Disfruta de este título ahora mismo, y de millones más, con una prueba gratuita

A solo $9.99/mes después de la prueba. Puedes cancelar cuando quieras.

Gua Sha: Guía de autotratamiento completo

Gua Sha: Guía de autotratamiento completo

Leer la vista previa

Gua Sha: Guía de autotratamiento completo

valoraciones:
4/5 (9 valoraciones)
Longitud:
358 páginas
2 horas
Editorial:
Publicado:
Feb 1, 2017
ISBN:
9788416233854
Formato:
Libro

Descripción

Aunque el Gua Sha ha sido utilizado durante cientos de años en Extremo Oriente, para la mayoría de los occidentales sigue siendo totalmente desconocido. Se trata de un conjunto sencillo de técnicas no invasivas, fáciles de aplicar y de gran efectividad, tanto en la prevención como en el tratamiento de numerosas enfermedades y dolencias. En este libro, con la ayuda de numerosas ilustraciones a todo color, Clive Witham explica con total claridad la forma en que se debe aplicar el Gua Sha, así como los puntos que deben tratarse en cada caso, según los canales energéticos Ðconocidos en la medicina oriental como meridianosÐ y siempre con base en una visión holística del ser humano. Tienes en tus manos un libro poco común: una guía de autotratamiento fácil, segura y eficaz.
Editorial:
Publicado:
Feb 1, 2017
ISBN:
9788416233854
Formato:
Libro

Sobre el autor


Relacionado con Gua Sha

Libros relacionados

Artículos relacionados

Vista previa del libro

Gua Sha - Clive Witham

Si este libro le ha interesado y desea que lo mantengamos informado de nuestras publicaciones, puede escribirnos a

comunicacion@editorialsirio.com

o bien regristrase en nuestra página web:

www.editorialsirio.com

Título original: Gua Sha: a comlete guide to Self-Treatment

Traducido del inglés por Clara Marina Parra Domínguez

Diseño de portada: Editorial Sirio S.A.

Composición ePub por Editorial Sirio S.A.

Imagen de portada: ©Halfpoint-Fotolia.com

© de la edición original

2015, Clive Withman

© de las ilustraciones

Nos. 30, 31, 43, 44, 48, 50, 52, 53, 54, 55, 58, 59, 64, 65, 66 y 70

URRA 123RF.com

© de la presente edición

EDITORIAL SIRIO, S.A.

www.editorialsirio.com

E-Mail: sirio@editorialsirio.com

I.S.B.N.: 978-84-16233-854

«Cualquier forma de reproducción, distribución, comunicación pública o transformación de esta obra sólo puede ser realizada con la autorización de sus titulares, salvo excepción prevista por la ley. Diríjase a CEDRO (Centro Español de Derechos Reprográficos, www.cedro.org) si necesita fotocopiar o escanear algún fragmento de esta obra».

Table of Contents

INTRODUCCIÓN

NOTAS

¿Qué es Gua Sha?

¿DÓNDE SE ORIGINA?

NOTAS

¿EN QUÉ CONSISTE?

NOTAS

¿CÓMO FUNCIONA?

LA SANGRE Y EL QI

EL SISTEMA DE CANALES

LA DIRECCIÓN DE LOS CANALES PRINCIPALES

Canales de los brazos

Canales yang (hacia arriba)

Canales yin (hacia abajo)

Canales de las piernas

Canales yin (hacia arriba)

Canales yang (hacia abajo)

Canales adicionales

Canales yin (hacia arriba)

Canales yang (hacia abajo)

REGIONES CUTÁNEAS

EL GUA SHA DESHACE ESTANCAMIENTOS DE QI Y SANGRE

EL GUA SHA EXPULSA FACTORES AMBIENTALES

NOTAS

¿PARA QUIÉN ES EL GUA SHA?

A QUIÉN SE DIRIGE

ENFERMEDADES CRÓNICAS

ENFERMEDADES AGUDAS

EL ESTANCAMIENTO

NOTAS

¿Cómo se practica el Gua Sha?

¿QUÉ SE NECESITA PARA REALIZAR GUA SHA?

UTENSILIOS

Utensilios caseros

Una cuchara de sopa china

Una tapadera

Utensilios especiales

Utensilio de cuerno de búfalo

Utensilio de jade

LUBRICANTES

Lubricantes caseros

Agua y jabón

Lubricantes especiales

Aceites esenciales de masaje

Productos con base de petróleo

Lubricantes comerciales

¿CÓMO USAMOS LOS INSTRUMENTOS?

PREPARA TU MENTE

APLICAR EL LUBRICANTE

TÉCNICAS

Técnica de raspado

Raspado ancho

Raspado estrecho

Pulsación y rotación

Pulsación

Círculo

Longitud del trazo

Dirección

¿FUNCIONA IGUAL CON TODO EL MUNDO?

