los pensamientos en este libro, porque toda la verdad ya está disponible. Yo simplemente les he reorganizado en un esfuerzo para encontrar paz y alegría.

Creo que cualquiera que esté leyendo este libro lo está leyendo por una razón. Espero que haya algo en este libro que te hable, algo que vaya directamente a tu corazón - a Dios. Que está en ti. Si este libro facilita tu viaje en cualquier forma, estoy verdaderamente honrado de haberte servido para ello. El servicio al prójimo, leí una vez, es el amor puesto en acción. Me han recordado mi misión en esta vida, y esta es: amar y servir. Este libro es parte de esa misión.

Utilizaré la palabra Dios a lo largo de este libro. Si te sientes incómodo con esta palabra, por favor, perdóname y sustitúyela por cualquier idea o palabra que te guste. Si crees que lo que dije es una blasfemia, por favor, perdóname y sigue leyendo. Todo lo que crees o no acerca de Dios está bien. Es con un corazón abierto y honesto que respeto lo que Dios significa para ti. Mi opinión personal es simplemente esta: no hay nada en este mundo más valioso que la fe y la confianza en un Dios amoroso.

Así que con un corazón y una mente abiertos comparto mis pensamientos. Los pensamientos que resuenen contigo simplemente reforzarán lo que consciente o inconscientemente ya sabes. Los pensamientos que no resuenen - te invito a cuestionarlos o simplemente dejarlos a un lado. Independientemente de lo que decidas hacer con los pensamientos que se presentan, te deseo buen viaje.

Paz, salud, felicidad, amor, risa y luz.

Tu hermano,

James Blanchard Cisneros

Capítulo 1 - El Sueño

Imagina por un momento que estás en los brazos de Dios. Te acabas de dormir y has empezado a soñar. Algunos sueños te llevan fuera de tu hogar, otros a distintos países y otros incluso a mundos diferentes. Sin embargo, si en algún momento despertaras, aun estarías en los brazos de Dios. No son relevantes ni los sueños que creaste, ni en lo que escogiste creer y sentir en esos sueños, ni lo asustado que estabas o las palabras que utilizaste; Dios estaba siempre pendiente de ti con amor eterno, paciencia y paz.

Imagínate sonriendo mientras contemplas a tus hijos durmiendo. Así también vela Dios sobre ti con amor absoluto. No importa lo que hayas elegido ver cómo verdad, ni cómo veas a Dios ni cómo sueñes con El, El siempre te esperará pacientemente hasta que despiertes. Puedes patearle o gritarle, pero El siempre comprenderá que estás soñando y reaccionando a un sueño. El te abraza con amor perfecto y aceptación total. Te acaricia la cabeza y, aunque estés durmiendo, sientes su amor y en tu interior más profundo, aunque estés dormido, agradeces su amor. Amigo mío, despertarás. Y cuando lo hagas, te encontrarás en un lugar del cual nunca te habías ido.

A algunos de vosotros os cuesta poder creer que Dios os ama incondicionalmente. Tras haber sentido dolor, culpabilidad, ira, sufrimiento, envidia, lujuria y celos, miráis vuestras vidas y os preguntáis ¿Cómo puede Dios amarme si soy todo esto y más? ¿Cómo puede Dios abrazarme con amor mientras siento estas emociones? Recuerda, Dios te mira mientras duermes. También sabe cómo eres cuando estás despierto. Te creó a su imagen y semejanza. Si has escogido creer que Dios no te conoce, al menos reconoce que Dios se conoce a sí mismo. Si se conoce a sí mismo, conoce Su imagen; y si conoce Su imagen, por lo menos conoce la verdad sobre ti.

Dios sabe quien has sido siempre, aunque tú no sepas quien eres ahora. Amigo mío, todos soñamos y en nuestros sueños nos transformamos en personajes que sienten emociones como el dolor, la culpabilidad, la ira, el sufrimiento, la envidia, la lujuria y los celos. Pero los sueños y las ilusiones son, por naturaleza propia, efímeros. De hecho, nuestros sueños son apenas un breve parpadeo en los ojos de la eternidad.

