Disfruta de este título ahora mismo, y de millones más, con una prueba gratuita

Gratis por 30 días. Luego, $9.99/mes. Puedes cancelar cuando quieras.

Santiago: Crece en sabiduría y fe

Santiago: Crece en sabiduría y fe

Leer la vista previa

Santiago: Crece en sabiduría y fe

valoraciones:
5/5 (3 valoraciones)
Longitud:
159 página
2 horas
Publicado:
Mar 4, 2014
ISBN:
9780825485138
Formato:
Libro

Descripción

¿Cómo puedes desarrollar una fe que permanezca firme cuando las circunstancias cotidianas te desaniman? ¿Dónde puedes obtener la sabiduría necesaria para tomar las decisiones correctas en la vida?
El libro de Santiago nos ofrece respuestas alentadoras a estas y muchas otras preguntas. De hecho, Santiago ofrece consejos muy prácticos para los asuntos más apremiantes que afectan a diario a las mujeres cristianas. En este estudio aprenderás a:
• Orar pidiendo lo que conviene • Perseverar en medio de las dificultades de la vida • Revestirte de paciencia • Planear tu futuro teniendo en cuenta a Dios
Where can women get the wisdom that will help them make the right choices in the many decisions of life? How can they develop a faith that won't waver or crumble when they're overwhelmed by life’s trials and temptations? The book of James answers these questions and more, and provides practical guidance on many issues that affect Christian women daily, such as:
• persevering through life's troubles • putting on a heart of patience • planning the future with God in mind An encouraging resource for women who yearn to experience real spiritual growth!
Publicado:
Mar 4, 2014
ISBN:
9780825485138
Formato:
Libro

Sobre el autor


Relacionado con Santiago

Libros relacionados


Dentro del libro

Mejores citas

  • LAS PRUEBAS obran paraPROBAR MI FE, la cualPRODUCE PACIENCIA, la cual me hacePERFECTA Y COMPLETA, SIN QUE ME FALTE NADA.

  • Querida mujer de fe, tú recibes una promesa en cuatro partes cuando tu bote alcanza la orilla en el punto B, a saber: 1) Serás bendecida. 2) Habrás demostrado y crecido en tu fe. 3) Recibirás la promesa de una “corona”, unsímbolo de la aprobación de Dios.

  • Evita culpar a Dios y a otros. Toma consciencia de ello, y en lugar de eso…Cuídate de pecar y se consciente de tu propio pecadoSé consciente de estas fuentes de tentación: el mundo, la carne y el diablo (1 Jn. 2:15-16).

  • Esclava” es una palabra que define a una mujer que no piensa en privilegios, sino en deberes, no en derechos, sino en obligaciones. Es el término que define a quienes han perdido su yo en aras del servicio a Dios.

  • Ya sabemos que sí vendrán pruebas (v. 2). ¿Qué dice Santiago a sus lectores que no deben hacer cuando son probados y tentados (v. 13)?¿Cuáles son los dos hechos que Santiago presenta parademostrar que esta reacción es inadecuada o equivocada (v. 13)?

Vista previa del libro

Santiago - Elizabeth George

Lección 1

Oír el corazón de un siervo

Santiago 1:1

Las primeras palabras nos dicen mucho, pues identifican rápidamente quién es una persona y revelan su corazón.

Pues bien, querida, hoy vamos a conocer a Santiago, el poderoso líder de la iglesia primitiva (ver Hch. 15). Leemos las primeras palabras que escribió a creyentes a los que tal vez nunca había visto ni vería jamás. El versículo tiene nada más 18 palabras, pero están llenas de significado e información. Esta breve declaración inspirada por Dios nos permite aprender acerca de Santiago y de los destinatarios de su carta.

Algunos de estos hechos nos ayudarán en nuestro estudio de esta epístola del Nuevo Testamento. Por ejemplo, esta carta…

• fue escrita por Santiago, a los judíos cristianos del siglo primero,

• se escribió desde Jerusalén, cerca del año 48 d.C., y

• trata el tema de la fe puesta en práctica en medio de las pruebas y las dificultades

Ahora aprendamos sobre Santiago, el hombre, y su mensaje.

Santiago 1:1

¹ Santiago, siervo de Dios y del Señor Jesucristo, a las doce tribus que están en la dispersión: Salud.

