Disfruta de millones de libros electrónicos, audiolibros, revistas y más

A solo $11.99/mes después de la prueba. Puedes cancelar cuando quieras.

El Betis y Sevilla

El Betis y Sevilla

Leer la vista previa

El Betis y Sevilla

Longitud:
145 páginas
1 hora
Editorial:
Publicado:
3 ago 2012
ISBN:
9788415658061
Formato:
Libro

Descripción

Que el Betis es «mucho más que un sentimiento, un escudo, una bandera?» no lo vamos a descubrir ahora. El Betis es, por supuesto, mucho más. Y es precisamente ese «mucho más» lo que pretender desvelarnos este libro: la incuestionable influencia del Betis en Sevilla, en Andalucía, en el mundo? valorar el impacto social, económico y territorial de este sexto sentido verdiblanco. Al linaje de cinco milenios que atesora su nombre, se le une el origen masónico de su escudo, los ecos árabes y mediterráneos de sus colores, su «balompié» como rechazo a extraños anglicismos? y de todo ello se obtiene un lúcido análisis que viene a confirmar, incluso de forma estadística, la indisoluble e íntima relación del Betis con su ciudad. Capítulo aparte merece el sentimiento bético que, tan real como un estilo de vida y tan fascinante como una leyenda, convierte a su afición en la única en el mundo que no puede ser diferenciada del equipo mismo, pues ambos ni quieren ni pueden vivir de otra manera. Gracias a todo esto, «reside en Sevilla un mito de carne y hueso llamado Real Betis Balompié. Situado fuera del tiempo; señalado desde la cuna por el inefable dedo de lo heroico [?] prueba palpable de la supervivencia de cualidades y excelencias humanas que a veces tememos desaparecidas de la faz de la humanidad. No va más». Por cierto, no debemos olvidar que el Real Betis también es un club de fútbol.
Editorial:
Publicado:
3 ago 2012
ISBN:
9788415658061
Formato:
Libro

Sobre el autor

Es economista y técnico de la Administración General del Estado. Ha sido profesor de economía política en la Facultad de Derecho de la Universidad de Sevilla durante una década y es experto en desarrollo local por el Centro Internacional de Formación de Naciones Unidas de Turín. Actualmente preside el Consejo Asesor del Proyecto de Desarrollo Regional y Local de la Organización Internacional del Trabajo. De sus publicaciones destacar: Gestión pública y desarrollo local; Guía básica de empleos de futuro en Andalucía; Desarrollo local: Manuel de uso; Desarrollo local en tiempos de globalización; Presupuesto local: Manual de uso; Iniciativas para el empleo, empleo para el desarrollo; Desarrollo local: nuevas perspectivas; Materiales para el estudio de la Administración pública; La modernización del gobierno local; La Ruta de la Vía Verde y los Castillos del Sur; Los códigos ocultos y El NO8DO de Sevilla: significado y origen. Actualmente, escribe en la sección de Cultura de El Correo de Andalucía y es colaborador asiduo en revistas especializadas y prensa diaria.


Relacionado con El Betis y Sevilla

Libros relacionados

Vista previa del libro

El Betis y Sevilla - Emilio Carrillo

ENTREVISTA

Pincha aquí para ver la entrevista que hicimos al autor de este ebook.

EL BETIS Y SEVILLA

INFLUENCIA DEL REAL BETIS BALOMPIÉ EN EL DESARROLLO LOCAL DE LA CIUDAD DE SEVILLA

EMILIO CARRILLO

_______

A los gloriosos padres del «manque pierda» y a sus muy honorables descendientes, hermanos míos; a los espíritus indomables que encendieron y mantuvieron viva la llama épica del beticismo, incluso en los tiempos más despiadados; al «quinteto simbólico bético» y al «sexto sentido verdiblanco»; a la afición más auténtica y leal del universo y que, más que hinchada, es el equipo mismo; a los inmortales que con sus anhelos y su utopía forjaron una leyenda que recorre el mundo entero; a los que en 1947 lloraron, sin sucumbir, el descenso a Tercera y a los que en 2005 derramaron lágrimas de éxtasis en la Liga de Campeones; a las mulas y vacas que se sortearon para subsistir en la dictadura; a los irreductibles y a los románticos que hicieron posible que en Sevilla resida un mito de carne y hueso llamado Betis; a los barrios de la ciudad y a los pueblos de la provincia que enseñaron que otra Sevilla es posible; a la pléyade de artistas e intelectuales que se empeñaron en lo mismo; a los béticos de ayer, hoy y siempre, más allá de las fronteras; a todos los andaluces desde la complicidad verdiblanca.

A mis hijos Emilio (socio 4.469) y Andrés (socio 8.819), navegantes por el «Baetis» en un linaje de milenios; a mi primo Carlos Buezas (socio 137), que me inició en tamaña travesía; a mi madre, que hasta su último suspiro nos dio fuerzas a todos en la singladura.

Y a José Ignacio Mantecón (Presidente del Betis Balompié entre 1931 y 1933), por lo que él sabía y yo he aprendido.

A todos, con amor, para cerrar una búsqueda con creces recompensada.

El autor (socio 214)

PRÓLOGO

Cuando se me pidió prologar el trabajo que con este texto ve la luz, experimenté dos tipos de vértigo.

Primero, el derivado de la condición del autor. Una extraordinaria persona, amigo como pocos, compañero en las alegrías y penas futboleras, sevillano sin estridencias ni ombliguismos fatuos; y excelente investigador de una realidad social y económica tan poliédrica como esquiva y que, además, resulta difícilmente aprehensible.