Si aun no has dado vida a un hijo o a una hija, imagínate creando ese nuevo ser. Imagina el amor absoluto que tendrías hacia ella o hacia él. Ahora, imagínate juzgando, o incluso odiando a este ser porque decide parpadear. Esto es lo que muchos creen que Dios puede y está haciendo con nosotros. ¿Te puedes hacer ahora una mejor idea de la escala y la magnitud de nuestras fantasías? El amor que Dios nos tiene es inmutable y eterno, y esta vida es un breve parpadeo en los ojos de la eternidad. ¿Juzgarías u odiarías a tu hijo por parpadear?

Mi querido amigo, si Dios no juzga su creación, ¿por qué tendríamos nosotros que juzgarla? Dios ama toda su creación y si nosotros no amamos su creación, nos invadirá una profunda sensación de separación. Lo contrario al amor es el miedo, y el miedo se manifiesta a través del juicio a los demás. El juicio a los demás causa separación, y es éste el objetivo del ego. Cuando juzgamos a un hermano o a una hermana, sea a través del pensamiento o de la acción, creamos una sensación de separación que a la vez conduce a los sentimientos de culpabilidad. Interiormente, nos sentimos culpables porque estamos juzgando algo que Dios ama y que Él ve cómo perfecto. Si juzgamos a un hijo de Dios, por definición nos estamos juzgando a nosotros mismos. Si nos juzgamos a nosotros mismos sin saber que lo estamos haciendo, creamos confusión. Cuando experimentamos demasiada confusión, creamos un estado de caos.

Una vida con caos y confusión no traerá consigo un estado de paz mental y de alegría. Nuestra tolerancia hacia el caos y la confusión puede ser alta, pero tiene sus límites. Llega un momento en el cual nos decimos a nosotros mismos Tiene que haber una mejor manera, una respuesta más productiva que la confusión y el caos. Y cuando comenzamos a cuestionarnos, empezamos a despertar y a recordar nuestro yo-verdadero. Nos damos cuenta y recordamos que, así como la confusión y el caos son el resultado de encontrarnos con nuestras hermanas y hermanos juzgándolos; la paz mental y la alegría son el resultado de encontrarnos con nuestras hermanas y hermanos con aceptación y con amor.

Amigo mío, permite que tus hermanas y hermanos experimenten las ilusiones que ellos perciben como reales. Muchas veces, es sólo cuando nuestros hermanos y hermanas experimentan el vacio de sus actos y de sus reacciones tanto a nivel físico cómo emocional y espiritual, que se dan cuenta de la infertilidad de las mismas. Por favor entiende que no estoy diciéndote que no hagas un esfuerzo para guiar a tus hermanos y hermanas en una dirección positiva. Pero sé consciente de las diferencias sutiles entre guiar y controlar. Estas diferencias suelen estar entremezcladas arbitrariamente en el sistema del pensamiento del ego. Si nos la solicitan, podemos ofrecer a nuestras hermanas y hermanos una guía, pero no debemos apegarnos al resultado. No te apegues a los hermanos y hermanas que siguen tu dirección. Mira dentro de tu corazón, ofrece apoyo y amor, y confía en que Su voluntad será realizada. Si tus hermanas y hermanos insisten en caer, déjales que caigan, pues tarde o temprano caerán de rodillas y cuando esto ocurra, no sentirán dolor sino alivio. Uno de los regalos más grandes que puedes ofrecer a tus hermanos y hermanas es darles ese espacio de amor que necesitan para caer, que caigan de rodillas y que sientan su perfección.

El Sistema Inconsciente de Creencias Habituales o Ego

A lo largo de este libro, hablaré del ego, por ser algo tan intrínsecamente entretejido en la naturaleza de nuestro ser. Si creemos en limitaciones, separaciones, prejuicios y temores de cualquier clase, hemos aceptado la ilusión de la realidad que nos vende el ego. Asimismo, si respondemos a cualquier persona, lugar o cosa con prejuicios, tristeza, negatividad, estrés, ansiedad, molestia o enojo, debes de saber que has participado en la misma ilusión. Estas creencias y respuestas han sido arraigadas y reforzadas en nosotros de manera que se han convertido en algo habitual. Estos hábitos, este sistema de creencias habituales (conocido comúnmente como el yo-ego o ego) es lo que utilizamos como reacción a nuestras experiencias diarias. Este sistema de creencias habituales es, sobre todo, un sistema de creencia no consciente que se manifiesta como nuestras creencias y actitudes. Estas creencias y actitudes influyen en nuestras reacciones diarias, las respuestas y comportamientos hacia nosotros mismos, hacia nuestro prójimo y hacia el mundo en general. Como robots, cada vez que reaccionamos con limitación, separación, prejuicio o miedo, estamos simplemente reaccionando tal y como hemos sido programados. Finalmente, entendemos que no queremos actuar, reaccionar, ser o vivir así. Lentamente nos hacemos conscientes de nuestro sistema inconsciente de creencias habituales, y entonces podemos empezar a desprogramaros a nosotros mismos. Este es un momento de gran celebración, ya que al hacernos conscientes de nuestra programación, también comenzamos a entender la posibilidad de elección. Entendemos entonces que tenemos la opción de ver las cosas según hemos sido programados, o de examinar lo que actualmente creemos y ver si esto encaja con lo que realmente deseamos. Es entonces cuando podemos elegir si queremos continuar con ese sistema de creencias limitado o reemplazarlo con entendimiento mucho más fortalecido.