FORMAS DE TRATAMIENTO

Dispersión

Tonificación

ADAPTAR LOS TRATAMIENTOS

Presión

Velocidad

Ángulo

Duración

¿ES SEGURO?

ENFERMEDADES

IMPERFECCIONES

UTENSILIOS

NOTAS

¿Cómo se aplica el Gua Sha al cuerpo?

PARTE SUPERIOR DEL CUERPO

ZONA DE LA CABEZA

Bajo la piel

Huesos

Músculos y tejidos

Canales

Enfermedades comunes relacionadas con esta área

Secuencia de la cabeza

ZONA DE LA CARA

Precauciones generales

Bajo la piel

Huesos

Músculos y tejidos

Canales y zonas

Enfermedades comunes relacionadas con esta área

Secuencia de la cara

CUELLO Y HOMBROS

Precauciones generales

Bajo la piel

Huesos

Cuello

Hombro (parte posterior)

Hombro (parte frontal)

Músculos y tejidos

Canales

Enfermedades comunes relacionadas con esta área

Secuencia del cuello y los hombros

PARTE SUPERIOR DE LA ESPALDA

Bajo la piel

Huesos

Músculos y tejidos

Canales

Enfermedades comunes relacionadas con esta área

Secuencia de la parte superior de la espalda

ZONA DEL PECHO

Precauciones

Bajo la piel

Huesos

Canales

Enfermedades comunes relacionadas con esta área

Secuencia del pecho

BRAZOS

Bajo la piel

Huesos

Parte superior

Parte inferior

Músculos y tejidos

Parte superior

Parte inferior (interior)

Pare inferior (exterior)

Canales

Interior

Exterior del brazo

Enfermedades comunes relacionadas con esta área

Secuencia del brazo

MANOS

Bajo la piel

Huesos

Músculos y tejidos

Palma

Reverso

Canales

Enfermedades comunes relacionadas con esta área

Secuencia de la mano

Palma

Reverso

NOTAS

PARTE INFERIOR DEL CUERPO

ESPALDA MEDIA Y BAJA

Bajo la piel

Huesos

Canales

Enfermedades comunes relacionadas con esta área

Secuencia de la espada media y baja

ZONA ESTOMACAL Y ABDOMINAL

Precauciones

Bajo la piel

Músculos y tejidos

Canales

Enfermedades comunes relacionadas con esta área

Secuencia estomacal y abdominal

ZONA DE LAS NALGAS, LAS CADERAS Y LAS PIERNAS

Bajo la piel

Huesos

Músculos y tejidos

Parte superior de la pierna (parte posterior)

Parte superior de la pierna (parte frontal)

Parte inferior de la pierna (parte posterior)

Parte inferior de la pierna (interior)

Parte inferior de la pierna (exterior)

Canales

Enfermedades comunes relacionadas con esta área

Secuencia de nalgas, caderas y piernas

ZONA DE LOS PIES

Bajo la piel

Huesos

Canales

Enfermedades comunes relacionadas con esta área

Secuencia del pie

Planta del pie

Laterales del pie

Empeine

¿Cómo beneficia Gua Sha a la salud?

USAR GUA SHA PARA MANTENERSE SANO

USAR GUA SHA PARA TRATAR DOLENCIAS

CABEZA Y MENTE

Dolores de cabeza

Áreas generales

Específico

Problemas nasales

Áreas generales

Áreas específicas

Depresión

Áreas generales

Áreas específicas

Ansiedad

Áreas generales

Áreas específicas

Insomnio

Áreas generales

Áreas específicas

Mareo

Áreas generales

Áreas específicas

PARTE SUPERIOR DEL CUERPO Y BRAZOS

Problemas de cuello y hombros

General

Específico

Tos y problemas respiratorios

Áreas generales

Áreas específicas

Resfriados y gripe

Áreas generales

Áreas específicas

Malestar en el codo

Áreas generales

Áreas específicas

Malestar en la muñeca

PARTE INFERIOR DEL CUERPO Y PIERNAS

Dolor en la zona baja de la espalda y ciática

Áreas generales

Áreas específicas

Estreñimiento

Áreas generales

Áreas específicas

Diarrea

Áreas generales

Áreas específicas

Molestias estomacales o abdominales

Áreas generales

Áreas específicas

Malestar en la rodilla

Áreas generales

Áreas específicas

Malestar en el tobillo

Áreas generales

Áreas específicas

Otras dolencias

CONCLUSIONES

INTRODUCCIÓN

Mi primer contacto con la técnica del Gua Sha fue, como para la mayoría de la gente, un tanto inusual. Tenía dolor de estómago. Era ese tipo de dolor de estómago que aparece de repente y que hace que te retuerzas en el suelo con la vana esperanza de sentir algo de alivio.