El mensaje de Dios…

1. Santiago. La mejor forma de aprender acerca de Santiago es mirar las pocas ocasiones en las que aparece en la Biblia. Dedica un minuto a anotar la información que puedes recopilar de los siguientes pasajes:

Mateo 13:53-55

Hechos 1:10-14 y 15:12-13

1 Corintios 15:3-7

Gálatas 1:18-19 y 2:7-9

Ahora, en una o dos frases, describe a Santiago.

2. Siervo. Santiago se autodenomina un siervo. Como siervo o esclavo (o doulos, en griego), Santiago declara categóricamente que se considera a sí mismo un esclavo, uno que está completamente bajo el control de su amo. En palabras de otro…

La palabra griega doulos (esclavo, siervo) se refiere a una posición de completa obediencia, absoluta humildad y lealtad inquebrantable. Obediencia es la obra; humildad, la posición; y lealtad, la relación que un amo esperaba de un esclavo… No puede existir un mayor tributo para un creyente que ser reconocido como el siervo de Dios obediente, humilde y leal.²

Ahora observa cómo se refieren a sí mismos otros autores de las epístolas del Nuevo Testamento:

3. Siervo de Dios y del Señor Jesucristo. En vez de mencionar nombres importantes o de jactarse de su parentesco con Jesús, Santiago decide referirse a sí mismo como siervo de Dios y del Señor Jesucristo. Según el razonamiento de Santiago, estos dos nombres son iguales porque Jesús es Dios. En vez de referirse a Dios como su pariente, Santiago usa respetuosamente el título completo de Jesús:

Señor: enfatiza su derecho a gobernar.

Jesús: enfatiza su humanidad.

Cristo: enfatiza su calidad de Mesías.

He aquí otros títulos y relaciones de los que gozamos en el Señor Jesucristo:

4. A las doce tribus que están en la dispersión. ¿Quiénes eran exactamente las doce tribus? Esta frase se usaba en la época de Santiago para señalar la nación judía entera. En este caso, Santiago usa las doce tribus para referirse e incluir a todos los cristianos judíos fuera de Palestina.

¿Y cómo fueron dispersadas estas personas? Algunos habían sido deportados con anterioridad. Muchos judíos también se habían mudado a otras tierras en busca de riqueza y oportunidades. De modo que, por fuerza o por voluntad, los judíos vivían a lo largo y ancho del imperio romano.

Estos creyentes judíos anónimos son los destinatarios del saludo de Santiago. Salud es una palabra que transmite un sentido de gozo y de felicidad, y que significa regocíjense o alégrense. Santiago casi declara: ¡Les deseo felicidad!.

…y la respuesta de tu corazón

• Santiago empieza esta poderosa carta con sencillez, con solo su nombre y una etiqueta que lo identifica como siervo de Dios y del Señor Jesucristo. No usa un lenguaje florido, ni palabras explicativas, ni menciona grandes logros. ¿Cómo acostumbras presentarte? O, dicho de otra manera, ¿hablas para impresionar o para expresar? O, dicho aún de otra manera, ¿dónde están tu corazón y tu mente cuando hablas acerca de ti misma? Dedica un minuto para responder con franqueza.

• ¿Cómo te desafía el hecho de que Santiago se refiera a sí mismo como siervo de Dios y de Cristo? Y teniendo en cuenta que un esclavo era alguien cuya voluntad no le pertenecía, sino que estaba rendida a otro, ¿podrías hacer una declaración semejante?

• Lee de nuevo estas palabras que describen a un doulos: una posición de completa obediencia, absoluta humildad, y lealtad inquebrantable. Obediencia es la obra; humildad, la posición; y lealtad, la relación que un amo esperaba de un esclavo.

¿Te consideras a ti misma una esclava de Dios obediente, humilde y leal? Si no, ¿qué te impide alcanzar dicho compromiso y qué planeas hacer al respecto?

• Un esclavo estaba obligado a llevar a cabo toda la voluntad de su amo sin cuestionamientos ni demora. ¿Hay áreas de desobediencia en tu vida que te incapacitan para obrar como un esclavo? Si es así, escribe un plan de acción aquí y ahora, un plan que te lleve a lograr una relación de amo y esclavo con Jesucristo.

• Recuerda pasar tiempo en oración pidiendo obediencia completa a Dios, a su Palabra y a su voluntad.