Si creemos que no somos lo suficientemente buenos, que no somos merecedores de amor, que tenemos posibilidades limitadas, que estamos separados de nuestros hermanos y hermanas, que el miedo es real; entonces estas actitudes y percepciones se han convertido en parte de nuestro inconsciente que ahora vemos como nuestro yo-verdadero. En el mundo del ego hay un sistema de creencia de la masa, una creencia arraigada de que somos indignos, que no valemos lo suficiente, que no merecemos felicidad, y que nuestro futuro y el futuro del mundo son sombríos. Estas percepciones han sido programadas en nosotros y a menudo se han convertido en parte de nuestro sistema de creencias. Vemos a nuestro sistema de creencias como un reflejo de nuestro yo-verdadero, como nuestra realidad.

Buscamos y manifestamos en nuestras experiencias diarias aquello que creemos sobre nosotros mismos. Estas son las posibilidades que nos permitimos y, de manera inconsciente, probamos que tenemos razón cuando lo vivimos. Nos da un cierto nivel de satisfacción saber que tenemos razón, pero al mismo tiempo, lo que estamos viviendo nos perturba. Esto crea un nivel de confusión que lentamente se transforma en un estado de caos. La mayoría de las personas esperan a que este estado de caos se manifieste antes de empezar a examinar y a cuestionar su sistema inconsciente de creencias habituales. Posteriormente, cuando empezamos a investigar y a cuestionar nuestro sistema inconsciente de creencias habituales, reconocemos y recordamos que no es esta la forma con la cual queremos reaccionar o comportarnos, que no somos realmente así. Comenzamos a perder el apego a nuestro antiguo yo. Y mientras lo hacemos, recordamos que tenemos una elección a la cual podemos optar - la elección de ver y reaccionar hacia el resto de la gente y hacia el mundo como realmente queremos hacerlo. Nuestro antiguo yo creía en limitaciones, separaciones, prejuicios y miedos. Ahora hemos aprendido que esos patrones de pensamiento no son lo que somos o lo que queremos. No queremos seguir viviendo en un estado confuso o caótico; queremos vivir en un estado de paz y alegría. Nuevas elecciones y nuevas maneras de pensar empiezan a alinearse con nuestro yo-verdadero. La paz es lo contrario al caos y para poder conseguir experimentar el estado opuesto debemos creer que ese estado es posible.

La Transformación de la Imagen Propia

La transformación de la imagen propia y el tomar conciencia de nuestro yo-verdadero, empieza con la voluntad de aceptar que lo que realmente deseamos en nuestras vidas es no tener límites, y alcanzar el estado de unidad, de perdón y de amor. La transformación de la imagen propia significa cambiar la manera en la cual nos vemos a nosotros mismos. Para que esto pueda ocurrir no necesitamos cambiar lo que hacemos, sólo necesitamos cambiar la percepción de quienes creemos que somos. No necesitamos cambiar lo que hay alrededor de nosotros ni la forma de pensar, actuar o reaccionar de los demás. Simplemente, tenemos que cambiar nuestras mentes. Ya que esto es un cambio interno, nosotros tenemos la última palabra sobre si es esto algo que realmente queremos y deseamos hacer. Un poco de voluntad por nuestra parte, es todo lo que se necesita para lograrlo.

