Encuentra tu próximo/a libro favorito/a

Conviértase en miembro hoy y lea gratis durante 30 días
Taller de juegos teatrales

Taller de juegos teatrales

Leer la vista previa

Taller de juegos teatrales

valoraciones:
4.5/5 (5 valoraciones)
Longitud:
226 página
1 hora
Publicado:
Nov 6, 2015
ISBN:
9788499214993
Formato:
Libro

Descripción

¿Y si jugamos al teatro? ¿Y si nos divertimos todos juntos, alumnado y profesorado, a la vez que aprendemos las técnicas dramáticas fundamentales?
He aquí una guía de las técnicas auxiliares de numerosos juegos de expresión para practicar la dramatización. En nuestro horizonte, el hecho de que tal vez entonces el colectivo se anime a crear su propio obra de teatro y la represente, o que sea el alumno o alumna el que quiera ser el autor o autora de la suya propia y la represente toda la clase... Y más allá, al límite: el gozo y la satisfacción de jugar con el teatro.
Publicado:
Nov 6, 2015
ISBN:
9788499214993
Formato:
Libro

Sobre el autor


Relacionado con Taller de juegos teatrales

Libros relacionados
Artículos relacionados

Vista previa del libro

Taller de juegos teatrales - José Cañas Torregrosa

José Cañas Torregrosa

taller de

Juegos teatrales

octaedro

Taller de juegos teatrales

autor

José Cañas Torregrosa

Nota: A lo largo del texto, siempre que se utilizan los términos genéricos profesor, alumno, etc., se quiere hacer referencia a ambos sexos.

Primera edición en papel: septiembre de 2009

Primera edición: mayo de 2015

© José Cañas Torregrosa

© Derechos exclusivos de esta edición

Ediciones Octaedro, s.l.

Bailén, 5 - 08010 Barcelona

Tel.: 93 246 40 02 – Fax: 93 231 18 68

www.octaedro.com – octaedro@octaedro.com

Cualquier forma de reproducción, distribución, comunicación pública o transformación de esta obra sólo puede ser realizada con la autorización de sus titulares, salvo excepción prevista por la ley. Diríjase a CEDRO (Centro Español de Derechos Reprográficos, www.cedro.org) si necesita fotocopiar o escanear algún fragmento de esta obra.

ISBN: 978-84-9921-499-3

Diseño y realización: Servicios Gráficos Octaedro

Fotografías: Photos.com, Archivo Ediciones Octaedro

Digitalización: Ediciones Octaedro, S.L.

Introducción

El teatro y tú

Quiero pedirte algo: mira a tu alrededor; observa detenidamente, por unos instantes, cuanto sucede. Es posible que ante ti la gente camine de prisa. Tal vez, ahora mismo, unos ancianos tomen el sol en un parque próximo y quizás una vecina camine presurosa hacia su trabajo. Mientras, un ciclista cruza la calle o una ambulancia taladra intermitentemente la mañana con prisa y luces… Todo pasa frente a ti… Sí. Es probable que ocurran cosas como éstas o bien otras distintas. No importa: es la vida que se cuela por todos sitios y que llega –sin apenas darte cuenta– hasta tus sentidos para hacerte ver que también tienes otra historia paralela a la de los demás, que estás maravillosa y esencialmente vivo o viva y que tienes infinitas cosas que decir.

¿Sabes? Se podrían describir los personajes que tus sentidos han percibido, rodeados de un ambiente. Se podrían analizar sus palabras, enmarcadas dentro de una acción; contar, por tanto, una historia, muchas historias en las cuales esos personajes hablen ante los demás exponiendo de esta forma sus proyectos, manifestando alegrías y penas, ilusiones y frustraciones, las metas obtenidas y los sueños que desean alcanzar.

Recreadas por ti, por tus compañeras y compañeros, surgirán historias radicalmente serias o divertidas o, tal vez, historias en las que llanto y risa se entremezclen proporcionalmente, porque ya sabes bien a tu edad que risa y llanto, alegría y tristeza, parecen estar siempre jugando al escondite con nuestro presente y aun con nuestro futuro.

Pero ¿para qué contar todas esas historias? ¿Para qué hacer desfilar ante los demás estas acciones? Pienso que es bien sencillo de explicar: tu personalidad, ahora que creces y te formas, se verá enriquecida con la exposición de todas esas vivencias; tus ideas y conceptos propios se complementarán con otras visiones, con otros razonamientos y otros comportamientos. Aprenderás, seguro, de la experiencia al contar las cosas que ocurren ahora, los hechos que han ocurrido o, incluso, los que pueden ocurrir.

Para ello, podemos utilizar múltiples fórmulas: así podríamos ponernos desde una perspectiva periodística y escribir noticias o artículos de opinión o, tal vez, utilizar las técnicas narrativas y dar a nuestras historias estructura de cuento o de novela. Pero también podríamos recurrir a otros medios como el cómic, la radio o el vídeo. Todo es válido. No obstante, desde aquí, desde las páginas de este libro, yo te invito –os invito a todos y a todas– a contar vuestras historias utilizando el teatro y el lenguaje dramático como fórmula global y creativa de expresión para recrear, así, todo eso que bulle en vuestro interior y también todo aquello que, desde fuera y por diferentes caminos, llega hasta vosotros.

