Disfruta de millones de libros electrónicos, audiolibros, revistas y más con una prueba gratuita

A solo $11.99/mes después de la prueba. Puedes cancelar cuando quieras.

Su Dragón Roquero: Su Dragón Motociclista, #3
Su Dragón Roquero: Su Dragón Motociclista, #3
Su Dragón Roquero: Su Dragón Motociclista, #3
Libro electrónico80 páginas1 hora

Su Dragón Roquero: Su Dragón Motociclista, #3

Calificación: 0 de 5 estrellas

()

Leer la vista previa

Información de este libro electrónico

Esta Estrella de Rock que se transforma en animal vive por su música y pelea por su amor.

Los fuertes hombres que se transforman en dragones del club de motocicletas de las Garras de Acero arriesgarán todo por las personas que aman. Expulsados de sus clanes de dragones, deben usar su ingenio y fuerza para desafiar las leyes de su gente y mantenerse un paso adelante de aquellos que están determinados a evitar que la cura que puede salvar vidas no llegue a las manos de los humanos.

El roquero de punk Caesar de la Vega es un hombre que se transforma en dragón a punto de lograr la fama. Una noche en el escenario, ve a Nina, una chica con la que se acostó una noche cinco años antes y a la cual no ha podido olvidar, y Caesar no pierde la oportunidad de volver a estar con ella. Pero todo cambia cuando una disquera le ofrece fama, fortuna, y un una gira mundial que podría enviarlo muy lejos. Con su club de motociclistas en constante peligro a manos del Alto Consejo de Dragones, Caesar debe elegir entre la fama y aquellos a quienes ama.

Nina Alvarez es una programadora exitosa que trabaja de forma independiente, a quien le encanta la libertad y la vida nómada. Cuando Nina se da cuenta de que su viejo amor está de regreso en la ciudad, no puede resistirse a ver cómo está el sensual roquero de su pasado. Cuando él muestra que aún le importa después de tantos años sin verse, Nina cree que podría haber algo especial. Pero conforme el peligro se acerca a las Garras de Acero, ¿podrá Nina seguir siendo una parte del mundo de Caesar?

Esta ardiente novela para adultos contiene baladas poderosas, asesinos escurridizos y un romance que estremece tanto como la música de rock.

Los libros de la serie SU DRAGÓN MOTOCICLISTA son cada uno una novela completa. Se pueden leer como historias independientes. Sin embargo, te darás cuenta de que se disfrutan más si las lees en el siguiente orden:

1 Su Valiente Dragón
2 Su Delicioso Dragón
3 Su Dragón Roquero
4 Su Dragón Hacker
5 Su Dragón Alfa

IdiomaEspañol
Fecha de lanzamiento2 sept 2016
ISBN9781536562347
Su Dragón Roquero: Su Dragón Motociclista, #3
Leer la vista previa
Autor

AJ Tipton

AJ Tipton is a writing team: Annie and Jess (Get it? "AJ"). Based in Brooklyn with the greatest dog in the world as our mascot, we love to create fun romances that astound, amuse and arouse. Our romances are steamy and paranormal, with strong heroes saving the day through extraordinary adventures.   Check out our FREE novella, Coaching the Bear, for a taste of what our magical worlds have to offer! We are huge proponents of informed consent, and love to wind cheeky pop culture references into our works. Let us know which ones you catch!  Please say hello! You can get in touch with us through: Email: ajtiptonauthor@gmail.com Facebook: www.facebook.com/AJTiptonAuthor Twitter: twitter.com/AJTiptonAuthor Blog: ajtiptonauthor.wordpress.com  

Relacionado con Su Dragón Roquero

Títulos en esta serie (3)

Ver más

Libros electrónicos relacionados

Categorías relacionadas

Comentarios para Su Dragón Roquero

Calificación: 0 de 5 estrellas
0 calificaciones

0 clasificaciones0 comentarios

¿Qué te pareció?

Toca para calificar

Los comentarios deben tener al menos 10 palabras

    Vista previa del libro

    Su Dragón Roquero - AJ Tipton

    Su Dragón Roquero

    Su Dragón Roquero

    Un Romance Paranormal

    AJ Tipton

    Traducido por

    Laura GS Alvarez

    Illustrated by

    ZamajK

    Copyright © AJ Tipton 2015 El derecho de AJ Tipton a ser identificada como la autora de este trabajo ha sido afirmado por ella en conformidad con Copyright, Designs and Patents Act de 1988 (Ley de derechos de autor, diseños y patentes de 1988) (u otra ley similar, dependiendo de su país). Todos los derechos, reservados. Ninguna parte de este libro puede ser reproducida, almacenada en un sistema de recuperación o transmitida en ninguna forma o por ningún medio (electrónico, mecánico, fotocopias, grabaciones u otro medio) sin la previa aprobación por escrito de la autora, exceptuando casos de citas breves como parte de una reseña o artículo. No puede ser editado, modificado, prestado, revendido, alquilado, distribuido o circulado de alguna otra manera sin el consentimiento por escrito del editor. Se pueden obtener los permisos en a.j.tipton.author@gmail.com

    Este libro es para la venta a un público adulto solamente. Contiene escenas sustancialmente explícitas y leguaje gráfico que puede considerarse ofensivo por algunos lectores.