Desde el corazón de una mujer

¡Ya hemos terminado nuestra primera lección! Aquí sentada mientras medito y oro acerca de Santiago, me impresiona su mensaje poderoso y directo al corazón. Un siervo. Un esclavo. Un doulos. ¡Cuán ajeno suena esto en un mundo egocéntrico como el nuestro! Pero Santiago nos muestra el camino a la verdadera grandeza. Al igual que Santiago y su medio hermano Jesús, nosotras debemos tomar forma de siervo, humillarnos a nosotras mismas, y hacernos obedientes a Dios (Fil. 2:7-8). ¿Qué significa esto para ti y para mí como mujeres que anhelan ser conformes al corazón de Dios?

Significa obediencia. Como esclavas no debemos tener otra autoridad aparte del mandato de nuestro amo, ni derechos propios. Debemos ser posesión exclusiva de nuestro amo y rendirle a Él nuestra obediencia incondicional.

Significa humildad. Esclava es una palabra que define a una mujer que no piensa en privilegios, sino en deberes, no en derechos, sino en obligaciones. Es el término que define a quienes han perdido su yo en aras del servicio a Dios.

Significa lealtad. Esclava describe a la mujer que demuestra su fe haciendo todo para Dios. El beneficio personal y sus preferencias son totalmente irrelevantes; su lealtad es solo para Dios.

Significa engrosar las filas de los grandes. Esclavo es el título que caracterizó a los grandes del Antiguo Testamento: Moisés, Josué, Caleb, los patriarcas Abraham, Isaac, Jacob, Job, Isaías, y los profetas. Al escoger el título de doulos, nos unimos a la gran sucesión de aquellos que encontraron su libertad, su paz y su gloria en la perfecta sumisión a la voluntad de Dios. La única grandeza a la que podemos aspirar los cristianos es la de ser esclavos de Dios.³

Ahora bien, querida mujer conforme al corazón de Dios, ¿puedes llenar este espacio con tu nombre: ____________________, sierva de Dios y del Señor Jesucristo? Espero que podamos aprender a estimar este título por encima de todos los que ofrece el mundo. Que podamos adoptar libremente este título y conducirnos como esclavas, y engrosar las filas de aquellos que como Santiago fueron honrados no solo por lo que fueron, sino por Aquel a quien sirvieron: ¡al Dios vivo!

Lección 2

Vivir en fe

Santiago 1:2-4

¡Ya hemos empezado! Hemos despegado en nuestro estudio de la epístola de Santiago, un libro del Nuevo Testamento que trata acerca de vivir conforme a una fe auténtica. Sé que he tratado muchos puntos importantes acerca de Santiago en nuestra primera lección, tanto del hombre como de su epístola. Sin embargo, nos faltó tratar un hecho fundamental para nuestra comprensión: el porqué Santiago escribió su carta. Hay dos razones principales para esta pequeña carta.

Problemas externos. En primer lugar, los destinatarios de Santiago estaban experimentando una serie de problemas externos y dificultades. Sus lectores (como veremos más adelante en nuestro estudio) eran perseguidos por sus propios compatriotas judíos incrédulos, y sufrían la opresión de los ricos y poderosos. También padecían diversas aflicciones físicas. Además, eran extranjeros que habían dejado su propio país, verdaderos extranjeros en tierras foráneas.

Problemas internos. Además de problemas externos, también tenían problemas internos. Cuando mires la lista, seguramente encontrarás tus propios problemas. (Y también descubrirás por qué el libro de Santiago es tan pertinente para nuestra vida hoy).

• Aflicción espiritual

• Formas de vida equivocadas debido a doctrinas equivocadas

• Actitudes erróneas hacia la bondad de Dios y sus dones

• Un estado espiritual deprimido

Esto condujo a:

• Permisividad en una forma de hablar desenfrenada

• Aumento de las contiendas y divisiones entre los miembros

• Adopción de un espíritu

Has llegado al final de esta vista previa. ¡Regístrate para leer más!
Página 1 de 1

Reseñas

Lo que piensa la gente sobre Santiago

5.0
3 valoraciones / 1 Reseñas
¿Qué te pareció?
Calificación: 0 de 5 estrellas

Reseñas de lectores

  • (5/5)
    Excelente libro, una manera, clara, profunda y de gran aprendizaje y bendición para mi vida