Como pronto recordarás, la paz está eternamente a tu alcance. Reconocer esa disponibilidad es todo lo que necesitas para obtenerla y sentirla. De la misma manera que tienes la paz siempre disponible, también tienes el poder traspasar los límites, la unidad, el perdón y el amor. Todo esto está eternamente disponible para ti porque son aspectos de tu yo-verdadero. Una vez más, es sencillamente tu voluntad de obtener esas cosas y sentirlas lo que te permitirá que se manifiesten en tu vida. Cuanto más creas que te están disponibles, más las verás manifestadas de una manera u otra. Poco a poco, lo que antes juzgabas, ahora lo perdonas. Aquel a quien antes temías, ahora amas. Lo que antes te separaba de tu hermano, ahora os une. Lo que antes te causaba confusión y caos ahora te trae comprensión y paz.

Para conseguir la transformación de la imagen propia, deja que afloren los pensamientos negativos presentes en tu sistema inconsciente de creencias habituales. Porque cuando afloren, se esclarecerán y en ese momento finalmente podrás ver lo que en realidad te ofrecen. Cuando te des cuenta de que no quieres lo que ellos te ofrecen, abandonarás esas creencias limitadas. Cuando las abandones, abandonarás también todo lo que creías ser. Descubrir quién eres de verdad, en muchas ocasiones, comienza por descubrir quien no eres.

Muchas personas tienen problemas de autoestima, pero incluso aquellos con un grado alto de autoestima se limitan a sí mismos cuando utilizan el yo-ego para medir y definir su yo-verdadero. El yo basado en el yo-ego, sólo permite un nivel de autoestima limitado. Si consideras que estás por debajo de ese límite, el ego te califica cómo tímido y temeroso, provocando que otros seres humanos te desprecien. Si consideras que estás por encima del nivel que el ego determina para ti, esto te califica cómo engreído, lo cual ocasiona que los demás te juzguen y se mofen de tus creencias. Si caes en el nivel prudente de autoestima, aun así serás juzgado y tus creencias serán cuestionadas por cada hermano y hermana, cuyos puntos de vista difieran del tuyo. Debes de comprender que cuando se trata del ego, aunque ganes en realidad pierdes, y que cualquier victoria está condicionada por el hecho de que tú te sientas culpable y no merecedor de la misma. Eso es lo que nos han enseñado. Probablemente es eso lo que has aceptado como verdad y como hecho inherente a la vida. Es eso, lo que ahora te estás dando cuenta de que no quieres. Cuanto más te des cuenta que no lo quieres, más cerca estarás de entender que es lo que quieres.

¿Qué te parecería abandonar tu limitado yo-ego y reemplazarlo por un yo-divino con capacidad infinita? ¿Te gustaría no tener que renunciar a nada y recibirlo todo a cambio? ¿Te gustaría abandonar los prejuicios y recibir el perdón, abandonar el miedo y recibir el amor, abandonar la separación y recibir la unidad, abandonar la confusión y el caos y recibir paz de espíritu y felicidad? Eso es lo que Dios te ofrece pero es tu elección, a través de tu libre albedrío, el aceptarlo o no. Dios te ofreció esa elección cuando te creó. Es tu herencia. Es tu esencia. Es tu verdad. Solo hay una cosa que necesitas hacer para obtenerlo todo. Ofrece a tus hermanos y hermanas lo mismo que tú quieres sentir. Porque todos somos uno y lo mismo que les ofreces a ellos, te lo estás regalando a ti.

Permite que lo que quieres sentir fluya a través de ti. Deja que el perdón, el amor, la unidad y la paz fluyan a través tuyo. Deja que estos pensamientos y sensaciones se extiendan hacia tus hermanos y hermanas. A medida que vayas aceptando que ellos son merecedores de esos pensamientos, tú estás reconociendo secretamente que también eres digno de ellos. Cuanto más dejes entrar, aceptes y expandas estos pensamientos, mas se manifestarán en tu vida. Cuanto más los sientas, menos querrás sentir los sentimientos opuestos.

Nacer Dentro de un Sueño

Imagínate nacer dentro de un sueño - una ilusión masiva transformada durante miles de años por miles de millones de personas en lo que hoy llamamos realidad. Los miles de millones de personas han sido sub-divididas en territorios que llamaron países, en creencias que llamaron religiones y en grupos que llamaron razas. Países divididos en estados, provincias y ciudades que a su vez fueron divididos en vecindarios y aquellos, divididos en edificios o en casas unifamiliares. Religiones divididas en ramas conservadoras o liberales. Las razas se auto dividieron por todos los criterios anteriores además de por color, tono de piel, grupo étnico y estatus financiero.