    Esta es una obra de ficción. Todos los personajes, nombres, lugares e incidentes que aparecen aquí son ficticios. Cualquier parecido con personas reales, vivas o muertas, organizaciones, eventos o locales es pura coincidencia.

    Todos los personajes sexualmente activos en esta obra son de 18 años o mayores.

    Creado con Vellum

    Caesar aún podía sentir el rugido de la multitud en sus oídos mientras intentaba relajarse en la zona de bastidorFes. El bar en la parte de enfrente estaba lleno hasta el borde, y los fanáticos aún estaban cantando todas sus canciones que ahora sonaban en las bocinas del bar.

    Caesar se sentó en la orilla de su silla, la adrenalina que quedaba después del concierto aún recorría sus venas. Tocó un acorde en su guitarra e hizo una mueca. La melodía era bastante sólida, una tonada bastante pegajosa sobre la vida en la carretera, pero el coro simplemente no estaba funcionando. Tarareó un par de barras y probó un acorde diferente. La tonada se transformó en algo más triste, casi afligido. Caesar hizo una mueca de nuevo y tocó en sus cuerdas la línea de base de Motociclista Grave para aclarar su cabeza. Caminó de un lado al otro del cuarto.

    ¿Supongo que no tienes ningún consejo? Caesar le dijo a su hermano del club, Alec, quien estaba cómodamente acostado en el sillón andrajoso en frente de él. El resto del club de motociclistas de las Garras de Acero ya se había marchado, pero Alec había decidido quedarse tras bambalinas con Caesar.

    ¿Sobre cómo hacer una nueva versión de Motociclista Grave? Alec dijo mientras leía una revista de tecnología mientras jugaba al mismo tiempo un juego de construcción de civilizaciones en su tableta. Le encantará a la gente, ¿pero no tienes un sonido un poco más estilo punk-rock? Sonrió y volteó la página de su revista con una mano mientras la otra preparaba su villa digital para un lanzamiento nuclear.

    Caesar sonrió. Había dejado de sentirse sorprendido por las hazañas de Alec al hacer muchas cosas a la vez hacía mucho tiempo, pero nunca dejaba de ser impresionante.

    No, me refiero a consejos sobre esto. Caesar se dejó caer hacia atrás en su silla y tocó el nuevo puente de nuevo. Sonaba aún más triste esta vez.

    Alec detuvo su juego, frunciendo un poco. Suena realmente solitario. ¿Eso es lo que intentabas lograr? Tocó la tableta y una nube digital en forma de hongo apareció en la pantalla. Pensé que ibas a intentar ser más alegre desde que ese blog de música dijo que tu último álbum fue EMO.

    Caesar intentó terminar la frase con una nota aguda. El resultado sonaba más alegre, pero no se sentía tan real como la secuencia de notas anterior. Se levantó y comenzó a caminar de nuevo, recorriendo el metro y medio del pequeño cuarto verde, de un lado a otro, como un metrónomo de 1.80m.

    A la mierda el tema EMO, Caesar dijo. Esta canción debe ser sobre como la vida en la carretera no es tan solitaria cuando tienes a alguien que amas contigo. Tarareó la nueva secuencia una vez más. Definitivamente demasiado alegre. ¿Tal vez un puente solitario con un coro feliz sería mejor?

    Alec levantó una ceja. Eso es dulce. ¿Hay algo que quieras decirme? Por un segundo, Alec parecía nervioso. Alec era transgénero; tenía un cuerpo femenino, pero era un hombre hecho y derecho. A las Garras no les importaba – Alec era Alec – pero Caesar sabía que su hermano a veces se preocupaba sobre si sus compañeros de las Garras le prestaban demasiada atención a su caparazón de mujer.

    Hermano, relájate, dijo Caesar. Simplemente es más fácil escribir una canción sobre un interés romántico, pero se trata de todos nosotros. Comenzó a caminar de nuevo, su guitarra aún en sus manos. Quiero decir, las Garras de Acero, somos como una familia – no de sangre, obviamente – pero aún así somos algún tipo de familia. Quiero decir, todos dejamos a nuestros clanes por diferentes razones, pero manejamos juntos y vivimos juntos y…

    Alec se río. Solo te estoy molestando. Por supuesto que somos familia. Hasta Ned, aunque ya no viaje con nosotros. Levantó un puño hasta su corazón rápidamente y después regresó a jugar en su tableta. En cuanto eres una Garra de Acero, nunca dejas de serlo.

    Pobre Ned, atorado en los suburbios. Caesar tocó unas barras de la canción House of the Rising Sun. Yo me volvería loco.

    Estaría bien ser loco si también fuera súper rico y estuviera casado con una mujer tigre sensual, Alec dijo.

    Caesar rió

    ¿Disfrutas la vista previa?
    Página 1 de 1