Encuentra tu próximo/a libro favorito/a

Conviértase en miembro hoy y lea gratis durante 30 días
Foucault en 90 minutos

Foucault en 90 minutos

Leer la vista previa

Foucault en 90 minutos

valoraciones:
4.5/5 (12 valoraciones)
Longitud:
65 página
1 hora
Editorial:
Publicado:
Mar 31, 2014
ISBN:
9788432317088
Formato:
Libro

Descripción

Foucault fue más historiador que filósofo. Tras una investigación laboriosa, concluyó que conocimiento y poder han ido íntimamente ligados a lo largo de la historia. Ilustró esta idea central de su filosofía mediante estudios sobre la locura, la sexualidad, la disciplina y el castigo, argumentando que no existe la verdad absoluta, solo verdades diferentes acerca de la realidad en momentos particulares, verdades que satisfacen las necesidades del poder.

En Foucault en 90 minutos, Paul Strathern ha entretejido, en un relato a la vez estimulante e informativo, la vida y las ideas de Michel Foucault. El libro incluye además una selección de escritos de Foucault, una breve lista de lecturas sugeridas para aquellos que deseen profundizar en su pensamiento, y una cronología que sitúa a Foucault en su época y en el marco más amplio de la filosofía.
Editorial:
Publicado:
Mar 31, 2014
ISBN:
9788432317088
Formato:
Libro

Sobre el autor


Relacionado con Foucault en 90 minutos

Títulos en esta serie (44)

Libros relacionados

Artículos relacionados


Dentro del libro

Mejores citas

  • El problema con Foucault y Kuhn era que parecían destruir cual-quier concepto absoluto de verdad. Si nuestra manera de pensar está siempre enmarcada dentro de una episteme (o paradigma), pare-ciera que nunca alcanzaremos la «verdad».

  • La esencia la crea- mos nosotros mismos por la forma como existimos, elegimos y actuamos en el mundo. Del mismo modo, la subjetividad no es un elemento constante que permita una definición estática y limitadora.

  • Foucault llama episteme al conjunto de suposiciones, prejui- cios y mentalidades que estructuran y limitan el pensamiento de cualquier época concreta.

  • El cuento de Borges nos hace ver que cualquier sistema de clasificación siempre tendrá sus limitaciones. ¿Cuáles son las limita- ciones de nuestra episteme?, tendremos que preguntarnos.

  • La verdad acerca de uno mismo no es «algo dado, algo que tenemos que descubrir, sino algo que hemos de crear por nosotros mismos».

Vista previa del libro

Foucault en 90 minutos - Paul Strathern

Siglo XXI

Paul Strathern

Foucault

en 90 minutos

Traducción: José A. Padilla Villate

Diseño de portada

RAG

Reservados todos los derechos. De acuerdo a lo dispuesto en el art. 270 del Código Penal, podrán ser castigados con penas de multa y privación de libertad quienes sin la preceptiva autorización reproduzcan, plagien, distribuyan o comuniquen públicamente, en todo o en parte, una obra literaria, artística o científica, fijada en cualquier tipo de soporte.

Nota a la edición digital:

Es posible que, por la propia naturaleza de la red, algunos de los vínculos a páginas web contenidos en el libro ya no sean accesibles en el momento de su consulta. No obstante, se mantienen las referencias por fidelidad a la edición original.

Título original

Foucault in 90 minutes

© Paul Strathern, 2000

© Siglo XXI de España Editores, S. A., 2002, 2014

para lengua española

Sector Foresta, 1

28760 Tres Cantos

Madrid - España

Tel.: 918 061 996

Fax: 918 044 028

www.sigloxxieditores.com

ISBN: 978-84-323-1708-8

Introducción

Foucault no fue un filósofo en el sentido que le daba al término la tradición clásica. Aun así, en cierto momento de su vida se le consideró en algunos medios como el nuevo Kant, una pretensión ciertamente exagerada; no se puede decir que esto fuera culpa suya (aunque hizo poco por desalentar a los que así opinaban). Tampoco fue apenas su culpa el hecho de que estuviera fuera de su alcance cualquier posibilidad de ser un filósofo clásico. Este no es un simple juicio intelectual; el hecho es que Wittgenstein había acabado prácticamente con la filosofía en el sentido de la tradición clásica. Wittgenstein sostuvo que ya no existía la filosofía, sino el filosofar, y que la mayor parte de las cuestiones filosóficas son el resultado de errores lingüísticos. Se aclara la confusión, y el problema sencillamente desaparece. Y las cuestiones restantes simplemente no tenían respuesta (o, más correctamente, no podían ser preguntadas).