Cada grupo enseña y defiende que su creencia es el camino correcto y su verdad la verdad absoluta. Cada grupo crea su propia realidad a partir de aquello en lo que cree. Cada grupo pretende en ese momento imponer sus reglas y sus leyes, indicándonos lo correcto. Cada grupo enseña que, cuanto más cerca estemos de sus enseñanzas y de sus reglas, más felices estaremos, y más éxito y paz obtendremos. Y en nuestro interior más profundo sabemos que tenemos derecho a ser felices y a tener paz. Por eso lo aceptamos sin reservas, sin importarnos la lógica o falta de la misma que tiene cada ilusión y seguimos participando en ella pues si no lo hacemos, seremos juzgados como marginados, alborotadores o vagos. Nos enseñan que, si dejamos de participar en el modo de vida del grupo, nuestra esperanza de llegar al éxito y de encontrar la felicidad y la paz, será inexistente. Nuestro grupo nos inculca que si vamos en contra de las reglas, no encontraremos la felicidad, la paz o el éxito. Es por ello que aceptamos el mundo de ilusión que nos ofrece el grupo, creyendo que no hay otro camino. Moldeamos y transformamos con meticulosidad la ilusión para convertirla en algo con lo que podamos vivir por el momento. Pero amigo mío, no importa cómo cambiemos y moldemos la ilusión, sigue siendo una ilusión.

Todas esas divisiones, separaciones y sectas continuamente se castigan y se juzgan entre ellas por ser distintas y a su vez, castigan a los miembros de sus propios grupos por no exhibir una identidad única dentro del grupo. Como esto no tiene sentido para nuestros verdaderos egos, creamos una máscara, una identidad falsa que nos permite vivir más cómodamente dentro de la ilusión. A esa máscara o o-falsa identidad, yo la llamo el yo-ego. El yo-ego o ego no es parte de nuestro cuerpo físico. El ego es un sistema de creencias que se encuentra dentro de nuestras mentes. Utilizando nuestro yo-ego amoldamos la ilusión a algo con lo cual podemos convivir. A esto lo llamamos realidad — no es nuestra realidad, pero es LA realidad. Defendemos esa realidad con todas nuestras fuerzas porque si nos fallara, estamos convencidos de que se desvanecería también cualquier opción a lograr la felicidad, el éxito, la paz y la alegría.

El Sueño de la Separación

Uno de los juegos favoritos del ego dentro de este sueño es la idea de la separación. Esta idea nos enseña que podemos encontrar la verdadera paz de espíritu y la felicidad a través de la separación. El ego quiere que creamos en la idea de la separación para que él sea nuestro único guía. Quiere asimismo que lo consideremos valioso y útil, pues nos ha condicionado a abandonar aquello que no tiene ni valor ni utilidad.

El ego quiere que creamos en la idea de ser completos sin llegar nunca a ese estado. No quiere que nos convirtamos en seres completos porque entonces ya no lo necesitaríamos. Por eso se muestra como nuestro guía, ofreciéndonos múltiples mapas de tesoros escondidos para que nosotros vayamos en busca de ellos y aceptemos esa realidad. No nos damos cuenta de que el tesoro verdadero está dentro de nosotros y seguimos buscando tesoros externos que el ego nos dice que nos harán felices y completos. Los buscamos pero raramente los encontramos. Las pocas veces que encontramos el cofre del tesoro, nos sentimos momentáneamente satisfechos hasta que lo abrimos y vemos que está vacío. Empezamos a cuestionar al ego pero en ese momento, nos ofrece otro mapa y promete que esta vez nos traerá paz de espíritu, felicidad y la sensación de ser entes completos.