Podría haber tomado el coche y haber conducido yo mismo hasta urgencias, aullando luego de dolor mientras esperaba al médico de turno. También podría haberme acercado a una farmacia y haber comprado cualquier medicamento que aliviara el dolor. Pero no. Mi camino fue diferente.

Mi camino hacia el alivio llegó de la mano de mi mujer, Mutsumi –proveniente de la familia de linaje japonés de los Ishizuka y madre de mis hijos–, que aferraba «amenazante» una cuchara. En su mirada quedaba totalmente claro que a pesar de mis quejas y gimoteos, no iba a hacer prisioneros. De ese modo, dejé de retorcerme y me encomendé a sus órdenes, como haría cualquier otro paciente que no quisiera tener problemas.

Mutsumi se puso de inmediato manos a la obra con aquella cuchara. No para suministrarme algún tipo de jarabe curativo, sino para frotarme la espalda con ella, tan solo haciendo uso de movimientos rítmicos y un poco de aceite. Su trabajo silencioso se veía interrumpido solamente de vez en cuando por expresiones de aparente alegría: «¡Ajá!, ahí está, ya sale» o del tipo: «¡Guau!, deberías ver esto».

El caso es que, en realidad, yo no podía ver nada. Todo sucedía en la zona lumbar de mi espalda. Lo único que podía notar era una rara sensación, como si alguien me estuviera rozando con lo que hasta aquel momento era, simplemente, una cuchara de sopa. Desde aquel instante, aquel utensilio dejó de ser un simple cubierto, se había convertido en un instrumento médico utilizado con gran habilidad y destreza a una velocidad vertiginosa. Me recordaba la escena de la película en la que Eduardo Manostijeras hacia esculturas con los setos del jardín. Solo que en este caso, en lugar de tijeras, era una cuchara y en lugar de arbustos, era mi blanca piel.

No pasó mucho rato hasta que me di cuenta de que ya no necesitaba seguir retorciéndome en el suelo. De hecho, me estaba empezando a acostumbrar a esa extraña sensación que me estaban provocando en la espalda. En un momento en particular, mientras miraba al suelo sentado sobre una silla a horcajadas y apoyaba el pecho en el respaldo, fui consciente de que el dolor había desaparecido. No es que simplemente se había enmascarado o adormecido por el efecto de un analgésico, había desaparecido por completo. Pero ¿cómo? ¿Por qué? No tenía ni idea. Lo único que sabía es que me habían «rebañado» la espalda, como cuando quitas la nata que se forma encima de la leche caliente, o la grasa de un sabroso tazón de sopa.

Me las apañé para colocar un pequeño espejo frente a otro más grande que tenía en el recibidor, con la intención de echar un vistazo a lo que aquella cuchara sopera había causado en mí. Solté una exhalación, horrorizado por aquellas tremendas marcas rojizas. Parecía como si las hubieran dibujado con ceras de colores sobre un papel rosa. Las miré anonadado, aunque no tenía ningún síntoma desagradable. Raro, sí. Desagradable o incómodo, definitivamente no. De hecho, me sentía genial.

Fue en aquel momento cuando me di cuenta del profundo respeto que sentía por la técnica del raspado (y por los utensilios de cocina) y supe que debía explorar aquella curiosa técnica de una manera muchísimo más profunda.

Mi esposa creció en una época que muchas jóvenes japonesas desconocen. Fue mucho antes de los inmensos avances tecnológicos por los que se conoce a Japón y que han supuesto una gran brecha entre la mayoría de la gente y la naturaleza. Uno solo tiene que echar un vistazo al tipo de casa en la que ella creció. Romper el hielo que cubre el agua del barril para poderte lavar las manos ha sido reemplazado por un inodoro con una tapa que controla su propia temperatura automáticamente, a la vez que te lava y seca pulsando el botón de un extremadamente complejo panel de control. ¡Pulsar el botón equivocado puede suponer una gran sorpresa!

Afortunadamente, me las apañé para inculcar a mis hijos un poco de este conocimiento que se ha transmitido de generación en generación. Lo hice mediante un cambio radical en nuestras vidas. Poco sabía mi familia lo que se le venía encima: cambio de país, de trabajo, de escuela, de idioma... Vamos, que le dimos un beso de despedida a la civilización. Adiós al feliz y acomodado ambiente en una zona residencial británica. Hola, remota isla selvática en el mar del Este de China.

Si nos ponemos a pensarlo seriamente, cualquier persona en su sano juicio hubiera valorado los pros y los contras, así como también habría considerado los riesgos. Solo un tonto hubiera perseguido su sueño al otro

Has llegado al final de esta vista previa. ¡Regístrate para leer más!
Página 1 de 1

Reseñas

Lo que piensa la gente sobre Gua Sha

4.2
9 valoraciones / 0 Reseñas
¿Qué te pareció?
Calificación: 0 de 5 estrellas

Reseñas de lectores