Dramatización, teatro y lenguaje dramático son, probablemente, términos semejantes para ti y, tal vez, desconozcas la dimensión exacta de cada uno de ellos.

Bueno será, pues, que te los aclare para poder partir de ellos en nuestro trabajo posterior.

Tanto el teatro como la dramatización participan en común del mismo tipo de lenguaje, pero ambos se diferencian básicamente en dos aspectos:

•El teatro es un espectáculo y como tal le interesa esencialmente el éxito final de éste, por lo cual intenta eliminar lo inútil tras una serie continuada de ensayos y se recrea en el mayor número de efectos artísticos posible.

•La dramatización también es un juego de simulación, como el teatro, y de él toma sus técnicas, pero no busca como resultado último el espectáculo sino que sus objetivos son de carácter pedagógico, de enseñanza y aprendizaje, sin importar demasiado el resultado final, sino el disfrute personal y colectivo de los actores-espectadores-jugadores que lo integran y desarrollan en un momento determinado sin preocuparse de una actuación posterior pública.

Y qué decir sobre el animador o animadora…

La invitación que desde estas páginas os hago no es otra que la de caminar a través de la experimentación y la investigación hacia el teatro. Es cierto, sin embargo, que necesitáis a alguien que os marque sin duda ese camino. Seguro que vuestro profesor o profesora, animador o animadora, partiendo de la amistad y la cooperación os alentará y encauzará en vuestras creaciones.

Lo más interesante que desde aquí os propongo es que, por parejas o en pequeños grupos de no más de cuatro personas –y con carácter rotatorio, para que todos y todas podáis intervenir periódicamente– os organicéis la preparación y desarrollo de las distintas sesiones de este taller (contando siempre con la colaboración y guía de vuestro profesorado, claro).

Seguro que los resultados son positivos, y el esfuerzo y la preparación, compensados por la satisfacción individual y grupal de la tarea bien realizada.

Por lo tanto, el esquema de trabajo lanzado como simple propuesta indicativa desde este libro es bien sencillo:

•Preparación previa de la sesión (una semana antes, al menos) por parte de la pareja o grupo de trabajo correspondiente, supervisada por el profesor o profesora.

•Confección, por dicha pareja o grupo, del esquema de la sesión a desarrollar.

•Realización de la sesión por parte del grupo de trabajo.

•Reflexión colectiva breve al acabar cada una de las sesiones (a modo de autoevaluación), dirigida por la pareja o grupo encargado de la planificación, y desarrollo de la sesión correspondiente, a fin de servirles a éstos para la evaluación de su experiencia, tras la comparación con los datos previos elaborados por dicha pareja o grupo –datos que conocerá igualmente el profesor/a o coordinador/a general del taller.

Si esta última es la fórmula escogida, sabed que, con seguridad, todos y todas os convertiríais en auténticos animadores de la actividad, y que un buen animador –aquí os hago un retrato robot ideal– será aquella persona que reúna estas condiciones:

•Que os estimule la propia expresión.

•Que planifique con el resto del grupo para conseguir plenamente los objetivos marcados.

•Que os anime para expresaros libre y abiertamente.

•Que cuide de que entre todos exista un buen clima, sin tensiones ni imposiciones, un clima propio del compañerismo y la amistad.

•Que participe totalmente en la evaluación final de cada actividad junto con el resto de los miembros de su grupo.

Y bien, si por ahora todo está claro, si ya tenéis formada la idea de grupo y también existe claridad en los objetivos, seguro que hallaréis situaciones interesantes y muy gratificantes a lo largo de este taller.

primera parte

Técnicas dramáticas

1. Los juegos de expresión

Os invitamos a jugar: jugar para aprender; jugar para relacionarse, para abrirse a los demás, para imitar y representar, para simular, para expresar, para ser tú mismo y un poco, también, parte de los que te rodean al mismo tiempo o de la idea que tú tengas de los otros… Jugaremos para transformar los objetos, para darles otra dimensión y llegar a ser más creativos e imaginativos; jugaremos para darnos cuenta de las posibilidades físicas y expresivas de nuestro cuerpo y del de los demás… Porque estamos con otras personas, chicos y chicas, iguales en esencia a nosotros mismos y juntos podemos construir miles de cosas. Teatro y juego como dos amigos inseparables, unidos en un puente maravilloso por la expresión y por la comunicación.

Así, las actividades que desarrollaremos en este punto se agruparán en torno a varios apartados. Pasemos a verlos.

Relajación

Cuando te encuentras nervioso, alterado, tenso, algunos músculos de tu cuerpo se ponen igualmente tensos. Lo habrás observado muchas veces. Si aprendes a identificar esos músculos y a relajarlos, entonces, cuando por alguna circunstancia y en distintas ocasiones se pongan tensos, podrás relajarlos y notar la sensación opuesta a la tensión. Ésta es la teoría de la relajación progresiva, cuyo impulsor fundamental fue Jacobson.

De esta forma, si se te presenta un hecho que, aparentemente, te va a producir cierta tensión (el estreno de tu obra, o un examen cualquiera, por ejemplo), podrás relajarte justo antes de entrar

Has llegado al final de esta vista previa. ¡Regístrate para leer más!
Página 1 de 1

Reseñas

Lo que piensa la gente sobre Taller de juegos teatrales

4.4
5 valoraciones / 0 Reseñas
¿Qué te pareció?
Calificación: 0 de 5 estrellas

Reseñas de lectores