Cada mapa y cada indicación que nos muestra el ego, implica un viaje hacia afuera en un mundo de escasez, donde para triunfar debemos de encontrar un cierto número de ídolos (falsos dioses) antes de que lo hagan nuestros hermanos y hermanas. Nos dice que debemos unirnos a los hermanos y hermanas que piensan cómo nosotros y evitar a los que no lo hacen. Empieza su juego dividiendo la ilusión que ha creado en miles de ideas distintas que nosotros luego transformamos en ídolos. Nos susurra que debemos obtener esos ídolos, objetos materiales e ideas para completarnos. De esta manera, se cubre las espaldas para asegurarse que aceptaremos algunos de esos miles de ídolos y que emplearemos nuestro tiempo en intentar obtenerlos. Porque cuanto más tiempo pasemos buscándolos, menos tiempo tendremos para cuestionar lo que nos dice el ego. Cómo si fuera un viejo y sabio pescador, el ego cambia su anzuelo hasta que encuentra el más adecuado para el pez que está intentando atrapar. Nosotros somos los que decidimos que ídolos son los más importantes para completarnos y nos pasamos la vida intentando conseguirlos. Buscamos hermanos y hermanas que estén detrás de ídolos cómo los nuestros en forma de ideas, cosas materiales y estatus. Y nos separamos de aquellos hermanos y hermanas que no tienen la misma visión que nosotros.

Amigo, no son los ídolos lo que en realidad estamos buscando, sino sentirnos completos. No llegaremos a ese estado apartándonos de nuestros hermanos y hermanas. Tampoco nos completaremos a través de unirnos a individualmente a un hermano, a una hermana o a un grupo especifico. Nunca nos completaremos si perseguimos espejismos. Porque sólo dentro de una ilusión se pueden unir algunas partes de un sólo ente, excluir otras partes, y decir que está entero y completo. Y sólo en una ilusión masiva pueden los ídolos ofrecernos algo que Dios no pueda darnos. Las ilusiones no tienen fin y la única manera de completarse es despertando.

Juzgar al Soñador

Todos los días ayudamos a moldear y a desarrollar a los demás a través de lo que les ofrecemos. Si ofrecemos a los demás paciencia, amor y perdón, entonces tendrán una mayor probabilidad de transformarse en seres pacientes, amables y capaces de perdonar. Y si estas personas tocan nuestras vidas o las de nuestros hijos, nos sentiremos agradecidos. Estas personas a su vez sentirán gratitud hacia nosotros y hacia nuestros hijos porque se acordarán de que fue nuestra paciencia, nuestro amor y nuestro perdón lo que les ayudó a ser quienes hoy son.

Amigo, ofrece aquello que tú quieras sentir. Ofreciendo paciencia, amor y perdón, estas cualidades se manifestarán de alguna manera en tu vida. Si ofreces juicios y escarnio, tarde o temprano esto será lo que se manifestará en tu vida.

Cada uno de los gestos de tus hermanos y hermanas es un regalo. Si las palabras o gestos de tus hermanos y hermanas no son entendidos como regalos, entonces estamos malinterpretando la realidad. Podemos aceptar las palabras o acciones de una persona como regalos por los cuales debemos estar agradecidos o como ladrillos contra los cuales nos tenemos que defender. Una de estas decisiones nos traerá la felicidad, la otra nos traerá juicio y dolor. Debes entender que sólo en el sueño un regalo puede ser transformado en un ladrillo contra el cual nos tengamos que defender.

Sueño Ofrecido para el Capítulo Uno - El Regalo

En cada capítulo de ese libro yo pedí y recibí o bien un sueño o una experiencia extra corporal (EEC) que me fuera de utilidad para poder explicar cada temática. Mi esperanza es que cada experiencia personal te sea de ayuda. Mi forma de vida incluye mucho trabajo lúcido y no lúcido, así como experiencias EEC. Medito antes de dormir y pido a mis guías espirituales que me proporcionen un sueño que pueda realzar o clarificar el material. Esto ha sido y continua siendo un instrumento de crecimiento muy útil para mí. En el Capítulo 11, te invitaré a intentarlo. Puedes entrenarte para poder recordar los detalles de tus sueños o EEC. Del estado de sueño se puede extraer mucho conocimiento. Junto con el mensaje que es ofrecido a través de la simbología del sueño, también se ofrecen mensajes verbales. Para mí, esos mensajes son como la voz de un barítono joven, pero a la vez maduro, dentro de mi cabeza. En otras ocasiones,

Has llegado al final de esta vista previa. ¡Regístrate para leer más!
Página 1 de 1

Reseñas

Lo que piensa la gente sobre Has Elegido Recordar

0
0 valoraciones / 0 Reseñas
¿Qué te pareció?
Calificación: 0 de 5 estrellas

Reseñas de lectores