No obstante, una variante de la tradición filosófica clásica persistió en la Europa continental en la obra de Heidegger, que pretendía actuar, más allá del reino wittgensteiniano y del alcance de la lógica, analizando los fundamentos reales del pensamiento y del entendimiento. Esta tendencia tuvo una enorme influencia en Fou­cault y le indujo a desvelar cómo la filosofía y, en suma, todo «conocimiento» llega a su versión de la verdad. Señaló que semejantes «verdades» dependen en gran medida de los supuestos y mentalidades de la época en que son formuladas.

Foucault emprendió esta tarea más como historiador que como filósofo. Estudiaba minuciosamente los documentos originales del periodo que estuviera investigando, y estos le revelaban de primera mano la sociedad, el conocimiento y la estructura de poder de la época en cuestión. Foucault concluyó que el conocimiento y el poder están íntimamente relacionados, hasta el punto que los conjuntó en su término «poder/saber». Este fue el tema central de su filosofía, si bien, para llegar a él e investigar sus implicaciones, cubrió un vasto campo de materiales a menudo espectaculares. Consideró que era esencial para su argumentación la historia de la locura, de la sexualidad, del control y del castigo. Añádase la relación de estos temas con su vida personal y el resultado es el filósofo más sensacional de los tiempos modernos.

Sin embargo, ¿qué valor filosófico real contiene todo este sensacionalismo? Las respuestas a esta pregunta permanecen nítidamente divididas desde su fallecimiento, acaecido en 1984. El olvido filosófico llega fácilmente; el hecho de que todavía se discuta sobre Foucault es, en cierto modo, una prueba del reconocimiento que merece. De nosotros depende cuánto tiempo durará esta situación.

Vida y obra de Foucault

Paul-Michel Foucault nació el 15 de octubre de 1926 en Poitiers, a unos 400 kilómetros al sur de París. Su familia pertenecía a la burguesía acomodada de una ciudad que ha sido y es ejemplo del provincianismo francés. Su padre, cirujano, enseñaba en la facultad de medicina local y ejercía una práctica próspera. Su madre era una mujer resuelta que manejaba las finanzas del marido, ayudaba a administrar su ejercicio profesional y se atrevía a conducir un automóvil.

Además de su residencia de Poitiers, la familia poseía una pequeña casa en el campo. Durante la infancia de Paul-Michel construyeron una villa al lado del mar en la costa atlántica, en La Baule, lo bastante grande para una familia de cinco más el servicio. La familia pasaba allí las vacaciones de verano entre pinos, con vistas

Has llegado al final de esta vista previa. ¡Regístrate para leer más!
Página 1 de 1

Reseñas

Lo que piensa la gente sobre Foucault en 90 minutos

4.7
12 valoraciones / 1 Reseñas
¿Qué te pareció?
Calificación: 0 de 5 estrellas

Reseñas de lectores

  • (2/5)

    Esto le resultó útil a 1 persona

    Los datos biográficos son interesantes, aunque a veces están escritos de manera "extraña", sobre todo a la hora de presentar su homosexualidad o su gusto por el sado, parece que pretende hacer un ad hominem a la obra a partir de la vida. Por otro lado, el conocimiento de la obra foucaultiana (sobre todo en el momento en el que la critica) es muy pobre y los contraejemplos son tramposos, como cuando habla del estudio de Foucault de la invención del hombre como objeto de estudio ... el autor cita otros momentos en los que se estudió el concepto del hombre pero ignora el lugar de esas reflexiones en las epistemes respectivas. En fin... no sé si lo recomendaría.

    Esto le resultó útil a 1 persona