Pero... ¡y el vértigo que causa hablar del Betis! Ejemplo de lo mejor y lo no tan bueno, capaz de lo heroico y de lo que merece olvidarse. Qué complicado es desentrañar ese inaccesible concepto de lo bético que produce, al mismo tiempo, alegría infinita y desazón anímica.

De los taurinos de verdad aprendí que a nuestros toreros no hay que reprenderles por tardes aciagas; o por su incapacidad para rematar una faena. Como con el Betis, mi muestrario de lamentos no va más allá de la mala suerte a la hora de matar, la tremenda dificultad del toro, los problemas con el apoderado o el excesivo rigor del presidente de turno. Porque siempre está por encima la torería y el supremo gesto de ponerse delante de seiscientos kilos de bravura para deleitar al respetable. ¿Cómo puedo yo, común mortal, atreverme a reprochar los desvelos de un club perteneciente al linaje mítico que condesan los tres componentes de su nombre, Real, Betis y Balompié? Y, en particular, ¿cómo abominar de unos gladiadores del césped que llevan en su pecho el triángulo invertido con trece barras y que enseñan el verdiblanco por todo el universo conocido? Qué complicado resulta ir contra el sentimiento bético cuando éste impregna una parte mayoritaria de nuestro paisanaje más inmediato.

Emilio Carrillo, como buen investigador social, ha tenido el acierto de poner números reales a la fuerza de ese «quinteto simbólico bético» y a su inigualable «sexto sentido verdiblanco». Desde la atalaya en la que ha desempeñado sus variadas responsabilidades profesionales, académicas e institucionales, ha sabido traducir en datos y evaluar con cifras lo que es casi inmensurable, aportando información definitiva sobre la influencia económica y social que el Betis ostenta en Sevilla, Andalucía y España, sobre la base del más de millón de almas, ¡que se dice pronto!, que con este libro sabemos que cantamos apiñados como balas de cañón.

Parafraseando a Indalecio Prieto, «hispalense a fuer de bético», Emilio ha desarrollado un novedoso, preciso y riguroso análisis en el que, junto a su pasión verdiblanca, muestra una gran capacidad para interrelacionar un fenómeno social y cultural de tan enorme dimensión como es el beticismo con los efectos que en la vertebración de un territorio —y también, por descontado, en su economía— ese fenómeno trae como magnífica consecuencia. No se abandona, para ello, a las loas características del que halaga, pero no comunica. Y transmite una realidad palmaria: el Betis representa la victoria del humilde frente al poderoso; la utopía entusiasta en oposición al ventajismo del que dispone y maneja.

Gracias, Emilio, por condesar en tu obra la importancia de la afición verdiblanca. Y por hacernos entender mejor la significación y el vitalismo transcendente de la expresión más genuina del beticismo: «¡viva el Betis manque pierda!».

Blas Ballesteros

Comisión del Centenario del Real Betis Balompié

INTRODUCCIÓN. 100 AÑOS DEL BETIS; 25 DE DESARROLLO LOCAL

Quizás sea mera coincidencia, pero las casualidades no existen. Sea como fuere, lo cierto es que el centenario del real Betis Balompié coincide en el tiempo, verano de 2007, con la celebración de los 25 años del denominado desarrollo local.

Sobre el nacimiento del Betis, se sabe a ciencia cierta que fue a finales del verano, el 12 de septiembre, de 1907. Y que se debió a la voluntad de personas ligadas a la Escuela Politécnica, muy cercana en aquella época a la sevillana iglesia de San Andrés. Su aparición estuvo marcada tanto por la opción por el «balompié», en lugar del vocablo anglosajón «football», del todo ajeno en aquella época a los oídos de la gente, como, muy especialmente, por abrir sus puertas a personas de toda condición y clase social, a diferencia de otros clubes que también estaban surgiendo por entonces en la propia ciudad. Con señas de identidad tan específicas y populares, un grupo de quinceañeros y veinteañeros se empeñaron en decir cosas —y tanto que las dirían— en el nuevo mundo del balón, al que comenzaron a dar patadas en la pista del Huerto de la Mariana, actual Plaza de América del sevillanísimo Parque de María Luisa.

En cuanto al desarrollo local, aunque no sea sencillo situar en el calendario el surgimiento de un fenómeno de su calado, intensidad y repercusiones, puede afirmarse que su natalicio formal coincide con el lanzamiento, a comienzos de la temporada de estío de 1982, del programa Iniciativas Locales de Empleo (ILE) por parte de la organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). Es verdad que durante una parte del tiempo transcurrido desde entonces, las estrategias de desarrollo local se han considerado en diversos foros como algo marginal en comparación con las actuaciones macroeconómicas y las políticas y prácticas de desarrollo más tradicionales. Pero sus logros se han ido haciendo tan palpables y contundentes que hoy nadie con conocimiento de causa tiene dudas acerca de la importancia de tales estrategias en la transformación socioeconómica de los territorios y las colectividades que los habitan.

Por tanto, como se reseñaba antes, en el verano de 2007 coinciden el primer centenario del Betis y el primer cuarto de siglo del desarrollo local. Circunstancia que sirve de base a estas páginas, dirigidas a analizar precisamente la influencia del real Betis Balompié en el desarrollo local de la ciudad de Sevilla. un objetivo cargado de rigor intelectual, pues tal influencia, como se comprobará a lo

Has llegado al final de esta vista previa. ¡Regístrate para leer más!
Página 1 de 1

Reseñas

Lo que piensa la gente sobre El Betis y Sevilla

0
0 valoraciones / 0 Reseñas
¿Qué te pareció?
Calificación: 0 de 5 estrellas

Reseñas de lectores