Encuentra tu próximo/a libro favorito/a

Conviértase en miembro hoy y lea gratis durante 30 días
Movimiento y expresión corporal: En Educación Infantil

Movimiento y expresión corporal: En Educación Infantil

Leer la vista previa

Movimiento y expresión corporal: En Educación Infantil

valoraciones:
5/5 (7 valoraciones)
Longitud:
256 página
2 horas
Publicado:
Jan 17, 2017
ISBN:
9788427722750
Formato:
Libro

Descripción

La finalidad de la Educación Infantil es favorecer el desarrollo integral de los niños en todos sus aspectos: físico, intelectual, lingüístico, afectivo y social, procurando complementar la educación que reciben en la familia y en el contexto social en el que viven.

Para desarrollar su sociabilidad y su afectividad, los niños necesitan interaccionar con otras personas a través de la comunicación que se expresa, a su vez, por el lenguaje y la motricidad.

El libro abarca diversos aspectos del crecimiento como la creatividad, la importancia de la motricidad, el juego y el aspecto lúdico de las actividades.

Comprender que los niños son portadores de múltiples potencialidades exige de los profesores una gran pluralidad y diversidad en las actividades y proyectos que puedan proponer.

El libro, impreso a todo color y con más de cien imágenes expresivas del contenido que se describe, ofrece a los educadores y educadoras, junto a una base teórica sólida y documentada, un repertorio de más de treinta actividades para realizar con niños de Educación Infantil. Las actividades motrices y juegos se pueden realizar, tanto formando parte del currículo de esta etapa como en educación no formal o en ambientes familiares.
Publicado:
Jan 17, 2017
ISBN:
9788427722750
Formato:
Libro


Relacionado con Movimiento y expresión corporal

Títulos en esta serie (24)

Libros relacionados

Artículos relacionados

Vista previa del libro

Movimiento y expresión corporal - Vilma Lení Nista-Piccolo

equilibrio.

Desde su nacimiento el individuo se enfrenta con los problemas del mundo que lo rodea. Y es a partir de las propias experiencias como se relaciona con el mundo de las cosas y con el mundo de las personas; su cuerpo se convierte en el eslabón que permite la vinculación del ser humano con el medio en el que vive.

Cada ser humano posee su propio esquema de desarrollo, lo cual define su individualidad. Nace dotado de características que determinan su modo de ser, de actuar y de pensar. Todo lo que hace para conocer, para relacionarse, para aprender, lo hace a través del cuerpo. Sus primeras experiencias vividas son esencialmente corporales, imprimiendo huellas indelebles en su inconsciente corporal.

El cuerpo es el primer objeto que el niño percibe; a través de él capta sus satisfacciones, sus dolores, las sensaciones visuales y auditivas. El cuerpo es su medio de actuar y de conocer el entorno.

Podemos decir que el recién nacido va acumulando experiencias que se tornan en los cimientos de su desarrollo futuro; su dinámica acción corporal es la que interfiere con el medio ambiente.

Por tanto si queremos conocer mejor a un niño o a una niña, es necesario partir de su historia de vida para entender su comportamiento. Las personas que se dedican al cuidado de los niños, sus educadores, deben comprender sus esquemas de crecimiento, respetar los principios de su evolución y entender los factores que determinan cada fase de la vida infantil. Las sensaciones corporales se tornan el punto de partida de sus posibilidades de acción, que se irán desarrollando progresivamente.

Niñas sujetas con una cuerda de acero, experimentando la sensación de volar.

Ya no partimos solamente de la idea de que las capacidades que demostramos al nacer determinan nuestras posibilidades de ser, sabemos ahora que las experiencias vividas a lo largo de los años pueden ampliar nuestras ventanas de aprendizaje (Gardner, 1999).

Conocemos las etapas de la evolución humana, las fases de transición en el desarrollo entre unas y otras, pero es necesario entender al niño de forma integral, en todos los aspectos que su comportamiento expresa. Difícilmente conseguiremos conocer todas las potencialidades que poseen los niños, siendo meros espectadores de su forma de actuar, pues su potencial de acción depende de las oportunidades que tenga de vivenciar experiencias variadas. Todo esto significa que no podemos olvidar las influencias que tiene el medio ambiente en el crecimiento del niño, las posibilidades de su interrelación con los otros y las variadas y ricas experiencias que él mismo puede vivenciar.

Aunque existan patrones fundamentales en el desarrollo humano, son las oportunidades, surgidas a lo largo de la vida, las que permiten que el ser humano explore y desarrolle todo su potencial. La llave de esa exploración se da por el movimiento, y por esa razón debemos ofrecer una gran variedad de movimientos, para que el cuerpo pueda experimentar diferentes acciones, más allá de las que ejecuta habitualmente el niño. Dominar su cuerpo y conocerlo da origen a un mejor modo de relacionarse con lo que le

Has llegado al final de esta vista previa. ¡Regístrate para leer más!
Página 1 de 1

Reseñas

Lo que piensa la gente sobre Movimiento y expresión corporal

4.9
7 valoraciones / 0 Reseñas
¿Qué te pareció?
Calificación: 0 de 5 estrellas

Reseñas de lectores